Bueno, después del desastre de capitulo anterior sentí que les quede a deber mucho porque no fue un capitulo claro, así que les pido una disculpa por lo pésimo que fue, ni siquiera a mi me gusto como quedo, pero lamentablemente no había tenido tiempo de leerlo yo mismo, en fin, espero que este capítulo zanje la herida que causo el otro.

Fairy tail es propiedad de Hiro Mashima

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

La pelea entre Sora y Patrick había concluido, aunque había algo más… algo que resultaría totalmente inesperado…

Capítulo VI. Emotionless: Blanco y Negro.

Los magos de Fairy Tail estaban en camino hacia el gremio, agotados, y otros muy heridos, sin embargo, había un sentimiento igual en todos, estaban alterados, estaban tristes, algo había sucedido que los dejo con un profundo sentimiento…

- aun no lo puedo creer… - dijo Gray sin aliento

- ¿Qué demonios está sucediendo?... no comprendo nada… - dijo Gildartz mirando el suelo

Todos seguían caminando, a excepción de los heridos, Marilyn estaba siendo cargada por la espalda de Sora, mientras que Gray iba recargado del hombro de Gildartz, Happy se había ofrecido a llevarlo, pero este se negó para no perder la poca dignidad que le quedaba, todos caminaban con los ánimos muertos, pero en especial Lucy, ella simplemente… estaba totalmente en silencio, caminando con la mente enfocada dios sabe donde…

- Lucy… - dijo Happy preocupado

Sora era el más serio, no parecía estar tan divagarte como los demás, sin embargo, miraba con seriedad a la chica rubia, aunque él no lo mostraba, el también se sentía triste, le había pasado algo malo después de todo, pero él estaba preocupado por la rubia, igual que los demás, después de todo, comenzaba a tomarle cariño a esas personas que confiaron ciegamente en el, Marilyn también noto lo despistada que andaba Lucy, así recarga su mano en el hombro de la chica…

- Lucy… no te preocupes, todo está bien… Sora y yo no permitiremos que nada te pase… -

De repente Lucy alza la mirada y con una leve sonrisa ve a Marilyn, después vuelve su mirada al suelo, y de un leve suspiro, ella…

- gracias Marilyn-san… -

- Lucy… no te preocupes por Natsu… el estará bien… ahora es más importante que te preocupes por ti misma… -

(Unas 3 horas atrás, cuando…)

Marilyn logro controlar a Sora de la iracunda rabia que llevaba, Gildartz se sintió aliviado por no tener que usar su magia para detener a Sora ya que no se sabía medir, Lucy y los demás veían impresionados a Marilyn, ella estaba mal herida y muy débil, aun así se puso de pie y encaro a un Sora que se había perdido entre la en la rabia y la ira, el tenia poder aterrador, y en esos momentos había sido como un animal salvaje actuando por instinto, un instinto cegado con deseos de destruir y matar a su contrincante, y aun así, como si se tratase de algo más poderoso que la magia, regreso en sí y toda esa tensión se iba también...

- Marilyn… - exclamo Lucy sorprendida

- tssk, que chica tan arriesgada… - dijo gray con alivio

- jeje, sí, me recuerda a cierta persona igual de impulsiva… solo que esta es linda… - dijo Gildartz refiriéndose a Natsu

Mientras los viejos compañeros aun digerían las escenas y comentaban acerca de ellos, Sora y la chica peli azul se encontraban en sus propios asuntos, sentimientos que solo entendían ellos dos, sentimientos que les unían y que con el tiempo, se hacían más fuertes. Sora abrazaba a Marilyn con fuerza, el mordía sus labios intentando retener lagrimas, en caso de la dulce chica, ella se encontraba muy débil, apenas y se podía mantener de pie, su cuerpo lucia maltratado y sus ojos estaban hasta cierto grado desvanecidos, pero a pesar de todo eso… su mirada y su sonrisa transmitían una gran calidez, por dentro ella estaba sollozante de felicidad al ver que su amigo estaba más que preocupado por ella, eso le hacía sentir una persona correspondida, a diferencia de la mayoría de las chicas, ella sabía muy bien lo que sentía y no tenía ningún pudor ni vergüenza de admitirlo o demostrarlo, ella estaba feliz al ver que su amigo de la infancia se detuvo y pudo contenerse solo con verla, solo por ella…

