Ciaossu!

Bueno hoy les traigo un proyecto más...

Esta vez es de Inazuma Eleven GO!

Como todos saben se basa en lo que pasa 10 años despues de Inazuma Eleven pero incluyendo a sus queridos personajes de mi otro proyecto "Los nuevos miembros de Raimon"

Y bueno como es costumbre aqui esta el aviso del dia, y por ser el primer capitulo tendre que darlo yo asi que aqui va:

"NOSTROS LOS EJECUTIVOS A CARGO, NO POSEEMOS LOS DERECHOS DE LOS LUGARES Y PERSONAJES AQUI MENCIONADOS, SALVO POR ALGUNOS PERSONAJES QUE SERAN MENCIONADOS A SU DEBIDO TIEMPO, ASI COMO ALGUNAS DE LAS TECNICAS. ESTE TRABAJO ESTA HECHO CON EL ESTRICTO PROPOSITO DE ENTRETENER Y SIN NINGUN FIN LUCRATIVO. INVITAMOS A LOS LECTORES A QUE DEJEN SUS COMENTARIOS Y SUGERENCIAS POR MEDIO DE REVIEWS QUE SERAN CONTESTADOS PERSONALMENTE POR NUESTRO STAFF... O SEA POR NUESTRO ESCRITOR"

Y sin más preámbulos a continuación los dejo con la historia.

¡Comenzamos!


Diez años han pasado desde que Inazuma Japan ganó el torneo Futbol Frontera Internacional. Como resultado, la reputación de Japón respecto al futbol aumento notablemente.

Muchos de los jugadores del equipo Inazuma Japan eran estudiantes de la Secundaria Raimon, la cual se ha vuelto muy famosa gracias a su futbol.

Esta nueva historia que ahora comienza, es acerca de los héroes del club de futbol de la escuela Raimon y sobre cómo se enfrentan a un cambio turbulento en el mundo del futbol.

Un nuevo día comenzaba en la Ciudad Inazuma. A pesar de que aún faltaba un buen rato para el comienzo del primer día de clases, una chica corría por las calles de la ciudad. La chica llevaba una blusa blanca adornada con un listón rosa y una falda azul que terminaba arriba de sus rodillas. Ella tenía una larga cabellera castaña hasta las rodillas amarrada en una coleta con un listón roja, y sus ojos eran de color café

"¿Por qué no me aviso que iba a salir tan temprano? Por su culpa ya se me hizo tarde" pensó la chica mientras apretaba el paso sin embargo iba tan distraída que no noto a los chicos que iban caminando frente a ella por lo que termino chocando con uno de ellos.

"¿Estas bien?" Pregunto el chico quien sorpresivamente a pesar el choque, se mantuvo en pie cosa que ella no pudo hacer.

"Lo siento mucho" dijo la chica. Mientras se frotaba la cabeza, la chica abrió los ojos para ver al chico con quien había chocado. Se trataba de un chico de cabello gris ligeramente ondulado que le llegaba al hombro y de ojos cafés.

"¿Estas bien?" pregunto un chico de cabello rosa y ojos azules mirando a su amigo. "Fíjate por donde caminas" regaño el pelirrosa a la chica.

"Tranquilo, no pasa nada" respondió el chico tranquilizando a su acompañante. "¿Tu estas bien?" pregunto cortésmente acercándose a la castaña.

"Si" dijo tranquilamente la chica. En ese momento la castaña miro un reloj que estaba cerca y se puso de pie como resorte al ver la hora. "¡Rayos, ya se me hizo más tarde!" dijo la chica sorprendiendo al dúo. "Lo lamento mucho. Tengo que irme" dijo rápidamente para después salir corriendo de ahí dejando sorprendido al dúo.

Mientras tanto en otra parte de la ciudad…

Un chico de desordenada cabellera castaña iba saliendo de su casa bastante animado. El chico estuvo un rato con su perro y después se marchó no sin antes despedirse de él y de la mujer que se encontraba limpiando la entrada.

El chico se marchó corriendo lo más rápido posible mientras se ponía a practicar su dribleo en el camino, claro sin dejar de saludar a los vecinos quienes le respondía y le deseaban suerte para su primer día.

La carrera no fue muy larga, y finalmente el chico llego a la legendaria escuela Raimon.

"¡Sugoi! Finalmente llegue" dijo una voz cercana al castaño quien de inmediato busco con la mirada a quien había hablado y se encontró con un chico de cabello naranja desaliñado que por el frente llegaba casi hasta su mentón y por la espalda estaba atado en una coleta que llegaba debajo de su hombro y ojos color violeta.

"¿También estas emocionado por tu primer día?" preguntó el castaño.

