Disclamer: Los perosnajes de Naruto no me pertenecen le pertencen ha Masashi Kishimoto yo solo los uso sin fines de lucro y solo para que pasen un agradable rato y salgan de la monotonia de sus vidas :))

Aunque SasukeCubiitodeHieloSexi-Kun no dijo lo mismo cuando pasamos ua de las mejores noches de sexo rudo y desenfrenado de toda mi corta e inesperta viida(HemorragiaNasal)(Babas)

El trama no me pertenece le pertenece ala grande y con una mente pervertida aun mas que la mia mi querida sempai Joha quien muy amablemente me permitio la adaptaccion de su ficc cualquier copia total o parcial de la misma queda estrictamente prohibida si lo haces sera considerado plagio y creanme que ire yo misma y movere cielo mar y tierra para que eso no vuelva a suceder.

Si quieren pueden visitar su blog se los recomiendo: http :/ leovivoysiento . blogspot . com/ ya sabes lo juntan todo vale?

N/A: Hola diran esta loca actualiza varias historias y no las continua no? pero la verdad esta historia ya la tenia publicada la elimine por razones diferentes pero aqui se las vuelvo a traer en si es una de las historias que mas me gustan es tan exitante que te imaginas muchas cosas espero y sea de su total agrado si no pues jodanse porque ami me gusta en lo particular me molesta que aunque ponga uno las abvertencias y todo aun asi lo leen y luego critican que no se que pero yo les abvierto siempre ya leen ustedes bajo su propio riesgo bueno yo me retiro adios cuidense nos leemos luego.

Capitulo Uno..

- Si…. Dale… más fuerte – definitivamente era el mejor de mis amantes

- ¿Le gusta así princesa?

- Mierda Inari… ¿Cuántas veces te he dicho que no me digas princesa mientras me follas?

- Lo siento señorita – me embistió tan fuerte que juro que lo sentí en mis amígdalas – se me olvida

- Mmm – se sentía tan rico que se me olvido lo que iba a decirle

- ¿Te gusta así Sakura? – levanto una de mis piernas y la puso sobre sus hombros alcanzando un muy buen ángulo

- Siiiiiii – chille tan fuerte que apuesto que los guardias que cuidan mi cuarto me sintieron, pero no me importo – por eso me encanta tu pene Inari… es el más experimentado

- ¿Mas que esos guardias que te coges cuando tienes ganas? – no bajo el ritmo de sus embestidas

- Mil veces mejor – cerré los ojos y disfrute de la sensación

- Siiiiii – sentí que ya le quedaba poco así que apreté mis paredes para darle mayor placer – siii Sakura… eres el mejor coño real que me he follado

- Soy el único – me levanto y quede a su altura – coño real que te has follado – le mordí con mucha fuerza su labio inferior – y espero que se quede así

Baje mi mano hasta sus testículos y los masajee ayudándolo a llegar al orgasmo, no falto mucho para que ambos alcanzáramos la cumbre gritando nuestros nombres.

- Supongo que se te paso el dolor de cabeza – lentamente comenzó a abrochar su camisa

- Supones bien – me acomode mi corsé y me di vuelta para que mi médico lo cerrara

- Sakura – me dio vuelta quedando a su altura – sabes que esto es peligroso… si tu padre se enterar no duraría en mandarme a la horca

- Tranquilo – le rodee el cuello con mis manos – nadie se va a enterar – le pase la lengua pos sus ya hinchados labios

- Me sorprende tu confianza – rio

- Mejor así – me encogí de hombros

No tardo en estar listo y abandonar mis aposentos, en cuanto me hube refrescado y acomodado todo en su lugar me dispuse a reunirme con mi padre, si no fuera porque fingí mi dolor de cabeza ya hubiera comenzado con el discurso del matrimonio, por lo menos ahora tengo el coño contento así que espero aguantar su discurso de mejor forma.

Llegue al salón y ahí estaba mi padre leyendo un libro.

- Buenas tardes padre – agache la cabeza e hice una pequeña reverencia

- Hija mía – dejo el libro a un lado y me tomo las manos - ¿Cómo te encuentras?

- Bien – toque mi frente para disimular – El Doctor Inari supo quitarme el dolor – me reí por dentro de la forma en que me había quitado el dolor

- Inari – suspiro – mi buen amigo… es un excelente medico

- Por algo es el medico del palacio – me senté junto a él – padre – me miro - ¿de qué quería hablarme?

- Ahhh eso – suspiro pesadamente – Hija – se acomodó para quedar frente a mí – mañana en la noche llega tu prometido – mi calvario mejor dicho – el príncipe Sasuke llega para casarse contigo… ¿Lo sabes no?

- Lo se padre – agache la vista para que no viera mi enojo por el fin de mi libertad

- Tranquila hija… - me abrazo y no le respondí porque de la rabia probablemente lo hubiera roto – se que no te agrada la idea de casarte con alguien que no conoces… pero… me han dicho que el príncipe Sasuke es del gusto de las jovencitas de Inglaterra… tiene muchas pretendientes – quiso zonas sincero

Pero si es así que se quede allá y me deje a mi disfrutar de mi vida, juro que lo más probable es que sea un viejo que ya no da ni siquiera un orgasmo decente a una mujer, por lo menos se que algunos de mis amantes me complacerá cuando haga falta.

- Otra cosa hija – se sonrojo tan violentamente que supe por dónde venía – se que tú eres una jovencita que apenas sabe de la vida – me reí por dentro… si él supiera… - pero hay cosas que una esposa debe hacer en la noche de bodas – ¿hay algo peor que tu padre trate de hablarte de sexo? Y más encima…. Cuando ya te has cogido a todos los hombre decentes en este maldito palacio

- Padre – quise cortar el tema – no es necesario… ya llegara el momento que me hable de eso, yo se que una buena esposa debe de obedecer en todo a su esposo

- Mi niña – me volvió a abrasar – eres tan inocente que me sorprendo – ja… si supiera

- Padre – me sonroje, pero eso ya era algo que sabía usar a mi favor - ¿me darías permiso para pasear mañana con Kiba y Jiro en la tarde?... antes de la llegada del príncipe por supuesto… es que quiero recogerle unas flores

- Por supuesto hija mía

Mañana aprovecharía mi día al máximo y tendría una muy buena tarde junto a Kiba y Jiro antes de que mi vida se acabara por la llegada del maldito de mi prometido.