- no me espantes así… - dijo la chica con una leve sonrisa

-lo siento… por un momento creí que te iba a perder… - le dijo con la voz un tanto quebrada

- ¿irme? Y ¿dejarte disponible para otra chica? – le respondió con leve sonrojo

Cuando Marilyn hacia ese tipo de declaraciones el chico se ponía incomodo, y por lo general lo daba por alto, o lo disimulaba, sin embargo, el solo la abrazo más fuerte y recargo su cabeza en el hombro de la chica dejando salir sus penas en forma de gotas desde sus ojos, esta le correspondió y le dio un débil abrazo desde el cuello acariciando con una mano su cabello, y apoyando su cabeza con la del mago de fuego…

- te quiero siempre en mi vida, pequeñita… -

Nota: Sora solía decirle pequeñita cuando eran niños, ya que Sora era alto, apenas por unos centímetros rebasando a Jerall, mientras que ella era apenas más alta que Levi.

Gildartz y Lucy veían conmovidos la escena, la rubia sentía una pequeña opresión en su pecho al verlos, de alguna manera les tenía un poco de envidia, añoraba pasar momentos así con cierto mago hiperactivo, lo que resulto en nostalgia y un poco de tristeza, cada vez era más constante la imagen de aquel chico en su cabeza, sin poder evitar el preguntarse si está bien, si se siente solo y sobre todo, si la extrañaba tanto como ella a él, mientras que Gildartz, bueno, todos sabemos que hacia él, lloraba sin remedio como una mujer soltera viendo una conmovedora escena de alguna película de romance, el parecía ser todo un salvaje, como Natsu, sin embargo y al igual que el pelirosa, eran bastante débiles para contener sus emociones, Gray solo se sentía incomodo, fuera de lugar, el no era del tipo que romántico, de hecho era algo que le tenía sin cuidado, no le preocupaba en lo más mínimo sentir ese tipo de sentimientos hacia alguien, aunque no podía negarlo, el no era un bicho raro como su amigo flamita y sabia ver muy bien cuando una chica era atractiva, aunque nunca viéndola de una manera más allá de la atracción física, mientras que Happy, bueno, ya sabrán que no estaría pasando por la mente de ese perverso felino, oh si, ese gato era el más "normal" del grupo más fuerte y lamentablemente, el más perverso…

- se guuuustan – dijo el gato volando alrededor de los chicos riendo y cubriendo su boca con sus patitas

- no fastidies… - le respondió Sora avergonzado

- jaja, eres tan gracioso, Ha… ppy… -

Marilyn sintió como la poca fuerza que le quedaba se iba de ella, no pudo más y colapso sobre sus piernas sabiendo que Sora no le permitiría tocar el suelo, y así fue, el mago inmediatamente reacciono y se agacho para apoyar a su amiga sobre el tomándola por la cintura y recargándola en su pecho…

- lo siento Sora… ya no aguantaba… - le dijo sonriendo

- no hables mas… solo descansa, ¿quieres? – le regaño con dulzura

- así que en realidad el es así… me pregunto si… - pensaba Lucy sonriendo

- se parecen más de lo que crees… Lucy… - dijo Gildartz refiriéndose a Natsu, como si hubiera adivinado la pregunta que se hacía en ese instante

-es como si pudiera entrar en mi mente… -

- así de fáciles son de leer los sentimientos de los enamorados… - añadió una vez mas Gildartz

- ok, eso ya fue raro… - pensó Lucy un poco asustada

Al ver la cara de la rubia, Gildartz solo comenzó a reír, espantando aun mas a la chica, todas las tensiones parecían irse, a la risa de Gildartz le siguió la de Gray y la de Happy que habían escuchado la "¿conversación?" entre Lucy y Gildartz, cuando de pronto el aire toma una vez más un olor a seriedad, aquel mago que Sora había derrotado se había puesto de pie apoyándose con su espada, era lamentable, el mago estaba de pie por mera inercia, sus costillas estaban rotas por lo que escupió una gran cantidad de sangre y ni que decir de su integridad física, estaba herido por dentro y por fuera, algunos de ellos irreversibles, Sora se disponía a acabar con él, cuando es detenido por Gildartz, entonces se detuvo a observar a aquella persona y noto algo que no pudo creer, estaba sonriendo, pero no de la manera bizarra y perdida que demostró al principio, esta parecía más bien, una sonrisa de alivio, una sonrisa que todos notaron…

