Los personajes utilizados en esta historia pertenecen a su creador HH y a Fox.

El día comenzaba a asomarse en D.C., el cuerpo de Booth se resistía a despertar, después de todo no había dormido mucho la noche anterior, el baño en la tina solo había sido el comienzo de una gran velada. El movimiento en su closet y el crujido del piso de madera fue lo que al fin logro que abriera los ojos, ahí estaba ella, su compañera recién salida de bañarse con el cabello aun mojado y dos piezas de ropa interior cubriéndole el cuerpo.

-Que haces?- pregunto aun amodorrado mientras se movía entre las sabanas,

-Me arreglo, tengo que ir a trabajar- contesto ella como su fuera lo mas obvio del mundo,

-Pero aun es temprano- dijo el tallando su rostro contra la almohada

-Ya son las ocho Booth-

-yo aun tengo sueño- respondió el con un gran bostezo tras sus palabras

-bueno, a mi por el contrario que a ti, hacer el amor me llena de energía- dijo ella con una pequeña sonrisa que no pudo evitar,

-Hacer el amor?- aclaro para sí mismo mientras sonreía feliz por escuchar esa palabra en lugar de Sexo –espera, a mi también me llena de energía pero tienes que reconocer que cuatro horas de sueño no compensan el agotamiento de todo un día y la diversión de toda la noche- dijo pícaro haciendo que su compañera se detuviera a mirarlo sonrojada,

-Lo se Booth, pero tenemos respon..-

-espera, puedes quedarte así?- interrumpió el antes de que Brennan se abrochara la camisa,

-eso es algo morboso para ti que eres tan puritano- dijo con su sonrisa malvada sabiendo que tendría una queja de su compañero,

-¡por dios!- exclamo enérgicamente sin prestar atención en el comentario de su compañera

-¿qué?- cuestiono ella ahora extrañada por la cara que tenia Booth

-No te has visto?- dijo levantándose de golpe de la cama y clavando sus ojos en la pequeña barriga de Brennan

-mi vientre?, es el tamaño adecuado para las ocho semanas de gestación que llevo Booth-

-es…Wow!- la cara de Booth se había transformado en una mezcla de ternura y asombro – hay un pequeño bebe ahí dentro- fue lo único que pudo decir después de tanto pensar en la palabras

-Pensé que sabias como era esto, ya tuviste un hijo- dijo Brennan incrédula,

-si pero, no había notado que crecía, tu sabes acostados las cosas se ven diferentes- contesto el y volvió a poner su cara de pícaro,

-en un par de meses ni acostada se me dejara de notar- sonrió ella

-vamos a ser una familia- Booth acaricio tiernamente con sus manos la pequeña barriga de Brennan

-ya somos una familia Booth- aclaro ella, y los dos se miraron fijamente un segundo antes de unir sus labios en un beso pequeño,

-si, y sabes que necesita una familia?- pregunto el haciendo evidente a lo que se refería,

-no hablare de eso- contesto ella llevando nuevamente sus labios a los de el para intentar callarlo,

-bueno tienes que decidir antes de que nazca el bebe- insistió Booth entre besos,

-no hablare de eso- siguió sosteniendo Brennan,

-Huesos!- exclamo el aparentando molestia,

-hare el desayuno- dijo ella para escabullirse de los brazos de su compañero,

-que inteligente, huye!- dijo Booth mientras su compañera salía de la habitación entre risas,

El desayuno había sido una batalla amorosa por ver quien se quedaba en casa de quien, en la que Brennan no daría su brazo a torcer, a pesar de que los besos que le daba su compañero eran muy convincentes.

Una hora después y con una plática pendiente recorrieron las avenidas que conducían al Jeffersonian, tenía mucho que Brennan no usaba su coche pero la compañía valía la pena.

