Disclamer: Los personajes de Naruto no me pertenecen le pertenecen ha Masashi Kishimoto yo solo los uso sin fines de cro y para que pasen un gradable rato y salgan de la monotonia de sus vidas...

El trama del ficc no me pertenece repito NO ME PERTENECE le pertenece ha Anabella Denett quien muy amablemente me permitio la daptacion de su ficc muchas gracias nena..


Segundo Encuentro (II)

Sakura POV 13/Feb 11:00a.m

"Wow"-pensé al ver salir al último cliente que había atendido. "Y yo que pensé que sería un trabajo sencillo". Suspiré al ver entrar a alguien mas; era una "señora plástica" (como las llamaba Ume, mi compañera la de trabajo) un señora, que se le notaban mas de 3 operaciones, y eso solo en la cara. Bueno, ese no era mi problema, a sí con la sonrisa mas sincera que pude dije:

Buenos días, ¿Cómo esta?- seguí sonriendo, esperando su respuesta.

Me vas a dar un Te Chai Late, con leche descremada Light, y dos sobres de Splenda- se miró en el espejo que teníamos en la pared, y puso cara de horror, como su tuviera 50 kilos de más- mejor solo un sobre de Splenda.

Muy bien, pero si me permite decirle, el Te Chai Late, ya viene endulzado,¿Aún quiere un sobre de Splenda?- la mujer me vio de abajo hacia arriba, 3 veces; como si la hubiera ofendido por mi sugerencia.

No, ¿sabes que quiero?- miró hacia el menú- Un jugo de naranja.

OH… Jugo de naranja – dije en voz baja con mi mirada ausente.

Flashback

Hacía cuatro años, mi hermano y sus amigos, me secuestraron y me llevaron a una playa ficticia, obviamente, yo no quería ir, pero como siempre mi hermano mayor, tonto sobre protector, no quiso dejarme sola en San Valentín, preferiría estar sola que estar aquí.

No es que me molestaran los amigos de mi hermano, era solo que, eran muy inmaduros para su edad; en lo único que pensaban era el sexo y alcohol, y hacían lo que fuera para conseguirlo, y lo hacían.

Ya estaba harta y asqueada de ver como mi hermano y sus amigos, y sus respectivas parejas de besan, corrección, se succionaban la cara; sentía nauseas y necesitaba tomar algo para calmar a mi estomago.

Caminé hasta el bar, pensando en que ordenar para calmar mis nauseas; cuando lo vi, otra vez.

Tenía un jugo de naranja entre las manos, estaba solo en traje de baño, sin camisa. "Parece un dios griego"-dijo mi vocecita.

Toda mi sangre se enfoco en un solo lugar, mis mejillas. Su cabello seguía totalmente despeinado, y se seguía viendo totalmente hermoso; no podía ver sus ojos (por un extraño motivo, sentía una urgencia por verlos), no los podía ver porque me estaba observando de los pies hasta la cabeza, con ojos de lujuria. Pero al encontrarse con mi cara, su expresión fue de sorpresa, pero en seguida sonrío. "Que bien. Si te recuerda"-dijo la vocecita.

Comenzamos a caminar hasta encontrarnos de frente a frente.

Hola-dijo el con su voz seductora.

¿Qué tal?- fue lo único que pude decir, para que no notara que mi corazón planeaba romper mis costillas.

Feliz San Valentín, extra…- no termino de hablar, porque un duende se colgó de el, "Uy, mi querida Sakura, tu amorcito tiene novia"- como odiaba a esa voz, pero tenía razón. Era su pensamientos suicidas fueron interrumpidos, porque sentí algo helado recorrer mi cuerpo. Para mi sorpresa, era el jugo que tenía en sus manos. Me estremecí por lo helado.

Hermanito-chilló la pequeña, OH, ella es su hermana, nada mas.- Me dejaste solita en el bar, y ya casi nos vamos.

Hinata-dijo mi dios griego, tenía sus ojos cerrados-¿ya viste lo que provocaste?- la ojinegra se bajo de su espalda; era muy bonita, con el cabello corto apuntando a todas direcciones, y tenía los ojos iguales a los de su hermano.

Lo siento mucho-me sonrío- suelo ser un poco atrabancada.

No hay problema. Pero si me disculpan, me voy a cambiar.

Pero- comenzó a hablar mi milagro personal, pero yo ya estaba lejos.

Me cambié lo más rápido que pude, pero cuando regresé ya no estaba ahí.

Suspire.

Otra vez lo perdí- dije mientras regresaba con mi hermano, pero al verlos otra vez succionándose, salí corriendo hacia los baños.

Ese fue el segundo encuentro- murmure.

¿Qué? – preguntó la mujer plástica- No me importa, quiero mi jugo de naranja.

Discúlpeme, pero aquí no vendemos jugos-sonreí- ¿volvemos al Te Chai?

Esta bien. Pero sin nada de Splenda.

Muy bien. ¿Gustaría acompañar su bebida con algún mofeen o alguna galleta?- "Oh, que estupida eres Sakura"-murmuró mi vocecita-"acabas de cometer el error mas grande de tu vida".

¡¿Quueeeeeeeeeeeeeeee?-gritó-¿quieres que aumente 5 kilos? Claro, como tú eres delgada y con curvas…-continuó insultándome por otros 5 minutos. Cuando salio, llevaba su Te Chai con 3 sobres de Splenda y 2 mofeen de chocolate.

Suspiré.

Tranquila- dijo Ume- te tienes que armar de paciencia, para las mujeres plásticas, los Starbucks son su territorio.

¿No existen las operaciones de cerebro?- los dos reímos.

Mañana iremos a patinar- comentó- es el cumpleaños de Tenten, la hija del dueño de este Starbucks, a si que tenemos el día libre, solo por ser sus amigas- sonrío.

¿A patinar? ¿sobre hielo?-pase saliva forzosamente- no quiero morir.

Vamos, Sakura. Será divertido.

Solo gemí, al mismo tiempo que asentía.


o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o—oo-o-o-o-o—o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o—o

Dejen Reviews..! =D