VIGESIMA QUINTA PARTE. SORPRESAS (PRIMERA PARTE)

Una vez dentro de la embarcación y conociendo sus camarotes la familia Andrew decidió cambiar sus atuendos por algo más cómodo iban a pasar su primera noche en ese buque asistiendo a una gran cena… iban a celebrar dos cuestiones… la primera conocida por todos que Albert como siempre le sucedía había apostado y no había perdido aunque reconocía que estuvo muy a punto… la otra que solo conocía Albert y que de acuerdo a como estuviera la cena lo haría público o no.

Como era natural todos estaban bastante ansiosos por llegar a América pero no por eso iban a hacerse un viaje largo y tedioso o pesado al contrario pensaban divertirse en grande, además Albert ya les había dicho que ese primer día iba a ver un baile, que era una manera de comenzar a divertirse; por lo que las sorpresas para Candy iniciaron en el momento mismo de entrar a su camarote…. Este estaba repleto de flores de todo los colores, olores, texturas… era maravilloso todo aquello en la cama se encontraba un sobre… reconoció la caligrafía era de Albert y decía así…

Mi bella dama…

Después de decir que me amabas tanto como yo a ti mi vida al fin ha adquirido un sentido renovado porque al fin estas en mi vida de la forma que yo quería… como mujer…. Sin perder a la amiga y confidente…. Te doy las gracias por eso…. Espero te gusten todas estas flores que mande colocar para ti… ve a tu armario y encontraras un vestido para el baile de esta noche…. Úsalo y te espero en el salón en punto de las ocho… veras que la pasaremos increíble….

Con amor…

Albert.

- ¡Albert! Siempre tan atento… siempre tan gentil…

La rubia se deleitaba con la mezcla de olores que ahora invadía su camarote….pero recordó que a Albert era muy puntual y por una vez se dispuso a no hacerlo esperar y se dirigió al armario… aparte de que estaba repleto de vestimenta para toda ocasión igual que accesorios encontró el vestido que Albert había mencionado porque tenía una nota que decía "úsame" lo descolgó de su gancho y ahí estaba… un hermoso vestido sin tirantes de color verde esmeralda como sus ojos… una verdadera preciosidad… fue a tomar un baño y había más sorpresas había la tina de baño también repleta de flores y otra carta de Albert que decía…

Candy:

Si estás leyendo esto es porque ya estás por darte un buen baño… espero te gusten estas rosas… se que te gustan las rosas tanto como a Anthony… tanto a como a mí…pero me encanta tu olor a rosas y no quiero que lo pierdas…

Con amor…

Albert.

La rubia soltó un hondo suspiro… jamás imaginó que Albert podría ser tan romántico… se dio un buen baño… se coloco ese vestido verde esmeralda que Albert le había pedido que usara… cepillo sus largos cabellos hasta dejarlo totalmente brillante y de paso lo secó… pero faltaba algo… los accesorios… entonces se dirigió al tocador y ahí estaba un pequeño alhajero y una carta mas de Albert… esta decía así…

Candy:

No te creas pensé en todo… este es un pequeño alhajero que contiene algunas joyas que espero te agraden ya se que no eres mucho de joyas pero hazme el honor de usarlas… ahí encontraras las que necesitas para ese vestido verde

Con amor…

Albert.

Candy pensaba que de verdad él había pensado en todo… era maravilloso… inmediatamente vio las joyas que él mencionaba en su misiva… pero lo que le llamo más al atención fue un colgante de oro con una esmeralda de tamaño considerable en forma de corazón junto con los zarcillos de la misma y de la misma piedra preciosa… las reconoció de inmediato… esa joyas habían sido de Rosemary la hermana de Albert y la madre de Anthony… ella hubiera preferido no usarlas pero no quería discutir con Albert si él quería que usara esas joya lo haría…. Pedía tan poco… Finalmente se recogió el cabello con dos peinetas dejando dos rizos rebeldes, se untó un poco de colorete en los labios… dando el toque final con el par de zapatillas que también Albert había elegido… Iba a tomar su abrigo pero sintió la noche tan cálida que mejor lo dejo sobre su cama y finalmente salió del camarote rumbo al salón llegó a las ocho en punto un minuto antes que Albert…

- ¡Candy!

