Bienvenidas una vez más, no me rindo! jajaja Bien, aquí con esta nueva historia. Será intensa como ya verán en el primer capi, un Edward soldado, una Bella reportera. Como escenario central Libia actual, ya saben... la guerra. Solo decirles que espero que les guste porque yo lo amo, soñé esta trama hace dos años, aquí esta hecho tinta... una cosa debo decirles y se que con esto me arriesgo a perder muchas lectoras, el lemmon vendrá pero muy luego, o sea, con el fic muy avanzado, así que si esperan eso de entrada, este fic no es para ustedes. Espero que al contrario, sepan valorar una trama muy rica como la que quiero darles con este fic. Besos y espero sus reviews. Por cierto la portada está en mi perfil y debajo de cada capi iré poniendo los links de la musica, solo sáquenle los espacios y disfrutenlas.


Summary: Me pongo a preguntarme a mí mismo ¿qué es lo que ha ido mal en este mundo en que vivimos? Lucho en un lugar donde no quiero estar, cuando donde quiero estar es contigo… no quiero besar mas banderas, ni cavar mas trincheras... quiero estar contigo. Olvida el infierno en que nos conocimos, brilla… mientras yo seguiré manteniendo la fe despierta


Mi vida en tus brazos


POV Bella:

_Mike, envíame las copias a mi correo, las necesito para hoy a la tarde, la cosa se está poniendo fea aquí y queremos salir hacia Tobruk lo antes posible, perderé conexión allí…_

_Lo sé Bella, solo dame unas horas, el departamento de edición está en eso…_

_Las necesito ahora Mike_ enfaticé deslizando mi mano por mi cabello, exasperada era lo mínimo que sentía en este momento _Ben está editando el reportaje y te lo enviaremos lo antes posible, Jake ha tomando unas cuantas tomas más y estaremos listos para partir_

_Ok, pediré que esté listo en una hora, preparen todo y salgan de allí a penas lleguen las copias_

_Bien, gracias._

Colgué el teléfono y lo dejé sobre la mesa donde tenía mi laptop y mis cámaras fotográficas. Continué editando las que había tomado esa misma mañana, quería enviárselas a Mike de una vez junto con el reportaje de Ben. Nos quedaba pocas horas aquí y ya nos habían avisado tres veces desde el consulado que teníamos que abandonar el país lo antes posible, habíamos protestado obviamente, pero era para mejor. Estábamos en el ojo de la tormenta y ya había rumores que los rebeldes y los enviados de la OTAN estaban cerca de nuestra área y solo quedaba un puñado de medios de prensa en la ciudad, el resto ya se había ido. El hotel donde estábamos había quedado prácticamente vacío, teníamos nuestro transporte esperando afuera, una Band gris polarizada que nos llevaría a la ciudad cercana de Tobruk antes de que Tripoli terminara por estallar en llamas.

Habíamos llegado hacía dos semanas atrás, cuando el conflicto se intensificó, éramos tres corresponsales de la cadena de noticias de Fox, Ben el reportero frente a la cámara, Jacob el camarógrafo y yo la fotógrafa destinada a obtener imágenes para el periódico nacional de la cadena. Mike y su equipo nos ayudaban desde los Estados Unidos, aunque Mike era un total idiota, hacía medianamente bien su trabajo. Aún a la distancia él nos conseguía el hospedaje, los boletos cuando teníamos que viajar por aire y los puntos importantes del conflicto.

_¿Qué dijo el idiota de Mike?_ levanté la mirada cuando oí la voz distorsionada de Jake salir de la cocina, venía masticando groseramente con un sándwich en la mano, lo levantó mostrándome _¿quieres un poco? Es de cordero… es raro, pero está bueno_

_No gracias_ dije pensando en la cantidad de tiempo que había estado esa carne en el frízer, no teníamos muchas provisiones, de vez en cuando los soldados de la OTAN que habían venido para ofrecer ayuda humanitaria, nos proveían de comida, pero usualmente duraba poco, porque teníamos que racionar por varios días. El comercio en la ciudad se había detenido y teníamos que conformarnos con lo poco que podíamos obtener, el agua escaseaba y la que había se le daba a los residentes que estaban más faltos que nosotros.

