Hola *banderita blanca*, sí, ya sé que ha sido mucho tiempo desde la última vez que actualicé (espero que alguien siga con interés por saber cómo va a continuar la historia). No tengo ninguna excusa válida, simplemente se me acumularon las cosas por hacer y mi musa decidió tomarse unas largas vacaciones.

Sé que estaréis esperando un largo capitulo y no es así, pero ya que llevaba tanto tiempo sin publicar y que tuve una tarde de inspiración, he decidido subir lo que tenía escrito puesto que no quería hacer esperar más tiempo sin poner esto.

Espero que os guste y no queráis matarme mucho. Disfrutad el capitulo.


Capitulo 23

Al no tener noticias de ningún castigo a Sho por parte de Akatoki, Lory decide ponerse en contacto con el presidente él mismo. La sorpresa del presidente de Sho es enorme, nadie le había informado de lo sucedido y le promete a Lory que su estrella recibirá un castigo proporcional a sus actos. Tras finalizar esta comunicación decide llamar a la empresa para enterarse de por qué no había sido informado de un acontecimiento tan grave, si Lory y esa chica no fueran tan considerados su cantante tendría arruinada su carrera debido al escándalo en los medios y su posible ingreso en una húmeda celda sin ningún tipo de privilegios. Cuando por fin pudo ponerse en contacto con la empresa entendió el motivo por el cual llevaba días sin tener grandes noticias de nada: su secretaria había enfermado y a pesar de tener un sustituto éste todavía no se manejaba muy bien en el puesto y algunos asuntos habían sido desatendidos. Una vez al día con la empresa era momento de que la mánager de ese chico le informará de lo sucedido.

La charla con Shouko no fue en un tono acusatorio puesto que ella había cumplido con su obligación de informar a la secretaría de presidencia (ella no tenía la culpa de los problemas de comunicación que él había tenido), la conversación terminó con el acuerdo de una cita con su representado para primera hora de la mañana del día siguiente que era cuando su jet privado llegaba a Tokyo.

Cuando Sho se entera de la cita en el despacho de su presidente, piensa que el motivo es los buenos resultados de la última encuesta de popularidad y alardea de ello ante Shouko, lo que no sabe es que le espera un buen castigo debido a sus últimos altercados en el rodaje.

Sho se encuentra cómodamente tirado sobre uno de los sofás individuales del despacho de dirección esperando a que llegara el presidente, mientras tanto se entretenía fantaseando en voz alta sobre los halagos que recibiría de su jefe, a su lado, correctamente sentada, se encontraba una taciturna Shouko puesto que era muy consciente de cuál iba a ser el principal tema de conversación, estaba plenamente concienciada par admitir su parte de culpa, era verdad que no era nadie como para decirle a Sho lo que hacer o cómo hacer las cosas, pero siendo su mánager tenía que haberle enseñado cómo comportarse, sólo esperaba que con el castigo que le impusiera el presidente escarmentara y se diera cuenta de que no se puede tratar así a la gente ni que puede hacer lo que quiera cuando quiera.

Sho estaba en medio de una de esas fantasías en voz alta cuando el presidente entró sigilosamente pero con una cara furiosa a su despacho.

Nada más ver que el presidente entraba en el despacho Shouko se levantó e hizo una pronunciada reverencia como saludo y símbolo de disculpa por no poder controlar a su representado. Sho todavía no se había dado cuenta de que ya no estaban solos en el despacho y seguía fantaseando; al darse cuenta Shouko, se volvió rápidamente y tras darle un capón le obligó a levantarse de donde estaba sentado y hacer una reverencia aún más pronunciada que la suya. El presidente vio con buenos ojos la actitud de su empleada y asintió como aceptación mientras se dirigía a su asiento. Mientras tanto Sho era obligado a mantener esa postura debido a la mano de su mánager que estaba en su nuca impidiéndole todo movimiento, eso sí, esa posición no impedía que refunfuñara.

- Le pido disculpas por no haber podido reformar a este empleado insolente - se disculpaba Shouko -. Aceptaremos cualquier castigo que considere oportuno.

- ¡¿Pero qué tonterías estás diciendo Shouko?! - Exclamó escandalizado Sho ante la actitud de su mánager, - no he hecho nada malo, al contrario, mi fama va en ascenso y cada vez tengo más propuestas de trabajo - decía con tono de suficiencia mirando altaneramente a Shouko que seguía en la misma posición y muy seria.

De repente un fuerte golpe se escuchó en el despacho y Shouko se encogió pero en ningún momento varió su postura, en cambio, Sho dio un pequeño salto en el sito. El presidente había dado un puñetazo en el escritorio cansado de las insolencias de ese crío que se creía la persona más importante del mundo sólo por ser un poco famosillo, se creía que podría hacer todo lo que quisiera, él iba a bajarle los humos, ese chico iba a recibir la lección de su vida.

Cuando el presidente expuso el motivo de esa precipitada reunión Sho quedó pálido y rígido, no podía creer que alguien le hubiera traicionado de esa manera, ¡a él! ¡A FUWA SHO! A pesar de no tener reacción externa por dentro se encontraba en modo estatua Deva pero era tal su impresión que no era capaz de exteriorizarlo.

- Como comprenderás querido Sho, esto no puede quedar sin castigo. Te has librado de las autoridades gracias a la bondad de esa chica y de su presidente.

