Summary: ¿Qué ocurre si Dan jamás fue amigo de Shun? ¿Y si el pelinegro no recuerda casi nada de la tierra? ¿Qué pasa si no es humano? ¿Qué ocurre si Alice jamás fue Mascarade y en realidad el nombre completo de Mascarade es Mascarade Gehabich? ¿Qué será del peleador Ventus?

Advertencia: Capítulo algo sádico.


Vestroia estaba colapsando, no había nada que podía hacer por el planeta que lo acogió durante 10 años, el hogar de su mejor amiga y compañera de batalla, el lugar en donde pudo tener amigos que fueron como hermanos pero que tristemente murieron cuidándolo

-Tenemos que hacer algo Skyress… No podemos dejar que Vestroia colapse…-Decía un Gundaliano con el cabello negro hasta la mitad de la espalda, de ojos ámbares, piel morado-grisácea, camisa manga larga color negro, una chaqueta púrpura abierta de manga larga hasta las rodillas, un pantalón de mezclilla negro con dos franjas verdes y unas botas marrones.

-Tiene razón, ¿Pero qué?-Le preguntaba su compañera sobre su hombro, una Ventus Skyress.

Él solo cerró los ojos soltando un hondo suspiro y luego abrió los ojos de nuevo mirando hacia el cielo-No lo sé… Pero si sé que necesitamos ayuda –

-Concuerdo con usted…-Le respondió.

Él asintió mirándola y un brillo amarillo lo envolvió que, cuando desapareció, se pudo ver a un chico de 13 años con el cabello negro algo bajo los hombros, piel medio morena, ojos ámbares, y la misma ropa solo que con unos zapatos negros y la chaqueta le llegaba muy sobre las rodillas y de manga corta-Vámonos Skyress-Le dijo seriamente colocándose una capa larga de color verde oscuro y tapándose el rostro con una capucha de la capa.

En la tierra:

Se encontraba viendo la televisión en su casa, estaba muy aburrido hasta que comenzó el noticiero-Hoy se han cumplido ya 10 años de la desaparición del joven Shun Kazami, al parecer no ha regresado y las teorías de la policía de que esté vivo son muy pocas

-Dan, ¿Quién es Shun Kazami? –

-Es un chico que debería tener 13 años actualmente, desapareció hace 10 años –

-Oh… –

-Y lo más raro es que, si lo hubiesen secuestrado, ya hubiesen recibido alguna llamada de los secuestradores desde hace años-Dijo preocupado.

-¿Lo conoces?-Le preguntó por la reacción que puso.

-Más o menos, vivía cerca de aquí pero siempre lo veía solo-Miró hacia el techo-El día en que desapareció… –

Flashback/Dan POV:

A pesar de haber tenido 2 años, recuerdo que la policía vino a mi casa…

Estaba jugando en el suelo de la sala con mis papás y los tres escuchamos que llaman a la puerta, mi mamá se levanta del suelo y fue a atender, cuando abrió la puerta, vimos que eran dos policías-Disculpe, ¿Usted es la señora Miyoko? –

-Sí soy yo… ¿Ocurre algo malo?-Preguntó mi madre preocupada y mi padre fue a ver.

-Sí…-Dijo el policía seriamente, yo me escondí para poder ver y escuchar mejor. Era un hombre alto como de la edad de mi padre, de cabello negro violáceo sobre los hombros, piel medio morena, ojos ámbares y con el uniforme de la policía pero lo más raro, según yo era una cadena que tenía con un dije de un ave fénix de color verde surgiendo de las llamas-Soy Hinomoto Kazami –

-Oh sí, usted y su familia se mudaron hace unos días-Dijo mi madre sonriente.

-Sí, pero también soy policía y me han mandado a investigar un caso muy personal-Dijo fríamente el policía.

Yo solo me preocupé

-¿Qué ocurre?-Preguntó mi padre preocupado.

-Pues, ha habido una desaparición…-Empezó a decir seriamente-Un niño de tres años –

-¿Quién es?-Preguntó mi padre.

