Esta historia no es mía, es una traducción de "Abandon" escrita por "Batsutousai".

La escritora me dio permiso para traducir y subir la historia, ya que la persona que la estaba subiendo no siguió con la traducción, creí que muchas personas se quedaron con las ganas de seguir leyendo, así que espero que les guste como traduzco.

Gracias a mi querida beta Fadamaja que me ayudo con la traducción.

Advertencia: esta historia es Slash Voldemort/Harry P. ligera mención de abuso infantil. Para los que no sepan que significa Slash es relación de chico con chico.

Capitulo 1

Harry no sabía donde se encontraban. Sólo estaban él y Tía Petunia. En Londres.

Su tía dijo que necesitaba algunas cosas, pero lo único que habían comprado hasta el momento habían sido cosas que podrían haber conseguido cerca o que tenían mas que suficientes en casa.

No que Harry se quejara del viaje. Oh, no. Le gustaba estar fuera de la casa. Deslizó una mano dentro de su bolsillo y se sintió mejor cuando sus dedos tocaron su varita, su capa de invisibilidad y la Saeta de Fuego encogida. No quería estar desprevenido para lo que pudiera suceder, así que agarró lo que consideró que podría necesitar.

"Traeme algunas uvas, chico" gruñó Petunia, señalando al otro lado de la calle donde había un puesto de frutas frescas. "¡Traeme bastantes!"

"No tengo con que comprarlas, Tía Petunia". Harry remarcó.

Petunia miró enfurecida a su sobrino por un largo rato antes de sacar unos cuantos billetes de su bolsa y forzarlos en su mano. "Ahí tienes".

Harry asintió y se escabulló hacia el puesto. Se alegró al ver que podría comprar "bastantes" uvas y aún así quedarse con el cambio para después. No que le gustase robar, pero ésta era su tía. Dedujo que se merecía una concesión de la familia de vez en cuando.

Snape empezaba a influenciarlo, maldición.

Harry compró las uvas y se volvió para regresar a donde había dejado a su tía.

Ella no estaba allí.

No estaba en ningún lugar a la vista.

Harry Potter acababa de ser abandonado en Londres.

"Oh, mierda."