- LO QUE HAY QUE HACER ES DEMANDAR A ESE ACTORUCHO POR GOLPEARME.

- Te recuerdo - alzó la voz el presidente - que no te dio ni un sólo golpe.

- ME TIRÓ CONTRA UNA PARED - gritó indignado Sho por la actitud del presidente.

- Tú mismo lo has dicho, "te tiró" y si no tengo mal entendido fue para separarte de su kohai - Sho resopló indignado -, y eso fue para evitar que abusaras de ella...

- ¡No estaba haciendo nada mal! - Shouko ocultó el rostro decepcionada y el presidente negaba silenciosamente decepcionado. - ES MÍA, ME PERTENECE Y PUEDO HACER LO QUE QUIERA CON ELLA, ES MÁS...

Pero Sho no pudo continuar con su diatriba porque su cara se vio desplazada debido al bofetón que recibió de su mánager.

- ¿ESTÁS LOCA? PUEDES HABERME DEJADO MARCADA LA CARA.

- ¿Eso es todo lo que te preocupa? ¿Tú cara bonita? - Exclamó Shouko indinada y volviéndose al presidente continuó hablando en un tono arrepentido -. Siento mucho mi salida de lugar hace unos momentos y siento no haberme dado cuenta antes -Sho se hinchaba como un gallo pensando que iba a recibir una disculpa de su parte - de que necesita atención psicológica urgente.

-¡¿Pero qué...?!

- Ya vale Sho, Shouko-san tiene razón, si piensas que puedes comportarte así con una chica sólo porque la conoces desde hace muchos años es que realmente tienes un problema. Además ya tengo pensado tu castigo y si te niegas a cumplirlo yo mismo seré quien presente la denuncia por intento de violación - el tono del presidente era firme y no admitía réplicas.

Sho salió completamente indignado sin querer escuchar su supuesto castigo dando un portazo. Shouko se quedó en el despacho a la espera de escuchar el castigo de Sho y su sanción por su responsabilidad por ese chico.

- ¡El presidente está loco! - gritaba Sho una vez en el despacho de su manager y dando vueltas como un león enjaulado. - ¡¿Cómo va a denunciarme a mi?! ¡EL GRAN FUWA SHO!

Shouko entraba lentamente a su despacho y, tras cerrar la puerta con cuidado, se sentó a meditar en la silla de su despacho ignorando al león enjaulado que parecía Sho.

Tras un largo suspiro Shouko decidió comenzar a hablar.

- Siéntate Sho – pidió en tono firme pero en voz baja.

La reacción de Sho ante este pedido tan inminente fue sentarse inmediatamente en la silla más cercana. Conocía ese tono de voz y sabía que no le deparaba nada bueno lo que su manager le diría a continuación.

- Me gustaría que pudieras comportarte siempre así – murmuró para sí misma, aunque llegó a oídos de Sho que hizo una mueca de disgusto por el comentario. - El presidente me ha informado de tu castigo y me ha dicho que en caso de no cumplirlo la denuncia será efectiva y que además incluirá ofensas pasadas contra Kyoko-chan – Sho iba a protestar pero fue callado con un gesto de la mano de Shouko y su expresión seria. - Tu castigo, el cuál te interesa cumplir perfectamente, será la realización de trabajos comunitarios de incógnito y no tener ningún tipo de trabajo, ensayo, concierto o entrevista durante un mes. Además deberás acudir a la consulta de un psicólogo cada día durante este mes.

- ¡Eso es un atropello! - exclamó escandalizado Sho y levantándose bruscamente de la silla mientras Shouko conservaba su semblante imperturbable - ¿No piensas decir nada? ¿Cómo has permitido esto? ¡Desapareceré de todos los ranking!

- Lo que realmente me pregunto yo es cómo he permitido que llegaras a ser así. Hay otra cosa que debes saber – dijo como si lo acabara de recordar, - tendrás a alguien que te vigile las 24 horas para comprobar que cumples con lo acordado, al mínimo indicio de que incumples el castigo o que te acerques a menos de 500 metros o intentes buscar a Kyoko-chan, la denuncia será efectiva.

Sho cayó sentado en la silla al ver que no le quedaban salidas y que esta vez no podría librarse se esto con su encanto.

- Mientras tu cumples con tu castigo y te acomodas en tu nuevo piso, yo debo realizar un curso de reciclaje al sur del país. Por lo tanto no nos veremos hasta dentro de un mes – dijo mientras se levantaba y se acercaba a la puerta para abrirla. - Te deseo suerte esta tarde con el psicólogo – terminó mientras abría la puerta y Sho salía en shock al pasillo para encontrarse con un hombre de traje negro y gafas oscuras. - Este será tu vigilante. Hasta pronto Sho – de despidió a la vez que cerraba la puerta de su despacho y se dirigía a recoger algunas pertenencias.


Sé que fue corto, espero poder poner la continuación pronto (si alguien tiene alguna idea sobre el castigo de Sho estoy abierta a sugerencias, todas serán tomadas en cuenta).

Muchas gracias a todos los que leen y comentan mis capitulos, me hace muy feliz leer los comentarios. Siento esta vez no contestar personalmente a cada uno pero son de hace tanto tiempo que no recuerdo por cuál debería empezar y no creo que nadie recuerde lo que escribió hace tanto.

Muchas gracias por seguir leyendo ^^

Espero vuestros comentarios.