MORE THAN JUST FRIENDS

.

.

.

Disclaimer: Los personajes pertenecen a mi ídolo personal Stephenie Meyer, todo lo demás me pertenece.


Capitulo 16: Un te amo no es suficiente

Bella: POV

Al llegar a casa estaba muerta, no había visto a ningún Cullen en todo el día, Bueno a excepción de Edward.

Su nombre en mi boca me causaba tristeza, no podía creer todo lo que él pensaba hacerme. Cuando Tanya me había contado todo la noche anterior, no le había creído, al menos no del todo pero que mas para confirmármelo que la actitud de él en clase de Biología el día de hoy, empezó a darse cuenta que existía y quería que fuéramos más que amigos.

Borre esos pensamientos y trate de comunicarme con ella, Alice y yo habíamos hablando ese día en la mañana para hablar sobre uno de nuestros proyectos de Ciencias y todavía tenía ciertas dudas, además quería preguntarle cómo había ido su día.

¿Teléfono apagado? ¿En serio?, Alice Cullen jamás tenía su teléfono apagado a menos que ella pensara que la interrumpirían y…

Espero que este con Jasper, me reí fuerte Solo por eso lo dejaría pasar ya pagaría la tarifa de contarme todo después.

Estaba tan cansada tanta física y emocionalmente.

Después de salir de clases me fui a comprar con Ángela, Ben y Jacob algunas cosas para la fiesta del próximo viernes por la noche. Alice iba a estar un poco frustrada porque no la llevamos pero se le iba a pasar apenas supiera que el tema escogido para la fiesta era de disfraces.

No había nadie solo yo en mi casa no lo notaba raro, deje las llaves en la mesita y me dirigí a la cocina, donde estaba una nota en el refrigerador, decía de mama para Bella y entre comillas rezaba la palabra "Importante" la tome y la metí rápidamente en mi bolsillo. No me preocupa la precaución que dejaba René, era martes hoy tocaba en casa de Harry y su esposa la comida de los martes, aparte las emergencias de René siempre son "deje algo de comida en el refrié" o "come algo muchachita en cualquier momento te llevara e viento", siempre dramática bebí un poco de agua y empecé a reír sola tenia la casa para mi sola.

Me sentía extrañe en mi propia casa, no le preste atención a mi presentimiento y subí rápidamente las escaleras con el montón de bolsas que había comprado junto con Ángela, las tire todas en mi cama, me deshice de mi camisa, para quedar solo en mi sostén negro de encaje, busque un vestidito para dormir que había comprado con Alice hacia ya mucho tiempo en una de esas salidas obligadas, me envolví en mi pequeña bata y me metí en el baño, gaste toda el agua caliente que mi tina me pudo ofrecer y si que fue mucha, cuando ya estaba totalmente relajada, Salí de la bañera me envolví en mi bata me pase exactamente 45 minutos metida allí alisando mi cabello relajándome. Lo único que me detuvo de mi fuerte sesión de relajación fue mi pequeño estomago rugiendo de hambre, al entrar a mi habitación me vestí rápidamente con el vestidito azul eléctrico que caía hasta un poco más arriba de mis rodillas. Mi cabello lo ate –puesto que ya estaba totalmente seco- en una alta y estilizada cola de caballo. De paso golpee con el dedo gordo de mi pie el interruptor de mi ordenador para que estuviera listo para cuando subiera.

Baje de dos en dos las escaleras, sin fijarme siquiera en la sala lo único que tenía en mente era calentar algo de lasaña que había traído mama de la casa de Sue el domingo, aunque no conociera a Sue en persona ya me caía bien, se preocupaba de mi alimentación.

Saque una buena porción de esta y lo coloque en un gran plató, le coloque un poco de papel encerado encima para que no se secara y quemara en el tope. Lo metí al horno, y Salí disparadas escaleras arriba de nuevo a mi habitación

Mi ordenador ya estaba listo para usarcé, mientras revisaba su perfil en Facebook me di cuenta de lo que Edward le había dicho. Todo eso le inundaba su cabeza y no sabía que podría hacer, ¿se suponía que tenía que creerle a Tanya?

El olor de la lasaña empezó a llegar al piso de arriba, Salí disparada de nuevo a la cocina pero esta vez si me fije en la sala, y lo que vi me sorprendió.

Edward: POV

Estaba todo listo, René me dejo estrictas normas, y como iba a hacer las cosas. Estaba nervioso no podía negarlo, como decirle todo lo que había pasado, el amor desde niños los celos y el no luchar cuando Jacob la llevo al baile todo por el maldito miedo de perder la amistad, me separe de ella la deje sola, cuando pude haber hecho muchas otras cosas distintas, este día tenía que intentar hacer todo distinto

¿Quería Bella?

No la quería la amaba y yo necesitaba ese amor, estas dos semanas, donde ella no se me acercaba ni a decir solo un escueto ¡Hola!, había tenido repercusiones en mi corazón.

Había traído muchas cosas, como el dibujo que hizo ella de nosotros cuando estábamos en tercer grado, la foto de pequeño e incluso un peluche que ella me había dado cuando tenía 7 años y no podía dormir por las pesadillas.

Las llaves sonaron afuera de la casa, si no supiera que es de seguro Bella estaría muy asustado, porque Charlie me encontrara aquí, pero René había sido muy específica en las cosas.

