Atención: El universo HP, de J.K. Rowling.

Notas de la autora: El epílogo que habíais pedido. Recomiendo encarecidamente escuchar "Unfamiliar" de Birthday Massacre mientras lo leéis.

POR AMOR A UN MORTÍFAGO

Fanfiker_Fanfinal


EPÍLOGO

7 meses después

Hogwarts. El salón estaba lleno de estudiantes nerviosos por subir al estrado y plantear la tesis anual, la cual los liberaría de estudiar para elegir una carrera acorde a sus deseos. Narcissa, con el pequeño Ted en brazos, aguardaba entre el público, mientras a su lado, Nymphadora Tonks apretaba a la mano a su esposo Remus Lupin, quien reía por los comentarios del joven Bill, a su lado, acompañado por Fleur, quien charlaba animadamente con Ginny Weasley. Arthur y Molly, sentados al otro lado de Narcissa discutían sobre la próxima boda de Percy Weasley mientras Ron buscaba con la mirada a una estudiante entre los que presentarían la tesis: allí la vio, detrás de las cortinas, Hermione Granger, sujetando la mano de su ahora pareja, Blaise Zabini, quien le decía algo al oído y luego le daba ánimos para sentarse en una silla de la primera fila.

Para Ron, enterarse de que su gran amigo Harry era gay fue un choque difícil de asimilar, pero añadir a la ecuación a Draco Malfoy como pareja lo dejaron convencido de que nunca conocerás realmente a una persona; Remus Lupin tuvo que llevarlo a San Mungo por un ataque de ansiedad cuando se enteró. Harry aún no se había trasladado a la mansión Malfoy. El pelirrojo había quedado con el moreno y éste llegaba tarde; llegó a Grimmauld para recoger a Harry y allí estaba Dikki, diciéndole que el señor Potter no tardaría en bajar; Ron se cansó de esperar y subió a su cuarto: nunca debió hacerlo. Dikki lo perseguía, chillando "no moleste al amo", y Ron se mosqueó pensando que su mejor amigo estaba ocultándole algo: cuando abrió la puerta y vio allí a su gran amigo de infancia Harry, su inocencia completamente perdida y al imbécil del hurón Malfoy encima su primera impresión fue que se estaban peleando; sacó su varita. Después su cara tomó un color más rojo aún que su cabello al ver que no llevaban mucha ropa encima; que no había pelea sino pasión entre sus cuerpos. Y que Malfoy estaba encima… ¡encima!

La dulce elfina, como cortesía, se había tapado los ojos al entrar, hasta que decidió destaparlos: aplaudió hasta que sus manos se tornaron rojas o hasta esquivar un objeto volador lanzado por Draco. Desde entonces soñaba con Harry y Draco y escribía a escondidas de los amos historias que hasta el mismísimo Ministerio habría confiscado.

Y para redondear su mala suerte, Hermione decidió adoptar la moda "magréate con una serpiente". Ron Weasley no vería la luz, sus amigos lo habían condenado a la oscuridad más profunda haciendo todo aquello. Y por supuesto, había terminado para él cualquier posibilidad con Hermione.

Los familiares directos eran los únicos que solían acudir a las tesis, pero Hermione había pedido por favor que acudiera todo el mundo, que se asegurasen de oír su exposición. De pie, un poco apartado del resto y con gesto fastidiado, Draco cruzaba los brazos.

—Por millonésima vez, no sé por qué tengo que estar aquí.

A su lado, un chico moreno y de cabello alborotado sonrió.

—Ya te lo he dicho, va a hablar de ti.

—¿Qué va a contar esa... Granger de mí? No me conoce.

—El que ella haya hecho que tú le des una paga a tus elfos merece que la escuchemos.

—Mierda, Potter, me estás saliendo muy caro. Menos mal que no eres ningún Weasley, tendría que dar dinero a todos sus hermanos, su familia e imagínate si por cada hermano hay un elfo.

Harry sonrió, acercándose al oído de Draco, susurró:

—Le has inspirado, ¿no te parece hermoso?

