Ok, para empezar el autor aclara que una gran cantidad de escenas se repetirán en los próximos capítulos, dada la necesidad de aclarar algunos puntos de vista

También aclara que no tiene idea de cuanto pueda costar la matricula de una escuela publica (o si cuesta en absoluto), por lo que lo único que se aclara es que la matricula de Dalton es cara.

La historia se desarrolla DESPUES de 'Duetos', ya que tras su éxito el señor Shuester decidió hacer otro concurso en vez de la asignación de Chicos contra Chicas en 'Nunca me han Besado'.

También aclara que no sabe si Finn y Carole volvieron a la casa de los Hummel's después de que Burt los hecho en la primera temporada, pero por el bien de la historia, aquí lo hicieron.

Ahora si, sin mas, la historia pertenece a:foraworlddundeserving

Y nuestros amados personajes pertenecen a RIB y Fox.

Ahora, a disfrutar Klainer's:

-0-0-0-0-0-0-0-Klaine-0-0-0-0-0-0-0-

Finn.

El sonido de unos pasos se desvaneció, y la sala quedó en silencio. Unos segundos más tarde, Finn vio al señor Schue levantarse y seguir a Kurt. Tomó una respiración inestable poco antes de mirar hacia arriba, secándose los ojos.

¿Qué demonios ha pasado?

"Finn, ¿estás bien?" El brazo de Quinn todavía estaba en su espalda y ella lo miraba, consternada. Finn podía ver las huellas de lágrimas en su rostro y sabía, sin mirar, que el resto del club estaba de la misma manera.

"No debería estarlo."

Mercedes se puso de pie, las lágrimas aún corrían por su rostro. "¿Qué diablos pasa con nosotros? Nos hacemos llamar una familia y dejamos que esto le pase a Kurt?"

"No sabíamos -"

Mercedes miró a Rachel. "Deberíamos haber sabido. Tú viste los moretones en sus brazos tan claros como cualquiera de nosotros, pero de alguna manera, todos estábamos viéndolos por primera vez. Dejamos al niño tirado en el suelo y me alegro de que vaya a ir a un lugar en el que él finalmente va a estar a salvo. Me alegro también de que tenga a Blaine, porque es seguro que no nos tubo a nosotros". Finn podía ver que Mercedes estaba luchando contra sus emociones para ser capaz de hablar. "Yo voy a seguirle la pista y ver si va a aceptar una disculpa. Y yo no lo culpo si no lo hace."

Cuando Mercedes estaba por marcharse, Sam también se levantó. "Yo voy contigo."

Mercedes asintió con la cabeza y los dos salieron de la habitación rápidamente. El silencio se mantuvo, todos los ojos se dirigieron a Finn. "¿Qué?" gruñó, mirándolos a todos ellos. No estaba seguro del porque de su ira repentina, pero cuando todo el mundo lo estaba mirando simplemente acabo por sentirse así.

Algunos miembros miraron hacia otro lado incómodos, pero Puck no hizo nada de eso. "Amigo, vemos a Kurt un par de veces al día y yo no puedo recordar la última vez que hablé con él. Eso me hace un amigo bastante patético. Pero, Finn, tú vives con él. Tú eres su familia. ¿Qué demonios paso? "

"No empieces a molestar, Puckerman. ¡Te lo advierto!" Finn se puso de pie, Quinn tiro de su mano para tratar de conseguir que se sentara.

"¿Por qué no habría de hacerlo? Dinos, Finn, ¿Tú y Kurt hablan incluso cuando están en casa?"

Finn sabía que su silencio lo decía todo. Pero en lugar de que Puck respondiera, fue Tina, la que se levantó y se dirigió al grupo. "Acéptenlo chicos, hemos dejado que Kurt se las arregle completamente solo. No fue hasta hace unas semanas que su padre salió del hospital después de un ataque al corazón. Cantó un dúo por su propia cuenta y luego ustedes le dijeron que se perdiera y se fuera a espiar a otra escuela, diciendo que era lo único para lo que era bueno. Y creo que fue la última vez que se le prestó atención, ¿no? "

Finn sabía que era verdad. Sin decir una palabra, sacó su mano de la de Quinn y salió de la habitación. Una vez afuera, se derrumbó contra la pared, dejándose hundir en el suelo y haciendo un esfuerzo para no llorar de nuevo. Lo había hecho. Había metido la pata.

