Lolita

Disclaimer: Los personajes no me pertenecen, son creación de Masashi Kishimoto. Este Mini-Fic es completamente de la autoría de TheDC1809, tomando de inspiración la canción Lolita de Joaquín Sabina.

Esta Historia es original de TheDC1809 quien muy amablemente me permitio la adaptación de su ficc cualquier copia total o parcial de la misma queda estrictamente prohibido a menos que le pidan ala autora original su consentimiento si no es así se considera plagio y créanme si lo hacen sufrirán las peores torturas me jode que hagan siempre lo mismo por lo menos tenga la decencia de pedir permiso.

Mucho OoC..OoC

Advertencia Los lugares en los que se desenvuelven estarán igual no será cambiados a menos que de verdad ustedes lo quieran aunque prefiero dejarlos así no pregunten porque pero me parece más interesante que se quede como están.


Capitulo 5: Mojado Incidente

Esto no se queda así...

Luego de la tortuosa manipulación de Sakura, Sasuke había quedado fuera de órbita, pero su mente seguía trabajando a media potencia, aunque totalmente concentrada en planear algo de venganza en el baño.

Su primera clase era música, y por suerte sí había ensayado su lección. Pero desafortunadamente, una de sus compañeras de lugar era Ino, una chica rubia que emana prepotencia y no duda en sacar sus uñas para conseguir hombres.

- ¡Vaya! ¡Vaya! – dijo burlonamente la rubia – que alegría de verte de nuevo Uchiha

- No puedo decir lo mismo

- ¡Que lastima! – hizo un falso puchero – los rumores dicen que andas saliendo con Haruno, ¿es verdad?

- Por eso se llaman rumores – estúpida – pensó

- Eso quiere decir que son verdad

- ¿Qué te importa?

- Por supuesto que sí me importa, no me gusta que toquen lo que es mío – acaricio con su dedo la mandíbula de Sasuke

- Reporte de última hora Yamanaka: No me compraste– quito la mano de su cara

- Veo que esa chica te tiene bien metido en su falda

- Si lo hiciera, juraría que lo hace mejor que tú – bufó - ¿sabes qué? Mejor consíguete otro juguete, prueba con o Niko, a mi déjame en paz

Sasuke se levanto del asiento y justo en ese momento, su celular vibró:

Sé que tu compañera de música te tiene ganas, pero oops! Eres mío

S.

Una enorme sonrisa ilumino el rostro de Sasuke. Rápidamente tecleo algunas palabras:

Siempre. Te espero en el baño después del receso.

Sasuke.

Ambos se hallaban en una nube. Sakura no podía concentrarse en su clase de Lenguaje y Sasuke sacaba tonadas espeluznantes en Música. Ino noto la fuerte distracción de Sasuke después de leer su celular. Apresuro su paso y tomo el celular, busco afanadamente el último mensaje. Cuando lo leyó, su sangre hirvió, pues Sakura se burlaba de ella.

Ya veremos quién gana, mosquita muerta - pensó

En ese momento, el reloj había marcado las 9:30 am. Hora del receso.

Sakura guardaba sus libros en la maleta. No tenía prisa, pues aunque en el receso no vería a Sasuke, sabía que lo estaría esperando en el baño de mujeres, aquel lugar que fue testigo de la primera vez que estuvieron juntos.

Un momento – la mente de Sakura se detuvo. Un escalofriante recuerdo llegó a su mente. Sasuke no usó protección.

Una mano viajó rápidamente a su cabeza, y la otra a una pared cercana, pues empezaba a tambalear. Cambio de planes - pensó

En el otro lado de la escuela, Sasuke buscaba impacientemente su celular. Juraba que lo había guardado en su chaqueta. ¿Pero dónde demonios lo dejé? – pensó

- ¿Buscas esto Uchiha? – era Ino con el celular en la mano

- ¿Quién te dio el derecho a tomar mi celular? – su mano quiso arrebatarle el aparato, pero Ino fue más veloz.

- ¿Lo quieres? - rió

- Claro que si – gruño

- Ven por él – metió el celular en medio de sus senos y salió corriendo

- No seas estúpida – Sasuke quedo inmóvil, pero rápidamente emprendió a seguirla

Ino corría por los pasillos, y buscando refugio, entró al baño de mujeres. Pero lo que no sabía, era que Sasuke lo conocía muy bien.

- Sé que estas aquí – gritó Sasuke entrando al baño – no seas infantil Ino, dame el estúpido celular

- Me atrapaste Uchiha – salió de una casilla haciendo otro falso puchero

- Dame el celular – extendió la mano

En ese momento, el timbre que marcaba el final del receso, sonó. Mierda, Sakura no demora en llegar – pensó Sasuke

- ¿Tienes afán? – preguntó la rubia

- No te metas

- Puede que tu no tengas afán, pero yo si – dijo tratando de evadirlo

- Primero me das el celular y luego te largas

- No te daré nada, si lo quieres, tómalo – le guiño un ojo

La ira predominaba en el cuerpo de Sasuke, así que no pensó dos veces en atacar a la rubia. La tomo por detrás y la inclino hacia el lavabo para poder tener acceso al escote y sacar su celular. Pero qué mala suerte, justo en ese momento Sakura se asomaba por la puerta.