- Señor Andrew usted dijo que a las ocho en punto…

- Es verdad… te ves hermosa… ¿Te he dicho alguna vez que me encanta verte de verde? –dijo él sensualmente-

- No… pero ahora que lo se me vestiré de este color para ti más seguido –respondió ella en el mismo tono-

El tono de la voz de ella se le hizo tan seductor que no pudo resistir el besarla… era simplemente adorable descubrir que Candy también podía ser una mujer apasionada….

- ¡Albert! –dijo ella enrojecida-

- Vamos no seas niña… debes de acostumbrarte a que te bese en público somos novios y es natural… pero no te preocupes no lo hare seguido solo lo suficiente que sea aceptado socialmente…

Ella estaba muy apunto de replicarle pero llegaron Archie y George…

- Hola tórtolos –dijo Archie-

- Hola –saludaron al mismo tiempo los aludidos-

- William creo que deberíamos de sentarnos…

- Es verdad dijo George…

El rubio ofreció su brazo a Candy para conducirla a la mesa seguidos de Archie y George finalmente llegaron a la mesa que previamente Albert había reservado… tomaron asiento e inmediatamente se escuchaba la música que era bastante tranquila por cierto; para poder cenar… Los Andrew cenaron… cuando los comensales terminaron de degustar los platillos se escuchó la música para bailar se escuchaban los acordes de un vals en especifico "Cuentos de los Bosques de Viena" ese vals era el preferido de Candy, pieza que siempre bailaba con Archie porque también era su favorito pero nunca lo habían tocado como primer pieza en ninguna de las reuniones sociales a la que habían asistido estuvo a punto de invitarla a bailar pero sabía que ahora como novia de Albert le correspondía bailar la primera pieza con ella… Albert que sabía perfectamente que tanto Archie como Candy disfrutaban bailar esa pieza el uno con el otro y sabiendo porque su sobrino se detenía le dijo…

- Archie… ¿Qué esperas para bailar con Candy?

- Pero…

- No te detengas porque ella es mi novia y debe de bailar primero conmigo… se muy bien que a ambos les gusta mucho ese vals y bailarlo… así que vamos bailen…

- ¿De veras Albert?

- Por favor no me quita nada que bailes primero con Archie o conmigo se va a terminar el vals… vamos vayan…

Archie no lo pensó dos veces más para invitar a Candy a bailar quién tampoco dudo… momento que George aprovecho para platicar con Albert…

- Te veo muy feliz William… me da mucho gusto…

- Si me ves así es por ella… solo por ella…

- Lo se y me da mucho más gusto saber que ella al fin admitió lo que siente por ti…

- No creo que más que a mi verdad pero gracias…

- Desde luego que no… pero hay algo que quiero preguntarte…

- Si es trabajo…

- No William…

- ¿Entonces?

- ¿Piensas proponértele a la señorita Candy en este viaje?

- Así es… ¿Cómo lo sabes?

- Mmm… soy un lobo de mar un viejo lobo… William y te estás preguntando como lo va a tomar ella…

- A veces creo que lees mi mente…

- Es que eso es lo predecible… vamos no te aflijas… se que haya aceptara… pero debes ir con calma… para ella no ha sido nada fácil admitir todo esta situación de su amor por ti porque has sido su amigo de toda la vida… pero ten calma que ya dio el paso mas difícil…

- ¿Qué es…?

- Reconoció que te amaba no solo ante ella misma… también ante ti y los demás…

- Es verdad…

- Y tu que decías que ese amor estaba agotado… patrañas…

- George…

- Ya hablaremos de eso después William… mejor permíteme brindar por tu felicidad…

George sirvió un copa del fino champagne que estaba en su mesa… y brindo con Albert realmente sentía que al fin había cumplido su misión con los Andrew… en especial con la misión que le había encargado William Andrew de no descansar hasta que su hijo fuera feliz… bueno ya lo era ahora… mientras George y su casi hijo brindaban mientras bailaban el vals Archie y Candy también dialogaban…

- Archie soy muy feliz…

- Lo sé gatita… se nota en tu cara…

- ¿De veras?

