Los personajes pertenecen a S. MEYER. La historia/trama es completamente mía. Algunos personajes también.

NO AL PLAGIO.


Disfruten el capítulo!


Capítulo 14

Sorprendida y dolida por lo que acababa de escuchar. Lo miro con angustia. No podía creer que Alexander pensará eso. Pero mientras procesaba cada palabra se daba cuenta que era lo más lógico que él pensaría...

—¿Por qué insistes en eso Alexander? ¿A caso no fue suficiente que te abriera mi corazón después de lo que me pasó? ¿Crees que a cualquiera le hubiera entrega la confianza cuando no tuve suerte ene eso? No logro entenderte Alexander, no puedo... — susurro dolida aun en los brazos de Alexander.

—Bella siento ocasionarte este dolor pero lo mejor para ti y para mi será que tú te tomes un tiempo para que puedas digerir lo que te dijo Edward. Bella te amo y para mi suerte creo que tu también me amas pero sé perfectamente que aun sientes algo por Edward y más ahora con lo que descubriste. — cada palabra que decía ella estaba impregnada de verdad. No podía hablar y simplemente asintió. Alexander sonrió pero no llegó a sus ojos y Bella se sintió mal.

Él salió y la dejó sola en aquella habitación.

¿Qué haría ahora? Amaba a Alexander pero... por masoquista que suene también amaba a o en todo caso sentía algo fuerte por Edward. ¿Cómo negarlo? Si él fue su primer amor, su primer... todo. Pero entonces llegó a Alexander a curar las heridas... El amor que siente por Alexander no puede ser confundido por agradecimiento, ella sería incapaz de ser cruel y hacer cambiar lo que es amor por algo que no lo es. Nunca podría hacer eso. Por eso es que ella sabe que si es amor de verdad lo que siente por Alexander... pero ahora con la llegada de Edward... Estaba completamente confundida...

Lo único que si sabía era que primero tendría que ver por el bienestar de su hija, ella estaba ante todo. Se dirigió a la puerta para ir a ver a su pequeña.

Lo peor de todo lo que le estaba pasando era que sufría al doble porque no tenía ni a Edward ni a Alexander. Y si pensó que su corazón se partía con cualquier pérdida de alguno de ellos ahora era terrible porque sentía como si perdió a esos dos amores...

—¿Bella? ¿Estás bien? — Levanto su mirada y vio a Alice.

Se dio cuenta que se había quedado pensando sin ver que ya estaba a pocos metros de llegar a la habitación de Renesme.

—Eso creo— intento sonreír pero al ver la mueca de Alice vio que fallo.

—Renesme es hermosa. Pero cuando estoy cerca de ella o de Nahuel no puedo ver el futuro y me tiene inquieta. Carlisle dice que tal vez eso fue lo que me impidió ver que tú estabas viva. — explico Alice.

De repente Bella se acercó a ella y la abrazo. Fue tan sorpresivo pero Alice acepto y le respondió. Necesitaba de alguien, y que mejor de Alice.

—Todo se arreglara Bella. — susurro Alice.

—No, Alice. Cualquier decisión que tome, dañara a alguien y no quiero eso porque también me dolerá a mí— musitó angustiada.

—Bella, busca la respuesta aquí— dijo tocando el lugar donde se encontraba su corazón. —Pero también piénsalo bien... ¿Qué te parece si vamos a ver a Renesme? — pregunto y Bella solo asintió.

Entraron y la escena que encontró la emociono. Edward cargaba a Renesme con un amor palpable.

—Ella es asombrosa Bella— dijo Edward al verla. —Es hermosa y muy inteligente. Es un hermoso tesoro. Gracias— dijo con emoción. Si Bella fuera humana ahora mismo tendría lágrimas surcando su rostro. La admiración que vio en los ojos de Edward fue conmovedora. Después de todo, Edward demostraba que si amaba a Renesme.

—¿Alice me harías un favor? — pregunto de pronto Bella, al ver el amor que Edward desprendía por su hija.

—Por supuesto Bella— asintió Alice de inmediato.

—¿Puedes ver el futuro de Charlie? — Alice dudo un poco y luego miro a Edward. Ese gesto la puso nerviosa. Edward asintió.

