Tyr se encontraba durmiendo ,mientras que los recuerdos de su familia todavía la atormentaban. Jamás podría olvidar aquella noche en que los romanos atacaron su aldea sin dejar ningún sobreviviente ,entre ellos sus padres y sus hermanos que pelearon valientemente hasta la muerte por defender a su pueblo.

Despertó estrepitosamente mientras sentía como la trenza de su cien , que la identifico como un capitán durante mucho tiempo ,le rozaba la cara. Miro su reloj despertador y vio que apenas eran la cinco de la tarde ,era demasiado temprano como para que ella estuviera despierta ,pero sabría que no podría volver a dormirse puesto que su pesadilla aun seguía en su mente. Suspiro mientras salía de la cama ,camino hacia la cocina , puso dos panes en el tostador ,mientras daba una mirada al lugar. Era una hermosa cocina integral, que tenia unos enormes azulejos importados desde Italia ,una cocina que haría simplemente babear a cualquiera que le gustara cocinar .Ella había comprado ese lugar únicamente por aquella cocina ,ya que sabia que si su madre siguiera viva en esta época le hubiera encantado, de eso estaba segura. No sabes cuantos te extraño *mor *-pensó mientras escuchaba el clic que indicaba que sus tostadas estaban listas.

Tyr se dirigió a la sala de estar donde se encontró a Lestat , placidamente acomodada en el sillón mas grande, leyendo un libro de Dawn Brown .Lestat era la escudera de Tyr y su mejor amiga desde hacia siglos y a su vez Lestat era una Were –hunter, Katagaria de la familia *Lykos * .Ella había perdido a toda su manada durante una emboscada de los centinelas Arcadios ,y desde eso no tenia ninguna relación con los de su clase. Ellas se habían conocido en un pub de Inglaterra ,durante el siglo XVII y desde eso se habían vuelto inseparables . Por propia voluntad de Lestat ,se hizo su escudera tiempo después , y además para molestar a algunos de los escuderos de sangre azul se hizo el tatuaje de la mano izquierda en forma de telaraña con el que ellos se identificaban .

Lestat tenia su clásica mirada fría e indiferente que podría alejar a cualquier persona al mas mínimo pestañeo, pero Tyr conocía a una Lestat completamente diferente , la cual era sumamente sarcástica ,que gustaba usar todas las clases de converse y como buena habitante de Nueva Orleáns le encantaba leer los libros de Anne Rice.

Además aunque Lestat fuera de lo mas femenina tenia una apariencia tan andrógina la cual causaba que tanto hombres como mujeres le declararan su amor diariamente . –Buenas Tardes Tyr , cena en el horno –Respondió fríamente ,mientras cambiaba la pagina de su libro .Tyr le sonrió levemente ,completamente a Lestat aquel gesto ,ya que en verdad ella detestaba cocinar, y preferiría morir de hambre ,antes de poner un pie en su cocina para algo mas que no fuera comida semi preparada o jugo. por Odin que ella era una guerrera de nacimiento ,y aun durante su vida como humana jamás había sido buena en el arte de la gastronomía y tampoco era de su agrado de todas formas.

Tyr fue al horno ,tomo su cena ,y comió en silencio ,mientras seguía viendo a Lestat leer. Dejo los platos en el fregadero ,antes de irse a preparar para la cacería de la noche. Ella se puso su clásica vestimenta de casa que consistía en unos vaqueros que le quedaban bastante anchos ,una camiseta de Metallica que escondía su pecho y una chaqueta de cuero. Tyr recogió su cabello mientras lo guardaba en una gorra .Durante toda su vida se la había pasado ocultando su genero para poder ir a los campos de batalla y hasta el día de hoy aun mantenía aquel habito.

Salió de su apartamento ,mientras montaba en su Lamborghini murciélago de color plateado ,después de todo Tyr era una verdaderamente amante de la velocidad y la adrenalina. Parqueo cerca de Bourbon Street , que se encontraba abarrotado de turistas, el lugar perfecto para hallar daimons.

Siguió patrullando las abarrotadas calles ,hasta que su instinto le indico la presencia de daimons . Con su mirada pudo encontrar el lugar donde se encontraban ,eran dos daimons que habían acorralado a dos chicas probablemente gracias a su buen aspecto y sus finos rasgos , Las chicas parecían ser estudiantes universitarias, y por la calidad de sus atuendos podía decirse que eran chicas bastante adineradas, probablemente asistían al Loyola o a la Universidad de Tulane .

Tyr se acerco a toda velocidad en el calle donde se encontraban y con rápidos golpes logro aturdir a los daimons .-Corran de aquí ,rápido –dijo a las chicas ,las cuales sin replicar salieron despavoridas a toda prisa. Ya que como regla general Tyr no podía atacar a los daimons en presencia de un humano no iniciado .-Quien lo diría , Artemisa a comenzado a reclutar mocosos como Dark Hunter- la voz de daimon sonaba pedante y burlona . Tyr no pudo hacer otra cosa mas que suspirar profundamente.-¿Qué los daimons ,no conocen un insulto diferente a ese? ,Diablos realmente tienen que mejorara sus monólogos saco su arco y le puso a una flecha a una velocidad impresionante ,dándole al daimon de mayor altura desintegrándolo al instante .

El otro daimon intento huir ,acto que no causo mas que un bostezo en Tyr.¿Qué había pasado con los daimons ,que si se tomaban la molestia de pelear enserio con todas sus fuerzas, los daimons que realmente eran un reto? .-Para ser un daimon corres como una abuela –no había terminado con sus palabras ,cuando una ráfaga de fuego se interponía entre el daimon y la salida del callejón. Sin siquiera tener que utilizar su arco, Tyr le dio la estocada final al daimon con una de sus shuriken ,dándole justo donde tenían la mancha negra que identificaba a todos los daimons, causando que el daimon explotara al instante sin dejar ningún rastro .

Tyr patrullo otro rato por las calles ,esperando entretenerse un poco mas con los daimons ,pero al parecer tendría el resto de la noche libre. Ella se dirigio a su auto preparada para ir al siguiente trabajo que la esperaba.

Llego al 688 de Ursulines Avenue , cuyo esquina se encontraba el Santuario en menos de cinco minutos. Donde en sus noches libres ,únicamente por diversión y por echarle una mano de ayuda a los Peltier trabajaba de mesera .

El Santuario era un lugar que abría sus puertas a los Cazadores Oscuros, Were-hunter, apolitas ,daimons y dioses por igual. Siempre y cuando se cumpliera la única regla del sitio"No me muerdas ,y no te morderé"

Tyr aparco una calle antes ,de donde se encontraba el establecimiento atenta a sentir la presencia de otros Dark-Hunter , ya que si se encontraba mucho tiempo acompañada de otro sus poderes se reducirían considerablemente durante el resto de la noche. Todo únicamente porque a Artemisa le daba miedo de que los Dark-Hunter pudieran revelarse contra ella. Al no sentir tal presencia ,saco su ropa ,preparada para cambiarse para su trabajo .

Nota de la autora: Mor –significa madre en noruego.

Likos –es la la raza del Were Hunter que significa lobo .