Zetter World.

Harry Potter no me pertenece Sino a Rowling.

"Palabras…"-Conversación o escritos.

"Palabras…"-Pensamientos o recuerdos.

"Palabras…"-Hechizos o palabras importantes.

Estoy pensando en hacer un fic en donde pongo mis ideas locas de Harry Potter. Por ejemplo, si bien aunque lo saque pueda que no lo continúe, una historia en donde Severus Snape pensó en que haría que Harry fuera más como Lily que James, por lo que le guiara en todo el camino y así Snape le dirá verdades que Dumbledore le ha negado a Harry. La historia contendría quizas Severus/Sinitra o Amelia Bones, Harry/Hermione o Pansy Parkinson o Daphne Greengrass, no Ginny Weasley, Harry se distanciara de Ron debido que le prestara atención a sus estudios. La idea tiene su punto pero seria complicado porque aunque soy fan de Harry Potter hay cosas que he olvidado. En fin, para el público, si alguien quiere usar esta idea, adelante.


Porque cambie, como persona cambie.

-Entonces…. Te llaman el niño-que-vivió en tu mundo ¿no?-Harry Potter, de dieciséis años volteo la mirada para encontrarse con una joven de cabello negro y ojos azules pálidos, se trataba de Pansy Darkison. Una joven que era afectuosa, tímida y respetuosa, no como la otra en su universo. Desde que había terminando en Edolas había estado rodeado de personas que en su vida habían sido sus enemigos y aunque fue difícil y aun lo es, ha logrado entablar amistad con algunos. Entre ellos Pansy y Blaise.

- Si, lo soy porque recibí la maldición asesina y sobreviví. Aun no entiendo porque todos me alaban cuando apenas era un niño de un año, siempre creeré que fueron mis padres los verdaderos héroes pero nadie los recuerda u honra adecuadamente.

-Interesante… ¿Cómo era ese hechizo? Avada…. ¿kedavra? Era como un rayo verde, como el que usaste aquella vez ¿no?

-Eh…si, disculpa si ustedes tuvieron que ver ese espectáculo-Menciono Harry taciturno recordando ese incidente. Estuviera en una misión en el Perú y en una series de sucesos tuvo que usar por primera vez la maldición asesina. El mundo de Edolas era controlado por su contraparte maligna que es conocido como el demonio Zetter y era una tiranía muy fuerte por lo que conseguir materiales para la resistencia era muy difícil.

Por ello fueron al Perú en búsqueda de animales místicos que poseen pieles cargadas de Lacryma, uno de los minerales cargados de magias en Edolas, y en esa búsqueda se toparon con un gorila gigante de piel de cristal, la batalla fue un poco complicado pero lograron dominar a la bestia y tomar los trozos de Lacryma sin matarlo. Cuando todo parecía en calma fueron embocados por los esbirros de Zetter de ese país, la batalla fue de grandes proporciones y Harry admitía que él no fue de mucha ayuda. Las personas de Edolas no tendrán magia interna pero sus cuerpos eran en si sobrehumanos, usando armas mágicas mas sus talentos naturales ocasionaban grandes batallas e iguales cantidades de destrucción. Harry sabia que en su mundo era elogiado por ser un gran duelista a tan corta edad, eso es algo que no le gusta alardear, pero en Edolas era tan simple le, porque uno de sus oponentes simplemente golpeo su muñeca ocasionado que soltara su varita y listo, estaba indefenso por lo que hacia sentir mucha vergüenza. Pero fue ese momento en que uno de sus oponentes aprovecho su momento de debilidad y pretendía empalarlo con una espada pero para su sorpresa, Vincent Torley recibió el ataque salvándole la vida a Harry. Eso fue suficiente motivación como para que el joven mago se volviera loco y terminara matando a todos sus enemigos con hechizos oscuros y finalizando con la maldición asesina.

Cabe decir que fue un trauma muy fuerte.

- Potter, recuerda lo que te ha dicho Bellatrix y Draco, no fue tu culpa. Hiciste lo que debías de hacer, recuerdas bien eso. Estamos en una guerra y en ella todos debemos de matar si queremos vivir. Recuerdas mis palabras.

-Si, tienes razón Pansy…además, ya me dijeron eso antes.

-¿Fue tu enamorada Zork, eh?

-Si, fue… ¡oye! ¡No digas cosas así!-Harry se sonrojo fuertemente recordando a aquella joven que le había convencido de quedarse a pelear en Edolas aunque no tenia muchas opciones que se diga. Nymphadora Zorks, a diferencia de la Tonks de su mundo, esta Nymphadora era fría, calmada, seria pero compartía algo con su contraparte y eso era su coquetería. Al parecer Zorks le gustaba mucho su nombre porque la hacia sentirse especial y siempre hacia que todos le llamaran por su nombre pero nadie lo hacia, en cambio la llamaban por su apellido, excepto Harry que accidente la llamo por su peculiar nombre y algo cambio entre ellos dos. Zorks era una de las pocas personas que podía usar alguna clase de habilidad mágica artificial en el mundo, como tal la habilidad camaleón, aun no sabía como lo obtuvo pero le parecía genial aquella habilidad porque era muy diferente al Metamofargo de Tonks.

