Ken-chan


Ella era una niña muy curiosa, claro que sí; por eso le gustaba estar en el hombro de Ken-chan, porque desde ahí podría ver todo lo que sucediese, porque Ken-chan era muy pero muy alto, además de que Ken-chan siempre estaba en lugares increíblemente interesantes, por lo menos para Yachiru así lo eran. Otra cosa interesante de Ken-chan era esa obsesión extraña que había desarrollado hacia Ichigo, y es que para la teniente del onceavo escuadrón del Gotei 13 era tan divertido; si Kurosaki estaba, Ken-chan era feliz.

Así que a ella no le importaría tener que buscar al de cabellera naranja sólo para ver a su tan apreciado y querido Ken-chan sonriendo.


Yachiru me encanta, y por eso escribí esto hace mucho tiempo.

Es uno de mis Drabbles favoritos escritos por mí.