No poseo derechos sobre nada, es decir nada me pertenece, que no sea mi colección de peluches, mis mangas, algunos libros, una pequeña netbook y un diábolo que aún no se usar.

OMG! ¿Cuánto hace desde la ultima vez que publique?

Bueno, espero que les guste.

Fénix chino

-08-

La placa,

Placa

Pack. -Algo goteaba

Pip, pip…pip…- era el sonido de alguna maquina

Sentía la presión del respirador.

Abre los ojos y tiene que cerrarlos de nuevo, la intensidad de la luz le hace cerrarlos de nuevo,

Susurros se oyen- ¡Esta despierto!- Llamen a la familia- Busquen al agente Howell-

abro un poco los ojos pero el resplandor aun daña.

Pronto oigo voces familiares-¡hermano!-Es mi pequeño hermano, acompañado de mis tíos y primas, oído y entiendo que hablan de mi situación con el doctor, pronto me desvanezco.

Cuando despierto de nuevo el respirador se ha ido, la luz ya no duele, los susurros se han ido por ahí alguien sentado cerca. Es Jill, quien ha notado que me muevo; con una sonrisa en el rostro y un abrazo habla a los doctores para que me revisen mientras ella va por lo que queda de mi familia.

Chris es el primero en abrazarme y entre los llantos de mi tía me entero que he estado un par de días inconsciente desde el incendio.

- Podrá salir pronto-dice el médico jefe, lo que alivia visiblemente a mi familia, siempre contando a Jill entre esta.

Es Jill quien se molesta en ponerme al tanto, no hubo muertes en el incendio, Howell inventa una excusa creíble para el origen del incendio. Un accidente a raíz del calentamiento de las maquina. Ni bien terminado decirme esto entro Howell con una mirada confundida.

No dijo nada, hasta que decidió acompañarme cuando me dieron de alta. Chris y Jill iban también con nosotros, distinguidos y primas se quedaban en un hotel cercano.

Ni bien entramos en el apartamento cuando en otras dos nuevas presencias, Sofu D, el abuelo de mi amado en quien me había negado a pensar todo este tiempo , junto a él se hallaba el problemático padre de mi querido D Su mano parecía haber sanado igual que el pie al que había disparado.

-¿Qué hacéis aquí?-Pregunté nada más verlos

-yo vine a verte, ni díscolo hijo aquí viene por incrédulo-contesta el mayor de ellos ante lo que alzó una ceja cuestionando la declaración.

- Este niño tonto se niega a creer que se convertirá en abuelo-se bula de su hijo quien me examina cuidadosamente

Oigo una exclamación detrás mío, Howell me observa fijamente, al parecer ya le han informado de mi relación con el hijo de su D.

- ¿Favor de explicar?-dice este conde D

Le observo atentamente, sus ojos han cambiado, la locura que había en ellos hace unos días no está más. Hay algo mas en sus ojos, quizá un atisbo de esperanza por las palabras de su padre, hay duda, también algo que logro identificar como anhelo que se le nota cada vez que observa de reojo al agente Howell.

-Hermano, ¿Qué sucede?- Oigo la voz de mi hermanito, noto la duda y la preocupación en su voz.- Se parecen al Conde-

-Tal vez deba presentar a todos, el es el abuelo de nuestro Conde, Chris- le señalo un poco irreverentemente, cosa que le hace gracia- el de ahí es su padre, su… amigo el agente Howell ya lo conoces- asiente, - y para los que no te conocen , este es mi hermano pequeño Chris y mi mejor amiga Jill- extiendo las cortesías, en un intento de evitar una explicación que será por demás extraña.

-¿Es cierto entonces?- pregunta el Conde, forzando las explicaciones- ¿realmente le darás un hijo a mi hijo?- hago una mueco, eso definitivamente no podrá ser ignorado.

Dudo a responder, es un secreto que he guardado por años y pese a todo no le he dedicado mucho pensamiento a contárselo a Chris.

Sofu mira mi reacción de duda, y lo ha averiguado-¿no lo sabe?- pregunta señalándolo.

Le veo y dejo salir un profundo suspiro. Observo a todos los presentes en mi pequeña sala, todos están mirándome, y decido dejarme caer en uno de los sillones, veo de reojo a Jill acomodando sillas y atenta a lo que sucede, no habla ni siquiera se pregunta que pasa, pues de laguna forma lo ha deducido, y ella es a la única que le he contado la historia que he decidido contar hoy. Es la mirada un poco dolorida en los ojos de Chris por lo que me decido a hablar.

-Chris, ¿Los tíos alguna vez te han contado algo de mamá?- el niega curioso y anhelante, sé que contantemente ha querido preguntar por ella, pero no lo hace quizá por temor o culpa.

-Bien, tal vez es hora de que sepas un poco de ella- Sofu me mira con anhelo y tal vez un poco de adoración, cosa que me hace preguntarme si quizá él conozca también la historia. Toma en sus manos el brazo de su hijo en un intento de calmarlo y dejarme dar explicaciones a mi ritmo.