—Al menos deberías haberme dejado dormir —se quejó el chico—, estoy hecho un asco, no he completado mi sueño de belleza. Desde que estás en Malfoy Manor duermo poco, quizá te vendría bien otro viaje, o volver a esa casa antigua tuya.

—Quizá no quiero que te conviertas en mariposa, me gusta que sigas siendo un capullo —confesó el chico mordiendo la oreja de Draco, con la mirada brillante, entrelazando los dedos con los de su ya novio oficial.

Draco no pudo evitar sonreír. Su vida, cambiada radicalmente desde el día en que conoció al cuatro ojos y decidió esconderse en su nido de aurores. Draco, tras colaborar con la Orden del Fénix en una misión compleja, recuperó su status, su casa, hizo volver a su padrino Severus Snape -quien había decidido en esos meses volver a Hogwarts el curso que viene para no ver a su ahijado atontado besándose en los rincones de Malfoy Manor con El Niño que Vivió-, mientras una muggle adoptada, Eladora, se hacía cargo de hacer el té y de pasear por el jardín de una extraña familia que hacía cosas raras que ella no podía ver ni contar. Tampoco le importaba, no tenía amigos y sólo se debía a los dos jóvenes que le salvaron la vida después de que su ajada casa la derrumbara un temporal. Las criaturas de narices y orejas puntiagudas, los elfos, conversaban con ella y le contaban ilusionados la historia de los Malfoy, desde que los pegaban hasta ahora, pagados por su trabajo.

Harry le había confesado que jamás hubiera podido vivir en Malfoy Manor solamente con él; necesitaba gente rara alrededor, y desde que Narcissa siguiera desmemoriada pero feliz, Harry aceptó gustosamente al resto de los inquilinos, incluso a Severus Snape, cuyo corazón aún latía por su difunta madre. No se entristeció mucho cuando el ex profesor les anunció su vuelta a Hogwarts como director para el siguiente año; al fin y al cabo, a Severus no le gustaba la relación entre Draco y Harry, y el moreno estaba seguro de que así se evitaban muchas discusiones.

—Aún recuerdo tu cara cuando viste mi marca de la espalda aún intacta —habló Harry, distrayendo a Draco paseándole la mano por la espalda.

Sí, había sido todo un shock por parte de Draco contemplar la marca que él mismo había creado bajo la nuca de Harry. Siempre creyó que el moreno conseguiría quitarla de algún modo, pero al reencontrarse y verla de nuevo pensó que o bien el Gryffindor era idiota, o bien era masoquista.

—Ahí me convencí de que eres un completo idiota. No quitarte la marca aún sabiendo que otros no te podían tocar sexualmente.

—Hermione quiso hacerlo, pero no la dejé —añadió Harry, recordando a su joven amiga desesperada porque él encontrara a otra persona más adecuada.

—Ya me lo pagó dándome un puñetazo.

Harry se giró.

—¿En serio?

—Ah, ¿tu amiguita no te lo ha contado? Me golpeó en el Callejón Diagón a la vista de todo el mundo; mucha gente se acercó para ver si yo le había hecho algo.

—Draco, no sabía eso... ¿por qué te pegó?

Draco giró la cabeza a ambos lados, como si fuera evidente.

—Porque te había dejado. Una vez me dijo "asegúrate de que te vea con Harry y no con otro o probarás de nuevo mi puño". Bueno, no era un farol.

—Vaya con Hermione... tiene agallas —rió Harry—, ¿estás seguro de que Blaise sabe lo que hace saliendo con ella?

—No. Tampoco sabía lo que hacía cuando salía contigo —recordó Draco.

—Esos celos, Malfoy, te perderán.

—Es peor aún, Harry, está enamorado de esa sádica.

—Blaise siempre ha sido amante de lo difícil —rió el moreno.

El rubio contempló a Harry, vestido con una camisa blanca y unos pantalones de sarga. Había ganado peso y su cara parecía la estampa pura de la felicidad. Realmente apetecible, desde que él elegía el armario. Unas voces dando la bienvenida a los alumnos por parte de la profesora Mc Gonagall, encargada del evento, los interrumpió.