Y él ni siquiera tenía una explicación para sí mismo. Finn vivía con el niño, por amor de Dios, y él no lo había visto. Cada vez que Finn y Kurt estaban en la propia casa, al mismo tiempo, estaban en sus habitaciones separadas. Finn pensando que Kurt estaba trabajando en sus tareas escolares o algo así y lo dejaba solo. Y en la escuela... pues sí, vivían juntos, después de todo, ¿por qué tendrían que interactuar en la escuela? Todo el mundo sabía que si tenías hermanos no hablabas con ellos en la escuela, ¿Por qué él y Kurt tendrían que ser diferentes?

Su celular sonó dentro de su bolsillo y lo sacó, esperando algún tipo de texto de Puck llamándolo cobarde o algo así. En su lugar, vio el nombre de su madre brillando en la pantalla.

Finn. Por favor, no vuelvas a casa hasta las 5pm.

Finn tragó saliva. Él ni siquiera había pensado acerca de lo que le esperaba a él en casa, por supuesto, Kurt le diría a su padre lo que estaba pasando, y Burt le habría dicho a la mamá de Finn en seguida. La única pregunta era, ¿cuánto tiempo habían sabido? Cuando Finn pensaba en ello, se dio cuenta de que Burt se había alejado un poco de él durante la semana pasada. El hecho de que el padre de Kurt no había sabido nada, por lo menos ayudaba al caso de Finn, ya que no era el único que había estaba ciego. Sin embargo, Finn sabía que estaba en las mismas.

Suspirando, Finn se levantó y se dirigió a su coche. No podía ir a cualquiera de las casas de sus amigos ya que la mayoría de ellos lo odiaban ahora mismo. Podía ir a ver a Quinn, pero no tenía ganas de salir con nadie ahora mismo de todos modos. Todo lo que quería hacer era ver a Kurt y pedirle disculpas, pero el hecho de que le habían dicho que no regresara a casa decía, probablemente, que Kurt no quería verlo.

Sentado al volante, Finn dejó caer la cabeza. Se sentía tan inútil, y todo era su culpa.


Eran las 5:27 cuando Finn finalmente se detuvo en la entrada. Sabía que podía haber llegado antes a casa, pero él no estaba exactamente esperando hacer frente a los fuegos artificiales. El Navigator de Kurt ya no estaba, pero ambos coches, el de Burt y el de su madre estaban allí. Ofreciendo una última oración a cualquier deidad que pudiera gustar de él, Finn apagó el motor y salió de su camioneta. Con su mochila al hombro, se dirigió hacia la puerta, preguntándose si podría apenas deslizarse a través de la casa e ir directamente a su habitación…

"Finn".

Finn se obligó a si mismo de no quejarse en voz alta, cerrando la puerta y dirigiéndose hacia la sala de estar. Ambos adultos estaban sentados en uno de los sofás, mirándolo fijamente. Finn no estaba seguro de quién era el más segura para ver -sabía que Burt se pondría furioso, pero su mamá se sentirá decepcionada, y ambos le afectaría por igual. En su lugar, miró a la alfombra, pasando un pie a través de ella. ¿Qué tan grave va a ser esto?

"Finn. Siéntate."

Encogiéndose un poco, Finn entró en la habitación y se sentó frente a los adultos, seguía negándose a mirarlos. Hubo un momento de silencio y luego la voz de Burt se oyó, baja y peligrosa. "Dame una buena razón por la qué no puedo echarte de mi casa ahora mismo."

Oh. Así de grave. Finn tragó saliva, poco a poco levanto la cabeza para mirar a Burt, de inmediato deseo no haberlo hecho. El hombre se miraba asesino. Y Finn no podía culparle, era su hijo el que había sido golpeado y expulsado de su propia escuela. "Yo - No puedo, señor", admitió en voz baja. "Cuando Kurt nos lo dijo hoy, estaba enfermo de mí mismo cuando me enteré, y no por lo que estaba pasando... Quiero decir, lo que estaba sucediendo era un asco... pero yo estaba enfermo de mí mismo. Puck se enfureció conmigo y yo quería dar la cara por mí, pero me di cuenta de que no podía, yo vivía con él y... no lo sabía -".