- qué demonios sucede… - pensó el mago de hielo

- joder… me has puesto una muy buena esta vez… en verdad te has vuelto más poderoso… -

- ¿cuáles son tus verdaderas intenciones? – pregunto Gildartz sin basilar

- oh, es el famoso Gildartz… qué bueno que llegaste tarde, hubieras arruinado mis planes… me hubieras eliminado fácilmente… - dijo conciente de la verdad

- ¿a qué te refieres? - pregunto Sora confundido

- jeje… debería darte vergüenza… lo has olvidado ya… ¿hermano? – le respondio

- le volvió a llamar hermano… - dijo Happy sin entender

A la cabeza de Marilyn llegaron ciertas palabras que su mejor le había dicho cuando eran niños, cuando recién comenzaban a conocerse, "cumpliré la promesa que le hice a mi hermano ", ahora todo era más claro para ella, cosa que la tomo por sorpresa…

- Sora… no me digas que el… -

De repente vino a su mente una escena de cuando era niño, algo que él había olvidado por los traumas y el paso del tiempo, eso paso hace exactamente hace 11 años atrás, antes de aquella guerra sin memoria, Sora agacho la mirada y comenzó a sonreír, esos recuerdos no eran malos, si no lo contrario, esos recuerdos fueron en un principio, una motivación olvidada…

- lo había olvidado… - le respondió con una vaga sonrisa

-ahora lo recuerdas, ¿no? – Comento el mago herido – me alegra… -

- yo… - dijo Lucy al ver que todo era extraño

- lamento haber tenido que recurrir a esos métodos… - se disculpo

- espera un momento, quieres decir que todo fue falso… - pregunto Gray

- no… yo no soy una buena persona… no se dejen guiar… mi misión siempre fue verdadera, simplemente no podía evitar aprovecharme de ella para mover mis cartas… - le respondió

Lucy sintió miedo, sudo un poco al escuchar aquellas palabras del mago, ella había tenido algo de esperanza al escuchar que todo era parte de su plan…

- descuida chica… desde el principio de la misión tenía el presentimiento de que fracasaría… - intento consolar

- bien, sabes que no te podrás ir ahora, quiero que nos expliques algunas cosas… - le dijo Gildartz con mirada seria

- no te preocupes abuelo… ni siquiera puedo mover un musculo sin sentir dolor… - le respondió

Así fue como Patrick comenzó a contarles todo lo que sabía, y sabia mucho, más de lo que parecía, todos escuchaban sorprendidos la explicación a detalle que aquel herido le estaba proporcionando, la explicación se extendió bastante tiempo, era una información totalmente inesperada, incluso para algunos magos que tenían algún conocimiento extra obtenido de manos del consejo, estaban escuchando cosas que nunca se había imaginado, cosas aterradoras, en especial para cierta maga rubia, ya que ella estaba más involucrada de lo que creía, la razón por la cual querían eliminarla… era algo que le había creado un nudo en la garganta, la rubia estaba en shock, si tan solo pasaran la mitad de cosas que le habían dicho… ella simplemente no sabía qué hacer ni que decir, no le preocupaba morir después de eso, sino que, había algo mas…

- Lucy… - dijo Gay viendo a la maga colapsando

- no puedo creerlo… el consejo ha estado escondiendo algo tan… - dijo Gildartz

- no eres el único sorprendido… - dijo Sora -ni siquiera yo con mi rango tenía acceso a esa información… - pensó dentro de si

- eso ya no es cuestión del consejo… va mas allá de su jurisdicción… el proyecto Génesis y eso… son los secretos oscuros de los miembros de ese tiempo… - les respondió con cierta indignación

- ¿cómo conseguiste esa información? - preguntaba Gildartz

- yo trabajo para esos malditos… nunca he estado de acuerdo con sus fines… sin embargo no me quedaba otra opción, una vez dentro no puedes retroceder… - dijo sin sentirse orgulloso

- ¿como sabemos que no es parte de otro plan? – cuestiono el mago de hielo

- creerme o no queda a su criterio, pero, yo ya estoy muerto, no tengo razón para mentir, ellos me eliminaran por haber fallado la misión… - le respondió comprendiendo la desconfianza

