Título a lo "argentino", que conste.

Disclaimer: Botineras no me pertenece. De ser así Chiqui y Mía serían hermanos (porque tienen cero química como pareja), Giselle seguiría siendo la genialidad que era en un principio, y Lalo sería menos pendejo. Todo de… ¿de quién es? *googlea* de varios, empezando por Sebastián Ortega. En general, podríamos decir que le pertenece a Telefé (leer con la voz del locutor).


La sosedad de este drabble duele. Lamento mucho, intimisky, no poder llevar a cabo el prompt que me dejaste hace meses, pero intenté retomar la serie para ver el final y no hubo caso. Mi interés por Botineras murió junto a Gi (que dicha sea la verdad: lo hicieron a tiempo, porque el personaje tan genial que era se había convertido en un monstruo del ooc).

Así que está basado en el capítulo 65, a duras penas (que es donde dejé de ver la serie)… cuando ellos recién comienzan con su relación. Espero que igualmente te guste ^^, porque me esforcé en hacerlo.

200 palabras redondas. No me costó redondearlo esta vez (últimamente no podía hacerlos redondos).


El Chiqui había agotado su paciencia para con él, y no le resultaba extraño. Después de todo, había ido mil veces a golpearle la puerta rogándole por ayuda para después patearlo, como si fuera un balón de fútbol.

Entendía muy bien lo que Cristián trataba de decirle: no podía confiar en nadie —ni siquiera en Nino—. Se daba cuenta de que estaba solo; que nadie iba a librarlo de esa. Y tampoco lo pedía… era lo suficientemente grandecito para arreglárselas solo.

¿No era eso lo que siempre decía? Lo cierto es que estar solo por decisión propia, es una cosa; distinto es cuando te quedas solo, sin opción.

Y tal vez por eso le abrió la puerta, de una manera literal y metafórica.

Lo invitó a entrar, a ingresar a su vida, por la sencilla razón de que necesitaba a alguien con quien hablar sin que lo juzgase. Alguien que no le reprochase nada; ni le preguntase sobre Vanina, Giselle y la mar en coche.

Alguien como él.

Pero cada paso que daba "El flaco" metiéndose en la habitación y en su vida, dejaba una estela de culpa difícil de borrar. Le inquietaba, pero tampoco podía ni quería evitarlo.


Fin


Confieso algo: Lalo me cae demasiado mal XD una pena, porque la pareja me interesa (o debería decir "me interesaba").

Me hubiera gustado hacerte algo mejor, porque todavía —y por siempre— atesoro el drabble que me hiciste; pero después de tanto tiempo me di cuenta de que no iba a poder continuar la serie, así que decidí hacerte el drabble con lo poco que tenía hasta el momento de esta parejita ^^.

17 de agosto de 2011

Merlo Sur, Buenos Aires, Argentina.