Y estoy aqui con una nueva historia SASUHINA por supuesto :)

Tenia que publicarla por que esta idea no se me iba de la cabeza y la verdad quera publicarla aqui.

Espero que les guste, ya que ustedes me dan animo de escribir.

Este es solo el prologo, posteriormente subire el primer capitulo

Los personajes de Naruto no me pertenecen, son propiedad de Masashi Kishimoto


EN SILENCIO

PROLOGO…..

Oscuridad… soledad. Sus fieles acompañantes en tan peligroso viaje.

¿A dónde se dirige?

Sus pies se mueven solos, la guían a un lugar nuevo. Donde cosas nuevas pasaran, donde la gente la vera como una simple extraña. Eso quiere ser… una simple extraña, una extranjera donde nadie la conozca y juzgue por sus acciones.

Todas las pertenencias que más ama vienen con ella. Una foto de su madre, de sus fieles amigos y compañeros de equipo y por último la foto de su hermana. Aunque su padre no lo supiera, Hinata y Hanabi se unieron en los últimos años convirtiéndose en más que hermanas.

Dejo a su hermana, a sus amigos detrás, sus estudios casi finalizados como médico ninja. Su corazón se le partía, su alma se destroza, pero era lo mejor.

Ya no podía continuar con esto y Hanabi lo sabía, por eso le ayudo a escapar. Para que su hermana fuera feliz por primera vez; que buscara su felicidad en otra parte.

Necesitaba suministros para su viaje, comida, armas, pergaminos y medicamentos especialmente hechos por ella.

Lagrimas traicioneras corrían por sus mejillas. No sabía si eran por dolor de irse y dejado atrás o por felicidad de comenzar otra vida.

Tocaron la puerta y fue inevitable que se estremeciera. Tan rápido la habían descubierto, pero si se había cerciorado de que no la descubrieran.

-Oneesan soy yo. Ábreme- era Hanabi quien hablaba.

Hinata abrió rápidamente, Hanabi estaba empapada. Llovía desde que el día había comenzaba y casi al anochecer no menguaba la lluvia. Le tendió una toalla a su hermana menor y ella susurro un gracias.

-Ya es hora- susurro la Hyuuga menor. Mientras la mayor asentía.

Sus blanquecinos dedos tocaron el mueble de su habitación, no extrañaría nada. Porque nada de esto era suyo. Con su mano derecha tomo la izquierda y sin saber que era observada por Hanabi se quitó el anillo de compromiso.

No podía irse por la entrada principal, mañana seria cuando todos se enterarían de su huida. Tendría ventaja si es que iban a buscarla, había trampas hechas por las personas que la ayudaban a escapar.

Un ladrido la hizo voltear hacia Akamaru, que corría lo más rápido posible para despedirse de ella. La arrojo al suelo y pasaba su lengua una y otra vez, queriendo guardar su aroma y su presencia. Hinata acariciaba su pelaje y sonreía después de tanto tiempo, eso le rompía el corazón a Hanabi, no volver a ver esa sonrisa nunca más.

-¡Hinata!- Kiba corría y detrás de el venia Shino con la misma postura de siempre. Cubierto con su ropa y anteojos.

Hinata se levantó y más lágrimas salían por sus ojos blanquecinos. Abrazo a ambos durante un largo tiempo, ya ni importaba que todos estuvieran empapados. La lluvia era el simbolismo de lo que sentían los presentes en ese bosque. Hace 7 años habían sido nombrados equipo bajo el mando de Kurenai y por 7 años habían sido inseparables. Pero ahora el equipo se separaba con la huida de la Hyuuga.

Kiba y Shino apoyaban su huida, querían lo mejor para ella. La veían como su hermana menor y su felicidad era también la felicidad de ellos. La acompañaron 7 años de su vida y vieron como su vida se deshacía en ese clan, no podían hacer nada para reconstruirla; solo dejarla ir.

-Cu…cuídate- la voz de Kiba se quebraba por culpa de su tristeza, era la primera vez que Inuzuka Kiba quería llorar y que Aburame Shino quería perder la compostura.- no dejes que nadie te lastime otra vez.

-Hai- susurro.

-Se fuerte- le dijo Shino quien por primera vez bajaba el cierre de su chamarra y dejaba ver su rostro- el mundo es muy despiadado Hinata.- se quitó sus anteojos oscuros y mostro su rostro completo. Se podía notar la profunda tristeza en sus ojos.

Ambos hombres de 19 años la extrañarían y ella a ellos.

-Lo seré.-Hinata se limpió sus lágrimas- Shino-kun, Kiba-kun, Akamaru. Despídanme de Kurenai sensei… Hanabi te quiero. Adiós.-

Corrió sin dar vuelta atrás, si lo hacía no podría irse.

Todo se rompía en mil pedazos, de ahora en adelante estaría sola.

Porque un corazón roto no podía unirse en un solo día. Sus ilusiones y sueños no volverían y porque su destino ya no estaba en sus manos. Se iba para que todo volviera a unirse en un lugar lejos de aquí, donde nadie la conozca.

Una figura se veía correr, delgada y fina. Era ella huyendo, nadie pensó que era Hinata Hyuuga la que se veía. La Ex – Heredera del Clan a la que se le fue impuesta el sello del pájaro enjaulado y la Ex – prometida de Neji Hyuuga.


Bueno espero que les haya gustado

Ya saben... dudas, sugerencias, opiniones y jitomatazos en un Review