-No tienes trabajo?- dijo la Dra. Al ver que su compañero se había puesto cómodo en el sofá de su oficina,

-Tengo que hacer el papeleo del caso, y sabes que odio hacer el papeleo- dijo él con cara de puchero,

-Si lo sé, necesitas que te ayude?- pregunto ella desde su escritorio,

-no, ya tengo los informes que me enviaste, lo demás es cosa del equipo de explosivos- respondió el agente y tomo una de las revistas que estaban sobre la mesita,

-ok- acepto Brennan y siguió con lo suyo,

-Pero si aquí está el feliz papa!- entro diciendo Ángela sin esconder su evidente alegría,

-Angie!- regaño Brennan

-Oh cierto, cierto se supone que es sorpresa, pero es que aun no me lo creo, ustedes dos juntos, y con un bebe!- volvió decir casi en un grito,

-Angie!-

-ok, ok, Felicidades "Papa"- dijo por lo bajo y se acerco a darle un abrazo a Booth

-Gracias Ángela- acepto el contestándole el abrazo,

-Cuídala, ok?, aunque ella no quiera-

-claro-

-entonces si harán el anuncio hoy?- pregunto la artista mirando hacia ambos lados donde se encontraban sus amigos,

-sí, podrías avisarle a los demás?-

-claro- acepto emocionada su amiga,

-Bueno creo que me tengo que ir, el deber me llama- Booth se levanto del sofá y dejo la revista por un lado, -Vengo por ti más tarde- dijo deteniéndose en la puerta de la oficina,

-ok- acepto con la frialdad que la caracterizaba, y Booth salió de la oficina casi arrastrando los pies por el pasillo.

Brennan se quedo concentrada en su ordenador y su amiga divago un rato en el comportamiento de la recién pareja.

-Que es esa forma de despedirse?- concluyo a preguntar,

-a que te refieres?- dijo Brennan confundida por la pregunta de su amiga,

-el te dice que se va y tu solo dices Ok?- volvió a cuestionar Ángela haciendo más evidente a lo que se refería,

-que se supone que debo contestar?- respondió su amiga aun mas confundida,

-Bueno dices "que te vaya bien, le das un beso y le dices que lo quieres" porque si se lo dices no?-

-sí, ya se lo he dicho- acepto Brennan con una pequeña sonrisa,

-entonces que es esa forma de despedirse?- volvió a insistir Ángela

-ya nos habíamos despedido desde el coche, no es apropiado en el trabajo-

-eso nunca fue impedimento para mí o Hodgins- dijo su amiga con su singular sentido del humor,

-y eso es malo?-

-No cariño es solo que si se quieren es de esperarse que se lo demuestren en todas partes-

-Booth y yo somos más reservados, no haríamos lo que tú y Hodgins han hecho, yo prefiero ser más discreta-

-bueno es que tu eres de una especie muy extraña… mas evolucionada- aclaro Ángela al ver que había herido un poco a su amiga,

-Creo que lo estamos haciendo como se debe Angie- dijo Brennan desanimada,

-Claro, yo solo estoy aquí para ayudarte a mejorar tus relaciones, pero lo harás muy bien cariño- intento animarla Ángela,

-Tengo que ayudarle a Booth con los informes, puedes traerme los archivos faltantes?- Brennan se estaba sintiendo bastante incomoda así que opto por cambiar de tema,

-Claro- acepto Ángela -Amiga, lo van a hacer bien- insistió antes de salir de la oficina,

-Lo sé Angie- Brennan sonrió de medio lado y volvió a su ordenador,

El resto del día paso con tranquilidad en el Jeffersonian no había restos frescos que investigar, era el mejor momento para volver a los huesos que había dejado pendientes el día anterior, después de todo lo de el informe para Booth solo había sido un pretexto para terminar con la conversación que tenia con su mejor amiga.