"Ah lo siento. Parece que mi amigo decidió jugarme una broma y me dio mal las direcciones" dijo infantilmente el pelinaranja mientras sacaba una hoja de papel de su pantalón. "Así que creo que no puedo confiar en sus dirección para encontrar el salón del club" agrego mientras rompía el papel.

"Yo también estaba pensando en buscarlo, ¿Por qué no vamos juntos?" dijo el castaño.

"No veo porque no, tal vez si encontramos el club podre encontrar a mi amigo" dijo el chico "ah por cierto, yo soy Takanashi Satoshi. Mucho gusto"

"Yo soy Matsukaze Tenma" dijo el chico castaño

"Muy bien, entonces vayamos a buscar el club" dijo el pelinaranja.

Ambos chicos comenzaron a caminar mientras buscaban con la mirada el dichoso club de soccer, hasta que de repente se encontraron con una vieja estructura por lo que decidieron ir a investigarla.

"¿Club de futbol?" dijo Matsukaze mientras leía la placa que estaba junto a la puerta. "¿Sera este el salón del club?" pregunto mientras trataba de asomarse por la ventanilla de la puerta.

"No parece, está muy viejo y vacío" dijo Satoshi algo decepcionado.

"¿Puedo ayudarles en algo?" dijo una voz femenina detrás de los chicos haciendo que estos dieran un pequeño salto del susto. "¿Oh los asuste? Lo siento" se disculpó la mujer.

"Realmente me asusto" dijo Tenma dando un suspiro.

"Otro susto de esos y no lo cuento" dijo el Takanashi poniéndose la mano en el pecho.

"¿Este es el salón del club de futbol?" preguntó el castaño volteando a ver la caseta que había detrás suyo.

"Este es el viejo salón del club, pero decidieron dejarlo como un recuerdo." Explico la mujer

"Ya veo, ¿Dónde está el salón del club ahora?" preguntó Tenma.

"Por aquí" dijo la mujer para después comenzar a caminar hacia el club. Tenma la siguió muy animado mientras que Satoshi también la siguió aunque ya no estaba tan entusiasmado.

Después de una corta caminata, el trio llego a un enorme edificio.

"Es este edificio" dijo la mujer.

"¿Este es el salón?" dijeron los dos chicos igual de sorprendidos.

"Para ser exactos, es el edificio de futbol"

"¿Edificio de futbol?" preguntó el pelinaranja.

"¿El edificio entero es para el club de futbol?" agrego Tenma, a lo que la mujer respondió solo con una sonrisa.

"Yo soy la asesora del club, Otonashi Haruna" se presentó la mujer que los había guiado hasta allá.

"¿Otonashi…Haruna? Ese nombre me suena familiar" pensó el pelinaranja.

"La asesora del club" dijo Tenma poniéndose recto.

"Y bien, ¿Qué es lo que buscaban aquí?" preguntó Haruna.

"Soy un nuevo estudiante que desea unirse al club" dijo Matsukaze bastante serio lo que sorprendió a Haruna y a Satoshi.

"Ya veo… ¿y tú?" dijo la peliazul mirando a Satoshi.

"ah, un amigo y yo nos quedamos de ver cerca del club así que por eso estaba buscando el edificio" explico el pelinaranja.

"Es un gusto conocerla, mi nombre es Matsukaze Tenma" se presentó el castaño.

"Yo soy Takanashi Satoshi"

"Mucho gusto" dijo Otonashi. "Entonces dices que quieres unirte, ¿no? Pero la ceremonia de apertura todavía no empieza, ¿Qué te trae aquí tan temprano?" pregunto mirando a Tenma.

"Quería estar aquí antes que nadie para presentar mi solicitud. No quiero que después me digan que ya están llenos" explico el chico.

"Parece que de verdad te gusta el soccer, Tenma-kun" dijo Satoshi.

"¡Si, me encanta! Desde que entre a Raimon he pensado en unirme al club de futbol. ¡Es por eso que estoy tan feliz de haber ingresado a Raimon!" dijo Matsukaze muy emocionado.

"Ya veo." Dijo Haruna "¿Matsukaze Tenma, cierto? ¡Esfuérzate!"

"Sabes, me recuerdas a alguien que conocí hace mucho tiempo" dijo la maestra dejando a Tenma algo pensativo.

"¡ah cierto! ¿Puedo ver la práctica del club?" preguntó Tenma.

"Creo que la práctica debe estar empezando en la segunda cancha" dijo Otonashi para después guiarlos a dicho lugar.

"Ah lo siento, pero creo que mejor iré a buscar a mi amigo. Probablemente este enojado porque no llegue a la hora que acordamos" dijo el chico pelinaranja rascándose la nuca. "Nos vemos luego, Tenma-kun, Haruna-sensei" dijo para después correr en dirección opuesta a donde iba Haruna.