El sonido sordo de la puerta cerrarse retumbo un poco, Bella ni siquiera se fijo en la sala en que me encontraba, la podía ver de espaldas todavía tenía la ropa de esa mañana Leggins y camiseta azul eléctrico.

Llevaba muchas bolsas, que dejo en la mesa del comedor, y se sentó con el celular en su oído en el sofá de ese lado de la casa.

Comenzó a reír como loca, y se fue arriba la llave de la regadera abrirse fue lo que escuche a continuación, siglos después Bella bajaba las escaleras con una bata pijama tipo vestido de azul eléctrico se veía muy sexy debía reconocer.

Volvió a subir la escaleras y no me vio, ya estaba tan nervioso que mis manos estaban heladas, no quería sorprenderla quería que ella se dieran cuenta que yo estaba aquí.

La lasaña comenzó a penetrar mis sentidos, sin embargo mi estomago lo que hacía era retorcerse de nervios.

Mi teléfono celular comenzó a sonar.

-Emmentt, todavía no tengo noticias –dije serio.

-Ojala que todo salga bien, el plan es perfecto- me respondió.

-Yo se que el plan es perfecto debe funcionar va a funcionar- trate de convencerme de eso.

Sentí ojos clavados en mi espalda, así que el momento había llegado, -Te hablo luego- cerré mi teléfono y suspire pesadamente para encontrarme a Bella llorando.

-No va a funcionar Cullen –dijo fuertemente con los ojos cerrados.

-Bella, tú no sabes…

-¿Qué no se? ¿Crees que no se de tu plan de conquistar a Bella para darle celos a Tanya?, pues no Cullen te quiero bien lejos de mi vida.

-De que hablas celos a Tanya? –Dije negando- Bella estas confundida, yo no necesito darle celos a Tanya.

-No me mientas Edward lárgate de mi casa y busca a otra para tu jueguito sucio, porque tu mejor ex amiga la tonta Isabella Swan no te va a ayudar en nada me oíste en nada –grito dándome golpes en mi pecho.

-Bella, déjame explicarte, todo lo que paso con Tanya…

-No quiero explicaciones, si te sientes tan triste de que te terminen aprende de una vez que no todas las mujeres son igual de idiotas y estúpidas como yo con un demonio Edward largo de aquí y usa a otra.

-Bella….

- Dije que en este instante Edward Anthony Cullen Masen – estaba hecha una fiera y se sentía muy mal, no quería dejarla ir y no lo haría.

-No lo hare Isabella no seas terca –dije alzando un poco la voz pero nunca más que ella, dicho esto tome su cara entre mis manos y la comencé a besar, estaba estática y trataba de soltarse pero no la deje al fin después de toda una vida podía saborear bien sus labios, eran dulces carnosos, algo que necesitaba quería anhelaba, su corazón latía rápido y a niveles iguales de altos que el mío, la amaba la necesitaba en mi vida para que esta estuviera completa y no la quería como amiga la quería como mi novia, como la mujer que amo.

Después de parar el beso que habíamos iniciado, mi boca busco por aire y vi que ella está igual, hasta ese momento no me había dado cuenta que la tenia acorralada en una de las paredes de la sala y que ella solo llevaba ese vestidito.

-Bella –dije en susurro, Ella cerro sus ojos y se negó a mirarme- Mírame por favor necesito decirte algo importante, por favor –suplique rozando mi nariz con la suya.

-Nade de lo que digas hará cambiar mi posición Edward –dijo en susurro.

-Bella, necesito decirlo, Te amo –solté, ella abrió los ojos y la ira volvió a ella…

-Tú no amas a nadie, ni te das cuenta cuando alguien te ama incluso aunque este a tu lado, maldita sea. Tú no sabes que es amor, tú juegas Edward y yo no estoy para jugar con nadie.

-Bella…

–No caya –grito poniendo un dedo en mi pecho.

-Acaso no te das cuenta cuanto me heriste cuando llegaste con tu novia Tanya, no te diste cuenta como moría cuando tenias novia, ¿acaso eres ciego?

-Sabes que ya no importa lo único que quiero que te vayas de aquí, porque ya no soy tonta.

¡No lo soy!

-Nadie cree que seas una tonta Isabella!

-Conmigo basta y sobra Cullen!

-Otro beso-

-Nunca dejare de luchar por ti ¿me oíste?- beso- nunca- jamás- besos-.

-Te odio Edward no sabes cuánto.

Mi corazón se quebró ella me odiaba, aunque podría ser la rabia pero en ese momento me odiaba ella lo había dicho.

-Te amo Para siempre Bella, lo prometo- dije antes de cerrar la puerta de la casa, estaba lloviendo a mares, al menos el clima iba a hacer adecuado para mi estado de ánimo, apresure para subirme al volvo, necesitaba un lugar para pensar y meditar, pensar en ella y en sus besos. Y lo único que estaba seguro era que mi casa no era ese lugar.


Hola, chicas ¿Como estan? espero que muy bien! aqui les deje el capitulo del dia de hoy! cualquier comentario que tengan respecto a el ya saben que hacer :D

muchisimas gracias nuevamente a las que agregan a favoritos siguen y comentan esta historia! :D no saben cuanto valoro su apoyo.

Ya sin mas nada que decir me despido, Hasta mañana! :D

Editado: 29-08-12

¿Reviews?

-Lili-