A pesar de no tener la preocupación del día anterior concentrarse no se le estaba haciendo nada fácil, hace días que no se sentía dueña de sus pensamientos ni de su concentración, hace días, desde que se había enterado de su estado, tomar un hueso y analizarlo no era nada sencillo últimamente, pensaba en su composición, en las fisuras y en Booth, lo cual derivaba cambiar sus pensamientos a la vida que llevaban juntos, a su futuro, al bebe que llevaba dentro, y un suspiro terminaba con el suelo firme que hasta hace pocos meses parecía tener, nuevamente a los huesos y lo que le tomaba minutos le había costado toda la tarde, dos cajas de huesos por fin identificados, un nudo en la garganta y las palabras de su amiga resonando en su cabeza "bueno es que tu eres de una especie muy extraña" y solo faltaban un par de minutos para que Booth apareciera nuevamente por la puerta, sacudió su cabeza como si con esto pudiera alejar sus pensamientos, sabía que si los dejaba ahí su compañero haría eso de ver a través de las personas o leer sus lenguaje corporal y no tenia ánimos de dar más explicaciones.

-Huesos- se escucho decir a Booth mientras entraba en la oficina, y Brennan respiro profundamente antes de alejar su vista del ordenador, -Lista?- pregunto apenas ver a los ojos a su compañera,

-Sí, pero aun falta un rato Booth- contesto Brennan intentando disimular sus pensamientos,

-cierto, se me hiso temprano, que tal todo?- Booth había notado claramente que algo le sucedía a su compañera, pero como buen investigador necesitaba hacer algunas preguntas más,

-Bien, todo bien- a la antropóloga se le seguía dando muy mal eso de la actuación, y más con Booth enfrente,

-comiste?- siguió el interrogatorio mientras él se sentaba en el sofá,

-Si Booth, hace rato que me comí una ensalada- contesto la Dra. Disimulando estar entretenida en la computadora,

-muy bien- acepto él, mientras observaba cada movimiento de su compañera,

-y tú que tal los informes?- pregunto Brennan al sentir la poderosa mirada de Booth sobre ella,

-un lio, los de explosivos me cargaron a prisa así que estuve todo el día en el ordenador-

-que mal- dijo Brennan sin poner mucha intención,

-te pasa algo?- hiso la última pregunta que le mostraría lo que pasaba,

-no, nada- dijo ella moviendo de lado a lado la cabeza, y Booth tuvo todas las pruebas que necesitaba,

-por qué no vienes y te sientas conmigo?- dijo el haciéndole señas para que se acomodara a su lado,

-Booth!- contesto ella con nerviosismo,

-Anda-insistió y su compañera no tuvo más que acomodarse en el sitio que él le había dejado -te pasa algo, te conozco, te pones muy nerviosa cuando me quieres ocultar algo- le dijo en cuanto esta se sentó,

-no es nada solo pensaba en unos restos..- contesto ella sin mirarle,

-eso no funciona como excusa- interrumpió el,

-no es una excusa, hay unos restos del lejano oriente que no coinciden con el lugar donde fueron encontrados- insistió enérgicamente Brennan,

-y eso te hace suspirar cada par de segundos-

-yo, no..- intento excusarse pero Booth volvió a interrumpirla,

-qué pasa?, te has sentido mal?, pasa algo con el bebe?- insistió el agente,

-no, no es nada de eso- ella se apuro a negar con la cabeza,

-entonces?-

-te parece que soy una especie muy extraña?- pregunto tímida mientras se recargaba en el respaldo del sofá,

-Qué?, a que te refieres?- pregunto sin entender a que había venido lo que decía,

-estoy consciente de que no suelo hacer las cosas que las personas que se consideran normales, hacen-

-no eres extraña, bueno solo un poquito- dijo sonriéndole para aligerar el momento y ella también contesto su sonrisa, -pero eso te hace especial Huesos, eso te hace ser quien eres- aclaro y puso su brazo sobre los hombros de su compañera,

-y no te da miedo estar con alguien como yo?- pregunto apenada, jamás le había importado lo que los demás pensaran de ella, pero algo había cambiado desde que estaba oficialmente con Booth,

-yo sabía que no serias como las demás, que a ti no te pueden las flores o los detalles románticos, que no te gusta acurrucarte y que eres muy independiente, pero eres perfecta así como eres, puedes sorprenderme cada día y tal vez los extraños sean los demás tu solo eres, única- dijo el tiernamente dedicándole una sonrisa y mirando directamente los ojos de Brennan,