- supongo que has dejado de ser el enemigo… así que te ayudaremos si lo necesitas… - le respondió Gildartz

- no… un acto bueno nunca enmendara todo lo malo que hice… si es momento de pagar por mis errores… lo hare con gusto… al fin y al cabo he cumplido mi propósito, pude ver a mi hermano una vez más… y ahora me siento mejor al ver que se ha vuelto fuerte… - dijo con resignación

- nunca es tarde para rectificar tu camino… - le recordó

-el problema es que mi camino ha llegado a su fin… - respondió

- que piensas hacer… - le pregunto Sora sospechando

El mago no contesto a la pregunta del que dice su hermano, guardo silencio y entonces volteo a ver a la rubia, parece que aun no salía del shock , por una parte se sentía culpable, la chica era una más de los inocentes que pagan por los errores de otros, parpadeo lentamente y comenzó a caminar hacia donde estaba la chica, mientras que de una bolsa trasera comienza a sacar algo, Gray se opone a que este siga caminando preocupado por su acción y se dispone a atacarlo, cuando Gildartz lo detiene y lo hace un lado, el mago había llegado ya a donde estaba la rubia, entonces eso que buscaba salió de la bolsa, Gray está nervioso, pero todo eso paso al ver que no se trataba de un arma, Lucy alza la mirada y ve a aquel sujeto que la había intentado asesinar, pero a diferencia de Gray ella ni siquiera se había inmutado, estaba demasiado triste y confundida como para querer luchar por su vida, cuando, para su sorpresa, el mago puso su brazo sobre el hombro de ella…

- cuando el destino cierra los ojos el futuro abre sus puertas, nunca olvides eso… - le dijo optimista

- ¿eh? – dijo Lucy confundida

Sin explicar sus palabras a la rubia, Patrick le deja caer sobre las piernas un extraño libro, esta solo lo mira confundida, toma el libro con sus manos y lo abre, su sorpresa fue mayor al ver el libro estaba en blanco, terminando aun mas confundida…

- cuando te encuentres con el Dragón Slayer entrégale el libro, y cuando llegue el momento él sabrá qué hacer con el… - dijo sin explicarse

- no lo entiendo… - dijo la maga rubia con el libro en las manos

- tú solo hazlo como te digo, es un libro que solo puede ser leído una vez, y no le muestra su contenido a cualquiera… -

Antes de poder terminar de hablar un gran escalofrió sube por su espalda producto de un gran estruendo que se asemejaba a una campanada, el ruido venia de muy lejos, de un lugar que estaba como a media hora de ahí, el mago recobra la calma y se comienza a alejar de Lucy sin terminar de explicarle…

- se han dado cuenta más pronto de lo que creía… - pensó dentro de si

-¿Qué demonios fue ese ruido tan espantoso? – dijo Gray con escalofrió

- han liberado al Redentorh… -le respondió aquel mago de cabello blanco

- ¿Qué es eso? – dijo Gildartz

- algo que no quieres enfrentar… - le respondió, -será mejor que me de prisa… -

Redentorh, por alguna razón ese nombre le parecía familiar a Sora, pero no recordaba donde lo había escuchado, su cabeza formulaba y formulaba datos, pero ninguno acertaba, justo cuando comenzaba a recordar algo, su atención dio un giro total…

- hey, Sora… cuida bien de esa chica… - le dijo sonriendo

Sora se quedo petrificado, en ese momento… todo lo que estaba tratando de recordar volvió a el de golpe, por fin había recordado donde había escuchado la palabra Redentorh, rápidamente recostó Marilyn con cuidado y se puso de pie volteando a ver de inmediato a aquel mago, cuando lo vio, el estaba con las manos apuntando al cielo con su espada clavada en su pecho, todo fue tan rápido que nadie lo había notado hasta ver la reacción de Sora, todos estaban concentrados en aquellos extraños campanazos que se acercaban cada vez más, esa pose… no había duda, era una posición que Sora recordaba muy bien, todos a excepción de Sora y Gildartz veían aterrados aquella imagen de aquel hombre que se había atravesado con su propia espada…

