Capítulo 13: Felicidad

Los dos días pasaron. Leona ya estaba mejor gracias a los cuidados de sus hijos, amigos y por supuesto de Iori.

Era el momento de la Final, terminando la pelea entre los K'Dash y los Kusanagi vendría lo bueno. Kula y K' subieron a la plataforma, de igual manera Yuki y Kyo. Iori, Leona, Mitsuki, Konan, Gaidel, Ume, Keylan y Kiumy estaban en las gradas esperando el momento de la pelea. El orden de la pelea era mujer contra mujer, en la primera ronda ya quién ganará se enfrentaría al varón.

Yuki y Kula se saludan con cortesía mientras se preparan para la pelea.

-¡sean bienvenidos a la pos final del torneo de este año! Sé que ha sido demasiado rápido, pero las batallas vividas serán inolvidables. Del lado izquierdo tenemos a la dulce y peligrosa Kula K'Dash, mientas que del lado derecho a la hermosa e igual de peligrosa Yuki Kusanagi, recuerden que la pareja ganadora se enfrentará a los Yagami en la final, sin más preámbulo, la pelea iniciará ahora.

¿Listas? ¡Fight!

Kula camina hacia Yuki, la castaña se aleja un poco, Kula se arrastra por abaja haciéndola caer, Yuki se levanta rápidamente y la golpea con la empuñadura de su katana, la peli celeste le lanza un mono de nieve, el cual la castaña esquiva y responde con una ráfaga de viento hecha por su katana. Le peli celeste retrocede por el impulso del viento y lo detiene levantando un muro de hielo, el cual lanza con fuerza haciendo que Yuki reaccione rompiéndolo con su poderosa espada, pero desafortunadamente, la fuerza fue tanta que Yuki cae por la orilla de la plataforma y hace que Kula gane por default.

-¡K.O! ¡Winner is Kula!

-perdón Kyo, se me acabó la plataforma- dice Yuki apenada

-tranquila, haré lo mejor para que pasemos a la fina- dice Kyo mientras ayuda a Yuki a ponerse de pie

-¡AH MAMÁ!- dita Keylan desde las gradas

-¡JA! Mi mamá es mejor que la tuya- dice Kiumy burlándose del joven Kusanagi

-SE LE ACABÓ EL PISO, SINO TU MAMÁ ESTARÍA AHORA EN LA BANCA- grita molesto Keylan

-Keyla, no le grites a Kiumy, recuerda, es una chica, y es menor que tu- dice Leona calmando a Keylan

-está bien, lo siento Kiumy- dice el castaño

-no hay problema- contesta cortésmente la platinada

ROUND 2 KULA vs KYO ¡FIGHT!

Kula camina hacia Kyo, este ya lo esperaba y le lanza una llama por el suelo dando en el blanco, Kula se recupera y se resbala por el piso, pero Kyo salta y le da una patada, la eleva en el aire y la atrapa, para después arrojarla al piso y noquear a la peli celeste.

-¿eso fue todo Kula? Yo esperaba más de ti- dice Kyo poniéndose las manos a la cabeza

K.O. Winner is Kyo

ROUND 3 K' vs KYO ¡Fight!

Una de las peleas más esperadas estaba a punto de empezar. K' camina hacía Kyo, Kyo lo recibe con una llama por el piso, K' lo esquiva y le lanza una llama dando en el blanco.

-veo que te has vuelto más fuerte, espero sea una buena pelea

-eso también lo espero Kusanagi

Después de su leve charla, K' corre hacia Kyo, el castaño ya lo esperaba y de igual manera corre hacía él moreno platinado, Kyo logra tomarlo del cuello para después lanzarlo, como con Kula, K' se recupera rápidamente y usa una espiral de fuego lanzando a Kyo cerca del borde, K' corre hacía él. El castaño se quita y de igual manera usa una espiral de fuego contra su oponente, K' se cube, al bajar el castaño K' le lanza su lentes de sol, rápidamente comienza a darle una serie de golpes, parece que Kyo va a perder la pelea y la oportunidad de enfrentarse a Yagami en la final.

Kyo se levanta y lanza una llama en el piso de nuevo, K' esquiva, pero Kyo le lanza una llama en el aire, cae rápidamente y atrapa a K' para hacer combo y ganar el asalto

K.O. Winner is Kyo, Win Kusanagi

Yuki y Kyo logran pasar a la final, la cual se llevaría en un par de horas. En las Gradas Kyumi no podía creer lo que veía, sus padres había perdido, Keylan festejaba, el Cuarteto sólo se mantenían tranquilos al igual que sus padres.