—Y a continuación escucharemos la tesis de los cinco estudiantes seleccionados para hoy. El jurado, formado por personal de Hogwarts, dará una valoración y puntuación que servirá para el futuro del estudiante. Sé que cada uno habréis elegido una asignatura mágica que presentar. Espero que no estéis nerviosos, hemos compartido acontecimientos durante varios años, así que adelante, dad lo mejor de vosotros. Suerte.

Tras los aplausos, el primero en subir a la palestra fue un joven de Hufflepuff, que dio interesantes teorías sobre la transmutación de los patronus conforme la persona crecía o se descarriaba.

—Snape debería oír esto —susurró Harry, y fue golpeado por un codazo de Draco.

—Deja en paz a la familia.

Harry rió. No podía dejar de reír desde que estaba con Draco. Narcissa siempre les pedía que dejaran de decirse cosas feas, pero los chicos parecían disfrutar de ese juego intercambiando insultos. Harry ya podía llamarla Narcissa por fin, y es que la mujer resultó toda una ayuda para él. Ahora también la consideraba su madre y los ánimos y palabras que lo inspiraban y le hacían ganar confianza siempre venían de ella. Harry la adoraba y admiraba que lo hubiera apoyado todo ese tiempo a pesar de las dificultades que surgieron con la propia familia.

Después del chico Hufflepuff una jovencita Ravenclaw explicó los pormenores de ciertas plantas y su actuación sobre la piel.

—Si Longbottom no patenta su pasta, esta chica le arrebatará la idea —recordó Draco, pues Neville había inventado una pasta que borraba cualquier cicatriz en la piel pero aún no la había hecho pública.

—Supongo que la chica se decidirá por medimagia —indicó Harry, recordando la última conversación con Neville. Las prácticas en San Mungo lo habían hecho decidirse por ser profesor de Herbología. Estudiaría varios meses en una escuela con profesores expertos en plantas y luego volvería a Hogwarts.

—Te hará la competencia, Draco —recordó el moreno, feliz desde que el rubio le había confesado su colaboración futura en la medicina mágica.

—Sólo haré pociones, Potter, ya sabes que no me gusta la gente. Y menos los llorones que van a San Mungo por cualquier cosa.

—Eso lo dices por el episodio que tuviste en mi casa cuando cogiste gripe, ¿no?

—Te estás ganando una noche sin follar.

Harry reprimió una sonrisa. El joven Hufflepuff seguía hablando, haciendo bostezar a Draco varias veces: la Herbología no era una asignatura interesante, así que se alegró de que la siguiente en subir fuera Hermione Granger. La joven pareció buscarlos desde un principio, pero enseguida desvió la mirada hacia el chico de color sentado en la primera fila, y le sonrió sonrojándose como una colegiala.

—Mira, Potter, se sonroja como tú, ¿seguro que no sois familiares directos?

—Vete a la mierda, Malfoy.

Hermione tosió y ejecutó un "sonorus" con la varita para que su voz se oyera alta y clara.

—Buenos días a todos. Mi presentación será un poco diferente, porque no engloba ninguna asignatura en sí, de modo que cualquier profesor, de la materia que sea, podrá evaluarme como crea conveniente. He presentado esta tesis y no otra porque a pesar de que somos magos quizá a veces olvidamos ciertas cosas que los muggles siempre tienen en cuenta. Estamos rodeados de hechizos para que nuestra vida sea más fácil, crecemos viendo a nuestros padres ejecutando increíbles encantamientos —hizo una pausa para sonreír—; no fue mi caso, claro, para mí fue una sorpresa enterarme de que era capaz de hacer magia como los libros de cuentos que me leía mamá —la cara de la chica reflejó tristeza, pero enseguida mostró su sonrisa genuina dirigiéndola probablemente a los Weasleys, a quienes tenía tanto que agradecer—. Por eso, igual de sorprendente me resultó saber que un sentimiento puede extenderse de forma tal que pueda curar. Hay un caso documentado del año 1935, el de Famelia York, enferma de pena por haber perdido a sus padres; estuvo en tratamiento en San Mungo, ni las pociones ni la medicina mágica le devolvieron las ganas de vivir; incluso había probado técnicas muggles, hasta que un día una tía lejana la adoptó, llevándosela con ella para ayudar a los más débiles. Su enfermedad remitió y aún sigue viva, dando lo mejor de sí misma, tratando de que el mago o bruja transmute y acepte cualquier rincón oscuro de su cuerpo.