—Bella, yo regrese a Forks poco después y me encontré con Charlie, en tu casa... — susurro, Bella asombrada escucho atenta las palabras. —No te voy a mentir, Charlie estaba destrozado, pero note que había resignación de tranquilidad en su mirada, de hecho antes de irme me dijo que él sabía que tú estabas bien... fue algo extraño y confuso, sabía que estabas muerta pero era como si también dentro de él era consciente que estabas bien... como dije confuso— explico Alice.

Bella suspiro. Al menos su padre estaba relativamente bien. Lo extraña mucho. A él, a su madre, a Jacob...

—¿Sabes algo de Jacob? — dijo de pronto.

—No, lo siento. No lo vi y dado que no puedo ver su futuro...

—Gracias— susurro Bella.

Tenía tantas ganas de saber qué había pasado con él, pero sobre todo saber sí estaba bien. Se sintió mal, al darse cuenta que no había pensado en él...

—¿Estas bien? — pregunto preocupado Edward. Bella lo miro y asintió.

—Entonces Bella... ¿Qué planes tienes? — pregunto sorpresivamente Alice.

—¿De qué hablas? — dijo desconcertada.

—No logro ver el futuro de nadie, todo es demasiado confuso. Por lo que asumo que todos los Cullen estaremos a tu lado— dijo feliz y sonriente.

Nerviosa la miro y no supo que decir. ¿Ella tenía planes? ¿Qué planes? Ni siquiera sabía que iba hacer hace unos momentos y ahora Alice le decía que su futuro estaba enlazado con el de los Cullen... Entonces lo supo.

—Tienes razón. Hay algo que quiero hacer y estoy segura que ustedes querrán acompañarme... — empezó a explicarles, Alice y Edward la miraban expectantes.

—Quiero regresar a Forks—

.

.o.o.o.o.o.o.o.

.

—¿Podemos hablar? — pregunto Bella entrando al despacho de Alexander. Él levanto la mirada y Bella sintió un nudo en la garganta, la miraba con amor y... tristeza, pero aun así le sonrió y asintió.

—¿Qué sucede? — pregunto.

—Decidí que quiero regresar a Forks... — claramente sus ojos reflejaron dolor.

—Lo entiendo. Haz hecho tu elección...

—¿Qué? — exclamo sorprendida por su conclusión. —Estas equivocado Alexander. Si quiero ir a Forks es porque quiero saber si mi amigo Jacob y la manada están bien, pero sobre todo para saber si mi padre se encuentra bien. —

—Lo entiendo. ¿Dónde te quedarás llegando a Forks? — pregunto segundos después de procesar lo que Bella acababa de decir. Bella se puso nerviosa por la pregunta pero tenía que hablar con la verdad, después de todo a él le afectaría.

—En casa de Los Cullen, pero debo aclarar, que "nos" quedaremos allí, claro si te parece bien— dijo apresuradamente. Vio cómo Alexander pasaba de molesto a sorprendido.

—¿Qué?...

Ya venía la parte difícil de su decisión.

—Quiero que me acompañes a Forks. Te necesito y también Renesme, ella te quiere y yo también. Sé que acepte pensar las cosas pero... sé que es egoísta de mi parte pero yo te necesito cerca de mí, y también a... Edward. Espero me puedas entender— dijo demasiado rápido por lo nerviosa que estaba.

—Para mi será un placer acompañarte Bella— dijo Alexander sonriendo.

—Gracias— dijo completamente feliz.

Había llegado a la conclusión que quería saber que había pasado después de que ella cayera del acantilado, pero sobre todo saber de Jacob. Y Alice tenía razón, estaría en un lugar conocido y ahí pensaría mejor las cosas. Aunque la enorme sonrisa que tenía Edward cuando había decidido quedarse en casa de ellos, le decía que tenía pensado hacer algo... Pero sorpresivamente Alice había comentado que podía invitar a los Montague al viaje y claramente Edward se había molestado, aunque no lo dijo pero su expresión había cambiado... De todas formas ella ya había pensado en eso y le agradecía internamente a Alice que expresara esa idea en voz alta.