- ¿Qué demonios pasa acá? – gritó histérica

- ¿No ves que estas interrumpiendo? – sonrió maliciosamente Ino

- Sakura, puedo explicarlo – tembló al ver la cara de su chica

- Cállate – miro envenenadamente a Sasuke – y tu rubia peliteñida, aléjate de mi chico

- ¿Tu chico? – se carcajeo – eres un niñita apenas

- ¿Ah si? Veremos de que es capaz esta niñita

Sasuke se alejo de aquella pelea de gatas, como solían llamarla sus amigos. Sakura había remangado su camisa y se había lanzado al cabello de Ino. Esta lloraba del dolor, pero tomo a Sakura rápidamente y la empujó contra el lavabo, que prontamente se rompió, mojando a Sakura y de paso a Ino.

- ¿No te gusta el agua? – gruño Ino

- A mí no me afecta, pero según tengo entendido, las perras como tú le huyen

- ¿Qué dijiste pendeja?

- Sakura, por favor – Sasuke movía sus manos en señal de rendición – deja a esta loca quieta

- ¿Ahora la defiendes?

- Claro que no, solo no quiero que te pelees con una rubia hueca

A Sakura se le asomo una risotada y a Ino la rabia en su cara

- ¿Qué está pasando aquí? – los tres quedaron quietos y mudos. Era el director de la escuela – ¡señoritas! ¿qué hacen despeinadas y mojadas? – abrió los ojos – y usted joven – señaló a Sasuke - ¿qué hace en el baño de mujeres?

- Señor, todo tiene una explicación – la voz de Sasuke estaba llena de nervios

- ¡Ninguna! – gritó – todos a mi oficina ¡ahora mismo!

Todos apenados y con la cabeza gacha pasaron directo a la oficina. Iban como niños regañados por maestro de kínder. Qué vergüenza, y todo por culpa de la zorra Haruno y su puto y sexy novio – pensó Ino.

Las dos chicas llegaron mojadas y con el cabello enmarañado. Y Sasuke, un poco mojado y totalmente nervioso, pues jamás había sido llevado a detención, y mucho menos, por culpa de dos mujeres, una que lo volvía loco, y la otra que estaba loca.

- Ino Yamanaka, entre usted primero – le dijo el director

- ¡Gracias! no soporto un minuto más a esta pe..rsona

- Sasuke y Sakura quedaron sentados y en un silencio sepulcral

- Sé que me pase un poco – le dijo Sakura en voz baja

- ¿Un poco? – le dedico esa sonrisa torcida que ella tanto amaba – casi le arrancas la cabeza

- Lo que más siento, es que esa... – no terminó la frase – nos arruinara nuestro encuentro – en ese momento recordó lo que hacía pocos minutos la había hecho estremecerse de miedo

- ¿Qué pasa?

- Sasuke – su voz se agudizo un poco - la primera vez que estuvimos juntos, emm, no nos protegimos

- ¡Mierda! – se levanto del asiento – ¡soy un imbécil!. Perdóname Sakura, no pensé con mi cabeza principal ¿si?, cuando estas cerca, ¡no lo hago!

- Solo si algo llegase a pasar – Sasuke no la dejo terminar

- No pienses mal, jamás te dejaría

- Uchiha y Haruno, es su turno – la voz del director se asomo de repente

La tensión entre la pareja aumentaba. Un embarazo afectaría sus planes a futuro.

- No tengo mucho tiempo – les repitió.

Entraron rápidamente a la oficina y se sentaron frente al escritorio del director.

- La señorita Yamanaka me explicó algunas cosas. Revisé sus expedientes y están en limpio, solo por eso, los dejaré ir. Pero – empezaba la advertencia – si un hecho como este se vuelve a repetir, serán expulsados

- ¡Por supuesto que no! – Prometió Sasuke – ¿nos podemos retirar ya?

- Sí

Salieron a paso lento y en sus caras, solo se asomaba la duda de un posible embarazo.

- Necesito que me sigas – Sasuke tomó a Sakura de la mano

- ¿Y nuestras cosas?

- Después las recogemos

Llegaron al estacionamiento y pronto al auto de Sasuke. Sasuke arrancó el carro rumbo al lugar que usaba para pensar. Su prado.

Cuando llegaron, apagó el carro y salió caminando. Después de 10 minutos de recorrido en la espesura del bosque de Forks, el prado se abría para ellos. Sasuke se sentó y tomo a Sakura y la sentó en su regazo.

- No sé que me haces – sonrió – pero cada vez amo todo de ti. Tu picardía, valentía, y esa cara de inocencia que me pones, con la cual pierdo la cordura

- Al principio pensé que te caía mal – se mordió el labio

- Por la manera en que pones loco – la beso rápidamente – pero si estas embarazada – la tensión volvió – jamás te dejaría

- ¿Lo juras?

- Sí. Ahora que esto es demasiado oficial para nosotros – rió – Sakura Haruno, ¿serías mi novia, amante y mujer, de ahora en adelante?

- ¿Tienes por ahí un anillo o qué?

- Cuando salgamos de la escuela, te lo compro.

- Déjame pensarlo – hacía un falso ademan – sí, sí quiero

Las palabras sobraban... ahora no solo era su lolita, esa niña que lo excitaba con una simple mirada, sino que ahora era, oficialmente, su chica.


Continuara..

¡Que onda, gente!

No... no... no... yo se que realmente no quieren matarme. Si, lo admito, tal vez causarme algún daño físico si lo quieren pero matarme no, no sean malvados, la malvada aquí es la autora xD.

Bueno, pues, razones de por qué no escribía sobran y estoy segura que no les interesan, pero lo que voy a decirles me interesa a mí que lo sepan.

Agradezco infinitamente sus comentarios.