-Apuesto que estas pensando en ese incidente ¿eh, Cochino Potter?

-¡No digas eso, Pansy!-Harry podía sentir como humo salía de sus orejas por el fuerte sonrojo que había en su cara. Nymphadora era tan diferente a la otra porque por mientras Tonks usaba el coqueteo como broma, Zorks solo coqueteaba con el. Nada más. Y lo peor es que no era para bromas. El incidente que Pansy le estaba mencionando era que una vez Zorks había entrado en su habitación desnuda diciendo la ignorada excusa de que no tenia toallas conque secarse. Claro que Harry no le escucho, él estuvo pendiente de otras cosas. Ustedes entienden. Por ello siempre se sentía nervioso con ese tema, se sentía muy raro cuando estaba cerca de Zorks porque siempre le venia la mente todos esos momentos sugerentes.

-Creo que ella quiere algo contigo Harry. Es muy obvio-Le conto Pansy con una sonrisa maliciosa. Ella aun recordaba ese incidente que había ocurrido no hacia unos meses, había pasado más de un año desde que Harry había llegado a Edolas y las cosas habían cambiado para todos. Como ejemplos, que ella se había abierto mucho más al viajero de la otra dimensión y sus demás compañeros en la resistencia. No solo eso, Bellatrix se había vuelto menos callada y había vuelto a ser una mujer alegre y delirante que fue desde la muerte de su hermana Narcissa, Draco volvió a entrenar para ser más fuerte pero igual sus vulgaridades aumentaron y esos son pequeños ejemplos en todos los miembros de la resistencia. Con Harry, todos recobraron la esperanza. Tenían una oportunidad de librar al mundo de la maldad.

-¿Crees eso, Pansy?-Le pregunto Harry tímidamente ignorando las intenciones de Pansy en molestarle. La pelinegra solo bufo en voz baja por la densidad mostrada por el joven Potter, era obvio que Zork quería algo con el. Zork era fría con todos, solo les trataba lo medianamente necesario pero con Harry parecía ser muy coqueta y deseosa de llamar su atención. La joven le sonrió a su amigo quien la miraba atento esperando una respuesta.

-es muy obvio, Harry. Ve por ella, es toda tuya…. Ya, ya, sé que eres tímido, incluso yo lo soy pero intenta dar el primer paso ¿Por qué no le pides que te enseñe a manejar una espada? Seria un ayuda además que seria considerado una cita ¿te parece?-Pansy miro como Harry medito sus palabras con cuidado y miro como los ojos verdes del pelinegro brillaban en la decisión. Con una sonrisa se levanto de donde estaba y se encamino rápidamente para buscar a Zorks. Pansy rio en voz baja al ver el entusiasmo de su amigo, si bien podría haberle dicho que la diferencia de edad seria un problema, ese no era el caso. Estaban en una guerra y debían de vivirla al máximo. Pansy aspiro un poco de aire y se permitió pensar en como resultaría las cosas entre Harry y Zorks.

Muy mal. Muy mal lamentablemente.


Harry abrió los ojos lentamente y miro la sala de estar con cansancio. Despues de haber conversado un poco con Remus y Tonks, fue a tomarse una siesta en la sala para recargar energías. Al mirar el lugar se dio cuenta que no estaba solo, se había acostado en el sillón pero lo acomodo para que diera la espalda a todos y el mirara directamente la pared de la esquina de la habitación. Podía saber que no estaba solo por las sombras reflejadas en la pared. El con cansancio se permitió dar un pequeño bostezo alertando a los presentes, él les ignoraba. A diferencia de cuando era hace cuatro años, el ya no necesita a los demás, él ya era autosuficiente. Eso se obtiene al crecer y peor para quienes han vivido en una guerra. Sus cavilaciones fueron interrumpidas cuando escucho la voz de alguien en un tono de abuelo que comenzó a odiar en Edolas. Porque quien poseía esa misma voz era alguien tan jodidamente malvado.

-Harry, muchacho, me alegro que estés despierto aunque me extraña en que forma-Harry escucho decir a Dumbledore y solo se sentó aun dándole la espalda a los presentes. Harry debía de dejar de pensar en las personas del otro mundo, como tal la contraparte de Dumbledore, ese anciano fue una persona malvada, fin de la historia pero tenia sus razones para tener pensamientos oscuros. Con un suspiro inaudible se levanto y dio un salto hacia un lado para rodear el sofá y plantarse frente a los que estaban en la habitación. Él no se sintió incomodo por las miradas atentas de los presentes en la habitación pero igual le pareció una grosería hacerlo. Le dio igual.

