Disclamer: Los personajes no me pertenecen le pertenecen ha Masashi Kishimoto yo solo los uso sin fines de lucro y solo con el afan de entretener y para que salgan de la monotonia de sus vidas.

El trama de ficc le pertenece ha Humiex3. La traduccion es de Fusa quien muy amablemente me permitio adaptar este ficc.

Summary: Sakura Haruno está acostumbrada a ver a su mejor amigo, Sasuke Uchiha enrollarse con muchas chicas. Sin embargo nunca le molesta. Qué sucederá si Sasuke comienza a tener sentimientos por Sakura? Se enamorará ella también o simplemente querrá permanecer como amigos?


SPOV

"Sasuke...Sasuke!" Grité fuertemente. Estaba intentando hacer que Sasuke parara de besarse con Naomi, la porrista ave-zorra. No estaba sorprendida de encontrar a Sasuke haciendo esto sobre el escritorio de un profesor durante el cambio de períodos. Él estaba siempre con una chica diferente cada día, enrollarse con chicas era su hobby; un hobby que me parecía asqueroso y vil.

Él finalmente notó que yo estaba a su lado, mirando toda la cosa. Sonrió malignamente y soltó la cintura de Naomi y retrocedió alejándose de ella. Suspiré impacientemente; necesitaba llegar a clase ya!

"Lo siento Naomi, necesitamos irnos," dijo su aterciopelada voz dándole un guiño y un azote en el trasero. Ella soltó risitas incontrolablemente, sonando como una hiena demente.

"Está bien, adiós Sasukito," dijo sonriendo malignamente. Me miró y me dio una mirada de muerte, luego abandonó el salón. Simplemente le rodé mis ojos y la ignoré. Estaba acostumbrada a que las chicas me odiaran porque Sasuke era mi mejor amigo y solo mi amigo. Era probablemente la única chica en la escuela entera que no estaba loca por él. Es sorprendente, pero aún así verdad.

Lo miré fijo escépticamente. "Naomi? No tienes un poco más de clase que ese Sasuke? Es la rubia más tonta en la fase de la Tierra," exclamé con severidad.

"Eh, no me importa. Es una gran besadora," explicó sonriendo ampliamente, una sonrisa amplia que debilitaría las rodillas de cualquier chica, excepto yo. Hice una mueca, odiaba cuando Sasuke usaba a las chicas de esa forma; sólo por placer. Me hacía revolver el estómago.

"Necesitamos llegar a clase antes de que el Sr. Basso nos arranque la cabeza," dije ganando. Odiaba cuando Sasuke me hacía llegar tarde a clases porque debía informarle que la clase estaba a punto de comenzar; era algo diario para mí. Tenía que buscar a Sasuke, solo para encontrarlo enrollándose con una chica. Era o en el escritorio de un profesor, un armario, o en alguna parte de los pasillos.

Llegamos a clase a tiempo, gracias a Dios. Si recibiera otra llegada tarde tendría que matar a Sasuke, por lo que todas las chicas me atacarían. Eh, no tan buen plan después de todo.

Sasuke y yo nos sentamos juntos en esta clase. Él no era muy bueno para Biología, por lo que tenía que ayudarlo. Si él reprobaba esa clase entonces ya no podría estar en el equipo de fútbol.

Cómo tenía él un cuerpo tan perfecto? Simple, estaba en el equipo de fútbol. Ha practicado cada día luego de la escuela y me dejaba en casa justo después de terminar con la práctica, ya que yo tenía el comité del anuario.

Vivimos al lado del otro. Así es como nos conocimos, somos vecinos. Nos hemos conocido desde la primaria. Si no fuera porque somos vecinos, probablemente no seríamos amigos. Odiaba a los chicos como Sasuke, jugadores, pero él era mi mejor amigo. Teníamos mucho en común, como la música y películas y cosas. Asique esa es la razón por la que estoy siempre cerca suyo, y esa es la razón por la que todas las chicas en la escuela me odiaban.

Nuestra relación no era más que de amistad. No me gustaba más que como un amigo, y él lo sabía. Era la única chica en la escuela que no ha avanzado hacia él. Si las chicas conocieran a Sasuke de la manera en que yo lo conozco, entonces solo les gustaría como un amigo también, pero no lo hacen.

Realmente no se molestan en verlo por lo que realmente es. Todo lo que ven es su asombrosa apariencia y cuán blancos sus dientes son. Para mí, Sasuke es mi mejor amigo hombre. Siempre puede hacerme reír; siempre puedo hacerlo reír. Hemos pasado todo juntos. Nuestras familias se conocen muy bien, ya que somos vecinos, y un grupo de chicas no nos impedirán ser amigos; jamás.

Para mí, Sasuke sigue siendo el pequeño niño que comía plastilina cuando la maestra no estaba mirando. Era el mismo chico travieso que hacía ruidos de pedos en mi rostro y luego lo golpeaba a él en el rostro.

