Sick Mind (Mente enfermiza)

Capítulo 13: Three months later (Tres meses después)

Tres meses habían pasado desde lo acontecido. Tara ya se había recibido de doctora y trabajaba en el hospital de la cuidad. Mort ya había terminado de escribir la secuela de Secret Window. Ya había encontrado un final.

Esa mañana, el sheriff sabía que debía ir a esa cabaña a orillas del lago. Se metió en la patrulla y condujo todo el camino pensando a lo que se enfrentaría. La desaparición de Rod Gufid había perturbado al pueblo, ya que la culpable salió libre por falta de evidencia. El cuerpo de ese joven jamás apareció. El sheriff se dirigió a la cabaña de Mort Rainey. Estacionó en la entrada y notó que la puerta estaba abierta. Golpeó de todas formas:

"¿Señor Rainey?"

No hubo respuesta. El sheriff se dirigió hacia adentro. Caminaba despacio, no le gustaba estar allí. Echó un vistazo a la cocina. Había una olla hirviendo, varias mazorcas a su lado y un poco más a la izquierda, dos o tres cajones llenos de naranjas. El sheriff sintió un deja vù. Recordó la última vez que había estado allí. Pero esta vez, no tenía que advertirle nada a Mort. Sin embargo, buscaba a Emily Smith, quien era la sospechosa principal en el caso de la desaparición de su compañero de vivienda, Rod Gufid. El sheriff subió las escaleras y se encontró con Mort, escribiendo en su portátil, sentado en el escritorio; y Emily estaba sentada a su lado, con los audífonos puestos.

"Buen día, sheriff" dijo él

"¿Cómo está, oficial?" le preguntó ella

"Buenos días, señor Rainey, señorita Smith"

"¿Se le antoja algo de jugo de naranja, sheriff? La plantación de árboles de naranjas nos fue muy bien hasta ahora ¿No es cierto, Mort?"

"Claro"

"No, gracias" el sheriff fingió una sonrisa

¿Qué lo trae por aquí?" le preguntó Emily poniéndose de pie

"Pues... creo que ya lo sabe" le contestó el sheriff. Emily bajó los ojos "Sólo vine a decirle a ambos que se alejen del pueblo. La gente está muy asustada. Más que antes"

"¿Por qué estarían asustados?" preguntó Emily, fingiendo sorpresa

"Que no hayamos encontrado los cuerpos, en ninguno de los casos, no significa que yo no crea que son culpables. Sin embargo, no puedo hacer nada por eso, más que pedirles que mantengan distancia"

"Qué lástima que no encuentre a los verdaderos culpables. Pues yo le aseguró que no se encuentran en esta habitación" agregó Mort mirando al sheriff perverso.

"¿Sabe que Mort ha terminado su nuevo libro?"

"No lo sabía"

"Pues este es muy bueno" continuó Emily "Se llama Secret Window 2: Tara y Shooter ¿Quiere que le lea el final?" dijo Emily, tomando un borrador de la mesa.

"No es necesario" el sheriff no quería permanecer allí mucho más tiempo.

"Verá, es similar al anterior. Pero este es mejor" Emily comenzó a leer con voz profunda, ignorando al sheriff "Ya sé lo que puedo hacer, dijo Shooter mientras se servía otra mazorca de maíz de la olla hirviendo y cortaba una naranja en la mesada"

"Estoy segura que con el tiempo su muerte será un misterio incluso para mí, terminó Tara, acercándose a besar a Shooter" continuó Mort, leyéndolo de la computadora y luego se dirigió al oficial "Esas son las palabras que deberían abrir el comienzo y final de esta historia"

"Si bien sabemos que la parte central importa, la más importante es el momento en el que se desarrolla la historia, eso fue un engaño..." agregó Emily de manera misteriosa "¿No le parece un excelente final, sheriff?"

"Muy bien, ya debo irme" dijo el sheriff, totalmente asustado.

"Lo acompaño a la puerta" Emily lo siguió hasta la entrada y cuando se estaba por ir le comentó: "Y recuerde, sheriff, no importa lo que ocurra siempre y para siempre quedara grabado en nuestras memorias la parte más importante de la historia es el final." Emily entrecerró sus ojos "Tenga eso en mente" el sheriff asintió aún más asustado y se fue.

Emily se dirigió a la cocina y abrió la olla humeante. Con ayuda de una espumadera, sacó dos mazorcas y las puso en platos. Acto seguido, abrió la heladera y sirvió dos vasos de jugo de naranja. Cerró la heladera y miró hacia el jardín, junto a la pequeña parcela de maíz, cuatro árboles de naranja florecían: "Y su muerte será un misterio incluso para mí" se murmuró a sí misma, mientras se sujetaba el cabello en un rodete con un par de palitos chinos. Puso los platos y los vasos en una bandeja y se dispuso a subir las escaleras.

Arriba, se encontró con él, que llevaba un sombrero negro y sus anteojos cuadrados. Él levantó la mirada:

"¿Más maíz, Shooter?" le ofreció ella

"Con gusto, Tara"

"Creo que los culpables acaban de llegar a la habitación ¿No te parece?" dijo ella, riendo

"Ciertamente" le contestó él, viéndola pasar.

Ella dejó la bandeja sobre el escritorio. Cuando estaba por sentarse, él la jaló y la sentó en sus piernas, dándole un dulce y apasionado beso.

"Y recuerda... la parte más importante..." le dijo ella.

"Es el final" siguió él y continuaron besandose.

Fin...

Gracias por leer, las reviews serán apreciadas

Disclaimer: Secret Window no me pertenece