Finn se interrumpió, las lágrimas empezaban a correr por su rostro. No se atrevía a intentar detenerlas, sin embargo, la única cosa que podía hacer era estar avergonzado de si mismo en ese momento por su comportamiento. "Y-yo, creo que voy a ir a empacar, solo... por favor no deje a mi mamá sé que se aman, yo... voy a encontrar un lugar donde ir..."

Cuando se puso de pie, la voz de su madre interrumpió el silencio: "Finn, espera." Hubo un momento de susurros, y luego un suspiro de Burt. "Siéntate", continuó. Confundido, Finn se dio la vuelta y se sentó. "Burt va a Dalton mañana con un poco más de las cosas de Kurt, no cabía todo en su camioneta y el coche de Blaine esta noche, y quiere decirle adiós a Kurt, por supuesto, yo quiero que vayas con él y hables con Kurt La decisión final será de él… si está dispuesto a perdonarte, entonces, Burt te permitirá quedarte".

Finn asintió con la cabeza. Eso era completamente justo después de todo. "Gracias", murmuró. "Quería disculparme con él, después de todo."

En el silencio que siguió, Finn se puso de pie y se fue. Esta vez nadie lo llamó y él se escapó a su habitación, derrumbándose sobre su cama. Y ahora era el momento para el mayor obstáculo de todos. ¿Cómo puedo pedirle disculpas a Kurt?


Finn saltó a la parte delantera del camión de Burt, de inmediato fue al borde del asiento cuando el otro hombre subió, al parecer era una hora y media para llegar a Dalton, de acuerdo con el novio de Kurt, y Finn sabía que el viaje en coche definitivamente no sería en silencio.

Efectivamente, iban tan sólo unos pocos minutos en la carretera cuando Burt comenzó a hablar. "Finn, si esta fuera la primera vez, tú sabes que esto sería más fácil para ti. Sin embargo, hemos tenido este incidente la última vez que viniste a mi casa e insultaste a mi hijo."

"Lo sé, y realmente lo sie-"

"Pero," Burt continuó, actuando como si no hubiera oído a Finn, "este es un asunto totalmente diferente. No se trata de palabras que ha oído toda su vida. Esto es por su seguridad, su bienestar. Algo que yo pensaba que tú y ese club Glee tuyo se encargaría de mantener un ojo sobre ello. Por eso quiero saber por qué no lo hicieron. Yo quiero saber cómo es que mi hijo casi se volvió invisible en esa escuela. "

Finn había estado pensando en eso él mismo. "Kurt... realmente no encajaba por completo con ningún lado. Los chicos siempre estaban un poco nerviosos sobre cómo tratarlo debido a la homofobia, que estaba persistente en nosotros todo el tiempo. Las chicas lo aman... pero no es una niña, y siempre lo tenían presente. "

"Eso no es excusa para nada".

"Lo sé", dijo Finn. "Nada puede serlo y no estoy tratando de poner una excusa." Él respiró hondo. "Puedo entender por qué algunos de los otros chicos, como Mike o Sam podrían haberlo dejado deslizarse fuera de la vista, pero no como yo ó Mercedes ó Rachel lo hicimos. No especialmente Mercedes, los dos estaban destinados a ser los mejores amigos. Sé que los ataques al Glee Club fueron empeorando, los otros estaban siendo constantemente atacados con slushies... pero, sinceramente no sé cómo no lo podíamos ver".

Se hizo el silencio durante mucho tiempo, y después de un rato Finn comenzó a inquietarse en su asiento, sin saber lo que estaba por venir. Cuando lo hizo, sin duda lo sorprendió. "Tú pareces genuino", gruñó Burt sin apartar los ojos de la carretera. "Kurt me dijo que empezó a distanciarse a propósito del resto de los chicos para ver qué pasaba. Supongo que con todo lo demás... solo acabo por desaparecer".

Burt suspiró. "Finn, yo fui un adolescente, alguna vez también. Yo sé como es, tus prioridades están patas arriba a esa edad. Crees que el fútbol es tú principal prioridad, y tener una novia." Finn abrió la boca para discutir, y luego la cerró. Era cierto, después de todo. "No te das cuenta de tipos como Kurt, no importa lo mucho que significan para ti. Y no importa lo enfadado que estoy... yo no puedo tomar rencor contra ti por todo."