-Supongo que debo de agradecerle por haberme dado un momento para descansar. Ahora mi energía mágica esta al tope. Pero no hemos venido a hablar sobre mi sueño sino supongo que lo que me ha pasado en el otro mundo ¿verdad, anciano?-Harry soltó con un tono que recordaron escuchar hablar durante su enfrentamiento con Voldemort, ese tono de burla y sarcasmo. Molly iba a decir algo pero se cayo aunque con mucho esfuerzo ya que Dumbledore le dijo que no dijera o hiciera algo que alterara a Harry. Por otro lado el mencionado noto que en si no toda la orden del fénix estaba presente ,solo algunos pero no menos importante se encontraban quienes eran sus mejores amigos que se acercaron a darles abrazos y palmadas en la espalda en señal de saludo- Si….gracias chicos.

-Oh Harry ,te extrañamos tanto ,estuvimos todo el año preocupado-Dijo con cariño y un poco de dolor en el tema Hermione mientras seguía abrazando a Harry ,Ron por otro lado solo le daba pequeñas palmadas en el hombro mostrando su acuerdo. Harry sonrió levemente, les había extrañado un montón debía de admitir pero fue difícil con sus contrapartes, en serio que fueron tiempos duros. Pero ahora había algo que le molestaba y era que el ya no estaba en la misma edad que ellos, él ya era mayor, sabia que las cosas jamás serán las mismas.

-si…en fin, chicos dan un paso, lo de la orden quera saber mas sobre Edolas ¿supongo?-Confeso lo ultimo con una sonrisa desagradablemente humorística mirando a dirección de Dumbledore, Kingsley y Alastor que lo miraba con atención. Los tres aludido asintieron y poco despues todos los presentes en Grimmauld place estaban sentados en una gran mesa en la cocina listo para la reunión aunque Dumbledore menciono que esperaría la llegada de alguien. Eso llamo la atención de Harry- ¿A quien están esperando? ¡Y espero que sea importante hacernos esperar!

-Tranquilo Harry, nuestra última visita ve… ¡oh! Hola Severus, me alegro que por fin haya llegado-Saludo Dumbledore al maestro de pociones que solo suspiraba de hastió tanto por la persona en la habitación como mayormente en lo que sucedió en la base del señor oscuro, Voldemort no estaba contento en su derrota contra Potter y muchos habían pagado por la ira de Voldemort. El hombre se sentó cruzándose de brazos con una impasibilidad en el rostro.

-Ocurrieron algunas cosas con los mortifagos, el señor oscuro parece ser que le ha afectado mucho el ataque que le dio Potter-Mascullo Snape con acidez en el apellido del mencionado. Harry solo bufo en voz baja, él no se molesto por la notoria aversión que le tenia el hombre, era compresible además que tuvo que aguantarse la contraparte de Snape en el otro mundo y ese era muchísimo mas insoportable. Harry miro a Dumbledore con atención e hizo un además con su mano para llamarle la atención.

-Pregunta anciano, no me gustan darle vuelta al asunto ¿Qué quieres saber?

-Sabemos que estuviste en otro mundo por cuatros años mientras para nosotros uno ,también sabemos que ahí habían otras personas iguales a nosotros pero diferentes y según las conclusiones de la señorita Granger ,que la razón de que estés aquí sea por la búsqueda de alguien que intenta traer a tu contraparte maligna ,me atrevo decir ese que es llamado Zetter…aunque son puras suposiciones-Dijo Albus con ese brillo en los ojos que a Harry siempre le ha traído curiosidad pero ahora igual de molestia. Se mostro sorprendido en todo lo que habían logrado averiguar Dumbledore y miro a Hermione dándole una sonrisa burlona pero orgullosa porque una vez mas, demostraba porque era llamada la bruja mas brillante de Hogwarts. El carraspeo mientras se acomodaba en su asiento.

-Si ,todo eso es cierto ,por culpa de Voldemort mi objetivo esta por algún lado ,escondido y buscando la forma de revivir a Zetter…no puedo dejar que suceda…Zetter es…..él es lo que yo pude ser ,la oscuridad que pude haber abrazado ,un ser de caos…no fue alguien normal ,nunca lo será….a diferencia de los grandes magos oscuros de este mundo ,los cuales siempre estarán en las memorias de los libros…el jamás será un simple recuerdo…Edolas tiene marcado en cada parte del mundo la codicia y odio de Zetter ,jamás será olvidado por eso. Por ello es esencial la captura de aquel esbirro de Zetter.

-Pero sé que es tu contraparte pero Harry ¿Qué tan peligroso es ese Zetter?