-y si no puedo ser tierna con el bebe?- pregunto ella haciendo una mueca con la boca,

-te he visto ser tierna antes- contesto fácilmente él,

-claro que no, yo no hago eso- discutió Brennan,

-recuerdas la ves que querías adoptar a ese perro que era el sospechoso de un caso, o cuando me contaste aquella historia sobre el pitufo?-

-Pitufina- aclaro ella,

-sí, esas veces fuiste tierna y he visto como miras las cosas de bebes cuando caminamos hacia la escena de un crimen, vas a ser una gran mama- dijo el sonriente,

-no quiero que nuestro hijo me vea como un "animal raro"- dijo torpemente

-"bicho raro" Huesos- corrigió Booth,

-eso he dicho- acepto ella,

-nunca pasara eso, no con la vida que llevamos, eres más normal de lo que crees, y por eso te quiero- la cara de Brennan se transformo en una sonrisa que desapareció en los labios de su compañero

-y yo a ti Booth- dijo ella cuando apenas se separo de sus labios -Ah y te equivocaste en algo, he experimentado que en realidad si me agrada acurrucarme, contigo- comento con su tono científico-encantador que provocaba las sonrisas de Booth, ella tal vez no lo notaba pero esas cosas eran tiernas para su compañero, sus miradas no se apartaron ni un segundo mientras el acariciaba el radiante rostro de Brennan,

-Ya están aquí los dos- entro diciendo Ángela, mientras la nueva pareja se separaba un poco incómodos,

-Si- dijo directamente Brennan,

-ya es hora- aviso la artista observando apenada que había interrumpido un momento romántico entre sus dos amigos -nos adelantamos para que se tomen su tiempo- dijo sonriéndoles,

-tiempo para qué?-pregunto Brennan sin haber entendido la indirecta,

-para nosotros Huesos- contesto Booth sonriéndole,

-Ah, ok- acepto torpemente y le contesto el gesto a su compañero,

-los vemos haya- dijo Ángela y salió de la oficina dejando que sus amigos siguieran en lo suyo.

Brennan guardo el trabajo que estaba haciendo, apago el ordenador y tomo sus cosas mientras Booth la esperaba con el coche listo fuera del Jefersonian, no podían evitar sonreírse el uno al otro, tal vez tenían razón todos, ella era extraña pero era feliz, como nunca lo había sido, como nunca imagino que lo seria.

Unos minutos más, algunas cuadras hacia el norte llegaron al lugar donde siempre se habían reunido después de cada caso, el Funding Fathers contaba muchas historias sobre ellos, todo el equipo ya estaba ahí, Ángela, Hodgins, Cam, Sweets y su novia Daisy, reinan por lo alto todos con sus respectivas copas, ambos se incorporaron a la plática que los tenía tan entretenidos, al parecer la novia de Sweets contaba como los habían pillado a ambos en un cine, el psicólogo sonreía nervioso y con los pómulos sonrojados por la peculiar historia, unos tragos mas se fue haciendo espesa la noche, estando entre amigos ni siquiera se notaba el paso del tiempo, pero todos estaban ansiosos por la historia que Ángela les había dicho que no podrían creer.

-Entonces?, por qué estamos aquí?- pregunto la jefa del equipo para salir de dudas,

-voy a tener un bebe- dijo directamente Brennan antes de llevarse una aceituna a la boca, mientras todos se miraban sorprendidos,

-cariño!- regaño Ángela,

-qué?- pregunto la antropóloga al no entender la molestia de su amiga,

-creo que te ha faltado un poco de tacto- le explico Booth

-oh!- respondió sorprendida y apenada con su compañero,

-Bueno es eso, solo que a Huesos se le paso un detalle, vamos a tener un bebe- dijo Booth señalándolos a ambos,

-qué?, woow!, esperen, esto no es lo de la inseminación artificial otra vez o sí?- pregunto Cam confundida,

-no, no, no, esta vez, lo hemos hecho, bien- contesto Booth apenado por lo que implicaba esa frase,

-sí, lo hemos hecho, ambos- contesto también Brennan mirando a su nueva pareja,

-ósea que están juntos?- dijo Hodgins con su propia confusión por lo que escuchaba,

-hay cariño es obvio-contesto Ángela regañando a su marido y todos rieron,

-Vaya!, pues en hora buena- dijo Hodgins abrazando a Booth que era el que le quedaba más cerca,

-Gracias Hodgins- acepto el agente,

-Sweets estas bien?- pregunto Ángela al ver la cara de shock que tenía el chico,

-Yo, vaya, que alegría- apenas pudo decir cuando ya estaba abrazando a la Dra.

