Autora:Kayazarami

Pareja: Harry&Draco

Tipo de historia:Long-Fic de capítulos cortos.

Género: Romance, aventura, angustia, misterio.

Advertencias: Slash (relación chico/chico), AU (a partir del sexto libro), lemon.

Notas: Se podría decir que esta historia es mi primer Drarry serio. Todo lo demás que escribí antes de esta pareja apenas son One-shot y Drabbles.

*#*#*#*#*#*#*#*#*#*#*#*#*

Cuida tus palabras

*#*#*#*#*#*#*#*#*#*#*#*#*

1. Cuidado con lo que dices

—No puede ser cierto, Harry —dijo Hermione, sorprendida, en medio del pasillo, tras escuchar la confesión de su amigo.

—Ella tiene razón, ¿has perdido el juicio? Harry, ¿seguro que no te ha dado una poción o algo? ¡Es el jodido Draco Malfoy! No sabe lo que es el amor.

—Ron, por favor, basta. No importa si él sabe amar o no. Y dudo mucho que me haya dado una poción, no he tomado nada fuera de lo que sirven en el Gran Comedor o las cocinas.

—Pero Harry…

—Pero nada, Hermione. Entiende que esto no es cuestión de lógica, simplemente ha sucedido así, no hay nada que hacer. No es que yo este más feliz que ustedes con esto.

—Lo siento, compañero —declaró Ron sin saber muy bien que decir—. Pero dudo mucho que él te corresponda alguna vez. Dudo mucho que él… Mira, ni siquiera creo que tenga sentimientos humanos que vayan más allá de ser un cabrón, ¿sabes?

— Lo sé. Desgraciadamente, yo también lo creo. Pero miren, si pude lidiar con Voldemort y salir vivo de eso, puedo lidiar con un amor no correspondido hacia Malfoy —se mordió el labio nerviosamente—. Joder, ni siquiera puedo creer lo que acabo de decir.

—Yo tampoco —admitió la castaña—. ¿Seguro que no estás confuso? Hace muy poco te diste cuenta que te gustaban los hombres y admitámoslo —miró a su pelirrojo novio como pidiendo disculpas por lo que iba a decir—. Malfoy es atractivo.

El chico fingió que le daban arcadas ante lo que acababa de escuchar. Y los tres rieron con ganas.

—No se que te hace tanta gracia, Weasley. Tu no entras en la categoría ni de aceptable —dijo una voz con desprecio detrás de ellos y los tres se dieron la vuelta para encontrarse con Malfoy, dos de ellos alarmados por cuanto podría haber escuchado, el tercero con el corazón acelerado—. Y tú ven conmigo, Potter. Tenemos que hablar.

Continuará…