Mientras tanto en la cancha…

Las cosas no se veían muy bien, o no se veían en lo absoluto ya que había una enorme nube de tierra cubriendo una gran parte de la cancha.

El resto de los estudiantes miran asombrados lo que estaba pasando en la cancha, y cuando la vista comenzó a despejarse pudieron ver justo en el centro del campo a un par de chicos. Uno de ellos tenía la tez clara y cabello azul marino atado en una cola de caballo y ojos color naranja.

"¿Esto es todo lo que tienen?" preguntó el chico peliazul.

"¿Cómo pudiste hacer esto?" dijo un profesor que se acercaba a la cancha junto al entrenador del equipo.

"Voy a destruir el club de futbol de Raimon" dijo el chico de ojos naranja.

"¿Crees que te vas a salir con la tuya? ¡Dime tu nombre y tu clase!" dijo el profesor.

"No sé, es mi primer día" dijo el peliceleste.

"¿Cuál es tu nombre?" dijo el entrenador manteniéndose serio.

"Tsurugi Kyousuke" respondió el peliazul. "Y usted debe ser el entrenador Kudou." Dijo Tsurugi, y efectivamente, se trataba del mismo que se encargó de llevar a Inazuma Japan a la cima del mundo, Kudou Michiya.

"¿Vas a destruir el club?" dijo Kudou.

"Sí. Es solo una pérdida de tiempo, ¿no lo cree?" dijo Tsurugi.

"¡Entrenador Kudou!" dijo Haruna acercándose a la cancha. "¡Oye tú! ¿Qué te hace pensar que puedes iniciar una pelea?" dijo mirando al peliazul.

"No se equivoque sensei. En ningún momento hemos peleado, ¿o sí?" dijo Tsurugi volteando a ver al capitán del equipo.

"Este chico jamás usó sus puños. Todo lo que usó fue este balón." Afirmo el capitán mientras recordaba lo que había pasado hace unos instantes. "¿Por qué haces esto?"

"Nadie necesita el futbol, por eso voy a destruirlo" Respondió Tsurugi. "A partir de hoy el club de futbol esta disuelto" dijo burlón Tsurugi.

"¿Tienes algún rencor contra el futbol o algo?" preguntó Otonashi.

"¿Rencor? Quien sabe… pero de una cosa estoy seguro… ¡Una pérdida de tiempo como el futbol no es necesaria!" dijo Kyousuke para después patear el balón directo a un cesto de basura.

"¿Acaso tratas de insultar al futbol?" dijo Haruna quien empezaba a llegar al límite de su paciencia.

"Vamos sensei, no es necesario que se exalte tanto" dijo el peliazul bastante relajado.

"El futbol… el futbol no es una pérdida de tiempo y es algo necesario" dijo Matsukaze con la cabeza agachada mientras temblaba de coraje.

"¿Quién eres?" pregunto Tsurugi bastante serio.

"S-soy Matsukaze Tenma. Hoy empiezo en el club de soccer" dijo el castaño algo nervioso.

"Como vas a empezar en un club que ya no existe" dijo Tsurugi.

"Pero yo vine aquí a jugar soccer. No puedo dejar que el club desaparezca." Dijo Matsukaze más determinado.

"Parece que tienes mucha confianza en tu futbol. Entonces porque no me lo muestras" dijo Tsurugi para después golpear al castaño en el estómago usando el balón.

"¿Tenma-kun, estas bien?" pregunto Haruna acercándose al chico.

"Me molesta mucho cuando novatos como tu empiezan a hablar sobre soccer como si lo supieran todo" dijo Tsurugi molesto.

"Lo sé. ¡Se cómo es el futbol!" dijo Tenma poniéndose de pie y tomando el balón entre sus manos.

"Entonces ¿Por qué no me muestras tus habilidades? ¿Qué tal un duelo entre tú y yo?" dijo el peliazul. "¿Qué pasa? ¿Vas a retirar lo que dijiste?" preguntó Tsurugi.

"¡No lo hare! ¡Acepto!" dijo Tenma, Haruna solo se sorprendió mientras que Tsurugi solo se rio.

"Solo inténtalo" dijo Tsurugi desafiante.

Mientras el cielo comenzaba a nublarse, Tsurugi le explico el desafío a Tenma, el cual consistía era simplemente que el castaño le quitara la pelota. Si Tenma ganaba el club sobreviviría pero si perdía entonces seria el fin del futbol en Raimon.

Haruna trato de convencer al entrenador Kudou de que detuviera el desafío, sin embargo este se negó. En ese momento, el presidente Kinzan apareció, sin embargo en lugar de detener el desafío, se encargó de echarle más leña al fuego diciéndole a Tenma que el destino del club estaba en sus hombros.