-….yo…..no puedo decir….es….bueno, Zetter no es cruel como Voldemort, el no tortura a sus súbditos y lo mas importante es que el jamás se excedía…algo que respeto de Zetter aunque era un demonio era que odiaba con pasión la manipulación con las mujeres…-Harry se detuvo por un momento pensando en algunas cosas. Por otro lado algunos le miraron confundidos, fue Hestia Jones que hablo.

-¿Cómo así que manipulación?-Harry miro por un segundo a la mujer para despues mirar fijamente a Snape que le devolvió la mirada pero con un imperceptible tono de odio. Harry le ignoro.

-Snape, dinos ¿Qué hacen los mortifagos cuando capturan a una Muggles o en si, a una nacida de muggle?

-Pues simple, les mata y en la mayoría les tortura.

-¿En serio?

-si ¿Qué? ¿Acaso tu mente no puede registrar esa simple respuesta, Potter?

-Para hablar tanto Snape, no eres muy sincero. Te repito una vez mas ¿Qué hacen los mortifagos cuando capturan a una Muggles o en si a una nacida de muggle?

-Yo ya te di-…..no me hagas decirlo.

-Dilo.

-No.

-Dilo Snape.

-Que no lo hare Potter.

-Dilo de una vez, Snape.

-¡que no!

-¡dilo!

-¡no!

-¡DILO DE UNA VEZ YA, SEVERUS!

-¡ESTA BIEN! ¡Cuando se captura a alguien con relación a los Muggles se le tortura entre una o tres semanas, mientras pasa ese tiempo, para las mujeres se le es tratada peor! ¡Son violadas como si fueran una especie de objeto para la mayoría de los mortifagos! ¡En especial con los hombres lobos! ¡Las usan, las lastiman, las dañan de la peor manera! ¡¿Querías saber, Potter? ¡Bien, ahí tienes! ¡Eso es lo que los mortifagos hacen a todas esas inocentes!

Snape aspiro aire rápidamente mientras se sentaba con pesadez, él puede ser muchas cosas pero para el las mujeres es lo mas sagrado en este mundo, ella eran las que daban la vida para todas las personas por igual. Para Snape era una aberración al escuchar los gritos de dolor y sufrimiento de todas esas cautivas, él había intentado hacer algo, que lo intento pero nunca funcionaba y peor ya que si se empeñaba, su cubierta de espía podía ser revelado. El siempre odio el maltrato a las mujeres porque siempre recordaba lo que su padre le hacia a su madre en su niñez y como Lily la había pasado con su hermana y padre poco despues de saber que era una bruja. Eran cosas que jamás se olvidan. Harry asintió con una mirada grave sin decir nada. El volvió a mirar a los presentes, obviamente la gran mayoría tenían miradas de asco y horror pero el los ignoro, él debía de seguir hablando.

-lo único bueno de Zetter es que jamás manipulabas a las mujeres como muñecas u objetos, eso es algo que a regañadientes debo de respetar pero…. ¿alguien tan noble es llamado el demonio? Si, Zetter es llamado el demonio porque su oscuridad y odio a todo lo existente es tan grande que es repugnante siquiera pensar ¿por qué Zetter odia? Las acciones de Zetter se basaban en matar ,matar a todos sin importar en que condición o sexo o edad ,el mataba sin remordimiento ,con las mujeres él les daba una muerte piadosa pero con los hombres….eran horrores ,Zetter fue devoto en su odio a la forma en que los hombres tienen a las mujeres como meros objetos sexuales pero lo demás era una bestia….era un ser muy despiadado…..pero su lealtad a la protección de las mujeres fue lo que se gano aliados ,el no torturo a ninguno de sus súbditos y la lealtad de estos era tan enfermiza e incorregible ,era como la lealtad de Bellatrix a Voldemort ,por lo que hizo a Zetter alguien de temer.

-Ya veo, supongo que podemos decir que es alguien muy peligroso y poderoso ¿Cómo hicieron para derrotarle?

-Fue gracias a mi, en Edolas nadie nace con magia interior pero hay algunos que logran obtenerla artificialmente, Zetter es uno de ellos, fue un oponente muy fuerte pero me prepare adecuadamente y logre rematarlo con la maldición asesina, Zetter debía de ser detenido, era la única manera así que no me des esa mirada Dumbledore. Bien, díganme ¿Qué más quieren saber?

-¿Te quedaras ahora, Harry?-Le pregunto Ginny con esperanza pero estas murieron cuando Harry frunció el ceño oscuramente y negó con la cabeza sacando a algunos un suspiro de sorpresa. Ginny arqueo las cejas con dolor- pero Harry ¿Cómo así que no? Este es tu mundo.

-No voy a pelear por un mundo que me ha quitado tanto, un mundo en donde me difamaron cuando estaba en lo correcto. Un mundo que me dio una carga que yo no quería ,en Edolas me dieron la opción por primera vez en mi vida ,ellos me dijeron que podía escoger en pelear con ellos o apartarme hasta que lograra volver a mi mundo ,ellos me dejaron escoger ,no aquí que me obligaron a tomar un camino sin ninguna opción.

