Mi ultimo deseo

he ahi la ultima vela ,la vela numero 16 ,el ultimo deseo de Abbey Gensen pero... que deseo seria el indicado? era su ultima oportunidad .

un viaje,un carro,un novio,destruir a krista,vivir por siempre ;ok no el ultomo era un poco absurdo;y solo tenia hasta las 12:00 pm para pedir su ultimo deseo

-vamos Abbeyapurate suspiro para sus adentros.

Pero tenia tanto miedo de pedir algo inutil,ya tenia un lindo carro ,la ropa mas linda,la mejorfiesta,ser la mas popular y todo gracias a las velas magicas;hasta ahora habia sido el mejor dia de su vida

-ok ya lo tengo

Celeste la vio -enserio sonrio y se encojio susu hombros para tratar de adivinar que era

-no aun no -dijo abbey asiendo un puchero

Trato de pedir algunas ideas a Celeste pero ninguna era del agrado de abbey.

Habia esperado tener 16 toda su vida y ahora era el momento , pero no veia lo especial que era como decian ,la edad donde eres mas bonita y especial, todo una señorita , cuando te enamoras etc... Lo penso bien y era un poco ridiculo lo que ella en realidad veia era que las chicas famosas que veia en la tele y revistas tenian 17 , bueno la mayoria, tenian todo , eran altas, de buen cuerpo,cabello sedoso ,largo y brilloso,ropalinda,novios sexys millones de admiradoras ,contratos de peliculas.

Pensaba que seria mejor tener 17 un año mas del que ella tenia pero... tendria que esperar un año mas o... tal vez no

Agarro la ultima vela y prendio el cerillo locoloco encima de la vela ;la vela prendio ,Abbey la puso enfrente de ella justo enfrente de ella justo enfrente de sus labios para soplarla

-yo deseo...

depronto un aire muy fuerte bino,haciendo que la vela se apagara antes de que Abbey pidiera su de pedir su deseo otra vez pero ya era tarde, las 12:00 pm ya no podria pedir mas deseos

-bueno igual no queria tanto ese deseo -suspiro y penso que hubiera pasado si hubiera pedido su ultimo deseo

-Buenoas noches -se despidio Celeste

Abbey se quedo sentada en el jardin de su casa observando las velas y pensando que tal vez todo eso fuera solo un sueño