- por… porque lo hiciste Patrick… - le dijo con sorpresa

- sabes que es la única manera de detener a esa bestia… - dijo escupiendo sangre

- que está pasando…. – se cuestionaba Marilyn al no entender nada

- tsk, esto es vergonzoso… sacrificándome para salvar la vida de mi enemigo… - dijo con algo de indignación

- ya basta… no lo soporto más…. – decía Lucy al ver aquella imagen

- lamento que vieras algo así… sin duda eres frágil, tal como tu madre…. – le dijo el mago que estaba dando sus ultimas

- conociste a mi madre… - pregunto Lucy con sorpresa

- tu madre era una mujer muy gentil… me dio ese libro cuando era niño… pero nunca pude ver lo que decía, aunque, estoy seguro de que el podrá… solo recuerda lo que te dije antes… y una última advertencia… en la última batalla… no te fíes de tus espíritus… -

Qué quiso decir con eso, ciertamente, nadie lo entendía, todo era tan confuso que la chica no sabía cómo reaccionar a esa última advertencia…

- Sora… hay una cosa que quiero que hagas por mí, cuando termine el ritual, quiero que conserves mi espada… -

Un gran círculo mágico surgió en el cielo dando paso a un extraño rayo negro, Sora observaba aquella técnica, ya que la conocía…

Dark Moon Light…

Esta técnica cayó sobre el mango de la espada de Patrick, y este se comenzó a desintegrar, sus cenizas comenzaron a juntarse y subían hasta el cielo para esparcirse, aquellas campanadas se habían detenido y al final, cuando ya no quedaba nada de Patrick, una gran onda de luz se expandió por todo el lugar iluminando todo y trayendo paz y tranquilidad, Sora se tiro al piso impotente de no poder haber hecho nada, entonces escucho el golpear del acero de la espada en el piso, se puso de pie y fue a alzarla, cuando la vio se sorprendió, la espada parecía ser otra, aquellas manchas de sangre habían desaparecido, la hoja se había vuelto negra, pero aun así, brillaba como si fuera de cristal, era como si con su sacrificio por aquellos chicos se hubieran enmendado todos sus malos actos, Sora guardo aquella catana en su funda y lo colgó en su cintura, los demás veían con lastima a su amigo, el había encontrado a alguien que era de su familia solo para verlo morir, pero, era más fuerte de lo que creían…

- Sora… - dijo Marilyn preocupada

-estas bien… - pregunto Gildartz

- Regresemos al gremio… - respondió sin más

- pero Sora… - Reprocho Marilyn

- estoy bien… ahora es más importante que sepan algunas cosas… - dijo comenzando a moverse

- no podemos decirles eso… - le menciono la peli azul

- así que es cierto lo que dijo… trabajan para el consejo… - le cuestiono Gray

- eso no tiene importancia ahora… al menos hasta que sea la hora de… -

Antes de que Sora hablara de más Gildartz se mete en la plática…

- de cierta manera… - respondió Gildartz por el

- lo sabías… ¿Gildartz? – dijo Gray con sorpresa

- se me informo de ello la última vez que fui al consejo –

Así fue como partieron de vuelta hacia el gremio, todos ellos comenzaron a caminar, confundidos, con grandes conflictos atormentándolos en su interior, aunque algunos los estaban sobrellevando, había otros que simplemente no se lo creían, había pasado tanto en tan poco tiempo…

- Natsu… -

La chica rubia iba sumergida en sus propios pensamientos tratando de entender cada suceso, tratando de buscarle el lado positivo al día, ella seguía con vida, pero cada vez que parecía lograrlo todo aquello que le fue contado le hacía caer otra vez en la impotencia y la tristeza, ¿es acaso la única manera?, pensaba sin llegar a una conclusión, tal vez, lo que ella necesitaba no era encontrar una respuesta, sino saber que esa persona por la que se encuentra así está bien y, mantener la esperanza de que, algún día regresaría a sus brazos y todo sería como antes, como cuando recién se conocieron… pero a pesar de todo, ella sabía que nada sería igual, que ella lo estaba comenzando a ver de otra manera, sabía que cuando el volviera, sus sentimientos tomarían otro rumbo, se volverían más profundos y más puros, ella no sabía que era, estaba confundida, tal vez no era eso que todos creen, tal vez simplemente lo extrañaba… o tal vez es aun más de lo que creía, no lo sabe… pero había algo que no dudaba, fuera lo que fuera, quería descubrirlo, con ese chico a su lado.