Harry observó a Draco: el rubio escuchaba a Hermione extasiado, incluso le oyó decir "joder, qué bien habla, quizá sea la próxima Ministra de Magia" mientras la chica enumeraba diversos casos de magos o brujas añadiendo fechas con alguna enfermedad o víctimas de algún hechizo recuperarse de forma increíble. Harry apretó los puños: aunque Hermione no estaba cuestionando la medimagia como algo inútil, el público podría considerar aquello una especie de rebelión contra el sistema establecido. Comparando los magos con los muggles, aludiendo a los sentimientos en sí y no a ninguna forma de magia para seguir adelante. Observó a los profesores: algunos tenían el semblante muy serio, otros la miraban con la boca abierta, pero ninguno parecía aburrirse; quizá algunos dudasen sobre sus principios en ese momento. Eso sí, ninguno apuntaba en sus pergaminos.

—Quizá algunos estéis recordando el hermoso cuento, mi favorito, de Beedle el Bardo, el de la fuente de la buena fortuna. Algunos de mis amigos pasaban este cuento por algo básicamente muggle, la magia prácticamente no existe en este relato, y además recuerda que para llegar a tener ciertas cosas hay que hacer diversos sacrificios; recordad que las brujas y el caballero se salvaron sólo por sí mismos. Creo que aquí, entre todos, hay un miedo de fallar; fallar en la tesis, o en sus vidas, por no decir las palabras adecuadas, cuando lo más sencillo es ser nosotros mismos y confiar. Tener fe.

Por último, me gustaría hablar de un caso que me ha tocado de cerca, y que me encargaré de documentar en el Ministerio: bien sabéis que el mago que no debe ser nombrado, Voldemort, marcaba a sus leales súbditos con una marca en el antebrazo —Hermione alzó un pergamino para dejar ver una calavera rodeada por una serpiente. Draco tragó saliva mientras Harry, a su lado, le apretaba la mano sin apenas respirar—. Sí, creo que todos la habéis visto. La marca tenebrosa se daba a muy pocos elegidos, pero su imposición resultaba realmente dolorosa en el mago o la bruja que la recibían. Una vez marcado, este dibujo queda impreso en la piel para siempre.

Naturalmente, ningún producto mágico puede retirarla, ningún hechizo puede deshacerla, aunque Voldemort haya muerto, sus seguidores siguen marcados, para la desgracia de aquellos que al final entienden el inútil propósito de seguir a alguien carente de sentimientos y propenso a la destrucción —Hermione conectó de alguna forma la mirada con Draco, quien no la apartó—. La persona a quien voy a documentar se encuentra en esta sala, pero me vais a perdonar, no voy a llamarlo al atril porque es bastante presuntuoso y muy buen mago y me quitaría popularidad. Al fin y al cabo, la que se examina hoy soy yo, Draco. Sin embargo, cualquiera de vosotros es libre de acercarse al mago Draco Malfoy para comprobar mi conclusión.