Finn no estaba seguro de que estaba escuchando correctamente. "Es... ¿Estás diciendo que no me vas a odiar por siempre?"

"Kurt no me lo permitió." Burt se encogió de hombros. "Mira, sé que la escuela secundaria es un lugar difícil, pero tienes que arreglarlo, Finn. Los familiares y amigos siempre van primero, después va el estatus, y tienes que aprender eso ahora. Deberías haber aprendido eso antes de que fuera demasiado tarde, pero todavía tienes la oportunidad de quedarte con ese club Glee tuyo. "

"No creo que me quieran", murmuró Finn. "Todos me odian, sobre todo Mercedes y Puck… Mercedes hablo… ¿Ella hablo con Kurt?"

Burt asintió con la cabeza. "Ella y un chico rubio. Les di unos minutos a solas y todo el mundo parecía un poco emocional después de eso. Yo no creo que estén bien por el momento, pero dales tiempo y probablemente lo estarán. Kurt es demasiado indulgente para su propio bien. "

Finn asintió en silencio, mientras que la parte egoísta de sí mismo, sólo esperaba que Kurt pudiera extender el mismo perdón a él. "Dijo que estaba dejando completamente todo lo que tenga que ver con McKinley..."

"Todo que tenga que ver con la escuela, sí. Todo lo que tenga que ver con la actitud general de la gente, sí. Todo lo que tenga que ver con hasta la última persona de ahí... no, no lo creo." Burt dio un giro en la carretera. Finn miro el reloj, sorprendido de que ya más de media hora había pasado. "Quiero dejar esto completamente claro. La seguridad de mi hijo es mi prioridad número uno. Él puede perdonar a la gente todo lo que quiera, pero si creo que todavía van a causarle algún daño o siquiera herirlo, no dudaré en tirar fuera de su vida para siempre a esa persona. "

Finn tragó saliva, sabiendo que él era una de esas personas. Hasta ahora no había sido lo suficientemente valiente como para plantear el tema de si era expulsado o no de la casa. Él sabía que Kurt no estaría allí, en su mayor parte, pero también sabía que Kurt solo vivía en Dalton cinco días de cada siete y que Burt seguía estando por la casa.

El resto del viaje en coche se quedó en silencio. Finn pensó que estaría aliviado cuando se detuvieran en Dalton, pero la tensión en su estómago sólo empeoró. ¿Qué se supone que debo decirle a Kurt ahora?

Y a medida que entraron en el aparcamiento, allí estaba él. La sonrisa de Kurt se transformó en una mueca cuando Finn saltó fuera de la camioneta, y Blaine dio un paso adelante para protegerlo. Finn bajó la cabeza, a sabiendas de que su forma de tratar con él estaba completamente justificada.

"Blaine, por favor, ayuda a mi papá a poner esas cosas en el interior."

Finn miró tímidamente a Kurt, observándolo susurrarle algo a Blaine, quien dio una última mirada hacia él antes de tomar una pila de cosas. Burt también le dio una mirada severa antes de que los dos se alejaran. Y ahora eran sólo él y Kurt.

"Finn-"

"Kurt-"

Ambos niños hicieron una pausa y luego, para sorpresa de Finn, Kurt se rió. "Tú primero".

Finn podía sentir las lágrimas de nuevo. "Hombre... yo solo... lo siento tanto", dijo ahogadamente.

Hubo un momento de silencio, después, Kurt se acerco, solo un poco. "Esta conversación se llevara a cabo sólo si respondes a esta pregunta con honestidad, y solo con la verdad. ¿Tú sabías?"

Finn negó con la cabeza de inmediato. "No tenía ni idea, te lo juró. Yo habría puesto fin a lo mismo si lo hubiera sabido."