En aquel valle misterioso, lejos de magnolia y de cualquier civilización se encontraba aquel chico de cabello rosa, estaba caminando rodeando un rio cristalino, después de que todo termino salió de un tipo de trance y descubrió que en realidad el nunca paso de la 3ª puerta, que el verdad había luchado dentro de sí, aunque sin entender la razón del porque, una vez que salió de la misteriosa magia abrió la 3ª puerta, la puerta se alzo dejando mirar un nuevo extenso pedazo del valle, y mirando hacia el piso, descubrió un sobre que contenía una carta en su interior, la leyó detenidamente y la trato de entender lo mejor posible, sin duda era trabajo de alguno de esos locos que ya había conocido…

muy bien Natsu, debo felicitarte, has pasado una prueba difícil, pero era necesaria para que salieras de tu letargo, espero te haya servido ver a esas personas que habitan dentro de ti, eso que viste, todo fue verdadero, no era una ilusión, todos los sentimientos y pasiones desbordados, y sobre todo, esas personas eran verdaderos en esencia, la esencia es vida y su esencia sigue presente en ti, por lo tanto, ellos "viven" en un lugar que aparecerán siempre que los necesites, lo sé, es hermoso… así de puros y fuertes son los lazos… en fin, si lees esto es que has pasado tu prueba, el resultado de esta prueba era clave para tu victoria, pero, eso se tiene que poner a prueba, así que más adelante encontraras un rio, rodéalo hacia donde se pone el sol hasta que llegues a un lugar bastante singular, es hora de la última prueba Natsu, ¿no estás emocionado? , Se que si, muy bien, nos vemos pronto amigo mío."

Su mirada desbordaba optimismo, aunque también dejaba ver un poco de nostalgia, trataba de entender tantas cosas que sucedieron, el reencuentro con el maestro y con Erza, el extraño poder que obtuvo de repente, y lo que más confundido le tenía, las palabras de Lisanna, las recordaba muy bien…

- descuida Natsu… yo te amo a ti… pero desde que regrese a nuestro mundo, note que sentías algo por alguien más, no podía interponerme en tu felicidad… después de todo, tú mismo estabas a punto de decírmelo la última vez que me visitaste…-

- ¿porque estoy tan confundido?…. – susurro entre sus pasos

Así es, el estaba confundido, se sentía mal, el siempre pensó que aquellas palabras de Lisanna cuando eran niños nunca habían sido más que un juego, sin embargo, acababa de descubrir que siempre fueron verdaderas, que ella en verdad lo amaba, lo ama, y aun muerta, en esencia, lo sigue amando, el nunca la valoro mas allá, nunca le correspondió como ella quería, incluso llego a desaparecer, y cuando eso paso él empezó a ver sentimientos que no sabía que tenía hacia ella, y aunque hubo un momento en el que parecía que el chico le correspondería, noto que ya había alguien más, que en realidad, el solo la extrañaba, mas no la amaba, no como se le ama a la persona con la que pasaras el resto de tu vida, no tuvo que pasar mucho tiempo después de su regreso para notar que, algo que él nunca espero sentir estaba sucediendo, se estaba enamorando de una chica que había entrado tan de repente a su vida y que aun así, fue paz en la tempestad, luz en la oscuridad, un poema recitado por el ocaso dentro de su corazón, una nueva razón para seguir luchando, todas esas ideas pasaban en su mente creyendo que era un sueño, ni siquiera el mismo sabia que hacer ni como asimilarlo, simplemente él nunca había sentido algo así por alguien, el estaba descubriendo eso que las personas llaman, amor

- Lucy… - pensó mientras miraba divagarte el cielo

Un singular olor trajo su atención, ese olor era esparcido en un lugar que no estaba no estaba muy lejos de allí, pero tampoco cerca, era un olor muy particular y que, el dragón Slayer conocía muy bien, la curiosidad lo invadió, así que corrió al árbol más alto que pudo encontrar y subió hasta la punta, cuando pudo visualizar aquello que llegaba hasta sus narices se quedo impactado, como era posible que algo así existiera en un lugar como ese, era simplemente imposible, bajo del árbol y corrió con desesperación hacia ese lugar…

