Ángeles contra demonios

Disclaimer: Ni Naruto ni sus personajes me pertenecen, son de exclusividad de su creador. Yo solo los "pido prestado" para volar en mi imaginación e intentar hacer algo en la de los demás.

SazuSaku – SakuSazu o como quieran decirle.

Capitulo 1

-JuliUchi-

Rosas Rojas

-¡Sa- Sakura ayúdame! –Gritaba Hinata, desesperada por no poder dominar por completo ese poder tan básico.

Sakura se acerco a Hinata, tomo sus manos y las posiciono de manera adecuada.

-Si tus manos no están totalmente desplegadas, no te saldrá –Haciendo esto, un pequeño hilo de luz empezó a aparecer en las temblorosas manos de Hinata. Se notaba con solo mirarla, ella irradiaba una gran emoción por empezar a dominar aquella práctica tan difícil.

Todos los principiantes constantemente acosaban a Sakura con miles de preguntas y suplicas de ayuda. Ella, simplemente sonreía y los rescataba de su situación… Ya que ella era su semi-sensei.

Haruno Sakura; Un Arcángel muy respetada por ello, pero no uno cualquiera, sino que era de los más fuertes. Originalmente ella se dedicaba a destruir demonios y defender a los humanos pero, actualmente se encontraba enseñando a los más jóvenes como usar sus poderes.

-Señorita Sakura, la jefa reclama su presencia –dijo la "aparentemente aterrorizada" secretaria- por favor si es posible acompáñeme rápidamente, la jefa está muy enojada.

-¿Pero qué es lo que sucede que es tan urgente Shizune? –Pregunto Sakura un poco extrañada-

-¡No lo sé! Quizás Naruto… -Susurro-

-¿NARUTO? ¡¿Qué rayos ha hecho ese imbécil ahora? Lo matare, juro que lo matare solo por estúpido.

Todos los novatos se dieron la vuelta a mirar a Sakura, pero no se sorprendieron, su sensei Kakashi –que actualmente se encontraba enfermo, por ello Sakura lo suplantaba temporalmente- constantemente era avisado de incidentes con Naruto.

Sakura corrió a la oficina de Tsunade, la jefa de Ángeles.

-¿Qué sucedió? ¿Qué hizo Naruto ahora? –Su jefa la miro extrañada, pero aun así si aspecto preocupado y alterado no cambiaba.

-¿Naruto? El no hizo nada esta vez… ¡Sino que tienes una misión urgente ahora mismo! –Tsunade comenzó a gritar, lo que exalto más a Sakura.

-¿Urgente? –Hacia mucho que ella no salía a una misión "urgente" porque las cosas habían estado tranquilas según ella creía- ¿Qué es lo que debo hacer? –Prosiguió Sakura.

-Debes cazar a un demonio… como siempre… pero esta vez no será uno cualquiera –Tsunade cerró los ojos lamentándose.

Sakura no entendió su expresión, acaso… ¿ella se lamentaba por cazar a el enemigo?

La jefa Tsunade dejo sus sentimientos de lado y comenzó a explicarle esta misión "especial"; Sakura debía cazar a un actual demonio pero que en sus principios había sido un Angel, el fue desterrado del cielo por matar a su hermano, aun humano, Itachi Uchiha. Los Ángeles allí, no podían matar o lastimar a un humano; bajo ninguna circunstancia.

-Su nombre es Sasuke Uchiha. Es tu deber matarlo ya que él es, actualmente demasiado fuerte y podría causarnos problemas en el futuro. Te recomiendo que tengas mucho cuidado, ya que el aun tiene apariencia humana y podrías caer en sus engaños –Sakura bufo, ella no podría caer nunca en el engaño de un vil demonio.

-Entendido pero… ¿él en donde se encuentra? –Pregunta tonta: era claro que ella no iba a ir a bajar a buscarlo en el infierno.

-En la tierra, al parecer escapo de allí abajo y está en la superficie, pero aun así el está condenado a pudrirse allí por maldito; ¡así que debes cazarlo y devolverlo a donde pertenece! –Sakura verdaderamente se asusto de la actitud de Tsunade, ella normalmente nunca se comportaba así, aun con asuntos del mismísimo Lucifer.