-Pero Harry….-Hermione callo ya que no entendía que hablaba Harry ,es decir si, Voldemort estaba detrás de el pero ella pensaba que era porque Harry era la prueba suficiente de que él no era invencible y que era su mayor fracaso pero eso no quiere decir que Harry deba de enfrentarse al mayor mago oscuro de la época. Eran los adultos que debían de encajarse de eso, no un muchacho de quince años o en ese momento de casi veinte.

-No Hermione, en este mundo tengo mi vida antigua, si, es cierto, aun los tengo a ustedes pero ¿vale la pena quedarme a pelear por algo obligatorio? No, pelear con Voldemort siempre me causa dolor y pérdida. Y no lo voy a hacer, no tengo el deseo ni dejare que se me obligue.

-¿Harry? ¿Cómo así que obligación? Nosotros no esperamos que pelees con…

-Remus... ¿no me digas que…? ¡DUMBLEDORE! ¡¿AUN NO LES HA DICHO? ¡AUN CUANDO YO DESAPARECI! ¡ESTAS DEMENTE!-Todos nuevamente sintieron esa presión mágica que ocasiono que algunos cayeran de sus asientos y comenzaran a costarle a respirar, Dumbledore estaba sudando por el esfuerzo en parecer sereno. Harry se levanto con una mirada llena de furia, su ojo multicolor pasaba de rojo a carmesí de manera rápida. Harry gruño en voz baja y la presión seguía creciendo cada vez mas, Percy, Hestia y George se habían desmayado por la presión mágica y cuando algunos más se les iban a unir, una mano tomo la de Harry con delicadeza. La presión desapareció de improvisto mientras Harry miraba que quien le tomo la mano con muchísimo esfuerzo fue Tonks que volvió a respirar con pesadez.

-Tranquilo Harry….cálmate….

-Nymphadora….suéltame…-Mascullo en voz baja Harry soltándose del agarre de la Metamofarga y volviendo a tomar asiento mientras permitía a los presentes a volver a sus asientos y recuperar su compostura. Tonks regreso a su asiento con una breve mirada de dolor. Harry guardo silencio pensando a por mil y cuando miro que Dumbledore daba un suspiro supo que debía de hablar- Habla de una vez Dumbledore ¿no les dijiste verdad? Eres tan senil ¿sabias? Tu y tus jueguitos de guardar secretos, si hubiera sabido sobre la profecía la perdida de Sirius no hubiera sucedido ¡por estupideces como esas fue que impulsaron a la batalla del departamento del misterio y con la muerte de Sirius! ¡Tu gusto en ocultar cosas es un mal que bien, anciano!

-¡Harry! ¡Ten mas respeto al director!

-El ya no es mi director y ni muchos menos su estudiante ¿Se le olvida minerva? ¡Mph! ¿Acaso no me ven? Soy mayor de edad, soy un adulto así que trátenme con respeto en vez de reprenderme como si aun fuera ese mocoso débil de hace cuatro años. Así que dinos de una vez anciano ¿Por qué no les dijiste de la profecía a todos?

-Harry, escucha yo…

-¿Profecía? Espera ¿era por eso que estaban en el departamento del misterio?

-Así es señor Weasley, había una profecía en la cual me tiene a mi y a Voldemort unidos en un destino, para decirlo de la manera corta, el y yo debemos de enfrentarnos y no podemos vivir mientras que el otro siga con vida, en poca palabra el o yo terminara muerto, nadie mas me puede matar e igual a él. Fue esa profecía que hizo que me diera cuenta que desde ese día en el valle de Godric, mi destino ya estaba marcado ¡¿Por qué debería de hacer así? ¡Yo jamás desee esto! Y eso me dio ira ¡no se me dio una opción! Debía de enfrentarme contra un mago oscuro, el más poderoso de la época y debía de hacerlo por solo un mundo mágico en decadencia e hipócrita que ahora que aceptaron la verdad de mis palabras, vienen y se arrastran como cucarachas en búsqueda de salvación. Pues ahora he probado la realidad de las batallas y guerras en Edolas y ahora cuando ellos alcen las miradas al cielo en búsqueda de su héroe, pidiendo a gritos que les salven, solo les mirare abajo y yo les diré…no.