- Por supuesto… yo no se como antes no me di cuenta que tu y mi tío se amaban… llevan amándose desde hace tanto tiempo…

- ¿tú crees eso?

- Por supuesto desde que conocí a Albert bueno al tío William siempre sentí mucha confianza y seguridad con él además desde la primera vez que lo vi contigo me percate que su amistad era muy profunda… yo creo que mi tío ya estaba enamorado de ti en esos días…

- Archie si era casi una niña…

- Quizás pero no importa eso ahora sino que se aman además de que serán muy felices…

- Eso espero yo también… no solo para él y por mi… yo espero que encuentres a alguna buena mujer para ti…

- Gracias… llegará la adecuada…

Así como término la conversación así también el vals… siendo un caballero Archie beso la mano de Candy y la acompaño a la mesa…. Acercó su silla y Candy dijo…

- Albert gracias por permitirme bailar con Archie…

- Yo también tío me uno a las gracias…

- Haber primeramente no tienen porque agradecer nada… sé que la costumbre indica que por que Candy es mi novia debe de bailar primero conmigo… no les iba a quitar la dicha de bailar un vals… además se hubiera estado la tía abuela no lo hubiera yo propuesto o incluso en un reunión donde nos vieran… sabemos que hay que respetar protocolos pero ahorita nos estamos relajando… agradezco que me consideren y me respeten… eso fue para ti Archie como para ti Candy. Ahora lo que respecta a ti Archie… no tienes porque decirme "tío" si es algo que yo se muy bien que te hace sentir incomodo… no me faltas al respeto si me dices "Albert" a secas… tú me conociste así… se muy bien que la tía te dijo que por respeto… que por mi jerarquía y cosas así… pero yo considero que no hay nada de malo en que me digas Albert… como quieras decirme lo dejo a tu consideración… solo te pido que lo que decidas me lo hagas saber para ver si es hay necesidad de hablar con la tía abuela… ¿Estamos de acuerdo?

- Muchas gracias… se muy bien que con tu llegada a la familia muchos de los protocolos de nuestra familia se refrescan o se modernizan… a la brevedad daré mi respuesta…

- Me parece muy bien…

Se escucharon los acordes de otro vals que no lograban identificar pero hubo algo que causo extrañeza en los Andrew…

- William, ¿me permitirías bailar este vals con la señorita Candy?

Albert, Archie y la propia aludida abrieron los ojos en forma desmesurada… ¿De verdad George había pedido bailar el vals con Candy?

- Yo no me opongo George si ella lo desea…

- ¿Me permite el baile señorita?

- Claro que si, gracias.

George se apeo de la mesa, se acerco a la silla de Candy para jalar la silla de la misma, le ofreció su brazo y se dispusieron a bailar… mientras tanto Albert y Archie comentaban…

- Tío yo no sabía que George bailara…

- Créeme que yo tampoco a pesar de los años que llevo conociendo lo que es toda la vida verdad… George siempre fue tan serio… nunca quiso salirse del protocolo establecido pero me alegro que el también se este relajando en esta ocasión…

- La verdad es que si… George ha servido demasiado tiempo a los Andrew… creo que se ha consagrado a esta familia…

- La observación que haces Archie es muy cierta…

- Tío ahorita que estamos solos quiero tocar un tema contigo… aclaro nada de trabajo o cosas así…

- ¿Qué sucede Archie?

- Sabes tío me recrimino a mi mismo no haberme dado cuenta antes de los sentimientos tan profundos que tenías por Candy… pero lo que si puedo decirte es que desde que te conocí y te vi con Candy siempre note entre ustedes algo especial no puedo definir que fue lo que vi en ese momento pero había algo especial entre ambos… me alegro que ambos ahora sean felices juntos.

- Archie no tienes porque recriminarte nada porque en realidad nadie sabía nada ahora… eso que dices que notaste algo especial entre nosotros me llama la atención poderosamente, pero creo que no vale la pena hablar de eso cuando finalmente ahora creo que tengo la felicidad en mis manos.

- Tienes toda la razón tío… brindemos por eso…

- Salud Archie…