Sakura escucho los detalles de la misión, el Uchiha al parecer tenía una serie de poderes muy raros, pero los poderes de la pelirosa contrarrestaban a los de Sasuke por completo… o eso creía.

-Te repito, debes tener mucho cuidado. Este demonio ya lastimo a muchos de los nuestros. No quiero que a ti también te lastime ¿LO ENTIENDES? –Sakura se puso derecha.

-Sí, entiendo. –Ella se dio media vuelta y salió de allí con el bello erizado.

Debo hacer esto rápido- pensaba Sakura. Ella comenzó a tomar cosas que podrían serle de utilidad, y espero a la señal. Normalmente ella se dedicaba a esto, desde hacía muchos de años serbia a Dios y a los humanos sin ni siquiera vacilar pero… Hoy se encontraba nerviosa, quizás Tsunade no debía asustar así a sus subordinados.

Con la apariencia de 17 años y con la mentalidad de la misma… pero con tantos años como el inicio del mundo, ella no le temía a nada ni a nadie, y tampoco era muy sentimental, ni siquiera en tantos años se había interesado en cosas como el "amor" o en una relación amorosa… aunque tenía muchos pretendientes. Sus ojos verdes esmeralda resaltaban de su rostro perfecto, su nariz respingada iba de la mano con sus hermosos labios delicados, era delgada y con su abdominal estaba levemente marcado por tanta batalla y esfuerzo físico, tenía una altura mediana y una extraña cabellera de rosa pálido un poco rara, pero aun así no dejaba de ser bellísima; era perfecta en todo sentido físico pero, su temperamento dejaba que desear. Aunque era muy servicial y amistosa con los que la rodeaban; hacerla enojar, no era una buena opción si no querías tener la boca sangrando o la nariz torcida por el resto de la eternidad. Ella había nacido siendo Arcángel, su destino la marco así, en verdad ni siquiera tenía padres, ella fue formada con la energía de Dios, así que técnicamente su padre era el todopoderoso, cosa que los demás no eran, los Ángeles comunes fueron alguna vez humanos, ellos sintieron, amaron, en síntesis vivieron. Pero Sakura… Sakura nunca había tenido una vida propia, no sabía lo que le gustaba y lo que le disgustaba, nunca había llorado, o reído desde el corazón, no conocía muchos sentimientos, pero a ella no le importaba ese tipo de cosas, su corazón nunca se debatió entre dos cosas, sino que siempre vivió para pelear.

Ella solo contaba con una sola persona: Naruto. El era otro Arcángel, y ella sentía que en verdad era como su hermano. Nacieron juntos y desde allí nunca se separaron. Naruto era tan fuerte como ella, juntos nadie los había vencido, pero no en todas las misiones ellos estaban unidos, justo como en esta misión Sakura tenía que ir sola, y en verdad no le importaba mucho.

La pelirosa, lista para partir; sintió el llamado y se dirigió hacia la plataforma de salida. Muchos Ángeles curiosos, cumplieron la función de espectadores para ver salir volando a Sakura hacia el mundo de los humanos, el objetivo: Sasuke Uchiha.

Lo que la pequeña no sabía era que… ese despegue cambiaria la vida de personas, incluyendo la suya.

Faint ~ Linking Park

I am a little bit of loneliness, a little bit of disregard
Handful of complaints but I can't help the fact
That everybody can see these scars
I am what I want you to want, what I want you to feel
But it's like no matter what I do, I can't convince you
To just believe this is real
So I, let go watching you turn your back like you always do
Face away and pretend that I'm not
But I'll be here cause you're all that I've got

I can't feel the way I did before
Don't turn your back on me
I won't be ignored
Time won't heal this damage anymore
Don't turn your back on me I won't be ignored

I am, a little bit insecure, a little unconfident
Cause you don't understand I do what I can
Sometimes I don't make sense
I am, what you never wanna say, but I've never had a doubt
It's like no matter what I do I can't convince you for once just to hear me out
So I, let go watching you turn your back like you always do
You face away and pretend that I'm not
But I'll be here cause you're all that I've got

I can't feel the way I did before
Don't turn your back on me
I won't be ignored
Time won't heal this damage anymore
Don't turn your back on me I won't be ignored

Hear me out now
You're gonna listen to me like it or not
Right now, hear me out now
You're gonna listen to me like it or not
Right now

I can't feel the way I did before
Don't turn your back on me
I won't be ignored

I can't feel the way I did before
Don't turn your back on me
I won't be ignored
Time won't heal this damage anymore
Don't turn your back on me I won't be ignored
I can't feel
Don't turn your back on me I won't be ignored
Time won't tell
Don't turn your back on me I won't be ignored

Todo estaba listo.