"Finn, ¿¡Cómo no lo viste!" La voz de Kurt se elevó y Finn hizo una mueca de dolor, a sabiendas de que esto no iba a ser una buena conversación. "Yo estaba en esa habitación todos los días con moretones. Yo estaba siendo empujado en los pasillos, y sé que fue enfrente de ti al menos una vez. No me dirigiste la palabra durante tres semanas hasta ahora. Y me encontraba en el cuarto de al lado... ¿cómo no lo sabias? "

En esa última frase, la voz de Kurt se redujo a solo un susurro y Finn sintió que las lágrimas empezaban a correr por sus mejillas. "No sé, no sé, me gustaría saber por que, pero no lo se", balbuceó, deseando poder decir algo para hacer todo mejor. "Yo sólo pensé que era el estándar de intimidación, pensé que tú me dirías si las cosas estaban empeorando. Y no tienes idea de lo mucho que hubiera querido haberme dado cuenta, Kurt. Me está matando, sabiendo que podría haber evitado todo esto".

"¿Soy invisible?" Kurt preguntó en voz baja. "¿Es acaso que tú no querías saber nada de mi, que solo te aseguraste de ignorarme?"

Finn no tenía ni siquiera que pensar en ello. "Kurt, eres como mi hermano ahora. Y sí, hemos pasado por algo de mierda, y yo era un idiota contigo, y debería haber sido más amable y claramente debería haber prestado más atención, pero quiero saber. Tú eres mi amigo ahora... o lo eras antes que fastidiara las cosas. "

Se hizo el silencio. Finn le dio una mirada a Kurt solo para verlo mirando a la distancia, pensando. Las lágrimas agolpadas en sus ojos y ver eso sólo hizo que Finn se sintiera peor. Él sabía que no podía esperar ningún perdón de su casi medio hermano, pero él estaba orando por él. Finn sabía que iba a hacer todo lo necesario para hacer las cosas bien con Kurt.

"No puedo solo... perdonarte", dijo finalmente Kurt. "Pero voy a decirle a papá que no te saque a patadas. Creo que podría beneficiarte estar en casa un poco más de todos modos, podría ayudarte a resolver tus prioridades."

"Ya lo está haciendo", murmuró Finn. "Gracias, muchas gracias".

"En cuanto a ti y a mí", continuó Kurt, dudando por un segundo, "eso va a tomar mucho tiempo y trabajo, y no voy a ser el que se ponga a trabajar en ello, ¿entiendes? No puedo confiar en ti ahora mismo, y sé que no te gusta que el pasado se tome en tú contra, pero tengo que hacerlo. "

Finn asintió con la cabeza. "Lo sé. Yo no pediría nada más, se que no lo merezco."

El sonido de las pisadas hicieron a Finn levantar los ojos para ver a Blaine reapareciendo. El niño seguía mirando hacia él, y Finn realmente no podía culparle. "¿Cómo van las cosas?"Preguntó, dando un paso detrás de Kurt y envolviendo sus brazos alrededor de él por detrás. La expresión de su rostro era clara, esto era una prueba para ver qué tan bien Finn iba a reaccionar a su PDA*. Pero Finn no tenía ningún problema con ello nunca más, y esperaba que eso se mostrara en su rostro.

"Estamos bien...", dijo Kurt, girando un poco para sonreírle a Blaine. "Vamos a estarlo, con suerte, de todos modos."

Blaine asintió de mala gana. "Bueno, tu padre está en la sala de espera para decirte adiós si tú estás listo."

"No creo que yo pueda llegar a estar listo para eso", dijo Kurt silenciosamente. "Finn... vamos a hablar cuando llegue a casa la próxima semana."

"Gracias, Kurt." Cuando Blaine tomó la mano de Kurt y se lo llevaba, Finn reunió toda su valentía. "¿Blaine?" llamó.

El niño mayor se detuvo un momento antes de dar la vuelta, con una expresión indescifrable. "Gracias por cuidar de Kurt", dijo Finn. "Estoy… Estoy contento de que alguien no le defraudará."

La expresión de Blaine se relajo ligeramente. Asintió con la cabeza antes de dar vuelta la vuelta y llevar a Kurt hacia Dalton. Finn esperó a que estuvieran fuera de la vista antes de caer contra el camión temblorosamente. A pesar de todo, no pudo evitar sonreír un poco. Había fracasado catastróficamente, sí, y las cosas no estaban bien. Pero al menos esta vez va a tratar de arreglarlas.

Y ahora, Kurt estaba a salvo. Y Finn lo protegería en esta ocasión, hasta la muerte. Porque eso es lo que la familia hace.


PDA: Public Displays of Affection. O muestras publicas de afecto.

Siguiente capitulo: Mercedes.