Draco Malfoy tenía la marca oscura hasta hace muy poco tiempo —generales cuchicheos entre la sala. La presentación de Hermione estaba siendo toda una revelación—. ¿Qué pasó? ¿Se ha sometido a algún tratamiento que ninguno de nosotros conocemos? No, me inclino a pensar que es uno más de los magos y brujas que ya he mencionado, que un sentimiento ha borrado esa calavera para siempre de su brazo. Podría ser porque al final entendió sus lealtades, porque dio la vida por el lado bueno, pero si alguien me preguntara hoy por qué motivo a Draco Malfoy se le ha borrado la marca tenebrosa del brazo después de haber sido dolorosamente marcado, yo diría que por amor. Porque ha habido todo este tiempo una persona a su lado que ha amado su lado de la sombra de forma tal que quizá la luz haya ensombrecido cualquier vestigio oscuro de él. Sí, si alguien me pregunta hoy por el motivo de no tener la marca, le responderé: alguien la ha hecho desaparecer con amor y cariño.

La sala quedó en completo y absoluto silencio. Nadie habló hasta que Hermione se dirigió hacia los profesores y musitó un "eso es todo", y ocupó de nuevo su sitio junto a los otros estudiantes. Entonces, ensordecedores aplausos llenaron la enorme sala. Algunos magos y brujas se levantaron, y otros aún con la boca abierta, parecían emocionados. Los más atrevidos miraban en dirección a Draco, cuya mano Harry no había soltado, y que se giró hacia el moreno visiblemente turbado, para decir:

—Mierda, Granger ha vuelto a hacerte un héroe. La odio.

Harry rió ruidosamente y contempló la blanca y brillante piel de Draco en su antebrazo izquierdo.

—A mí me convence la conclusión: por amor a un mortífago.

—Me requerirán en el Ministerio —añadió Draco ignorando a Harry.

—Tu nombre saldrá en cuentos para niños —indicó Harry, alegre.

—Mi nombre aparecerá en las estadísticas de magos raros.

—Firmarás autógrafos —rió Harry.

Draco giró la cabeza a uno y otro lado, consciente de que ahora volvería a distraer la atención de la gente cuando diera el nombre de la persona que, con su amor, había logrado que su piel volviera a ser blanca e inmaculada: como debía ser la perfecta piel de un Malfoy. También Harry le había quitado eso. Sin embargo, aquello era lo único que no echaba de menos. Aquello le hacía mirarse al espejo con profundo orgullo y respeto. Agarró a Harry de las solapas y acercó la cara del Gryffindor para musitar en sus labios:

—Qué asco ser famoso.

FIN

DIKKI: Y amo Draco y amo Harry vivieron felices y comieron tartas de limón, de arándano, de chocolate, de fresa, de manzana, de queso, de nata… y Dikki no va a deciros cómo. Um… Dikki quizá escriba sobre eso.


BIBLIOGRAFÍA Y DOCUMENTACIÓN:

el diccionario

hplexicon

wikipedia

googleearth

Harry Potter (toda la saga).

Cuentos de Beedle el Bardo.


FF_FF

10/06/11; 10/01/12


ANEXOS

Curiosidades de PAAUM:

-Comencé este fic cuando estaba pasando por un mal momento en mi vida. Poco después (aún en la parte Cabeza de Puerco) me bloqueé y el fic estuvo años parado. Hasta que la inspiración volvió y la recibí con mucho gusto y no paré hasta terminarla.

-Dikki nació como un personaje que iba a morir. No tenía claro cómo, pero sabía que iba a ser salvando la vida de Draco o Hermione. De hecho, pensé que muriera en la mansión Malfoy, pero entonces entró Yaxley en la ecuación y no sabía dónde encajar a Dikki, todo ocurría muy rápido y no había justificación para que ella muriera, por lo que Dikki fue MUY afortunada y no perdió la vida, y esta autora se alegra.

-Hasta hace muy poco me he dado cuenta de que las iniciales DH no eran solo Draco-Harry, sino también Dikki-Hermione, pero pensé que siempre había sido así y que realmente el brazalete nació por ambas. Una de esas casualidades que te llenan de ilusión.

-Brighton es prácticamente una colonia gay, de hecho la visité porque un amigo estaba viviendo en Londres, así que cogimos el tren (como los protas del fic) porque quería ver una Gay parade (una procesión de carrozas) y me gustó mucho aquel pueblecito. La playa, el muelle y todas sus atracciones existen y os las recomiendo. Y no os vayáis sin ver el Domo, es impresionante.

