Titulo: La molestia de Byakuya.

Fandom: Bleach.

Personajes: Byakuya Kuchiki, Renji Abarai. Mención de Ichigo y Rukia.

Género: General, Romance implícito.

Rating: T

Advertencias: Inspirado en el capítulo 310 del anime. Leve Shonen Ai y Byakuya/Renji, implícito.

Resumen: Había algo que molestaba a Byakuya desde que había vuelto de Hueco Mundo. Algo, que tenía que ver con cierto pelirrojo.

Disclaimer: Bleach no me pertenece, a Tite Kubo, sí.

17/07/11.

Byakuya estaba molesto, aunque su expresión seria no lo demostraba.

Habían pasado varios días desde que Zaraki, el capitán Kurotsuchi y él, habían vuelto de Hueco Mundo y en ese tiempo, y pese a "hospedar" en su casa a Kurosaki Ichigo, Renji no había ido a hablar con él. Parecía que su teniente se había olvidado de quién era la casa que visitaba con tanta frecuencia, porque ni una vez lo había ido a buscar.

Y como de momento no tenían trabajo en la oficina pues tampoco se veían ahí. Sabía, porque Rukia se lo había comentado, que el pelirrojo cuando no estaba ahí, iba a entrenar en alguna parte del Sereitei pero hasta ahí.

No tenía otras noticias de Renji, y la falta de interés que estaba mostrando hacia su persona era lo que tenía de tan mal humor. Eso, y que sólo tuviera tiempo y se preocupara o por Rukia o por Kurosaki.

¿Qué no era él su Capitán? ¿Qué no había ido a Hueco Mundo a luchar con algunos Espadas y de paso, a salvarlos de que Yammy los matara?

¡Imperdonable!

¿Cómo era posible que Abarai Renji no mostrara ni siquiera un poquito de interés por si había regresado con bien o no?

Pero hasta ahí llegaba su insolencia.

Esa tarde le estaba esperando en el jardín por lo que no fue difícil y gracias a la detección de su reiatsu saber cuando entró a su propiedad.

- ¡Renji! -dijo con tono serio y firme al verlo pasar por el pasillo, atrayendo su atención.

- Ah, Capitán Kuchiki. -lo saludó en el proceso, permaneciendo en su puesto.- ¿Cómo ha estado?

Su pregunta por alguna razón lo molestó, haciendo que una de sus cejas se alzara unos centímetros.

"¿Hasta ahora me lo preguntas?".

- ¿No debiste de haberme preguntado eso hace días... Renji? -demandó, avanzando con paso casual hasta él.

Sus palabras por supuesto tuvieron el efecto que el capitán esperaba. Ese de confusión, duda, sorpresa y arrepentimiento.

- Sí, bueno... yo... -por alguna razón el pelirrojo estaba nervioso, por lo que desvió su mirada.- Quise hacerlo pero... sabía que usted estaba bien. Después de todo... eres la persona a la que quiero superar. Alguien como usted, jamás podría ser vencido por algo como "eso".

Byakuya se sorprendió, no podía negarlo. Ahí estaba Renji, diciéndole que confiaba en él y en su poder. Lo estaba alagando y se sentía muy bien. Su mal humor desapareció en cuestión de segundos.

- ¿Has venido a ver a Kurosaki Ichigo? -pregunta de pronto, notando el otro un cambio en su postura, su voz y hasta su reiatsu.

- Sí. -asiente, sonriendo un poco.- Pero Capitán... dígame cómo fue su pelea con aquel monstruo. ¿Fue mejor de lo que se esperaba o lo decepcionó por completo?

Una pequeña, casi imperceptible sonrisa curva los labios del noble.

- ¿No dijiste que veías a ver a Kurosaki?

- ¡Bah! -le restó importancia al asunto.- Ichigo no irá a ninguna parte. Además... es más interesante saber qué pensó de aquella batalla.

Byakuya se da la vuelta y regresa por el camino de piedra, seguido de su teniente.

- ¿En verdad quieres saber?

- ¡Por supuesto! ¡Dígame, capitán!

Sí, así es como las cosas tienen que ser. Renji debe de seguir interesado en él, no en Kurosaki o... su hermana.

Fin.


Una pequeña viñeta del último capítulo que acabo de ver :D

Porque aún no me atrevo a hacer algo "serio" sobre ellos dos :P

Gracias por leer y comentar de antemano ;)