-veo que el resultado será siempre el mismo- dijo Leona viendo levemente a Iori

-es la eterna pelea entre los Yagami y los Kusanagi, sabía que ese sería el resultado, debemos prepararnos Leona- Iori se levanta de su lugar y camina fuera de las gradas, Leona fue tras él. Ume se da cuenta de ello y va tras ellos, necesita darles algo importante.

-mamá, papá, esperen- dice Ume corriendo tras ellos. Al escuchar la voz de Ume se detienen y se vuelven a ella.

-¿Qué sucede hija?- pregunta Iori

-nada, bueno, lo que pasa es que les confeccioné unos trajes para la final- dice Ume con una sonrisa –justamente los traigo en estos porta trajes- Ume les entrega los porta trajes –por favor úsenlos- Ante la insistencia de Ume, Iori y Leona tomaron los porta trajes dándole las gracias a su pequeña hija. Después de un par de horas, lo Kusanagi estaban listos para la pelea final, Los Yagami llegaron y subieron a la plataforma, ellos usaban los trajes que Ume les diseño para esa ocasión, chaquetas negras con blanco, con la Luna en la parte de la espalda (en la de Iori) y con una estrella de cuatro picos en la parte de enfrente como logotipo (en la de Leona) combinados con pantalón negro y playera blanca. Ume estaba feliz por cómo se veían sus padres.

La pelea final estaba por iniciar, ahora los primero en enfrentarse serían Iori y Kyo. Ambos toman su posición de pelea.

ROUND 1 IORI vs KYO ¡FIGHT!

Kyo camina hacía Iori, Iori retrocede y lanza una llama por el piso, Kyo lo esquiva, pero Iori sólo lo distrajo, ya que, de entre el ataque salió el pelirrojo y tomándolo le la cabeza lo azota contra el suelo mientras que con una llama es envuelto.

El castaño se levanta y corriendo hacia él lo toma por el cuello y conecta con una llama. El pelirrojo se pone de pie y corriendo hacía el le da una serie de rasguños terminando envolviendo a Kusanagi en fuego púrpura.

Kyo e Iori pelearon hasta tener la misma cantidad de energía, lo que significaba que el siguiente golpe definiría la pelea. Ambos se decidieron a ejecutar el golpe de la victoria, pero, al hacer que sus llamas se enfrentaran, el impulso fue tal que ambos salieron de la plataforma.

¡DRAW! Dijo el réferi, ni Iori ni Kyo se lo podían creer, ahora, Yuki y Leona definirían de quién sería la victoria, ambas subieron y se miraron fugazmente.

FINAL RUND LEONA vs YUKI ¡FIGHT!

Yuki se adelanta y con su katana ataca a la peli azulada, Leona detiene el ataque con una cuchilla, Leona la toma de la cabeza y la lanza con fuerza, Yuki detiene su caída con una pirueta, Leona corre hacia ella y lanza una Luna de fuego azul, la castaña cancela es ataque con desviándola con su espada.

En el transcurso de la pelea, Iori veía a Leona, esos ataques, el modo de defender y cancelar ataques, le era bastante familiar.

-eso… ya lo había visto antes, pero ¿en dónde?- el pelirrojo no perdía detalle de la pelea. Leona y Yuki daban el mejor de los espectáculos, ya que, contra Kula, Yuki no dio lo mejor de sí, pero ahora, la pelea iba pareja.

-veo que ahora vas en serio Yuki- dijo Leona recobrándose del último ataque de la castaña

-así es, ¡prepárate!- con eso último Yuki hizo un movimiento de muñeca, una fuerte ventisca elevó a Leona del suelo, haciendo que el viento la arrastrará y la encerrara, Leona como pudo intentó deshacerlo, pero, Yuki se lanzó contra ella y la golpeó en la cabeza, haciendo que la peli azulada perdiera el conocimiento, esta lentamente caía, Iori al verla caer recordó algo.

-parece un estrella fugaz… ¿estrella fugaz? ¡Leona!- un millón de imágenes aparecieron en su cabeza, como una explosión de recuerdos, se llevo la mano a la frente… lo ha recordado todo.

-¡LEONA!- fue lo único que dijo, y corrió hacia dónde ella caía, estaba por estrellarse contra el suelo, hasta que Iori la atrapó.

-Leona, contéstame, por favor despierta- Iori la tenía en sus brazos. El cuarteto al ver tal cosa corrieron a dónde ellos estaban.

