Lolita

Disclaimer: Los personajes no me pertenecen, son creación de Masashi Kishimoto. Este Mini-Fic es completamente de la autoria de TheDC1809, tomando de inspiración la canción Lolita de Joaquin Sabina.

Esta Historia es original de TheDC1809 quien muy amablemente me permitio la adaptacion de su ficc cualquier copia total o parcial de la misma queda estrictamente prohibido a menos que le pidan ala autora origunal su consentimiento si no es asi se considera plagio y creanme si lo hasen suffriran las peores torturas me jode que hagan siempre lo mismo por lo menos tenga la decencia de pedir permiso.

He sido victima del plagio NUEVAMENTE o sea por lo menos pidan permiso creanme no sera negado pero me molesta que no lo pidan el ficc que plagiaron es Virgin Crisis trama tomada del manga del mismo nombre y lo que mas me molesta es que digan que es suyo o sea el manga es conocido como rayos pueen decir que es suyo pero bueno dejo de lado eso porque no sirve de nada enojarme.

Mucho OoC..OoC

Advertencia Los lugares en los que se desemvuelven estaran igual no sera cambiados a menos que de verdad ustedes lo quieran aunque prefiero dejarlos asi no pregunten porque pero me parece mas interesante que se quede como estan.


Capitulo 1: Una extraña irrumpiendo su vida.

Otro día nublado. No debería sorprenderme – pensó Sasuke mirando a través de su ventana, contemplando el cielo nuboso que se extendía por encima de su casa, ubicada en Forks, un pueblo chico, donde no ocurría nada interesante.

Los pocos eventos que sucedían, siempre llegaban a oídos de todos sus habitantes. Uno de ellos, la reciente mudanza de la hija del Jefe Haruno.

- ¡Sasuke! – gritó su padre Fugaku desde el primer piso – baja a la sala. Debo decirte algo.

- Voy! – repuso.

De un salto bajó de su cama y tomo las escaleras. Ya estando en sala, se dispuso a tomar asiento, mientras que su padre se sentó frente a él.

- Hijo, quiero pedirte un favor – le dijo mirándolo a los ojos.

- Lo que sea

- Mañana vendrá Sakura, la hija del Jefe Haruno.

- ¿Y debo hacerle una fiesta o qué? – dijo Sasuke con tono burlón.

- Debes irte con ella de ahora en adelante a la escuela – contestó su padre, mientras que los ojos de Sasuke se abrían escépticamente – y también debes enseñarle el pueblo, pues como sabes, es nueva.

- ¿Me pides que sea su guardaespaldas? Ni que fuera una niñita

- No lo es, pues tiene casi tu misma edad. 17 años - Sasuke ya había cumplido 18 años

- Está bien – acepto Sasuke con un suspiro.

Sasuke ignoraba que la palabra "niñita" no encajaría con el termino que definía a Sakura, la chica nueva.

Al día siguiente, antes de irse al trabajo, Fugaku le repitió a Sasuke lo que debía hacer cuando llegase Sakura a su casa. Una vez lo hizo, tomo su Mercedes rumbo al hospital, donde ejercía como Médico.

Sasuke tomó una tostada y un poco de café que su madre Mikoto acostumbraba a preparar para él y su padre. De repente, sonó el timbre de la casa.

Debe de ser la chica – pensó Sasuke mientras se levantaba del comedor y se dirigía a la puerta.

Llaman al timbre, salgo a mirar

Y abro la puerta y estás ahí

Dulce regalo que Satanás, manda para mí

Sus ojos vislumbraron la fina figura de Sakura Haruno, que se veía de manera angelical con su uniforme del instituto de Forks. Por un momento admiró sus piernas de color melocotón, que contrastaban perfectamente con la corta falda roja a cuadros. Luego dirigió su mirada estupefacta hacia su torso, adornado con dos pechos cubiertos por una fina camisa de lino blanco, desabotonada en el primer botón.

Sasuke se había quedado sin palabras ante la presencia de Sakura.- Disculpa – Sasuke se sintió estúpido frente a la chica, cosa que jamás le había sucedido – Mi nombre es Sasuke Uchiha

- Ya lo sabía. Tu padre le comentó al mío que serás el que me muestre el pueblo

- Así es – le afirmo fuertemente – de ahora en adelante te recogeré a tu casa y te llevare a la escuela. Dame unos minutos

- ¿Se te comieron la lengua los ratones? – dijo Sakura ácidamente con un tono burlón.

Soltó la perilla de la puerta para correr a su habitación en busca de su maletín lleno de libros y de sus llaves del mercedes plateado, regalo de sus padres al cumplir 18 años.

Cuando bajó por las escaleras, vio que Sakura se había sentado en el porche de la casa a esperarlo. También notó como sus piernas se cruzaban de una manera seductora.

Dios mío, no permitas que pierda mi decencia – suplicó mentalmente Sasuke. Tomo su abrigo del perchero ubicado detrás de la puerta y se dispuso a salir con Sakura hacia el instituto.

En el auto plateado, el ambiente se notaba un poco tenso entre ambos. Sasuke rogaba no mirar tan seductoramente a Sakura, y ella trataba de ignorar el aspecto tan simpático de él.

- Y ¿te ha gustado lo que has visto? – dijo Sasuke tratando de romper un poco el hielo – me refiero a lo que has visto del pueblo – hizo un tonto esfuerzo de autocorregirse.

- Es aburrido estar acá – dijo Sakura, que en el fondo deseaba reírse por la frase de Sasuke– no sucede nada excitante

- ¿Qué defines excitante? – preguntó cautelosamente Sasuke

- La aventura. Hacer lo que no debes tiene mucha adrenalina

- ¿Y lo haces a menudo?

- Siempre trato de salir de la monotonía, ¿tú lo haces? – Sakura miro a Sasuke con la ceja levantada

- No mucho, soy un poco reservado a ciertas cosas

- ¿Cómo en el sexo?

- ¿Por qué sale a relucir ese tema en este momento?

- ¿Acaso nunca has hecho algo sucio? - rió picaramente

- Soy un hombre, y lo que deseo, lo tengo – miro fijamente a Sakura.

Poco a poco su carro se detenía en el estacionamiento del instituto.

- Eso se debe a que las chicas de por acá son fáciles – dijo Sakura de manera indiferente - ¿Tú crees que soy así? – Sakura se acerco peligrosamente a él

- Puede ser – dijo Sasuke un poco aturdido al sentir el fresco aliento de Sakura en su cuello

- Siento decepcionarte Uchiha– dijo con un puchero lleno de burla. Separó rápidamente de él y salió del auto.


Continuara...