Vi que el policía solo bajó la mirada y cerró los ojos con el seño fruncido y apretando los puños-Nadie en especial, solo un niño…-Abrió los ojos de nuevo-Pero me mandaron a preguntarle a toda la gente cercana de aquí por si vieron algo extraño –

Mis padres solo se miraron entre sí preocupados y dirigieron su vista hacia el policía y le asintieron

-Muchas gracias –

Fin del Flashback/Fin POV:

-Eso es todo lo que yo recuerdo-Dijo apagando el televisor.

-Entonces, no ha aparecido-Dan negó-¿En dónde estará? –

-No lo sé, pero a pesar de no conocerlo, estoy preocupado –

En casa de Marucho:

Marucho y sus padres estaban cenando y los dos mayores empezaron una charla que hizo que el más pequeño prestara atención

-¿Escuchaste que hoy ya se cumplieron 10 años desde la desaparición de ese chico, Shun Kazami?-Le decía su madre a su padre.

-Así es –

-¿Desaparición, Shun Kazami?-Preguntó confundido.

-Sí, es un chico que actualmente debe tener 13 años, desapareció hace 10 años y no lo han encontrado-Le respondió el mayor.

-Lo único que encontraron de él fue una cadena con el dije de un ave fénix en oro blanco-Continuaba su madre.

-"Shun Kazami… Me suena bastante"

Preyas, que estaba sobre el hombro de Marucho, se preocupó por un minuto-"Oh oh… Marucho se debe de estar dando cuenta"

Después de la cena, Preyas le contó una cosa a Marucho y él llamó a sus amigos para que se dirigieran a su casa. Al rato, llegaron los cuatro peleadores restantes

-¿Qué ocurre Marucho?-Preguntó Runo algo intrigada.

-Preyas me contó algo muy interesante sobre el chico desaparecido-Les dijo Marucho sonriendo.

-¿Enserio, sobre Shun Kazami?-Preguntó Dan sonriente.

-Así es-Dijo Marucho asintiendo y mirando a Preyas y a los demás Bakugan-¿Quieren hacernos los honores chicos? –

Los Bakugan se miraron entre sí y no pudieron hacer otra cosa más que soltar un hondo suspiro y regresar la vista hacia los peleadores-Bueno, lo que ocurre es que…-Empezó a Relatar Drago.

Flashback/Drago POV:

Antes de venir a la tierra, me topé con un chico de 13 años con el cabello negro, piel algo morena y unos ojos como dorados, estaba como paseando por Vestroia.

-¡Oye tú!-Él solo me miró por sobre su hombro con una mirada seria-¿Qué haces aquí en Vestroia? –

-¿Es necesario que lo sepas? –

-Solo pregunto –

-Es una forma en que te dice que te marches y que nos dejes tranquilos… Lagarto súper desarrollado-Me respondió su compañera que estaba sobre su hombro, una Bakugan Ventus.

-¡¿Qué? –

-Lo que escuchaste, mejor lárgate o las pagarás-Me respondió y luego se iba a marchar pero…

-¡Oye cómo te llamas!-Le pregunté antes de que se fuera.

-Shun… Kazami Shun…-Me respondió y luego se fue.

Fin del Flashback/Fin POV:

-Eso es todo…-Terminó de contar Drago.

Los demás, exceptuando a los Bakugan, se le quedaron viendo entre sorprendidos y nerviosos, sorprendidos porque el chico desaparecido estaba en Vestroia, nerviosos por el carácter de este

-Entonces está en Vestroia-Murmuraba Alice.

-Es un peleador Ventus, será mejor ir a verlo para que se nos una-Dijo Dan en posición de victoria.

-Genio, cómo piensas que vayamos a Vestroia-Le respondió Runo dándole un zape.

-Pues… Yo…-Empezó a tartamudear.

Todos se quedaron pensando qué hacer y aún no se les ocurría nada…

En Vestroia:

Cierto encapuchado estaba escondido detrás de una roca, estaba peleando con su Bakugan pero no eran lo suficientemente fuertes como para derrotar a ese trío… Centorrion, Druman y otro Bakugan de nombre Death Toll

-¡Vamos amenaza verde, ven aquí!-Le gritaba Death Toll mirando hacia todas direcciones.