-estas muy emocionado- dijo Brennan sin entender mucho por qué tanta efusividad del psicólogo,

-claro que lo estoy, es una gran noticia- respondió con una amplia sonrisa,

-espero que contemos con tu apoyo- dijo Booth extendiéndole su mano,

-qué?, oh claro, claro, tienen mi apoyo totalmente- acepto Sweets contestándole el gesto y convirtiéndolo en otro abrazo,

-Gracias-

-Ya pensaba yo que tendría que amenazarte- dijo Ángela irónica,

-no, no es necesario- se apresuro a decir el psicólogo sabiendo que las amenazas de Ángela eran muy reales,

-Dra. Brennan, debe ser maravilloso estar creando un nuevo ser humano que probablemente herede sus habilidades y su increíble cerebro- dijo Daisy mientras observaba a Brennan como su fuese un ídolo,

-es altamente probable que así sea- acepto la antropóloga con la poca modestia que tenia,

-Felicidades- termino por decir la interna,

-Gracias-

-entonces?, planes de boda?- dijo Cam y todos le clavaron la mirada a la nueva pareja,

-oh, no, no, yo no creo en el matrimonio- se apresuro a decir Brennan,

-Ya cambiaras de opinión- dijo bromita Booth,

-no, no lo hare- contesto firmemente,

-si lo harás- insistió el sonriente,

-no, yo solo digo que no estamos obligados a hacerlos solo porque este embarazada- se explico su compañera para detener ese tema,

-ah no, pero cambiaras de idea- acepto Booth pero le encantaba molestar a su compañera,

-no, no lo hare- negó enérgicamente la antropóloga,

-si lo harás- insistió Booth mirándola pícaramente, y todos rieron por lo apenada que aparentaba estar la Dra.

-pues Salud, por las maravillosas noticias- dijo Cam iniciando con el brindis,

-Salud, por el futuro- dijo Sweets con su evidente alegría,

-y por el amor- Dijo Hodgins y todos chocaron sus tragos incluso Brennan con una limonada sin alcohol.

La noche fue pasando entre anécdotas y risas, Ángela y Cam aseguraban que sabían que eso algún día pasaría, "pero lo del bebe, vaya que llevaban prisa" decía Daisy apenándose al mismo tiempo que las palabras salían de su boca, la alegría de todos era evidente, pero la de Booth le radiaba por la piel, Brennan no sabía que significaba pero su mano se había entre lazado a la de su compañero sin razón aparente más que la de querer sentirlo, poco a poco todos se fueron despidiendo, Ángela y Hodgins se justificaron por tener al pequeño Michael en casa, Daisy y Sweets llevaban más cara de lujuria que de el sueño que habían puesto como excusa, y Cam había recibido una llamada de su novio que tenía unas horas libres, así que de a poco se fueron quedando solos, como tantas noches lo habían hecho, solo que esta vez si esa copa de vino que siempre se prostraba al lado de Brennan.

-Ha salido bien cierto?-dijo Booth acabando con el silencio que había quedado entre ellos,

-Creo que si, a todos les ha gustado la idea- respondió sonriente,

- viste la cara de Sweets?- dijo el agente divertido,

-sí, pero no entiendo porque me abrazo tan fuerte- contesto la antropóloga algo confundida mientras su compañero se reía,

-estaba feliz- explico,

-si eso creo-

-y tú?-

-yo qué?- pregunto sin entender el cuestionamiento de su compañero,

-que si estas feliz Huesos-

-si- respondió después de un suspiro que no necesito más explicaciones,

-Caminamos un rato?-

-me gusta la idea- dijo ella sonriéndole.