No era en si las palabras de Harry, bueno en parte si, pero también sobre del porque Dumbledore parecía tener en empeño en poner guardia en prive drive al comienzo del verano para proteger a Harry, muchos cuestionaron el hecho en perder tiempo que podían ser usados en cosas útiles en vigilar a un estudiante en ese entonces de quince años, pero Dumbledore menciono que Harry era el objetivo principal de Voldemort y ahora entendían porque. Pero eran la forma en que hablo Harry, no hablaba alguien que tenia un rencor infantil, no, hablaba aquel que estaba aferrados a sus principios. La mirada de Harry ardía de poder, ardía de decisión, ardían de furia, ardían de odio. El odiaba que le obligaran, el siempre odio que se le negara su propio destino, el destino que el quisiera escoger. Todos sabían sobre eso, era conocimiento común que Harry siempre odio a su familia Muggle y pasar tiempo con ellos cada verano. Entendieron que estar nuevamente en el mundo mágico era simbólicamente lo mismo, obligarle estar encerrado en un lugar que aprendió a detectar por las injusticias cometidas en ellas. Era impactante escuchar las palabras de Harry. No era egoísmo, porque si lo fuera Harry ya les hubara dejado cuando había llegado en Hogwarts, era que simplemente no quería pelear por quienes, para el, no se lo merece. Era un tipo de sentido de la justicia muy abstracta, que hablaba que Harry había cambiado, en todo había cambiado. Ahora no sabían que sucedería y en especial que haría Harry. Pero Dumbledore no quería rendirse en dejar que todo lo que había planeado se fuera abajo en un instante. El volvió a hablar.

-Harry…sé que es difícil pero era por tu bien, no le conté a los presentes sobre la profecía porque temía que la información se filtrara y…

-Entonces no confías en nadie ¿eh, anciano?

-No quise decir eso Harry, los mortifagos podían capturarle y usar muchos medios para sacarle información pero igual no le di importancia porque Voldemort sabia ya de la profecía. Harry sé que he cometido errores en el pasado pero creí que era lo mejor. Intente de una manera que las palabras del profeta no se extendieran o se detuviera pero no pude, no había nada que podía hacer, igual yo fui afectado por eso.

-Pero la hipocresía se mantiene ahí, supe antes de irme con los dursleys que comenzaron a llamarme el elegido ¿ellos de verdad esperan que yo me enfrentara en ese momento a Voldemort? Tenia quince años, era ilógico que me enfrentara al Voldemort pero igual esperaban. Ellos querían ponerme el peso del mundo mágico en mis hombros, tu igual anciano, todos aquí lo esperaban porque ¿acaso alguien se negó en vigilarme durante ese verano antes de desaparecer? No, todos siguieron con eso con la creencia de que me protegían pero ¿saben que? No, no lo hacían. Me controlaban ,me limitaban ,fueron dos semanas pero sabia que me vigilaban ,sabia que ustedes estaban pendientes de cualquier salida que quisiera hacer ,me sentía atrapado y no podía hacer nada ,nada. Debía de enfrentarme a Voldermot pero ¿Cómo lo haría cuando nadie confiaba en mi?

-Harry, nosotros confiábamos en ti.

-¿en serio? ¿Cómo Dumbledore confió en decirme toda la verdad de la profecía en mi primer año? Ahí podía haberme comenzando a preparar para la futura batalla contra Voldemort ¿en serio confían en mi? Porque si lo fuera, no perdieron el tiempo en vigilarme. Si ustedes confiaran en mi, hubieran dejado que yo hiciera mi camino, yo estoy destinado a matar a Voldemort, así que es mi modo el como le enfrentare, no ustedes pero igual me restringieron.

-¡Pero era para protegerte!

-Y se los agradezco pero no se los pedí, yo nunca quiero que alguien de algo de si mismo por mi, yo no soy así, me gustan hacer las cosas por mi mismo pero tanta presión, tanta atención, tanta restricción me estaba matando y no tenia a nadie que me ayudara a desahogar todo el mal que había en mi corazón. Lo que yo quería decir es que quería libertad ¡yo quiero libertad! ¡Libertad en mi vida! Quedarme aquí es atarme a esa maldita profecía, atarme a los problemas con el ministerio, la prensa, la atención sobrevalorada, todo. Ustedes no confían en mi lo suficiente como para dejarme tener libertad y para eso debo de dejar este mundo, este es su problema, en esta sala yo y únicamente Hermione no nacimos en las costumbre del mundo mágico por ello no es nuestro asunto. Ustedes encargarse de Voldemort y yo en lo mio.

-Pero Harry ¿Y Voldemort? ¿Cómo podemos enfrentarle sin ti?

-¿Te escuchas? Hablas como esas ovejas del profeta que indiscutiblemente es básicamente todo el mundo mágico ¿Tanta fe le darán a una sola persona? Y si muero ¿Qué harán? Se rendirán ¿me equivoco? Exacto, yo no seré su luz de la esperanza, ustedes deben de hacerlo por si mismo. Yo no soy un héroe, yo nunca lo seré, puedo matar a Voldemort pero díganme ¿Qué gano? ¡Díganme que gano!

-….Harry…

-No saben. Eso es obvio. Yo no tengo nada que ganar con derrotar a Voldemort, nada. No puedo pelear por un mundo que aprendí a odiar, no puedo pelear por personas que pone todas sus vidas en mis hombros tan indisciplinadamente, no puedo combatir por personas que no dan el paso para dejar atrás el miedo. Cuando el mundo mágico deje de tener miedo a Voldemort, es cuando la guerra terminara, por muy fuerte que Voldemort sea, el jamás derrotaría a mas de miles de magos unidos en una sola bandera contra el, pero eso solo llegara a suceder cuando todos los magos dejen de creer que otros harán sus cosas…. Porque ¡mph hahahaha! ¡¿Cómo esperas que alguien haga algo cuando tú no puedes hacerlo? ¡Cuando se enfrenten a Voldemort y entiendan porque odiaba la profecía verán que no es fácil! ¡Así que ya sabes mi respuesta Ginny, no, no me voy a quedar en este mundo de pacotilla! ¡Prefiero escoger mi propio destino en vez de uno dictado por una jodida profecía! ¡Así que aprovechen el tiempo en que me quede y ven planeando en como unir el mundo mágico para combatir a Voldemort! ¡Si es que llega a suceder! ¡PORQUE YO YA ESCOGI MI CAMINO! ¡Kuhahahaha!

Harry se levanto de su asiento riendo desquiciadamente saliendo del lugar hacia las habitaciones. Todos tenían una expresión pálida antes las fuertes palabras de Harry. Nadie podía lo, no podía creer que la misma persona que hacia unos segundos que estaban con ellos sentando era el mismo joven tímido e introvertido que conocieron no hacia un año, un chico lleno de buenas intenciones y con una gran nobleza, un chico que podía decir que era aquel que daba hasta su propia vida para defender a los inocentes. Ahora era….era, nadie sabio que decir. La inocencia y las creencia del bien que le perteneció al Harry de quince años que fue antes de la muerte de Sirius había desaparecido estrepitosamente. También estaba el hecho que Harry el paso muy mal mientras estaba con sus tíos en aquel verano. La muerte de Sirius fue el primer paso para que Harry cambiara y ya no deseara estar mas en el mundo mágico. Ese fue el detonante y todos se estaban dado cuenta que si le hubieran apoyado, entonces las cosas hubieran sido diferentes. Hasta Snape no podía decir nada contra el joven Potter, la convicción, el veneno, el odio, el sarcasmo, la ira y la decisión estaba papable en sus palabras, el joven ya no tenía esa aptitud de héroe que tenia en su juventud. Se dieron cuenta que Harry había madurado y de la peor manera.

-…Albus….¿que hacemos?- A McGonagall le temblaba la voz ,tanto por las palabras duras de Harry como el hecho que despreciaba el mundo mágico y mas importante su decisión en no quedarse en su propio mundo en pelear con ellos contra los mortifagos es mucho para ella. Dumbledore no sabia que decir, él no se esperaba esto, el esperaba que Harry fue mas maduro y mas centrado y así que le ayudara a combatir contra Voldemort y los mortifagos, hasta le pediría ayudarle a buscar los Horrocrux, él había localizado (el anillo) uno pero el no entro en el lugar en el que estaba encerrado porque se concentro en buscar a Harry durante ese año. Ahora no sabia que hacer.

-No se minerva…esto esta fuera de mis manos…parece que el señor Potter guardo rencor y odio a nuestro mundo, no puedo decir que si eso sea un bien o en el caso mas remoto un mal, su deseo de no ayudar es…algo que jamás esperaba….no sé que decir minerva, supongo que debo de pensar en algo para convencer al señor Potter en quedarse en su mundo.

-Pero no puedes obligarlo Albus, eso seria darle razón al muchacho de que no le estamos dando libertad, además, no se cuantas habilidades tiene pero podía decir que el seria capaz de hacerte frente y si le enojas, podrías terminar en una peor situación-Hablo con voz profunda Alastor, él fue el único que no le afecto la presión mágica de Harry pero si se sorprendió la crudeza de las palabras del pelinegro. El tenía sus opiniones sobre el asunto pero era mejor guardárselo para si.

-Alastor, sé que tienes las mejores intenciones en decirme en eso pero estoy convencido en que debemos de convencer a Harry para quedarse. Lo necesitamos y lo escucharon, él es el único capaz de derrotar de una vez por todas a Voldemort. Solo démosle tiempo y veré como abordo el tema.

-Si tú lo dices Albus, solo espero que esto no nos vuelva con peores creces.

Con eso la orden y compañía se mantuvo en silencio pensando que hacer, Harry una vez mas se había ido sin darle toda la información pero si sabían que el había venido a una misión muy importante. Evitar la resurrección de Zetter, al menos tenían algo con que concentrarse. Snape informo que Voldemort y los mortifagos estarán en el anonimato para atacar en el momento justo, por ese momento se concentrarían en primero saber las descripciones del objetivo de Harry y si podían serle de utilidad convencerlo en quedarse en su mundo. No había de otra. Por otro lado Tonks no pudo prestar realmente atención a la discusión entre los presentes, ella solo se preguntaba porque le tomo la mano impulsivamente a Harry ¿acaso estaba loca? Más cuando era notorio que la tenia algo contra ella y viene y hace una impulsividad. La pelirrosa solo negó con la cabeza.