En días tranquilos como esta mañana, en la que los ataques se detenían, Jake y yo salíamos a recorrer las calles de Tripoli y captábamos con nuestras cámaras el desastre que la ciudad estaba sufriendo.

Algunos eran desarraigados de sus casas y los militares habían armado refugios en zonas laterales a la ciudad, edificios vacíos y derrumbados por el bombardeo que habíamos sufrido días anteriores, gente pidiendo comida y buscando lo que pudieran encontrar de sus pertenencias entre los escombros. Niños de la mano de sus madres, llorando por la muerte de algún ser querido, habían sido pocas las bajas en la ciudad desde que comenzaron los ataques, la llegada de los militares de la OTAM los había detenido y habían menguado las muertes, además habían comenzado a evacuar a gente hacia refugios cercanos en otros países cercanos donde la guerra no hacía sus estragos, aun así, con la ciudad medio vacía estaba devastada y no solo visiblemente.

Trataba de que mis capturas no fueran tan crudas, por respeto a esas personas, pero la cadena me pedía que capturara la real condición en que se encontraba la ciudad y los aledaños. Por una lado le encontraba utilidad, si mostraba la crudeza y lo real las campañas humanitarias iban a ser más y mucho más rápidas con la ayuda. Libia sangraba y más allá de toda convicción… la gente sufría.

_Mike nos enviará los archivos en una hora si es que el departamento de edición alcanza a finalizarlo. ¿Tienes ya todo montado en la camioneta?..._

_Si, falta lo tuyo y nada más. Se está haciendo de noche por lo que tendríamos que estar preparados._

_Lo sé…_ murmuré editando mis fotografías y seleccionando cuales íbamos a enviar al centro de actividades de la cadena _Solo déjame hacer esto y ya estaré lista, Mike necesita las imágenes, si tal vez se las envió a tiempo él nos enviará lo nuestro con la misma rapidez… ya sabes cómo es de idiota_

_No hay nadie en el edificio, los últimos corresponsales, los italianos ya se fueron… hace una media hora_ murmuró mirando su reloj de mano.

_¿Dónde está Ben?_ pregunté preocupada. Era más que sabido que Ben era intrépido, por algo lo habían enviado aquí con nosotros, era corresponsal de guerra por experiencia. Él había estado en Bagdad, Irak y Afganistán en los últimos años y había sido tan osado como para meterse en el CIC1 cuando fue el atentado en el 2001.

_Se fue a buscar algunas provisiones para el camino_ Me lo imaginé en alguna huerta cercana intercambiando comida por dinero, eso era muy de Ben.

Estaba trabajando ya con la última fotografía, una niña en brazos de su madre esperando en la fila de desdichados que esperaban por un plato de comida que los enviados de la OTAN estaban repartiendo entre la gente, un mejunje marrón verdoso que para ellos era su única fuentes de nutrientes y comida por todo el día. Jake terminaba su privilegiado sándwich de cordero y Ben aún no llegaba, cuando de repente se fue la luz y una fuerte alarma comenzó a sonar.

_Bella!_ gritó Jake desde algún lugar, era casi de noche y no podíamos ver más que el resplandor de lo que sucedía afuera. _Los rebeldes! Apúrate! Vámonos… buscaremos a Ben!_

En seguida salí de mi parálisis inicial y cerré mi laptop, las fotos tendrían que esperar.

Me apresuré a tomar mi laptop y mi cámara de fotos junto con mi bolso, no había tiempo para más.

_Bella!..._ miré a Jake y un manojo de llaves cayó entre mis brazos repletos, _sube a la Band, iré a buscar a Ben a la huerta, tal vez lo encuentre en el camino, mantente segura y ve hacia allá_ salió del edificio antes de que pudiera decir palabras.

