Disclamer: Los personajes de Naruto no me pertenecen le pertenecen ha Masashi Kishimoto aunque Sasukecubitodehielosexi-kun no dijo anoche cuando salio por mi ventana XD

El trama del ficc no me pertenece repito NO ME PERTENECE le pertenece ala hermosa y grande SisterCullen quien me permitio la adaptacion de su ficc muchas gracias nena te adoro con todo mi corazon :$

CAPITULO PRIMERO.

Sakura caminaba una falda corta, una camisa color crema y sobre todo ello , un impecable impermeable de un tono rosa. Calzaba botas de altos tacones. Su aire, indudablemente, denotaba que la muchacha estaba enfadada o que en aquel instante estaba poseída por una ira muy intima.

Tras ella, tratando de darle alcanze, iba su novio: Keita Sumione.

-Pero escucha, Sakura…

Sakura no escuchaba

Sakura tenia su temperamento y ciertamente, se trabata de un temperamento fortísimo, aunque ella trataba por todos los medio de dominarlo.

-Hablemos con calma.-insistia Keita.- Te ruego que entres en razón.

Sakura se detuvo.

Anochecía.

La luz de la calle parecía dar de pleno en aquel rostro femenino, cuyas facciones de ordinario suaves y armoniosas, en aquel instante se diría que estaban tremendamente alteradas.

Pero la voz de Sakura, contra todo lo que se podía esperar, sonó cálida y suave, demasiado suave dada la situación que los alteraba y que ambos discutían.

-Estoy en razón hace un monton de años. Hace justamente siete meses, hablamos de esto mismo y quedamos en que a principio de invierno, nos casariamos.

Keita, que iba enfundado en un elegante gabán color azul oscuro, se movió inquieto.

Sus ojos azules parpadearon.

-Tienes que tener en cuenta las circunstancias. Mi carrera, mi madre. Ya sabes..

Sakura se calmó por completo.

Y no era porque Keita la conmoviera con sus argumentos. Es que su orgullo le impedía seguir por un camino que, dada la situación, no iba a conducir a ninguna parte.

-¿Nos sentamos un rato?.-preguntó mostrando un banco próximo .

Keita respiró mejor.

Era muy guapo y muy elegante, pero tenia la cabeza demasiado pequeña y su inteligencia coincidia con ella, porque después de cinco años de relaciones, seguía sin conocer a su novia.

Sonrió apenas y asió el brazo de Sakura.

-De acuerdo querida.-dijo feliz.- Ya sabia yo, que comprenderías.

-Es que no comprendo.- le cortó Sakura breve.- No comprendo tu fobia al matrimonio, ni a que fin expones obstáculos que a mi modo de ver no existen.

-Sentemonos .-dijo Keita, algo mas inquieto que segundos antes.- Yo pensé que comprenderías,

-¿El egoísmo de tu madre?

-¡Sakura!

-¿Tu comodidad?

-¡Sakura!

-Veras Keita, hace cinco años que somos novios . Ni yo había terminado mis estudios, ni tú tu carrera. ¿Lo recuerdas?

-Pues…

-Lo recuerdas..claro.- cruzó una pierna sobre otra y apoyó el bolso en las rodillas sujetándolo con ambas manos.- Yo era una niña y tú ya un hombre hecho y derecho, aunque ahora comprendo las razones, peleabas por tu tesis de fin de carrera. Yo tengo veintitrés años y tú tienes treinta…Eso podía decirte algo ¿no?

-Sakura extremas las cosas…

-No me gusta hablar de esto.- le cortó de nuevo Sakura con aquella voz suya pastosa, rica en matices, muy personal.- No es normal que una novia atosigue a su novio para que sepa que debe hacer. Pero las circunstacias lo requieren. Nunca me gustaron los noviazgos demasiado largos….ya hace cinco años que soy tu novia.¿Qué motivos impiden la boda? Nada, ninguno. Has terminado la carrera, trabajas, pero vives con tu madre y aunque no ganas una millonada, tu madre te suministra todo el dinero que te falta.

-¡Sakura, me ofendes!

Sakura no es que estuviese disparada, es que estaba harta. Lo que empezó siendo un bonito amor, se estaba convirtiendo en algo muy hastío.

Era lo que temía. Que el poco cariño que le quedaba, se convirtiese poco a poco en en un cansacio. Y para desesperación suya, eso estaba ocurriendo.

-Hemos hablado de esto casi una vez por mes y si no por mes, cada seis meses..¿No es cierto Keita?

-Pues…

-Aunque somos novios desde hace cinco años aún no me has presentado a tu madre….¡Maldita sea Keita, ni si quiera hemos tenido relaciones sexuales!.

A tu madre todo el mundo la conoce en Konoha, no es muy grande. He pasado en Londres algún tiempo , en Alemania más de dos años y en España más de tres. ¿Sabes porque te digo esto? Sencillamente porque he entrado en tierra de tu madre miles de veces. Antes de ser tu novia y después de serlo y jamás tu madre se dio por aludida con respecto a mis relaciones con su hijo…

-Mi madre es una persona muy seria.

Sakura se creció.

-¿Y yo que soy ?Una tonta, una muchacha frívola.

-Sakura , no he querido decir que lo fueses.

-Pero te atreves a comparar y eso me desagrada en extremo.- se puso en pie.- No me corre ninguna prisa casarme ¡Ninguna!Pero a veces aunque solo sea por el comentario que levantan unas relaciones tan largas y sin una caricia intima…estoy dispuesta a elegir casarme o dejarte, Keita.