K.O. Winner is Yuki, Win Kusanagi

El estadio estaba festejando el triunfo de Kyo y Yuki. Iori llamó por última vez a Leona, está abrió los ojos levemente y después se desmayó de nuevo. Iori la llevó en brazos al hospital, dónde estuvo una semana, durante esos días Iori no deseaba despegarse ni un segundo del hospital, Mitsuki, preocupada por él va a verlo.

-papá, has estado tres días aquí, no has comido, ni dormido, por favor vete a descansar, yo me quedaré y te diré sobre alguna novedad- Mitsuki insistía

-no me puedo ir sabiendo que tu madre está aquí, ya sabes que no me gustan mucho los hospitales- Iori se levanta de su asiento y se dirige a la ventana

-lo sé, lo sé, pero… ¡UN MOMENTO! Dijiste… ¿tu madre?- Mitsuki se acerca a Iori y lo mira a los ojos

-así es, Leona es tu madre, y la de tus hermanos, es mi esposa, que por cierto voy a castigar al que invento eso de Ryuusei- dice Iori cruzándose de barzos

-¡PAPÁ HAZ RECUPERADO LA MEMORIA POR COMPLETO!- Mitsuki lo abraza –pero, eso no significa que te vas descuidar más, ¡vamos, ve a casa! Descansa y yo te aviso si pasa algo- Mitsuki empujaba a su padre para sacarlo del edificio y que se fuera a descansar

-Mitsuki no insistas- Iori trataba de frenarse para impedir ser sacado del hospital

-por cierto- Mitsuki se detiene –faltan cuatro meses para su aniversario – y aun no sé que regalarles, valla lo olvidé por completo con eso de que insistías de que mi mamá no era tu esposa, ¡AH! Por lo general lo planeo con seis meses, pero ahora, ¡AH!

-es verdad

-¿uh?

-te propongo algo, a ti y tus hermanos, serán mis cómplices- Iori se vuelve a su hija mayor

-¿qué propones?- Mitsuki estaba curiosa. Iori le susurra al oído su plan, una sonrisa se dibuja en la pelirroja -¡ES UNA MAGNIFICA IDEA! Deberemos mover cielo, mar y tierra para que lo hagamos ese día ¿crees que lo lograremos?- pregunta Mitsuki

-claro que sí, no estarás sola, pero una cosa más, ni una palabra a tu madre de esto- Iori le sonríe a Mitsuki.

Al terminar la semana que Leona estuvo internada en el hospital, ella volvió a "casa" (porque recordaremos que ella vive sola en la casa donde vivió con Heidern). Al llegar se sentía tan sola, dejó su abrigo en el respaldo del sofá y se sentó en el sillón.

-bien, ya estoy en casa ¿ahora que se supone que haga? Me siento tan… sola, sin mis hijos, pero sobre todo sin mi Iori.

Los meses pasaron, Leona no dejaba de ver a sus hijos, e Iori la frecuentaba raramente, hasta llegó a pensar que ya se había olvidado de ella, después lo que vivieron en el torneo, era extraño que se haya alejado de ella así nada más. El día había llegado, era su aniversario, ese día cumplirían 25 años de casados. Leona miraba con nostalgia el álbum de su boda, era tan hermoso, recordar ese día especial, pero, ahora, ese día estaba completamente sola.

-no puedo entender a mi cuarteto- dijo Leona cerrando el álbum –estas dos semanas no vinieron a verme, creo que es mi culpa por haberme ido, debería volver, sí, eso haré- Leona deja el álbum en la mesa y levantándose de su lugar se dirige a la puerta, al abrirla se encuentra con Mitsuki y Ume.

-mamá, que bueno que te vemos, acompáñanos- Ume la toma del brazo mientras la jala

-espera ¿a dónde vamos?- Leona no entendía nada

-vamos a casa para que te duches y te prepares- dijo Mitsuki empujando a su mamá al auto

-¿prepararme para qué?- Leona no entendía nada, sólo se dejó guiar por sus hijas. Llegaron a casa, Leona se duchó como se lo pidieron Mitsuki y Ume, pero al salir ya la esperaban no sólo sus hijas, sino también sus amigas más queridas y su hermana Nyu.