_Mierda!..._ grité caminando entre la oscuridad hacia la puerta, pero antes de llegar a ella, un resplandor anaranjado iluminó todo el cuarto junto a un gran estruendo, el piso se movió y caí de rodillas sosteniendo mi capara y laptop en mi pecho, solo escuché los gritos de los que quedaban en las calles y la sirena que continuaba sonando… _Jake!_ grité horrorizada.

Nadie me respondió.

Traté de levantarme pero una nueva sacudida me devolvió al suelo… un nuevo resplandor, un estallido cercano y más gritos. Se oían aviones surcando el cielo, los F-35 Lightning habían comenzado a bombardear nuevamente Tripoli y esta vez no habíamos podido escapar a tiempo.

En cuclillas me arrastré hasta la esquina de la habitación con mis pertenencias aferradas a mi pecho, todo lo tenía allí, mi trabajo entero de toda mi carrera como fotógrafa profesional, no podía perderlo.

Entonces los estallidos se hicieron más intensos, todo era un caos… la sirena de la alarma, los gritos, el sonido de helicópteros, los aviones surcando el cielo, el sonido de las bombas al caer… ese silbido horrendo. Llevé mis rodillas a mi pecho y sostuve mis cosas así tapándome la cabeza con mis manos.

El ruido se entremezclaba con el sonido de mi llanto, en algún momento el miedo me había embargado y había comenzado a llorar desesperadamente. Todo se había perdido…

_Charlie_ dije entre dientes tratando de contener mi llanto _mamá, los amo tanto!_ tenía la necesidad de decirlo en voz alta, escucharlo por encima de todo el caos que afuera estaba sucediendo.

Sentí entonces voces fuertes, gritos gruesos y firmes. Hombres…

_Sigan buscando! Tenemos que salir!_ gritó alguien. Quise gritar para que me oyeran… pero mi llanto me lo impidió. Solté mis brazos de mi cabeza y miré la entrada del departamento, no había nadie pero pude ver el humo… algo se estaba incendiando.

Oh cielos!

_Ayúdenme!_ grité tratando de levantarme, pero mis rodillas habían golpeado contra el suelo y sentía mucho dolor _por favor_ gemí entre sollozos.

_No hay civiles aquí Señor!_ gritó un hombre, estaba cerca… estaba tan cerca.

_Aquí!_ grité nuevamente arrastrándome hacia la puerta. Las explosivos seguían cayendo por toda la ciudad…

_Comandante!... espere…_ gritó nuevamente.

_Masen! Tenemos que salir de aquí…_

_Hay alguien…_

Entonces lo vi entrar. Era un militar todo camuflado, de su rostro solo veía un ojo, el otro estaba tapado por un dispositivo de visión infrarroja, llevaba un arma en las manos, una ametralladora y se comunicaba con los demás con un dispositivo colocado cerca de su hombro. Cuando me vio corrió hasta mí tomando su hombro e inclinando un poco su cabeza hacia él.

_Hay un civil aquí arriba!... el área está despejada, no veo a nadie más!_

Cuando llegó a mi se acuclilló a mi lado y enseguida saqué mi credencial de corresponsal estadounidense de mi bolsillo trasero, cuando se lo mostré él asintió con la cabeza y corrió a un lado su lente de visión infrarroja.

Con los destellos de las luces de afuera vi el color de sus ojos… verdes, más luminosos y vivos que el resto de su uniforme, su rostro manchado con tinte negro difuminado, me miraba con expectación y preocupación.

_¿Estas bien? ¿Estas herida?_ preguntó escaneando mi cuerpo rápidamente. Negué con la cabeza. _¿Puedes caminar?_

_Creo…_ gemí pasando mis manos por mis rodillas adoloridas.