Se había decidido que tenía que cambiar de look ya que no podía aparecer por Forks siendo Bella Swan, se haría pasar por una prima lejana de Los Montague, al principio había pensado que sería mejor hacerse pasar por la esposa de Alexander pero no quería herir a Edward, por más que se lo mereciera, tal y como había dicho Alice. A pesar del buen plan que se tenía, había algo que preocupaba a Bella... un extraño sentimiento de angustia. Pero no quiso pensar en eso, aun no quería preocuparse por la decisión que deberá tomar.

.

.o.o.o.o.o.o.

.

Durante el viaje, Bella se había sentido incomoda... en el avión privado iban todos los Cullen y los Montague, todos se llevaban bien excepto... Edward y Alexander. Había demasiada tensión entre ellos. Sus miradas eran puñales a muerte. Se odiaban. Era obvio.

—¡No puede ser! — exclamo fastidiada, sorprendiendo a todos se levanto. —Renesme se comporta mejor que otros— dijo dirigiéndose a ver a su hija, que en esos momentos la tenía Rosalie.

Gracias a Renesme, Rosalie y Bella se habían acercado más, y se llevaban mejor... de hecho ella quiso ayudarla a cambiarse de look, junto con Alice, claro.

—Tranquila falta poco para llegar— dijo Jasper enviando una ola de tranquilidad. Bella sonrió agradecida.

—¿Cómo puedes soportar la tensión? — pregunto mientras Rosalie le daba a Renesme.

—Años de práctica— contesto riendo. Después de conversar un poco más con Jasper, Bella decidió poner toda su atención a su hija...

.

.o.o.o.o.o.

.

—¡Llegamos! — exclamo Alice dando brincos. Después de que el avión aterrizara, ya estaban esperando los coches de la familia. Llegaron en cuestión de minutos... Cuando Alice abrió la puerta de la enorme casa blanca, grito furiosa...

Bella aun no se bajaba del coche, la casa le traía muchos recuerdos... fue entonces que se dio cuenta que tal vez fue mala idea quedarse allí...

—¿Siempre es así? — pregunto Alexander mientras abría la puerta del coche.

—¿Alice? Si por supuesto, seguramente la casa tiene mucho polvo y cosas así. — explico mientras caminaban hacía la puerta.

—¡Valla! Y yo que pensaba que Lilian era exagerada, pero ya veo que Alice la supera— dijo riendo.

—¡TE ESCUCHE ALEXANDER! — grito Lilian indignada mientras se bajaba junto con Nahuel del otro coche. Bella se rió y negó con la cabeza.

—Juntas serán una... ni siquiera quiero pensarlo— dijo aun riendo. Alexander tomo su mano y caminaron juntos. Sintió una punzada extraña... busco con la mirada a alguien. Edward cargaba a Renesme y observaba atento las manos unidas; al sentir que Bella lo miraba, él la miro sonriendo. Era totalmente extraño sentir la necesidad de decirle que... no, no quería pensar en eso...

Después de que Alice empezara a mandar órdenes... la casa estaba relativamente lista. Todos habían decidido ir a cazar y Bella quiso acompañarlos. Edward se acercó a ella.

—¿Vamos? — pregunto pero en ese momento Alexander se acercaba.

—Te acompaño Bella...

—Creo que los dos pueden acompañarla— dijo Rosalie sorpresivamente. Bella la miro incrédula. ¿Rosalie quería que se mataran? No, ella al parecer algo planeaba, pues su mirada brillaba...

—Sí, lleven a Bella a cazar y de una vez también le van enseñando a Renesme— comento Alice sonriendo ampliamente. Después de decir eso, todos se despejaron y tomaron su camino.

—Los guiare, ya que conozco el terreno— dijo Edward.

—Yo llevare a Renesme— comento Bella. Era una forma de mantenerse protegida o al menos eso esperaba.

Bella estaba completamente fascinada observando cómo cazaban. Edward y Alexander eran ágiles y se veían tremendamente... Suspiro. No debía pensar en eso ahora y menos cuando tenía en brazos a su hija.

—¿Estás aprendiendo algo Renesme? — le pregunto. La niña levanto su manita y toco su rostro. Vio imágenes en su mente de los movimientos que habían hecho, tanto Edward como Alexander. Su hija era muy lista.