Sasuke no era mi único amigo sin embargo. Tenía muchos otros amigos además de él. Como Akari, o Tenten. Eran realmente buenas amigas míos, pero eran chicas y obviamente tenían sentimientos hacia Sasuke; no me odiaban como las chicas en la escuela lo hacían.

Akari siempre habla de Sasuke; es su tema favorito para hablar. Siempre me cuenta cuánto ama la manera en que sus ojos azabaches brillan a la luz y cómo su sonrisa hace latir a su corazón tan rápidamente. Yo, por otro lado, siempre me enfermo de oír esto, sé que él es hermoso para morirse, pero no tenía ningún sentimiento hacia Sasuke; para nada.

Y se iba a mantener de esa forma.

Luego de que mi reunión del comité del anuario terminó, esperé a Sasuke fuera del salón de casilleros de chicos como siempre. Él salió con su cabello todo mojado de su ducha y en una sudadera y un suéter. Cuando me vio esperando su rostro se iluminó.

"Hey," dijo su voz musical echando su bolso de gimnasia sobre su espalda.

"Hola," repliqué en respuesta. Comenzamos a caminar fuera hacia su Volvo plateado que su papá le regaló para su decimosexto cumpleaños. Subí al asiento del acompañante y eché mi mochila en el asiento trasero. Sasuke hizo lo mismo con su bolso de gimnasia. Entró al asiento del conductor y estaba a punto de encender el motor cuando su teléfono comenzó a sonar.

Lo sacó de su bolsillo y miró al identificador de llamadas. Sonrió malignamente cuando vio que Naomi estaba llamando. Suspiré y miré fuera de la ventana mientras Sasuke hablaba con Naomi.

Todo el camino a su casa estuvo hablando con Naomi. Estacionó el auto en su entrada, todavía hablando con ella.

Estaba por salir cuando tomó mi brazo.

"Si, esa es una gran noticia Naomi; pero debo irme ahora acabo de llegar a casa. Te llamaré luego, de acuerdo?" dijo. Cerró su teléfono de un golpe y soltó mi brazo. "No quieres entrar?" preguntó.

"Hoy no, tengo un montón de tarea que terminar, y ya que tu no haces tarea no pudo hacerla contigo," repliqué con severidad. Sonrió d manera torcida, mostrando sus relucientes dientes blancos.

"Iba a preguntarte algo, pero nunca tuve oportunidad de hacerlo ya que Naomi llamó," dijo.

"Dispara."

"Está bien, vas al juego el Viernes correcto?" preguntó.

"Siempre voy a tus jugos," exclamé. Ya que Sasuke estaba en el equipo de fútbol tenía juegos, y yo siempre iba a ellos a alentarlo.

"Voy a dar una fiesta en mi casa después del juego. Vendrás verdad?" preguntó.

"No! Recuerdas lo que sucedió en la última fiesta tuya a la que fui? No voy a ir Sasuke!" dije prácticamente gritando. Sabe que odiaba ir a sus fiestas. La última vez en su fiesta pensé que estaba bebiendo ponche, cuando en realidad era cerveza. Bebí tanto que me emborraché y Sasuke tuvo que cargarme de regreso a mi casa. Hice una mueca de dolor pensando acerca de esa horrible noche.

"Si lo sé, pero no bebas cerveza esta vez. Por favor Sakura, eres mi mejor amiga y necesito que estés allí! Por favor, ven por mí," pidió ganando.

"No te aburrirás sin mí," dije.

"Podría." Suspiré, ya puedo decir quién ganara esta discusión.

"Realmente no quiero ir Sasuke, por favor no me obligues," dije suplicando.

"Vendrás y eso es definitivo!" dijo con severidad. No respondí, simplemente salí del auto con mi mochila y caminé a mi casa, aún muy molesta. Lo oí siguiéndome detrás.

"Sakura no estés enojada! Realmente solo quiero que estés allí!" dijo fuertemente. Giré para enfrentarlo.

"Nunca voy a tus otras fiestas, por qué es ésta tan especial?" pregunté.

"Van a haber juegos geniales, comida asombrosa, mucha gente vendrá. Tan solo quiero que vengas!" dijo exhausto. Crucé mis brazos sobre mi pecho, todavía pensando si debería ir o no.

"Bien, pero no voy a quedarme mucho," exclamé. Sasuke sonrió, y corrió hacia mí a darme un norme abrazo de oso.

"No respiro!" chillé. Se rió y me dejó ir, aún sonriendo ampliamente.

"Muchas gracias Sakura! Créeme no te arrepentirás de esto, vamos a divertirnos tanto," dijo entusiastamente.

"Ya me estoy arrepintiendo," murmuré suavemente; no me oyó. Continuó sonriendo y dijimos nuestros 'adiós' y me fui a casa.

Esperanzadamente nada sucederá en esta fiesta como la última vez.

Esperanzadamente, nada sucederá.

Bien, qué les parece? Les gusta? No? R&R por favor.