-¿Dejarme?

-No lo sé Sumione, lo estoy pensando.

Keita también se puso en pie.

Miró a Sakura con expresión desolada.

-Sakura, tú no puedes dejarme.

Sakura se enojo.

Tenia un aspecto ideal, no es que fuese tremendamente bella, pero si era tremendamente atractiva. Tenia el cabello rosado un tono unico, la nariz medio respingona y el metón muy provocador…como para chuparlo. La expresión de sus ojos era indiscriptiblemente suave.

-Te equivocas, Keita. Tú…mejor que nadie sabe que puedo dejarlo cuando me dé la gana. Nuestras relaciones nunca pasaron de ser… deprimentes.

Keita enrojeció

Sakura echó a andar calle abajo, dejando el banco atrás.

-Sakura…

-Piensalo. Elige entre la comodidad que te proporciona tu madre o la inquieud del matrimonio.

-Pero…

-Piensalo y reflexiona.

Akemi ponía la mesa.

Y al mismo tiempo que ponía la mesa, pensaba que en cualquier otro momento Sakura hubiera ayudado, pero Sakura aquel dia, aquella noche mejor dicho, parecía muy preocupada.

Estaba sentada junto a la pequeña chimenea encendida y miraba obsesivamente las rojas llamas que subían y se convertían en ceniza sobre la estera.

-Ya esta la mesa, Sakura.

La joven se levantó de un salto.

-Oh mama no te ayudé…

-No importa hija. Bastante cansada estaras de trabajar todo el dia. ¿Qué tal tus clases?

-Bien…bien…

-¿Y…Keita?

Sakura parpadeó.

Muy pocas veces le preguntaba su madre, por el novio de su hija.

Y, cuando lo hacia. Sakura procuraba soslayar la conversación, pero aquella noche necesitaba desahogarse.

Estaba hasta la coronilla de aquella relación tan larga y falta de sexo.

-Cada dia peor…

La dama se estiró.

-¿Qué dices después de cinco años?

-Sí.

-Sakura, esta noche estas angustiada.

-Harta.- cortó ojijade, desplegando la servilleta a tiempo de sentarse en la mesa.

Akemi fue a sentarse enfrente de ella.

-Sakura...¿Qué pasa? No sé que espera Keita. Después de cinco años, la carrera terminada…trabajando..

-Su madre.

-¿Cómo? ¿Es que su madre se opone?

-No hace falta.- se sirvió unos esparragos, con el pescado.- No es que se oponga mamá, es demasiado solapada para oponerse abiertamente. Lo mima demasiado…le pone dinero en el bolsillo, mamá; lo compra de alguna manera para que no la abandone.

-¿Qué?

-Que estoy harta mamá y si te contara más….te subirías a la lámpara…

-¿Hum?

-Mira su madre le hace la vida a Keita, deliciosamente cómoda . ¿Qué ocurre entoces? Que el novio no se atreve a casarse. No se siente con fuerzas. No tiene agallas para vivir despegado del culo de su mamá. Jamas en 5 años mencioné a su madre. Sabes que viaje mucho y mis relaciones con Keita fueron… un poco distantes. Mamá he tenido más de un hombre que me ha soplado el pandero y no… quiero a Keita y sigo siendo virgen después de cinco años…¡Si es que a quien se lo cuentes no se lo cree mamá!

-Nena…ese tipo de cosas a mi.. no …como … que no…

-Vale mamá….

Dejó de lado el primer plato y se sirvió la carne.

-Me siento cansada. No voy a coger más clases. Aunque me gusta mi trabajo, pero es que dar clases particulares y…tantas me agota..

- Nena..yo te iba a pedir…

-¿Qué mamá?

-Mi amiga,si, Mikoto Uchiha, me ha pedido que le des clases a su hijo…

-¿Quién? ¿Itachi?

-No, el pequeño, Sasuke

-Ah… el inconsciente ese…. A veces lo veo cuando voy con Keita… es un impresentable…

-Nena… es el hijo de mi amiga Mikoto.

-Si ya…

-Me ha pedido que le des clases…y sabes que es mi mejor amiga desde que tu padre murió…. Me ha ayudado mucho, hija… me debes un favor uno muy grande…

-Mamá…estoy a tope.

-No ahora lo estarás. Sasuke Uchiha será tu ultima clase.

-No.

-Nena…hazlo por mi…su madre dice que eres la mejor profesora de idiomas que hay en todo Konoha.

Sakura miró a su madre y suspiró ¿Qué podía hacer?

-Dile a tu amiga que vale…que si, acepto, darle clases al imberbe de Sasuke Uchiha.

Continuará.

Hola si ando por aqui con otra cosa en mente se que me han de decir que por que no actualizo las que ya tengo pero si leyeron la basofia que publique antes el que se llama incesto un remedo de Drabble, completamente de mi autoria y se me ocurrio mientras me daba una ducha :$ no pregunte o/O explique el porque sencillamente por que anteriormente me perdi del mundo de fanficction y tengo en serio demasiados proyectos en mente y me atrase saben yo actualizare el fanfic que tenga mas de 10 reviews por capitulo cualquiera no importa cual sea vale?

Bueno me despido

Kises ...y Abrazos

"Betsy Uchiha Song Hyo Woonk"