Un esqueleto azul marino, un par de colmillos y unos ojos rojo carmín con una capa larga hecha de llamas negras y con una flauta negra con una parte en forma de cráneo

Él solo seguía escondido tras la roca sujetándose la pierna derecha y jadeando-"Demonios… Si no acabo con ellos… Creo que moriré aquí…"

-Shun, lánzame…-Le susurró su amiga Skyress desde su hombro.

-No…-Murmuró negando con la cabeza-Tanto tú como yo es… Ah…-Cayó poniendo una rodilla en el suelo, para su suerte, no lo escucharon.

-¿Estás bien?-Le preguntó preocupada y él le asintió algo débil-Tú quédate aquí, yo me encargo sola, solo lánzame –

-¿Es-tás… Segu-ra…?-Le preguntó débilmente y ella le asintió-Ba-kugan… Pe-lea…-Lanzó a Skyress que, para su suerte, los otros tres Bakugan no se dieron cuenta de dónde se encontraba el pelinegro-Ba-kugan… Surge… Des-trúyelos Sky-ress… Ven-tus… –

-Será un honor príncipe Shun-Dijo acercándose hacia Death Toll y golpeándolo con una de sus alas.

-¡Maldita pajarraca, ya lo verás!-Empezó a tocar unas notas muy agudas con su flauta que causaron que al ojiámbar, aún escondido, diera un grito.

-¡Aaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhh…! "¡Mi cabeza… Siento que va a explotar!"-Gritaba sujetándose la cabeza.

-¡Shun! –

-"Jujuju… Con que allí estaba"-Pensó mirando la roca en donde Shun estaba escondido-"Bueno… No durará mucho tiempo"-Tocó otras notas pero aún más agudas.

-¡AAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHH…!-Gritaba más, a todo pulmón.

-¡Shun-san!-Gritó aterrada, sabía que le tenían rabia a su compañero pero no pensó que era mucha rabia.

Él solo pegó la otra rodilla del suelo y se aguantó más fuerte la cabeza y fue cuando tres voces conocidas par él le llegaron a la cabeza:

*¿Pensabas que te dejaríamos ir tan fácilmente?*

*No te podrás escapar de nosotros*

*Mejor regresa al lado que te conviene, Amenaza Verde de Vestroia*

Se enojó más pero sonrió, le encantaba que le llamaran por su apodo, porque eso era para Naga, Mascarade y Hal-G, él era la Amenaza Verde de Vestroia. Se le formó una sonrisa maliciosa en el rostro y salió de su escondite mirando a Death Toll sádicamente.

-Oh… No has querido hacer eso-Un brillo verde se formó en su mano y del brillo, salió una espada con la empuñadura de color verde y el filo de color negro-Ahora sí que lo pagarás-Dirigiendo la vista hacia su amiga-¿Lista para revelar tu verdadera forma? –

-Claro que estoy lista-Le respondió sonriendo cínicamente

En la tierra:

Un escalofrío le llegó al cuerpo, como si algo malo estuviese pasando, no, no era algo malo sobre Naga, era otra cosa… Tranquilo… Se decía a sí mismo… No ocurre nada… Se volvía a aconsejar, pero eso no lo animaba, sentía que algo malo pasaba. Nervioso, dirigió su vista hacia los otros Bakugan que le asintieron

En Vestroia:

Su respiración estaba agitada, el cuerpo lo sentía pesado, tubo que madurar a una muy temprana edad con tal de sobrevivir en ese mundo al que fue arrastrado…

Ese es el problema…

Fue arrastrado a Vestroia, pero no recordaba por qué o quién…

No lo entendía, pero una punzada le llegó a la cabeza después de ver lo que había hecho…

El cadáver de Death Toll frente a él, abierto como si un animal lo hubiese atacado…

Pero se lo merecía… Le decía una voz dentro…

No se lo merecía, okey una simple batalla, pero no la muerte… Le decía otra voz…

Miró sus manos, estaban manchadas de sangre, las manos de un asesino…

Eso es…

Se volvió un asesino…

Y las voces que le hablaban eran el típico ángel y el típico diablito sobre sus hombros…

Esto no debía pasar… Era lo que les respondía a su yo bueno y a su yo malo

Pero ya pasó… Le respondió el diablito con una voz comprensible, como si no fuese un diablito

Eso quedó en el pasado, concéntrate en el presente… Le contestó el ángel con una voz más comprensible que la del diablo

Pero yo…

Soltó un hondo suspiro cayendo de rodillas al suelo con la vista baja, se sentía como basura.