Tengo a dos seres inmortales, mi hermano y mi mejor amiga y a un hombre que se ha visto forzado en un mundo que jamás imagino real aquí en mi sala, y estoy a punto de contarles la historia que mi madre me contaba desde la infancia, la historia que su madre le contaba a ella, y la madre de esta a la madre de mi madre y así por generaciones. La situación me hace entonces sonreír de manera nostálgica.

Tomando una profunda respiración me decido a contarla.

-Veras Chris, mamá me contaba una historia siempre antes de dormir cuando era pequeño, incluso más pequeño que tu, empieza más o menos así:

"Se dice que en el inicio de los tiempos fueron puestas cuatro bestias guardianas en la tierra para cuidarla y protegerla, una de esas bestias fue un Fenghuang*"-comienzo la historia, todos se han sentado y se encuentran atentos,

- Fenghuang, Chris, es lo que occidentalmente se conoce como un fénix, un fénix chino, como este- le digo mostrándole en dibujo sobre mi piel, todos lo alcanzan a ver, pero Chris apoyado a mi costado lo toca con sus dedos.-

"este de naturaleza amable y compasiva convivía a menudo con los hombres, inspirándoles en las artes, infundiéndoles valor en sus lechos de muerte, aconsejándoles en los tiempos de paz, calmándoles en tiempos de guerra.

Siendo inmortal vio nacer y morir a generaciones de reyes y campesinos, hasta que en alguna ocasión buscando descanso se vistió de hombre y recorrió pueblos y naciones de esa forma.

En uno de sus viajes conoció a un poderoso y joven guerrero que le salvo de ser comido por animales salvajes, pues en esa forma no podían reconocerlo; curando las heridas del guerrero y sintiéndose agradecido decidió seguir su viaje junto a él.

Así se enteró que su acompañante era hijo de reyes, que había salido en búsqueda de su destino; en búsqueda de aquello que le hacía falta para convertirse en un digno rey para su gente, hasta el momento había despreciado la riqueza, pues consideraba que lo material no era importante. Durante sus viajes juntos se negó al poder, pues creía firmemente que cada ser, fuese humano, espíritu o bestia tenía derecho a ser dueño de sí mismo; rehuyó de la gloria, pues no consideraba necesario que el nombre de un solo hombre fuera recordado.

En una bella noche en la que se cumplieron un año desde que compartieran el camino, el joven guerrero sintiese entristecido por no encontrar lo que buscaba, descubriendo su verdadera naturaleza el fenghuang, sintiendo ya un gran amor por la naturaleza de su acompañante, decidió concederle un deseo para no seguir viendo la tristeza en su semblante

El humano maravillado por su naturaleza, comprendió que los cielos le habían bendecido con tan grata compañía, humildemente le pidió tiempo para pensar su deseo. Desde ese momento guardo silencio, por todo el ciclo de una luna, ni una palabra salió de su boca.

Al finalizar este finalmente hablo.

- he meditado mucho y he decidido que solo hay dos cosas que realmente deseo, una haría feliz a mi pueblo, la otra me haría feliz a mí, sin embargo creo que he tomado una decisión.

El fenghuang nuevamente sintió ternura por el humano pues en su habla vio el amor de este para su pueblo.

-como hijo de reyes, antes que ver por mi he de ver por mi pueblo- concluyo

- dime tu deseo, mortal, te di mi palabra y cumpliré- pronuncio suavemente.

- se dice que un rey sabio hará feliz a su pueblo, así que eso deseo, deseo la sabiduría para poder guiar bien a mi gente.

- mi querido guerrero, no necesito darte aquello que ya tienes- contesto entonando una melódica risa que derretiría a cualquiera.

Sorprendido el guerrero le pidió una explicación.

- tienes la sabiduría para ver que la riqueza no vale de nada si no la obtienes por ti mismo, para ver que el poder es dañino si se obtiene a la fuerza y a costa de la libertad de otros, para ver que la gloria es inútil si no es bien ganada – termino de pronunciar el ave- no necesitas sabiduría de mi parte, ya eres sabio.

Ante lo dicho por el ser inmortal el joven guerrero se sintió abrumado pues el elogio en voz no pasó desapercibido, agradeció por los consejos de su padre y su abuelo pues ellos le habían llevado a seguir el camino que había tomado hasta ahora.

-Ya que no te puedo conceder más sabiduría, dime tu otro deseo, el que te hará feliz a ti, pues también se dice que un rey feliz hará feliz a su pueblo.- le pidió mientras su corazón cantaba del amor que sentía por ese joven mortal.

Para su sorpresa el guerrero se sonrojo aunque valientemente cumplió con su petición.

-El deseo que me haría feliz mi querido compañero de viaje, es que te quedes a mi lado, que seas mi compañero en todo sentido, pues te he amado desde que te vi por primera vez en el bosque, el tiempo pasado a tu lado solo ha hecho que mis sentimientos por ti sean tan profundos que aunque no me hubieras permitido expresarte mi deseo, te hubiera rogado que vinieras conmigo en mi regreso a casa.