_Camino despejado!_ gritaron por su radio. _Sal de ahora Masen!_

_Copiado_ respondió él activando brevemente su pequeña radio. Luego volvió a mirarme fijamente, su intensa mirada enfatizando lo que iba a decir _escúchame bien, tenemos que salir de aquí. Si puedes caminar hazlo lo más rápido posible hacia la salida, uno de los morteros tocó un lado del edificio y el fuego lo está invadiendo ¿puedes hacerlo?_

Asentí nuevamente.

Entonces él me tomó de los codos y me ayudó a pararme, me aferré con fuerza a mi laptop y cámara de fotos.

_Déjalo!_ gritó él cuando un nuevo estruendo se escuchó en el edificio, _no correrás tan rápido llevando eso!_

_No_ negué con la cabeza _es todo mi trabajo_

_Mierda_ gimió. Se separó de mí y colgó su ametralladora en un hombro para luego, en un movimiento rápido y limpio, tomarme de las rodillas y la espalda y cargarme entre sus brazos como un bebé.

Entonces comenzó a correr…

Cuando salimos al corredor vi el fuego en las habitaciones del fondo, pero él corrió en sentido contrario hacia donde estaban las escaleras. Con una mano me colgué de su cuello y con la otra aferré mis pertenencias a mi pecho, escuché que gritaban desde abajo cuando un nuevo avión voló sobre nosotros.

Bajamos el primer tramo de la escalera pero cuando nos faltaban solo dos pisos para llegar al primer piso, un nuevo estruendo se escuchó y todo el edificio se estremeció.

Él gruñó maldiciendo y se agachó conmigo, cubriendo mi cuerpo cuando algunas vigas del techo cayeron cerca de nosotros. Afuera se sentían disparos… un caos tremendo, un verdadero infierno,

_Masen, hazlo cuando te demos la orden! Código rojo aquí!_ gritó alguien por su radio.

_Copiado!_

Nos quedamos allí, en la esquina del hueco de la escalera, el acuclillado conmigo en su regazo nuestra respiración era errática, la de él por el esfuerzo, la mía por mi estado de pánico y miedo absoluto.

Más disparos… ametralladoras acabando sus municiones. Mi cuerpo se estremecía con cada uno de ellos y podía sentir que cualquiera de esas municiones podía entrar por la pared y destrozarnos.

_Vamos a salir de aquí…_ dijo en voz baja de manera calmante.

_Mis compañeros… estaban por aquí_

_Hay soldados por todos lados, los habrán encontrado_ respondió rápidamente mirando por la puerta del hueco de la escalera, aún se veía el resplandor anaranjado, señal de que había fuego allí afuera. _Tú estarás a salvo…_

_Tengo miedo, dios… tendríamos que habernos ido antes!_ murmuré casi para mí cerrando los ojos fuertemente y dejando caer unas cuantas lágrimas.

_Hey!... estaba previsto que esto iba a suceder, pero no fueron los únicos obstinados_ dijo volteando a mirarme _¿cómo te llamas?_

_Bella… soy Bella._

Asintió con una sonrisa de lado breve y… hermosa, para luego mirar nuevamente hacia la puerta de la escalera, entonces fue cuando comenzamos a escuchar las astas de un helicóptero acercándose,

_Bien Bella… ¿sabes qué?_ dijo aforrándose más fuerte a mí _soy Edward y yo te sacaré de aquí_

La sinceridad y la determinación brillaban en sus ojos… y fue cuando supe que mi vida estaba en sus brazos.

...


1- Centro Internacional de Comercio (CIC)

*O* Me gustó investigar, no me gustó enterarme de muchas cosas que se desatan con una guerra, pero corazón fuerte y tripas y aquí está el producto final... espero que les haya gustado, el próximo capi es un POV Edward e irá desde este punto en adelante... no repetiremos nada. Los POV se intercalaran entre Bella y Eward, besotes! y Que suerte que al final este capi fue mas largo de lo que tenía pensado, quien dice que todos sean así, fue tanto mi entusiasmo que lo hice en media mañana. Reviews por favor! gracias.

N/A: La mayoria de los capis serán cortos, pero actualizaré por lo menos dos veces a la semana.