Capítulo 1: Invierno

Dejó los cuchillos ensangrentados a un lado, algo agotado por el trabajo realizado. Se sentó frente al cuerpo mutilado y destripado, observando cómo la sangre seguía saliendo lentamente. Sus manos temblaban, como cada vez que aniquilaba a alguien. Era un tic que apareció en su primer asesinato y que hasta ese día no había logrado controlar. Las miró, con lástima. Sintió una mano en su hombro.

"¿Todo bien, Aleks?" le dijo su hermano, con cierta preocupación. Aleksandr asintió fría y despreocupadamente, metiendo las manos hechas puños en los bolsillos.

"Lo de siempre, Liev" respondió, poniéndose de pie. "Al menos ya terminamos con él. Sólo queda limpiar esto y…" iba a sacar una bolsa de basura, pero Liev lo detuvo.

"Aleks, ya has hecho suficiente por hoy. Yo limpio lo que queda. Además no sería gracia que me paguen también y no haber colaborado" en su rostro apareció una sonrisa fraternal. "Anda, fuma un cigarrillo, descansa, ya hiciste tu trabajo" le dio unas palmadas en el hombro y Aleks se fue, intentando esbozar una sonrisa.

"Está bien, como quieras".

Al estar fuera del apartamento, encendió uno de los cigarrillos que le había regalado Liev para su cumpleaños. Recordaba aún cuando se fueron de su hogar, tras quedar huérfanos de madre y casi ser asesinados por su padre. Allí comenzó su locura.

Desde ese día su mente nunca volvió a ser la misma. Tenía una ansiedad insana por la sangre, una fascinación enferma por los cuerpos mutilados. A pesar de todo esto, durante todos esos años Liev lo apoyó, sin discriminarlo, sin preguntarle el porqué de su accionar. Simplemente lo acompañó, entregándole su confianza y además haciendo de aquella obsesión una profesión. Ser sicarios no era fácil, y sin embargo era una de las pocas cosas que podían hacer bien.

Liev salió de la habitación, con una bolsa negra en sus manos.

"Listo, ¿nos vamos?". Su hermano asintió, con la misma actitud fría de siempre.

"Al lago, como siempre".

"Te he notado algo decaído en estos días, brat 1. ¿Sucede algo malo?" le preguntó Liev, luego de cubrir con nieve el agujero que hizo en el lago. Se sentó al lado de Aleks, en la parte de atrás de su camioneta, casi a la orilla del lago congelado.

"Siempre he sido así, ¿recién te vienes a dar cuenta?" dijo Aleks, viendo cómo el débil amanecer comenzaba a reflejarse en las montañas nevadas.

"Si, siempre has sido frío, cerrado, pero ahora te noto algo triste. Y esa no es tu actitud normal" se levantó y lavó sus manos ensangrentadas cerca del lago, con agua que llevaba en un termo. "¿Quizás alguna chica…?"

"No" dijo Aleks, violentamente. Nunca había encontrado alguien que le gustara ni nunca lo haría. "Sabes bien que en este trabajo no pueden existir relaciones emocionales ni carnales ni nada de eso" miró al cielo, vagamente, intentando esconder su tristeza. "Y no, no me pasa nada. Debe de ser tu imaginación".

"Entonces debo de ser bastante tonto para tener una imaginación tan pobre. Toma" Liev le lanzó el termo, para que se lavara las manos también. Aleksandr derramó un poco de líquido en sus manos, las que comenzaron a tiritar violentamente. Hizo dos puños, intentando controlarlas, haciendo que el recipiente cayera y se quebrara.

Liev se preocupó ante el ruido y caminó donde estaba su hermano. Aleksandr, con la vista baja, abrió sus manos. Seguían tiritando, pero con menor intensidad que antes.

"No sé que me sucede, Liev" le dijo a su hermano, con una expresión destrozada, observando sus manos ensangrentadas. Liev sacó un par de mitones grises de su abrigo y se los pasó.

"Debe de ser el frío de la nevada" le dijo, sentándose a su lado. Aleks se colocó los guantes, cuando, como nunca, apoyó su cabeza en el hombro de su hermano mayor.

"No, no es eso. El frío lo puedo soportar, pero esto… esto no" dijo angustiosamente. Liev lo tomó del hombro, intentando apaciguar las penas de su hermano.


Pobre Belo! Y lo peor, es que le queda mucho por sufrir aún ;-; Bueno, esas son las cosas que tienen que suceder al escribir algo más "oscuro".

Y si ya estaba buscando en el Google Traductor: Brat [ruso] = Hermano [español] –aunque creo que era bastante obvio ^^'-

La época en que está ambientado el fic… Mmm… Cosa difícil de explicar, pero creo que sería prudente decir un poco después de la ruptura de la Unión Soviética. Allí entró de golpe todo lo que era el consumismo, por lo que muchos expertos dicen que esto corrompió a muchos jóvenes, transformándolos en asesinos y todo eso.

Y lo del lago me recordó levemente al caso del lago Bodom en Finlandia –tres jóvenes fueron encontrados muertos en un lago, un caso todavía sin resolver-, pero no, esto no es en Finlandia, sino que en un país que fue soviético en su época, pero ahora ya no, como en Europa Oriental, nada demasiado específico.