Disclaimer: La historia pertenece a Eduardo Barrios a quien le he cambiado los personajes para mezclarlos con la maravillosa saga de Twiligth… Ellos pertenecen a Stephanie Meyer y yo solo juego con ellos…

El Niño que Enloqueció de Amor

Capítulo 1

El diario de Edward….

Hoy ha comido aquí otra vez don Carlisle Cullen. Es el hombre más inteligente que conozco. Como que cuando él habla, todos le escuchan y le encuentran razón. Yo, sobre todo, le encuentro razón siempre, dice cosas que uno siente.

Quizás no se habrá fijado uno mucho en esas cosas, pero las ha sentido y son la pura verdad. Esta noche me ha dicho que a la oración, junto con las golondrinas, pasan volando las campanadas de la iglesia. ¡Y es cierto, pasan volando¡ Después me ha dicho:

-Eso quiere decir que los niños, como las golondrinas, deben prepararse a esa hora para dormir… - lo cual ya no me parece nada interesante. ¡Si él supiese cuánto me cuesta dormir a mí!

También hablo en la mesa de un diario que él lleva de su vida. Después de comer, me ha hecho muchos cariños.

-¿Qué es eso de un diario? – le pregunte mientras el revolvía mi cabello, tan parecido a mi madre.

-Un cuaderno – me ha explicado – en donde algunas personas escriben todos los días lo que les pasa, porque a veces no se pueden conversar con nadie ciertas cosas.

-Es cierto – le dije y precisamente esas cosas eran las más importantes, las que más se deseaban hablar y que no se podían, sin embargo, como él decía, no se podían conversar con nadie.

Él me ha mirado entonces mucho rato, pensativo, y me ha hecho muchas preguntas de esas que te ponen nervioso. Me entró una vergüenza poniéndome colorado… y casi se me saltan las lágrimas, como si hubiera hecho algo malo, y me fui.

Cuando pasó un rato, lo estuve mirando desde el corredor. Estaba en la misma postura, solo en la salita, muy pensativo y fumando…

Me quiere mucho, más que mi mamá, se me ocurre a mí. Viene pocas veces, pero yo pienso todos los días en él. Lo quiero mucho, pero mucho. Y desde ahora voy a llevar como él un diario en este cuaderno, bien escondido bajo la alfombra, para decir todo lo de Isabella…

Se me ocurrió tomar esta hermosa obra, que cayó nuevamente en mis manos después de muchos años y convertirla en un fanfics, honrando las letras de Eduardo Barrios y la magia de los personajes de Twiligth, espero lo disfruten… Un beso enorme.

Es una adaptación, y para adecuarse al tiempo, Edward tiene alrededor de 11 años…

Como siempre espero sus comentarios

Axavenus