-¡AH! ¿Qué hacen ustedes aquí?- pregunta Leona al ver el montón de chicas en la habitación

-hemos venido a ayudarte a arreglarte- dice Kula mientras le seca el cabello con la secadora

-pero…- leona fue interrumpida por una peli rosada -no digas nada, deja que nosotras nos encarguemos

-¡Luka! No sabía que habías llegado a Japón- dice Leona al verla

-¡DEJEN LA CHARLA Y HAY QUE APURARNOS, NO SE VA A PONER HERMOSA SOLA!- exclama Ume ya desesperada. Las chicas se lanzaron sobre Leona. Una hora después, ella lucía bellísima, Ume le confeccionó un hermoso vestido blanco, las chicas, vestían de hermosos vestidos lilas, todos iguales, para que Leona no las viera, le vendaron los ojos, con cuidado para no desmaquillarla. Leona se sentía extraña ante esta situación. Mitsuki y Ume se la llevaron al lugar donde estaba acordado el encuentro, al llegar, dejaron a Leona sola, pero, momentos después alguien llegó y le quitó la venda de los ojos.

-valla sí que luces verdaderamente hermosa- dijo el hombre de cabellos púrpuras amarrado en una coleta

-¡Gakupo! ¿Qué sorpresa verte? ¿Qué es lo que está pasando?- pregunta leona viendo al samurái

-ya lo sabrás- hace una pausa, y le extiende el brazo para que ella lo tome, Leona no sabía que pasaba, pero así lo hiso –es momento de entrar- las puertas se abren, el lugar es una iglesia, se escucha la marcha nupcial y todos se ponen de pie para recibir a la novia.

-Gakupo, ¿qué está pasando?- pregunta Leona

-ya te lo dije, espera a llegar- Gakupo y Leona se detienen frente al altar, en dónde Iori ya los esperaba, este vestía un elegante Smoking negro, sólo que el saco era más largo, como una gabardina, este traía un hermoso ramo de flores, de todo tipo, pero, todos eran blancos, Gakupo le entrega a Leona a Iori y este de da el ramo de flores a la peli azulada.

-una novia no es novia sin un ramo- dice Iori con una sonrisa

-Iori…- Leona ya no dijo más, pues sus ojos se inundaron de cristales salados al momento de sonreír

La ceremonia fue hermosa, los votos bastante bellos, y como toda ceremonia esta debe terminar con el beso de los novios, todos aplaudieron a la feliz pareja. La fiesta de recepción fue en la gran mansión Yagami. Al finalizar la fiesta lo "recién casados" se marcaron a su luna de miel, la cual fue en Rio de Janeiro. Ambos caminan por la orilla del mar.

-aun no me lo puedo creer- dijo Leona tomando el brazo de Iori

-¿qué es lo que un no crees?- le pregunta Iori

-que nos hayamos casado, y que no me dijeras nada

-era una sorpresa, y valla que te sorprendí- Iori sonríe

-es verdad- Leona suspira –Rio de Janeiro, al menos no llegamos en época de carnaval

-así es, no quería que pasara como en las vacaciones de hace tres años, lo que me alegra saber es que te encontré a tiempo antes de que ese tipejo te hiciera algo

-lo sé… ¡UN MOMENTO! ¿Cómo supiste eso? A no ser que…

-¿recuperará la memoria por completo?

-¿desde cuándo pasó?- pregunta desconcertada Leona

-desde que perdimos el torneo- contesta Iori

-¿y en ese tiempo no me lo pudiste decir? Yo sintiéndome mal por dejarte y tu no me dices nada, porque según yo seguías sin memoria y…- Iori la calla poniéndole el dedo índice en la boca

-debes admitirlo, es la primera vez en 25 años que te miento, y es una mentira piadosa

-creo que tienes razón, porque si me lo hubieras dicho, no nos hubiéramos casado de nuevo, al final te saliste con la tuya

-así es, te dije que cuando cumpliéramos 25 nos casaríamos de nuevo

-y yo te dije que no, porque era bastante exagerado

-pero, velo por el lado bueno, yo sin memoria, tú me empezaste a gustar de nuevo y al final me casé contigo

-creo que sí, ahora me está empezando a doler la cabeza, y creo que tengo nauseas, pero se me antoja un sushi con helado- Leona sonríe de oreja a oreja

-¿QUÉ, QUÉ? ¿Estas…?- Iori se veía entre aterrado y nervioso

-no, claro que no, sólo bromeaba contigo- ante tal comentario Leona comenzó a reír, de igual manera Iori, el pelirrojo la tomó en sus brazos y la besa, ya que, a pesar de todo o que vivieron, al final se dieron cuenta de que estaban destinados a estar juntos por siempre.


Bien, espero que haya sido lo que esperaron, si no lo siento, los dejé esperando para tanto, pero bueno, pues ahora si puedo decir ARIGATOU y SAYONARA, no leemos en otra ocación