-Para la parte del Londres muggle utilicé rutas que yo había hecho cuando estuve en la ciudad; también me alojé en un albergue en Kensal Green, delante del cementerio -por desgracia, no tuve tiempo de visitarlo, pero volveré y lo veré algún día-. Para la casa de Blaise, utilicé el google earth y seleccioné una monísima casa victoriana cuya imagen aún tengo guardada y no puedo publicar aquí porque la página no lo permite, pero si tenéis curiosidad os la envío a vuestro email.

-Antes de marcharme de vacaciones a Sudamérica y aunque el fic no estaba completamente escrito (hablamos de Septiembre del año pasado), por si me fuese a pasar algo allí ya que el viaje no estaba preparado -nos fuimos a la aventura, pasamos por la selva y fueron 3 semanas-, dejé a buen recaudo el fic por si me iba al otro lado, para que una amiga lo pudiera subir (ya, muchos diréis que soy gafe, pero en realidad no me hubiera gustado nada dejarlo sin terminar, mi fantasma se hubiera paseado por ahí obligando a quien fuera a escribir y escribir) cada semana. No quería que nadie se quedara con este fic incompleto. Al final todo salió bien e incluso pude publicar allí varios capítulos. Gracias a Tomoyo por guardarlo bajo llave.

-El Refugio no es un lugar real, solo existe en este fic.

-El personaje de Narcissa hace referencia a una persona real en mi vida; también es una mamá, una persona que me apoyó muchísimo cuando cometí un error del cual aún me arrepiento: ella pudo estar enfadada y sin embargo fue la primera y la única persona que jamás me juzgó; me perdonó; de hecho, me sigue apoyando años después. Quiero rendirle homenaje desde aquí, aunque sepa que jamás vaya a leer esta historia, pero supongo que esa energía de agradecimiento le llegará. Es un ángel en la tierra y doy gracias por su presencia.

-El final del fic es el que hubiera querido para mi historia, pero uno no puede ir contra el Universo y muchas veces los planes que trazamos, inconscientemente, nos abren otros caminos. Aun ahora, sigo deseando el perdón que Harry le dio a Draco. En ocasiones, el orgullo y nuestro resentimiento nos impiden perdonar, impidiéndonos alcanzar la felicidad y dejando el corazón roto. Jamás dejéis de hacerlo, aunque solo sea por vosotros mismos.

DIBUJOS DE PAAUM:

Mi querida Innis, a la que no veo tanto como quisiera, me sorprendió regalándome una hilarante tira cómica dibujada por ella. Podéis verla aquí, me dio permiso para publicarla:

http: / www. 4shared. com / photo / paWzCV1J /file. html

(quitad los espacios)

FANMIX DE PAAUM:

Por amor a un mortífago tiene su fanmix (algo así como su banda sonora), porque para mí la música es importante y porque quizá a alguien le interese saber qué escuchaba mientras escribía todo esto.

Carátulas by me. La música es de sus autores y grupos.

Os lo podéis descargar aquí:

http:/ www. 4shared. com/ zip/ vWCv48Y6 /

(quitad los espacios)

AGRADECIMIENTOS:

Obvio, la historia no sería nada sin los lectores. Quiero agradecer a todos los que se han pasado por aquí, aunque solo sea un ratito y hayan disfrutado.

Y especialmente, quiero premiar con unos banners hechos por mí a tres lectores que son los que más reviews me han dejado a lo largo de esta aventura:

ALFY-MALFOY, LOLITAKANE, LAIAA.

Así como a los lectores más fieles :

MURTILLA, ANGELLIGHT23, ARRIAGA TENNYSON, DARKMOON1515, ALEX, SJARE2009, FAN YAOI GIRL, LAURA COUBERT, NENITA, TORRES DE CRISTAL, ISABEL, DRAGON 2290, AKEMI091, DIABOLIK, SHOTARO, ANGELDIABOLICO.