Suficiente, estaba cansado, no debía escuchar a su conciencia, con eso no se gana la guerra…

Debía encerrarse, no pensar en nada ni nadie, cerrar su corazón y enterrar su alma y su conciencia…

No debía pensar en los Bakugan que conoció como padres.

No debía pensar en los Bakugan que conoció como hermanos.

No debía pensar en aquellos que lo arrastraron a ese mundo.

No debía pensar en aquella profecía que sus "padres" le mostraron.

No debía pensar en nada de su pasado, debía mantener la cabeza fría en su objetivo…

Matar a Naga y vengar la muerte de todos aquellos que murieron en manos de ese Bakugan maligno.

Ese era su único objetivo, el único que tenía en mente y, que más que un sueño, se iba a convertir en realidad…

Por él, y por Skyress…

Skyress, no podía meterla en esos aprietos, a pesar de ser su compañera…

¡No!

¡No debía pensar en lo que él y Skyress pensaran que era correcto!

Esa parte de Skyress estaba muerta para él…

Eso es…

Skyress había muerto…

Eso debía pensar para lograr matar a Naga y salvar Vestroia.

En la tierra:

-Muy bien, ¿Todos listos?-Preguntó el pequeño Marucho sonriendo.

Su plan era transportarse como pudieran a Vestroia a ver si encontraban al peleador Ventus que necesitaban. Al ver que los demás asentían, tecleó unos datos en la computadora y se transportaron todos a Vestroia.

En Vestroia:

Abrió una vez más los ojos.

El suelo estaba manchado de sangre y se tomó las molestias de colocar una alfombra en el suelo…

Eran los cadáveres de varios Bakugan Darkus y Pyrus…

Tal vez eran unos vejestorios que dieron pelea, pero él era más joven y más hábil. Además, su deseo de matar a Naga era más fuerte…

-Terminamos, ya vámonos de aquí y descansemos un rato-Le dijo Skyres en lo que era según ellos dos, su verdadera forma.

Una forma humanoide con el cabello azabache hasta la cintura, unos ojos amarillos sin brillo, una yukata verde oscuro con negro y manchada de sangre, una shimenawa negra en donde descansaba una chokuto y sus alas de un color negro.

Su verdadera forma Fenikkusu Shojo Skyress Ventus. Bakugan Ventus con algo de naturaleza Darkus.

Él le dio una afirmativa asintiendo con una mirada sin brillo y opaca. Escuchó unos pasos acercándose hacia él y volteó encontrándose con uno de sus compañeros, Chibi Juggernoid.

Escuchó que susurraba su nombre y le miró por sobre su hombro.

Sus ojos, aunque en forma de la rara habilidad dada a él desde que llegó a ese lugar, estaban vacíos y perdidos. Su cerebro sin conservar ningún pasado. Y sus manos, manchadas de sangre…

Las manos de un asesino…

Sangre derramada por su causa. Aún con la espada en mano, llevó uno de sus dedos hacia el filo del objeto punzante, tomó algo de sangre y se la llevó a la boca con una sonrisa desquiciada…

Se mostraba así, para que le tuvieran miedo…

Vio que uno todavía estaba vivo. Sonrió ampliamente y se acercó al Bakugan…

-Misericordia… Por favor… –

Le encantaba que rogaran por su vida…

-… Por favor… Piedad… –

… Le encantaba que pidieran piedad…

-… Por favor… –

… Eso era música para sus oídos…

Alzó la espada con una sonrisa desquiciada, dispuesto a acabar con la vida de aquel Bakugan sirviente de la criatura más mala que conoció en su vida…

-… Mátame… Por favor… –

… Pero no…

Mejor era dejarlo sufrir y que muriera lenta y dolorosamente.