Booth pago la cuenta, y Brennan se adelantado a esperarlo fuera del bar, caminaron un par de calles en silencio solo admirando el ambiente, mientras se tomaban de las manos, esa caricia era maravillosa, Brennan no podía creer que llevara tanto tiempo negándose a ser parte de la vida e otra persona y ahora se sintiera tan bien siendo guiada por su compañero, ella solo veía el perfil de su rostro, esa sonrisa no se la había visto nunca, y estaba segura que en su rostro existía una igual, de pronto Booth se detuvo y ella miro a los lados para saber la razón, y la encontró en ese viejo candelabro que iluminaba la calle, y en la casa numero 233A.

-recuerdas lo que paso aquí?- pregunto poniéndose frente a su compañera,

-sí, te dije que estaba embarazada- contesto ella ampliando aun mas su sonrisa,

- hay cosas que no te pude decir esa noche- dijo el agachando la mirada mientras suspiraba un par de veces,

-que cosas?- pregunto su compañera confundida,

-que nunca perdí las esperanzas de que tú y yo estaríamos juntos- contesto el tomando con más fuerza la mano de Brennan,

-de verdad?-

-sí, y que aquella noche me hiciste el hombre más feliz del mundo- la sonrisa que tenia Booth era muy parecida a la que aquel día le había surgido, pero esta vez se sentía mejor, sus amigos lo sabían, ya no tenía que ocultarse de nadie,

-no puedes decir eso con absoluta certeza- aclaro Brennan y Booth sonrió de medio lado para que entendiera -metáfora, lo entiendo- dijo finalmente,

- no me imagino al lado de otra persona, no desde que te vi la primera vez- continuo diciendo Booth como si aquello fuera una confesión,

-algunas veces quise tener la fe que tú tenías en que el destino existía- dijo esta vez ella tras un suspiro,

-y aun no crees?- pregunto incrédulo,

-no, pero sé que nuestras acciones tienen consecuencias, y que mis acciones siempre me han llevado a ti, como compañero, amigo, amante, y familia- Brennan se encogió de hombros un poco apenada al decir las dos últimas palabras,

-y no aun así no te casarías conmigo?-

-me estas proponiendo matrimonio?- cuestiono Brennan al ver la seriedad en las palabras de su compañero, ,

-no, solo estoy, ya sabes tanteando el terreno- contesto un poco nervioso para aclarar,

-yo soy una persona Booth no un terreno- dijo sin entender el comentario y Booth volvió a hacerle ese gesto con la cara que le explicaba todo, -oh metáfora, ok- acepto,

-entonces?- volvió a insistir,

-no creo en el matrimonio Booth, pero ahora creo en nosotros, y creo que tenemos tiempo para averiguar el resultado de nuestras acciones- respondió lo más tierna que pudo,

-entonces no dejare de insistir- dijo el sonriéndole, mientras la acercaba mas a él rodeándole la cintura,

-estoy de acuerdo- acepto ella,

-Gracias- le dijo Booth estando más cerca,

-por qué?-

-por perder tu insensibilidad por mí- contesto el recordando la plática que habían tenido hace algunos meses,

-no fue fácil- acepto Brennan apenada,

-es más fácil mover un volcán- dijo el bromeando y Brennan puso su cara de no entender lo que decía -es broma- aclaro, y los dos sonrieron hasta perder sus labios el uno en el otro.

El tiempo se detuvo algunos minutos, las calles seguían siendo transitadas pero solo existían ellos dos en ese momento, tal vez el destino no existía, tal vez nada de lo que pasaba era lo que había planeado para su vida, pero en ese momento, con Booth a su lado sintió que todo había valido la pena, y que el sufrimiento no es algo a lo que se le deba temer por que la satisfacción de ser parte de otra persona es un sentimiento que provoca más sensaciones en el cuerpo y en el cerebro, y tal vez como decía Booth también en el corazón.

Fin.

Gracias por leerme.