Y también quiero premiar a los lectores con los reviews más largos (verdaderos testimonios), porque se han tomado un increíble esfuerzo en compartir conmigo sus opiniones, estricta y puntualmente:

SHADOW LESTRANGE POTTER, LOLITAKANE.

Por favor, las personas a las que he nombrado dadme un correo para poderos enviar los banners, ya que no puedo hacerlo a través de estas páginas.

Esto parece un pódium de medallas, pero como no quiero que nadie se sienta excluido, aquí os nombro a todos para daros las gracias (y si me falta alguien me lo decís y edito esta entrada):

Alfy Malfoy, LolitAkane, Laiaa, Angellight23, Shadow Lestrange Potter, Alex, Pilikita y Kororito, caseydx, Orseth, himextina, Murtilla, Torres de Cristal, Sjare2009, DarkPotterMalfoy, Diabolik, Ygramul, Jobalmar, vivaelanime, loversbyhaters, akane himura, gaby Kinomoto, arriaga Tennyson, angeldiabólico, Fan-yaoi-girl, Laura Coubert, Nenita, Shotaro, Innis, Bren, UlaLa, Key Jae Kim, Zerosyoakihiko, geofranco, darkmoon, Navylin, the darkness princess, Reira Malfoy-Potter, , niki, saijouchi, Lilis, Chibi, Adigium21, Natasha Granger, JackzBlack, Anna, La Dama Arual, Alice-DH, ali malfoy-Potter, Lyra Nude, my dilema, jenni, SARAHI, caseydx, , Galdor Ciryatan, yui, Kuroko du Lioncourt, Sayuri Hiro, Darkness, DarySnape, Marce Capuccino, susigabi, Achlyss666, Kay_gatica, angelyta, Chibyginnny, Tsunade la quinta, Kasandra Potter, vivaelanime, Hina18, james lunatico, miharu_rkh, dragon2290, Isabel, spokies, Randa1, Ross_rice, Micasse, creazyM, Shiko, akemi091, vanedey, mishima_reika, Azti, Hina18, Psique, Satory Tagashima, BlueRose, Lindonar, lokaza, VLLL, arix7, esamod, spicanit, antian, zaida potter snape, Ad Nerb, Kmy Kusanagi, Neey, Zaiel, AnataYume, kawaiigirl, Wolf Bite, hozkR, Ney, Bren, Arginnys, Arleir, Zaday3000, Lorena, Zelit, Ran, darkmoon1515, esyher, Rose Schweiger, sombra88, Nyxraven, Jessica, sakura hiwatari malfoy, Tenshi Misaki, Gustav, Crysalis, jeih, Nubia, Carlos, arlensienta, Yuka, Angel_Chan, ari, July, Karina, Sakuri, clara, Al Shinigami,Breathbread, Laze, MorticiaCB, Japhy, ggbmiharu, Jen_ciel, Lorean, Heaven33, montseep, ruri_hiwatari, Yuri-17-08, Aby Black, BlueValentine, Anna, Danish, Haneri, HEIDI, Albinka, Allison Marie Malfoy-Black, chinita, Comodin, dannybv, Darkness-170393, Dora Malena, evazquez, Hydra Battenberg, kokiitta, L'amepervertieDyane, Leila M Santos, LoveDamonSalvatore, Luna Lovegood83, maria laura, MelaOriano, MrsValensi, NekoHK, Phanter, Rosmarino, ryames, setsuna-GW, Sofi Slz, susigabi, svilesan, hikary, yamiko-san, Zuruck, Anónimos.

...y a todos los que lleguéis después.


Y me gustaría acabar simplemente con una hermosa reflexión de la Biblia:

El Amor es paciente, servicial y sin envidia. No quiere aparentar ni se hace el importante. No actua con bajeza, ni busca su propio interés. El Amor no se deja llevar por la ira, sino que olvida las ofensas y perdona. Nunca se alegra de algo injusto y siempre le agrada la verdad. El Amor disculpa todo; todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta. Corintios: 13

¡Nos leemos en mis próximos trabajos! SED FELICES.