—¡Vaya! ¡Vaya! ¿Qué tenemos aquí? — dijo una voz cantarina... Bella volteo a ver a quien le pertenecía y se quedó en shock, recuerdos dolorosos regresaron...

—¿Qué cosa tienes en los brazos? No reconozco esa cosa— dijo Tanya mirando a Renesme. ¿Le dijo cosa? Sera una...

—No es una cosa, Tanya. Es mi hija— contesto entre dientes.

—¿Qué demonios haces tú aquí? — pregunto Edward molesto.

—Hola Edward... Después de que te fuiste de mi casa decidí venir a aquí para buscarte. — dijo sonriendo... ¿Edward se había quedado en casa de Tanya?... Bella sintió un dolor en su corazón pero no demostraría nada. No le daría el gusto a Tanya. Sintió que alguien tomaba su mano. Alexander. Su toque era familiar.

—Tanya ya hablamos y te deje claro las cosas. — comentó fríamente Edward.

—Entonces te convertiste Bella. Ya veo. Y esa hija como dices... ¿se puede saber quién es el padre? — ignoro el comentario de Edward.

—Yo soy el padre Tanya. —contesto Edward con orgullo.

—¿QUE? ESO NO ES POSIBLE— grito furiosa. —Un vampiro no puede tener hijos... A menos que ustedes hayan... — se detuvo y su mirada se volvió burlona.

—¡Jamás haríamos eso! — gruño Edward. Bella no entendía de que hablaban, algo malo pasaba.

—Eso tendrás que demostrarlo— lo dijo con una alegría y luego se fue de manera abrupta.

¿Qué fue eso? ¿Acaso estaba loca? Miro a Edward y vio que tenía los ojos abiertos ampliamente...

—Edward ¿Qué sucede? ¿Qué fue lo que pensó? — le hablo angustiada, él la miro.

—Ella cree que nuestra hija fue mordida...

—No me digas que piensa decirle a... — empezó a decir Alexander molesto pero antes de que terminara Edward ya estaba asintiendo.

—¡Se pueden explicar! Yo no leo la mente— dijo irritada y temerosa a la vez. Los dos la miraron y su temor se agrandó.

—Tanya ira ante los Vulturri. — contesto Edward.

—¿Qué tienen que ver los Vulturri en todo esto? — pregunto sin entender.

—Bella, ellos tiene una ley donde está prohibido morder a niños o bebes, y si sucede eso, todos los que estén implicados, amigos, familia... tendrán que morir. — No podía creer lo que escuchaba, pero fue entonces que entendió la alegría de Tanya...

—Alice puede decirnos lo que planean hacer los Vulturri. No te preocupes Bella. Cuando ellos lleguen y vean a Renesme no podrán hacer nada en contra de nosotros— dijo Edward pero Bella ya no podía escucharlo, sentía un temor horrible pero también dentro de ella bullía la furia en contra de esa...

La maldita de Tanya iría ante los Vulturri y diría mentiras con tal de hacerles daño... ¿Por qué tenía que pasar eso ahora? Abrazo a Renesme y cerro sus ojos. Ahora habría que enfrentarse a los Vulturri y sabía que ellos eran capaces de todo con tal de cumplir con sus objetivos... No podía soportar que le hicieran algo a su pequeña. No lo permitiría. Aunque no sabía que pasaría, lo que si tenía claro y sabía perfectamente era que en cuanto volviera a tener frente a frente a Tanya, se vengaría por lo que tenía planeado hacer. Nadie se mete con su familia ni mucho menos con su hija. Nadie.


De nuevo les pido a TODAS las lectoras :$

A quien te gustaria que Bella eligiera: Edward o Alexander?¿

Contesten la pequeñita encuesta que aparece en la siguiente pag... (Recuerden juntar los espacios)

h t t p:/ www .encuestas3dgratis. com/de-13982-Encuesta_En_Heridas_de_Amor_Bella_a_quien_deberia_elegir. php

En serio su opinion se tomará en cuenta!

...

¿REVIEWS/Teorias/dudas?

GRACIAS C: