Los personajes utilizados en este fanfic son propiedad de Hiro Mashima.

Narración.

–Acciones. –

—Aclaraciones—

"Pensamientos".

Notas antes de iniciar: El fic esta totalmente narrado desde la perspectiva de Natsu, ¿entendido? Es poco usual las veces que escribo en primera persona… pero solo Natsu podría volver un embarazo algo tan divertido.

.

Epílogo

.

Soy el mejor padre del mundo, y no: mi nombre no es Vegeta, no tengo bigote, y tampoco puedo conducir. Pero sigo siendo el mejor padre del mundo. Tengo una bella esposa, una bella hija, ¿Qué más se puede pedir?

Paciencia. Seria útil si alguien me pudiera dar un poco, se me agotaron las reservas.

Yo sabía desde el principio que ser padre no iba a ser sencillo, realmente lo sabía. Partiendo por el hecho de que debía cuidar de alguien mas indefenso que yo ¡yo, que no puedo cuidar ni mi propio trasero! Según Lucy, lo hice bien. Aprendí a lidiar con los llantos de Elly, que nos despertaban a mitad de la noche; siempre estuve allí para ella, y la malcrié lo menos posible. Cosa que era difícil, si vieran la ternura que despedía…

Pero ese no es el caso.

El caso es que hoy necesitaba toda la paciencia que jamás había necesitado para lidiar con mi hija, Elie Dragneel. Me encontraba realmente disgustado. A mi lado, Lucy escuchaba mis quejas con semblante serio. Estábamos sentados en la mesa de la cocina, pasaba del medio día.

¡Esto simplemente no lo acepto! –Grité. –

Pues yo sí, y la discusión se termina aquí. –Sentenció Lucy. –

P-Pero… –Replique. – ¡Acepte que se juntase con Nadia y Nadín! ¡Inclusive con el Emo hijo de Mirajane y Fried! ¡Hasta con el anormal bishounen de Elfman y Evergreen! ¡Maldición, acepte hasta que fuera amiga Marian, Marian Fullbuster! FULLBUSTER, LUCY. ¡No puedo aceptar que mi hija sea novia del hijo de Sting!

¿Sigue en ese plan? –Interrogó por lo bajo una persona. Una joven de bonita figura, ojos miel y cabellos –

"Adivinen el nombre del personaje", pensé con ironía.

Tú te callas Elie Dragneel Heartphilia, sigues castigada por no decirme que tenias novio. –Farfullo Lucy, enojada como pocas veces se veía. – ¡yo les habría dado mi bendición desde el primer momento! Pero no, me tuvo que venir a decir Shiro.

Supongo que esta escena les resultará realmente confusa, ¿no? Bien, procederé hacer una breve explicación de lo que esta pasando. De paso desquitare mi enojo mental y no físicamente, y les explicare por qué mi esposa trae esa onda de bipolaridad.

14 años han pasado desde que me desmayé en aquel parto. Mucho tiempo, lo sé. Toda la generación anterior de Fairy Tail ha cambiado. Los viejos, como Makarov, Wakaba y Macao tuvieron que retirarse del Gremio hace más de siete años. Muchas cosas pasaron en ese tiempo: compañeros nos dejaron, Cobra —mejor conocido como Erick— cumplió su deuda con la sociedad y ahora vive feliz con Kinana; Makarov falleció, Mavis hizo visible su espíritu —creo que lo hizo por joder, pero bueno—, Erza se casó —sí, Jerall tuvo los huevos al final para proponérsele—, Cana tenia tres hijos, Romeo siguió mis pasos casándose joven con Wendy, yo intenté castrarlo, etc. Nuevos miembros nos cayeron, para empezar: Yukino Auguria, Rogue Cheney y Sting Eucliffe. Ya saben, los tíos que conocimos de Sabertooth en el Daimato Enbu y que yo humildemente me cargué… por lo menos a los dos últimos.

Dicho esta el resumen, ahora pasemos a otro dato relevante. Si se preguntan quien es este "Shiro" que ha mencionado mi esposa, no es ningún hijo mío; y tampoco es amante de mi esposa, dejen de intentar cabrearme.

Shiro es el hijo de Yukino y Rogue, Shiro Cheney Auguria. Odiaba decirlo, pero era el único adolescente en el Gremio que me caía medianamente bien; no era EMO como su padre, sino más bien todo lo opuesto a este; tampoco estaba tras mi hija, más bien la cuidaba de las garras de los hormonales adolescentes. Tenia aprecio por ese mocoso, era como el hermano postizo de Elie, y también la maldita voz de la razón de los Adolescentes del Gremio. Se notaba que era hijo de Yukino.

Odio cuando dices mi nombre completo. –Se quejó Elly en voz baja, pero Lucy tenia buen oído para las replicas, especialmente cuando estaba dando un regaño de los buenos. –

Créeme, le debes a tu padre que no te llamara Mildred o Fremea. –

Elie empalideció al escucharlo, y me miró. Yo solo asentí, aun cruzado de brazos, confirmando que aquello que su madre decía era verdad.

Te amo papa. –Dijo. –

Yo también te amo –Sonreí, por unos momentos recodé cuando Elie era mas pequeña. ¡Tanto que solía decirme esas palabras! Sin embargo, volví a fruncir el ceño. – ¡Pero no aceptare a ese vago!

Estoy aquí, señor Dragneel. –

¡Y ES PRECISAMENTE POR ESO QUE LO DIGO, EUCLIFFE! –

En efecto, el objeto de mi ira se encontraba al otro lado de la mesa sentado junto a Elie. James Eucliffe Strauss. Y si me oyeron gritar al principio de esta escena, ya deberían saber de que Strauss estoy hablando, pero solo para esclarecer dudas: sí, hablo de Lissana.

¿Sorprendidos? Únanse a la fila. El día que Lissana nos comunico que se casaría con Sting más de uno tuvo una expresión de WTF. Pero claro, con tantas bodas bizarras que se habían dado en el Gremio ya todo era posible: Elfman y Evergreen, Mirajane y Fried, Juvia y Gray, Levy y Gajeel, Yukino y Rogue ¡Cana y Laxus, carajo! Créanme cuando digo que la última vez que estuvo aquí a Gildarts casi le da un infarto al saber que en seis meses iba a ser abuelo… por tercera vez. Sí, se había perdido los primeros dos partos de Cana, y por eso ahora se pasaba fijo cada mes por Magnolia para ver a sus nietos. No es de extrañar que la gente ya se acostumbrase a que la Ciudad se volviera un juego de Tetrix de un momento otro.

En fin, ¿Dónde estaba? Ah sí: despotricando contra el mequetrefe de James. Si quieren saber como es él, pues admito que el idiota es alto; es una copia de Sting, solo que él no tenia ropa que le hiciera ver Gay; poseía únicamente los ojos de Lissana. Debía admitir que mi amiga de la infancia era buena madre, o por lo menos reconocer que hizo que su personalidad dominara sobre la gilipollas de Sting; usualmente yo no tenia problemas con James, simplemente me cabreaba con él por el hecho de estar interesado en MI hija. Sumándole el hecho de que Shiro nos confesó sin querer que MI hija y ese llevaran juntos meses. MESES.

Lo peor es que Lucy estaba de acuerdo con la absurda relación, mientras que yo me oponía firmemente. En lo único que estábamos de acuerdo era que el que Elie nos ocultara eso había sido algo muy malo.

Natsu. –

Gruñí por lo bajo. Lucy estaba usando su voz de comando: "Cierra la puta boca." Tenía que obedecer, pero realmente no quería. ¡Cuando cumplió los 12 le había dicho a Elie que tenía que ser virgen hasta los 40! Pero no, mi esposa quería nietos.

Mujeres.

Hombres. –Se quejó mi rubia esposa por lo bajo, parecía casi irónico que estuviésemos en esta sincronía. – de todas formas. –Reluctantemente, mi esposa dirigió una mirada severa a James. – me tome la libertad de informarle a tu madre de esto, James. Viene en camino con Sting.

Estoy jodido. –Escuche claramente como James murmuraba esto. Sonreí al verlo palidecer. –

Oh, si. Lissana Eucliffe cabreada era igual que mi esposa: un demonio. Aunque era probable que también estuviese molesta por la misma razón que Lucy: no sabia que tenía yerna/o y la poca confianza de su hijo/a depositada en ella.

Miré a Elie, quien tenía el rostro más rosado que el cabello que había heredado de mí; se veía adorable, pero no demostré mis sentimientos paternos. La veía con la mirada suplicante, como la de un cachorro. Sabia de sobra que el mequetrefe de James le tomaba la mano debajo de la mesa.

Odiaba decir esto, pero: prefiero que se quede con este imbécil antes que con algún otro.

Conocía a este mocoso de toda la vida, y no era mal chico, yo simplemente estaba celoso y dolido por la falta de confianza de mi hija. Pero supongo que, luego de toda una vida de celamiento obsesivo de mi parte, yo me he ganado esa desconfianza.

A regañadientes, admití que tenía que ceder.

Bien, aclarado el punto, y dado que Lissana no me dejará amenazarte de muerte en su presencia —y Lucy tampoco— quiero dejarte en claro mis reglas, Eucliffe. –Dije seriamente. – si vas a salir con MI hija, respetaras MIS reglas. –Declaré, sorprendiendo hasta a mi propia mujer. – ¿lo captas?

El idiota sonrió, pero fingió seriedad al verme fruncir el ceño. Me estaba costando hacer esto así que más le valía no salir con alguna estupidez.

No quiero matrimonio prematuro. No nietos hasta que cumplan al menos 40. –Dije, pero al ver la mirada de Lucy tuve que bajar la cifra a regañadientes. – 26, no bajare más de ahí, Lucy.

Mi esposa asintió, conforme.

Nada de sexo. –Aclaré, sonrojando a ambos pubertos. – como huela el aroma de mi hija en ti más de lo debido o viceversa, estas muerto Eucliffe.

Mamá… di algo. –Clamó Elie, avergonzada. –

Lucy se mantuvo en una postura firme, y dijo:

Lo siento, existen esas raras ocasiones donde los Planetas se alinean y tu padre y yo concordamos místicamente en algunas opiniones. Esta es una de esas veces místicas. –Sentenció Lucy. –

Absténganse de melosidades públicas, o me traigo a esa Organización de Payasos de regreso a la vida. –

¿Organización de Payasos? –Elie alzó una de sus finas cejas, interrogante. –

No quieres saber, créeme. Cometí el error de preguntar y aun hoy me arrepiento. –Suspiró Lucy. – Natsu, no le cuentes.

Okay. –

Vaya, veo que tienen todo bajo control. –La inconfundible voz de Lissana asomada por la ventana se hizo presente de manera repentina. –

¡M-mamá! –

Estas en problemas James. –Canturreó odiosamente Sting, el engendrador de mi dolor de cabeza actual. –

¿Cuántas veces les he dicho que no entren a mi casa por la ventana? –Lucy se quejó, pero todos la ignoramos. –

¿Cuánto llevan ahí? –Pregunté yo. –

Llegamos justo cuando empezaste a dar las reglas. –Respondió mi amiga albina. – más de acuerdo no puedo estar. Por cierto, James, no creo tener que decir esto, pero igual lo dejare claro: estas MEGA castigado.

El semblante de Lissana dio más miedo que el de Mirajane en su modo Satán Soul. El que James no mojase sus pantalones fue toda una hazaña que merece ser reconocida y recordada para las futuras generaciones.

Bueno, ya que estamos todos. –Sonreí maliciosamente, Sting sonrió con burla. – tengamos una charla entre suegros y yernos.

Nuestros hijos se vieron al unisonó y suspiraron.

Estoy taaaan jodido/a. –Dijeron en una exhalación. –

Oh, no saben cuanto. –Sonrió felizmente Lissana, tomando asiento en la mesa junto a Sting. –

El resto de la tarde lo pasamos nosotros seis charlando, aunque más bien parecía un acuerdo entre Familias Mafiosas. La incomodidad era notable, pero mantuvimos firme nuestra posición de "avergüenza a tus hijos lo mas que puedas." Al final les terminamos arreglando una boda, Asuka seria la madrina— es la mayor de la generación, por ende una de las mas responsables junto a Marian. Shiro seria el padrino. Los hijos de Happy y Charle serian los que dieran los anillos. Comentarios de ese tipo no dejaban de salir de nuestras bocas con el fin de avergonzar a nuestros hijos.

Es el deber final de un padre cuando ellos vuelan del nido.

Suegro positivo jode al Yerno pervertido.

END

Nota de la Autora:

Y ahora si señores, ESTE ES EL FINAL DE ESTE FANFICTION. Me sorprende, empecé esta historia hace dos años, la reescribí, y la volví a subir. Hoy por fin, luego de tanto, la termino. Me alegra no haber borrado esta historia. Me encanta que la hayan disfrutado, espero igualmente el Epilogo gustara.

Se que están con expresión de WTF ¿Lissana y Sting? xD pero yo soy considerada la reina del crack señores. Antes decían que Lyon y Juvia no se gustarían ni hipnotizados, yo hice un fanfic —el cual, por cierto, me vi obligada a borrar porque incluso olvide el final de ese proyecto— donde en un omake aparecía un LyonxJuvia en un mundo paralelo… y miren como nos salió Mashima troll en el manga. En fin, no es que sea pro Lissana&Sting. Parejas como el Sting&Lucy, Rogue&Yukino, etc. Me son indiferentes, no me resultan desagradables, por lo cual no me siento incomoda escribiendo sobre ellas… pero estoy desviándome. El punto es que no vería algo realmente raro viniendo de Lissana y Sting. He visto fics donde se hacen amigos para evitar el Nalu —creo que fue solo uno, pero no recuerdo el nombre—, y de ahí me surgió la idea. xD

Admito que no es lo que en un principio tenia planeado para este fic. Pero conforme paso el tiempo el Manga de FT avanzó, me dije "¿por qué no? Si Mashima puede hacer un Time Skip, yo puedo hacer la historia aun mas bizarra."

En fin, sinceramente, espero gustara el epilogo.

Nos vemos en otros fics. De ahora en adelante me dedicare a mi nuevo fic de FT "Yanderu" y también a "Después de años de Ausencia" pues me falta el capitulo de Gajeel y los tres Epílogos prometidos. Los invito a pasarse por ellos si no los han leído. ~

Hasta la próxima.

¡FIC COMPLETE! ¡FUCK YEAH!