Que le llamen cobarde por no matarlo, pero eso era mejor que nada, dejarle sufriendo hasta que muriera…

Y le gustaba hacerlos sufrir… Porque traicionaron los principios de un Bakugan corriente…

Fue entonces que le llegó una idea a la cabeza.

Sacó un cuchillo y se acercó al Bakugan aún vivo, fue trazando lentamente unas líneas en su pecho y cuando terminó, trazó una última en forma diagonal de derecha a izquierda y lo dejó sangrando y con el cuchillo clavado.

Evitó dañar unas zonas vitales para no matarlo, pero en todo momento hundió mucho el cuchillo haciendo que saliera mucha sangre de su cuerpo, al no dañar zonas vitales, no lo mató, pero si hizo que sintiera tanto dolor como si estuviera muriendo y dejó el cuchillo clavado en su pecho.

Lo dejaba morir de esa forma porque, en ese momento, Shun había perdido toda cordura…

Todo rastro de su cordura lo perdió.

Hizo que la espada desapareciera en la misma luz verde que cuando la invocó, se dio la vuelta y se marchó con los otros dos Bakugan solo escuchando…

-¡POR FAVOR TEN PIEDAD, ACABA CON MI VIDA! –

Mientras…..

Estuvieron caminando durante horas y no habían encontrado rastro del peleador Ventus que buscaban, y, para empeorar las cosas, empezó a llover.

Ya se iban a dar por vencidos para regresar a la tierra pero encontraron algo que les asustó.

Alice y Runo no pudieron evitar llevarse una mano a la boca del susto.

Marucho y Julie tenían deseos de vomitar.

Dan quería convencerse de que todo era un sueño pues era la escena más horrible que había visto.

Y los Bakugan estaban más que asustados.

Sabían que ese cadáver en frente de ellos era de un sirviente de Naga, pero aún así no se merecía tal muerte. Era demasiado horrible.

-D-Dra-go…-Empezó a hablar Dan-¿Q-qué crees… Q-que haya… Pa-sado…? –

-No lo sé Dan…-Su voz sonaba nerviosa y llena de miedo-Solo espero… Que sea un amigo y no enemigo si logró hacer esto –

Los demás solo asintieron algo asustado.

Siguieron caminando un rato hasta que vieron una escena mucho más terrorífica que la anterior. Era una completa masacre que hizo que los Bakugan se asustaran aún más.

-¡Oh por Dios!-Exclamaron asustadas Tigrerra, Runo y Julie.

-¡Dios mío!-Dijo una Alice asustada que casi se desmayaba.

-Esto es terrorífico-Dijo Dan.

-Chi-chicos… Te-tengo… Mie-do…-Dice Marucho al borde del llanto pero por el susto.

De repente escucharon una voz débil que les pedía ayuda. Se acercaron más hacia los cadáveres y, si pensaban que las anteriores escenas eran terroríficas, fue porque no vieron esta escena.

Un Bakugan Pyrus, también sirviente de Naga, estaba completamente mutilado al borde de la muerte. En su pecho, yacía grabado "Bakugan" pero tachado en forma diagonal. Pero al final, solo sonrió y murió.

Runo empezó a llorar del miedo en los brazos de Dan.

Julie vomitó por lo asqueroso que era la escena.

Marucho y Alice se abrazaron muy fuerte por el miedo que tenían y empezaron a llorar.

Dan abrazó a Runo con todas sus fuerzas.

Y los bakugan palidecieron al ver lo que había ocurrido.

-¿Quién pudo…?-Preguntó Gorem más que asustado.

Los demás solo negaron y escucharon una voz a sus espaldas.

-Vaya, ¿Admirando mi obra de arte? –

Voltearon a ver quién les habló y se toparon…


Hasta acá ^^… Les advertí que el capítulo podía ser algo sádico U.U

Shun:-Con una sonrisa sádica-Siiiiii… Por primera vez haces un buen trabajo.

Cómo ¬¬

Shun:-Palideciendo-Nada… ^||||^

Como sea ^^

Shun: Dejen reviews pliz ^^