"¿Estarás bien, Tenma-kun?" pregunto Otonashi mirando al castaño.

"He estado practicando mi dribleo todos los días, puedo hacerlo" dijo Tenma tratando de mostrarse seguro

"Dribleando tu solo… ¿eso es todo?" dijeron Haruna sorprendida.

"Está bien, de alguna forma me las arreglare" dijo para después darse unas palmadas en las mejillas.

Tenma y Tsurugi se acomodaron en el centro de la cancha, mientras que los demás salieron de la cancha para observar el desafío.

"Pues bien… juguemos futbol, Tenma-kun" dijo Tsurugi para luego empezar a dominar el balón. Tenma solo se lanzó contra el peliazul pero este lo esquivo con un giro. Tenma volvió a intentarlo en repetidas ocasiones pero lo único que lograba era que Tsurugi lo pusiera en ridículo con sus fintas.

Fuera de la cancha, la gente había comenzado a reunirse para ver lo que pasaba y dentro de la cancha Tsurugi seguía burlándose de Tenma, incluso el peliazul le lanzo el balón a modo de pase pero lo único que Tenma consiguió fue hacer que el balón le rebotara en la cara. Los chicos en la banca solo miraban sin esperanza de que el castaño pudiera ganar.

"¿Qué sucede? ¿Ya no puedes más?" preguntó Tsurugi. Sin embargo Tenma solo se levantó para continuar. "No tienes nada que demostrar después de hablar tanto acerca de conocer sobre futbol… ¡En verdad eres del tipo que más odio!" dijo Tsurugi mostrándose enojado para después patear el balón con fuerza.

El balón golpeo a Tenma en el pecho y lo arrojo unos cuantos metros lejos de Tsurugi ante la mirada de preocupación de Haruna y Kudou. Pero Tenma se seguía levantando mientras que Tsurugi seguía golpeándolo con el balón.

"¿No crees que ya es hora de terminar esto?" preguntó Tsurugi.

"Aún no." dijo poniéndose de pie y corriendo hacia él. Tsurugi volvió a golpearlo con el balón, sin embargo el capitán comento como parecía que cada vez Tenma estaba mejorando sus movimientos para recibir menos daños, a pesar de que la velocidad de Tsurugi era mayor, sin embargo en ese momento el castaño recibió un pelotazo en el rostro. (Yo: ah la nostalgia)

"Me estoy aburriendo. Pongamos fin a esto" dijo Tsurugi mientras acomodaba su pie.

"¡Va a hacer eso! ¡El tiro con el que acabo con nosotros de un golpe!" dijo el capitán.

Tsurugi utilizo su técnica especial llamada "Death Sword" la cual avanzaba a toda velocidad hacia Tenma quien solo se puso de pie preparándose para detener el disparo.

"¡Llegué hasta aquí para jugar futbol! ¡Eso es lo que he decidido! ¡Voy a jugar futbol!" grito Tenma a todo pulmón. En ese momento un aura oscura apareció en su espalda lo que sorprendió a Kudou y a Tsurugi.

Como si se tratara de un milagro, Tenma no solo logró detener el tiro con su cabeza sino que también le quito el balón a Tsurugi.

"¡Tenma-kun gano!" dijo Haruna emocionada.

"¡Ahora si podré jugar fútbol!" dijo el castaño emocionado.

"Deja de decir futbol para todo." Dijo Tsurugi fuera de sus casillas. El peliazul pateo el balón con todas sus fuerzas y parecería que Tenma no iba a poder esquivarlo, sin embargo un balón apareció de la nada para desviar el balón que había lanzado Tsurugi.

"¡Ustedes! ¿Qué creen que hacen en la cancha del club de futbol?" preguntó el dueño de aquel balón que salvo a Tenma. Se trataba de uno de los jugadores del equipo principal, o para ser más precisos el capitán del equipo.

"Shindou-kun." exclamó Haruna.

"El chico de esta mañana" dijo la castaña quien había estado observando el enfrentamiento entre Tenma y Tsurugi.

"Al fin apareció" dijo Tsurugi con una sonrisa.

"Soy el capitán de la secundaria Raimon, Shindou Takuto. Y somos los Raimon Eleven" dijo aquel chico mientras que junto a él apareció el resto del equipo.


Y... ese fue el primer capitulo de esta historia. Un poco

Espero que haya sido de su agrado y recuerden que pueden enviar todo sus comentarios, quejas y sugerencias, usando la opción del REVIEW. Todos serán bien recibidos y contestados personalmente por mi

También pueden mandarnos FAN MAIL el cual los chicos contestaran personalmente.