Sakura desplego sus hermosas alas blancas y todo el mundo quedo atónito. Sus alas eran muy grandes y las plumas que las cubrían estaban muy limpias. Ella era por lejos el Angel más hermoso, y muchas le tenían envidia e incluso odio, pero a Sakura, como a muchas otras cosas; no le daba importancia.

Empezó a sacudir sus alas, hasta que tomo vuelo y se dirigió a su misión de "alto riesgo".

No se tardo mucho hasta llegar al mundo de los humanos. Pero ella no iba a allí por placer, estaba ahí por un asunto muy serio. Un demonio se había escapado y debía capturarlo o incluso… eliminarlo.

Sakura se había informado, él actualmente se encontraba en Japón, mezclado con los mortales. Ella estaba muy lejos aun, se encontraba en un parque muy grande, lleno de verde y muchas rosas… rosas eso impresiono a Sakura, había tantas rosas que no se llagaba a ver en donde terminaban… Un pajarillo comenzó a cantar sacando a la pelirosa de su transe con las rosas para acordarse de que debía irse antes de que algún humano la viera.

Partió de allí rápidamente, sus ojos estaban concentrados en las rosas rojas, eras bellísimas e interminables. Cuando se acordó de algo que le avían dicho hace mucho tiempo…

-Flashback-

Hace unos años –unos cientos de años- se había encontrado una rosa roja sobre su cama.

-¿Qué es esto? –pregunto la aun somnolienta Sakura. Tomo la rosa y la olio, obviamente olía riquísimo pero, había algo que de repente la preocupo.

-¿Quién rayos entro a mi cuarto sin permiso? –Grito enfadadísima.

No fue hasta unos momentos después que una de las sirvientas entro a su cuarto.

-¿Qué significa esto? –le pregunto a la sirvienta.

-Bueno es una rosa ¿no? –Dijo bromeando hacia la cabreada Sakura, luego siguió- ninguna flor ha sabido tocar tan profundamente tantos corazones. La rosa roja tiene encanto... Posee un costado sensual exquisito, que ninguna otra rosa posee. Evoca un sentimiento romántico...pensamientos de pasión... trasmite el significado del amor... una excitación romántica de amor... Añadiendo a las rosas rojas, rosas blancas en el mismo ramo, el mensaje es aún más claro: se hace una invitación a un amor carnal.

La pelirosa se ruborizo delicadamente y fulmino con la mirada a su querida sirvienta que se sentaba en su cama; mirando hacia el gran ventanal, por el entraban unos cálidos rayos de sol que habían despertado anteriormente a Sakura.

-Dime ¿quién entro a mi cuarto? ¿Tú lo dejaste pasar? –Sakura hablaba muy rápido, no le gustaban las intromisiones, menos en su cuarto, y menos aun si ella estaba dormida.

-Tranquila, un chico me pregunto si podía pasar, y yo no lo deje, pero insistió tanto que acepte la rosa por ti, y la traje a la cama, pero él no llego ni a entrar a la casa.

Sakura respiro aliviada, pero algo le avía llamado la intención.

-¿Chizuru como sabes tanto de flores? –Pregunto curiosa a su sirvienta.

-Mi madre me enseño cuando aún era humana, y todavía me acuerdo… -Chizuru cerro lo ojos, ella estaba recordando sus días como humana.

-Cuéntame un poco más, es… interesante… -Sakura volvió a ruborizarse, pero comenzó a prestar atención a lo que le contaba Chizuru.

-Fin de Flashback-

Eso, eso le llamaba la atención a Sakura. La rosa transmitía amor… y ella tenía en frente millones de rosales todos en flor. Algo debía significar…

-¿En qué rayos estoy pensando?-se dijo- Debo apresurarme sino… - y comenzó a volar más rápidamente por los hermosos cielos rojizos.