El fenghuang no pudo pronunciar palabra hasta que un bello canto, mitad trino mitad risa, se formó en su garganta y se arrojó a los brazos de su amado guerrero pues ya no tenía que acallar el inmenso amor que este le producía."-

En este punto los presentes escuchaban maravillados, pero sin duda el mas emocionado, y las lagrimas en sus ojos así lo decían, era el mayor del linaje del Conde D .Notando las miradas, incluso de su propio hijo que le veía azorado, dio una trémula sonrisa y dijo- Hace siglos que no escuchaba esa historia- Chris tan dulce como es, se levanta de un salto para darle un abrazo, puede no comprender del todo la situación, pero puede notar la inmensa tristeza detrás de sus palabras.

Y sé que no soy el único que ha notado la palabra siglos, puedo ver la confusión en los ojos de Jill y la resignación en Howell.

-Sí, muy linda historia, ¿pero qué tiene que ver con mi hijo y nieto?- pregunta irritado nuevamente ¿mi suegro? He decidido llamarlo yúfú, según recuerdo significa suegro.

-¿Tal vez yo pueda continuar la historia?- pregunta Sofu con Chris aun en brazos, lo levanta para ponerlo en su regazo y comienza a hablar ante mi asentimiento-

"El príncipe y el fenghuang regresaron al reino de este, donde fueron recibidos con amor y alegría por el pueblo y la familia del príncipe, pues todos en el país habia escuchado de sus aventuras y querían verle de nuevo.

El reino entero se asombro y maravillo por su acompañante, que fue adorado por el pueblo entero debido a su naturaleza amable y piadosa. Todos estaban felices ante la unión en matrimonio que se había establecido para la primavera.

Todos menos una doncella de mala sangre, caprichosa y mimada, que había decidido que quería ser reina, así que en su deseo de conseguirlo fue ante el rey y su consejo ante quienes expuso la duda de cómo haría el príncipe para conseguir un heredero.

El príncipe, que no había expuesto ante todos la verdadera forma de su amado, arremetió contra esta, pues él veía la malicia en sus palabras, sin embargo la duda estaba plantada, y ya no todos veían con buenos ojos dicha unión.

Las malas palabras y dudas llegaron pronto al amado del príncipe quien se cuestiono a si mismo pues dudaba que pudiera darle un heredero a su querido príncipe. No porque tuviera forma de varón, o porque debiera tomar forma de hembra; sino porque no era humano.

Así en su tristeza rogo por días y meses a los cielos a su creador para que le concediera la posibilidad de darle un heredero a su amado. Su amado lo acompaño por noches y días en esos ruegos. Hasta que Tentei, el señor de los cielos le dio una pequeña flor, un loto, en símbolo de la pureza e integridad de su amor el uno por el otro, Con instrucciones precisas, debían regarlo con una gota de sangre de cada uno cada día.

Al amanecer de la primavera el día destinado a unirles, la flor había crecido fuerte y hermosa, y al visitarla después de la fiesta, cuando se dirigían a regarla pudieron ver abrió la flor su ultimo pétalo dejando ver un bebé.

Un bebé hecho con su sangre y la bendición de los cielos, un bebé humano como su padre y hermoso como su madre, un niño que creció y fue reconocido como un gran príncipe como su padre, un príncipe con una imagen en su piel que representaba a su madre en toda su gloria y que con el tiempo encontró para sí mismo un compañero, aquel con quien su amor era puro e integro como lo fue alguna vez con sus padres, a quien los cielos bendijeron también con su propia flor de loto, sobre su piel donde fue bañada del amor de ambos padres y que al florecer le diera un propio heredero.

Por generaciones y generaciones, donde hubo más de un descendiente y el reino había cambiado, donde habían dejado de ser realeza y vuelto a serlo de otro reino; mucho, mucho tiempo hacia desde que el primer príncipe y el fenghuang habían ascendido a los cielos desde donde cuidaban y observaban a su descendencia." – termino el inmortal.

Chris nos observaba, pero sobretodo observaba el pequeño brote debajo de las alas del fénix en mi vientre.-Entonces… ¿mi hermano tendrá un bebé?- pregunto directamente.

Este se me queda viendo amorosamente, - Si pequeño, un nuevo descendiente para mi familia y la suya-

-Creí que no existían- dice yúfú, observando fijamente la imagen en mi piel- Escuche rumores de su existencia, pero creí que … que la gente Fenghuang ya no existía- concluye en un suspiro que dura casi nada cuando cae en cuenta de otra cosa-¡Voy a ser abuelo!-

Y creo que se desmayo.

Notas de la autora.

Yay! Finalmente termine este capítulo! Ufff, lo tengo iniciado creo desde hace mil años! Gran parte del cuento que me he inventado lo fui tejiendo desde hace dos capítulos, pero nada mas no lograba hilarlo correctamente.

Mil gracias a los que leen todavía, agradezco los comentarios, pedradas y demás que quieran arrojar.

Trabajaré más duro para ir subiendo el resto de mis historias… ¿Por qué demonios creí que seguir estudiando era una buena idea? La próxima vez:"Solicito atentamente que alguien me noquee y me aleje de la escuela." Gracias.

◄OO►