Todo eso era un embrollo.


Edolas.

Frente a sus ojos había un desierto pero no un desierto común y corriente. Si alguien de la tierra normal o nombrada en ese mundo como Magicworld viera ese desierto pensaría que era Egipto o más en específico el desierto del Sahara. Pues lastimosamente lo que estaban frente a ellos era nada más ni nada menos que estados unido. O lo era si es que se le puede llamar así porque no era un desierto común y corriente. Era negra, arena de un color negra y muerta, una tierra arrida que a cualquiera le traería temblor en sus cuerpos. Pero no era tierra en ella, la destrucción causada por las guerras causadas por la contraparte de Tom Radler y Gellert Grindelscall como aun mas importante la masacre mundial que ocasiono la contraparte de Harry Potter o conocido mejor como El demonio Zetter, ha ocasionado un efecto inusual en ese mundo. Eso no era arena. Era arena de hierro. Restos de los edificios de ese país vuelto polvo por la incansable ansia de destrucción del gran demonio dio nacimiento a un gran vasto desierto de arena hecha exclusivamente de partículas metálicas. Ese lugar era llamado el desierto oscuro de Horus.

-…Arena de hierro….el arma definitiva….el lugar en donde Zetter poso su ejercito no hace dos años…-Quien era espectador de esa extraña y atemorizante espectáculo de la vida silvestre en aquel mundo era un hombre fornido de cabello castaño ,con algunas canas ,tenia un gran vello caporal y facial ,con grandes dientes y una mirada afilada. La contraparte de Fenrir Greyback o mejor conocido como Fefnir Greyback, líder del grupo conocido como los Lycan. La diferencia estaba en el nombre pero no era mucho en realidad.

-Un vasto lugar, mas de miles de kilometro de arena de hierro, el lugar perfecto en el que Zetter se refugiaba. Aun me da escalofrió uno de los poderes de Zetter, el magnetismo y mas con este lugar lo hacia invencible-Hablo una persona de aspecto tosco, de larga cabellera castaño oscuro, con una pequeña barba mal cortada, una mirada cansada pero picara. Se trataba de la contraparte de Scabior pero ahí era conocido como Scamus, el compañero de Fefnir y Co-líder de los Lycan, un grupo que devoraron Lacryma para otorgarle poderes parciales de hombres lobos sin transformarme en uno. Eran la elite de la resistencia y fueron ellos que junto a Harry lograron entrar al castillo de Zetter durante la batalla final por lo que eran sujetos de respetar en el mundo.

-Bueno, lo era, gracias a Potter, el demonio Zetter dejo de existir. Pero este lugar aun sigue funcionando y eso es raro. Grrrr, tengo un mal presentimiento.

-¿A que te refieres Fefnir?

-Eres un inútil Scamus, el viento de este país deshabitado debía de haber movido la arena de este lugar por todo el país pero no, aun la mayor parte se concentra aquí. Eso no es posible, algo aun retiene la arena de hierro en este lugar y me da un mal presentimiento.

-Oh….no, no, maldita sea, no… ¿Querrás decir que…?

-¡No pienses estupideces Scamus! Eso seria ilógico, vimos como murió Zetter, estuvimos ahí pero….mis instintos me dice que algo ocurre aquí. Zetter debe de haber hecho algo, mis sentidos me lo advierten.

-¿Es por eso que venimos aquí?

-Correcto, nunca me fie en dejar los lugares en los que estuvo Zetter intactas, debíamos destruirlas y mas esta. Y no me equivoco. Algo huele mal en todo este asunto. Scamus, debemos de regresar a la base de la resistencia, Grrr, odio este lugar.

-Si ¡mph! Yo igual lo odio….tanta sangre y muerte….-Scamus se dio la vuelta junto a Fefnir y partieron de inmediato hacia sus vehículos. El desierto oscuro de Horus no era un lugar turístico. Fue la zona en donde Zetter fue impenetrable, el lugar en donde estuvo bien defendido. Pero también el lugar en donde hubo muestra del horror que el causo al mundo. Scamus y Greyback solo miraron el basto desierto superficialmente pero si uno mirara de cerca, a través de las dunas, encontraran cadáveres y esqueletos siendo trapazados por picas de metal de las peores maneras inimaginable. Era un lugar de dolor, horror, tortura y aun mas importante la muerte. Un lugar que demostraba lo apocalíptico que fue Harrison james Zetter.

El llamado demonio por su propio mundo.

Continuara….


Toaneo07