- qué diablos está pasando… - dijo agitado mientras corría

Corría y corría sin detenerse, quería comprobarlo, tal vez su mirada le jugaba un juego, llego a pensar, pero, después recordó que ese valle no era común, visualizo dentro de si todo lo que había pasado, un lugar así era descabellado, pero por lo que le había tocado ver en ese lugar, parecía ser muy posible. Por fin llego a aquel lugar después de haber corrido desesperadamente, ese lugar era de verdad, el estaba tan sorprendido, que no se había dado cuenta que por fin había llegado a ese lugar tan singular…

- nos volvemos a ver Natsu… -

El chico pelirosa volteo de inmediato a ver a esa persona que apareció de repente…

- Jack… - dijo Natsu

- es Matt… - le recordó con un poco de coraje

- ¿ah sí?, lo siento Martes… - ¿Qué problema tiene con los nombres?

- … en fin… bienvenido a la última sección, el corazón del valle de Ignii, bienvenido al valle de la eterna noche… el lugar donde no hay luz… -

Como lo decía el nombre, este lugar tan singular tenía un cielo oscuro sin estrellas, las sombras dominaban todo, era un lugar donde nunca salía el sol, un lugar donde siempre es de noche iluminado levemente por la luz de la luna y por inmenso ríos de lava que cubrían el lugar, aquel lugar estaba repleto de montañas enanas, aunque había una que era particular mente grande y en su cima había una gran luz reflejándose en el cielo, el lugar era de lo más extraño, Natsu estaba conmovido, ese lugar era como aquellos de los cuentos que le contaba Igneel cuando era niño, un lugar mitológico fuera de la realidad, donde los dragones habitaban y eran desafiados por caballeros y magos humanos por mero honor…

- es genial… - decía Natsu deslumbrado

- este lugar el origen de todo el poder del valle, era obvio que tenía que ser el más espectacular… - le insinuó

- muy bien, estoy preparado, luchemos ahora que estoy encendido - dijo Natsu comenzando a hacer un poco de calentamiento

- mi deber es explicarte en qué consiste tu última prueba… - le dijo

- entonces dilo que estoy perdiendo el tiempo… - contesto de inmediato

- muy bien, tu meta es llegar a la cima de la montaña más alta… - le dijo

- eso será muy aburrido… - le reprocho

- eso no es todo… -

En un parpadeo Matt se encontraba enfrente de Natsu…

Cordi ex Umbra…

La mano de Matt golpeo el pecho de Natsu con una extraña magia rodeándolo comenzando a atravesar su piel y metiéndose en las entrañas de Natsu, mientras que el pelirosa solo sentía como si estuviese siendo atravesado por una gran espada, y de repente siente como si le estuvieran arrancando algo dentro de su corazón, de repente aquel mago saca bruscamente su mano del pecho de Natsu extrayendo algo, cuando se logro visualizar no era un algo, si no un alguien…

- que has hecho… - dijo Natsu con cierto cansancio

- extraje tu instinto oscuro… - le dijo

Eso que Natsu miraba con sorpresa no era más que él, pero, este él era diferente, su cabello era rojo oscuro, su piel era blanca y sus ojos… sus ojos no demostraban nada de compasión, ni luz, nada más que furia y odio…

- Natsu, te presento a tu alter ego, la esencia más pura de oscuridad y maldad que habita dentro de ti… tu, bueno, el será el que te hará más entretenido el reto… -

- entonces… comen –

Antes de que Natsu pudiera terminar de hablar fue impactado por un gran puñetazo en vuelto en fuego, una de sus técnicas, no había duda, "eso" en verdad era parte de él, y era muy poderoso, ese golpe en verdad le había dolido y lo había manda bastante lejos siendo detenido por una roca gigantesca la cual de cuarteo con el impacto…

- esto será más difícil de lo que pensé… - dijo poniéndose de pie

- Natsu… por tu bien, espero que no te dejes llevar, si él te llega a ganar, pasara algo más que tu derrota… - pensó dentro de si aquel mago que observaba

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Jaja, espero no haya quedado mu cursi, últimamente todo me queda así :S, en fin, gracias por su tiempo, espero que haya sido de su agrado, ya saben, dudas, preguntas, sugerencias y reclamos, háganmelos saber y con gusto los respondo.

Próximo capítulo:

Endless: Natsu vs Natsu