Bueno, pues aquí vengo yo de nuevo, con un nuevo fic, en realidad es la precuela de yo te extrañare, pero ahora si en este fic será casi completamente JALEX y no estará marina, dylan ni nadie más, marina aparecerá al final pero ni siquiera tendrá un dialogo, solo será cuando nació, así que esta historia es completamente de Alex y Justin.

-¿te encanta fastidiarme cierto?- dijo Justin, pero Alex no respondió, lo ignoro y se dirigió hacia su cuarto pero Justin aun la seguía.

-respóndeme- dijo Justin

-no estoy de humor para tus tonterías Justin- dijo Alex

-maldita sea Alex, si no estás de humor desquítate con otro que no sea yo- dijo Justin muy enojado

-eres mi opción mas cercana- le respondió sin ganas Alex

-eres insoportable, te odio!- le grito Justin, y Alex lo miro fijamente

-ya lárgate Justin, en este instante no te estoy molestando ya estate tranquilo y déjame en paz- le dijo Alex

-no hasta que te diga lo mucho que te detesto ahora me toca a ti molestarte- le dijo Justin

-maldita sea, no tu mismo me estás diciendo que no quieres que te moleste, pues bien lo estas consiguiendo en estos momentos no te estoy molestando, déjame en paz, quiero estar sola y tranquila- le dijo Alex

-solo quiero que me dejes de estar haciendo bromas, trato de estudiar estas semanas voy a tener exámenes, y no puedo concentrarme porque ahí andas tu escondiendo mis libros- le dijo Justin

-ok, ya que ya lo dijiste todo, ya te puedes ir, me está entrando un fuerte dolor de cabeza de solo escucharme, así que por el bien de tus libritos vete de mi cuarto y déjame en paz- le dijo Alex pero ahora sin mirarlo.

-te odio Alex, recuérdalo siempre- dijo Justin ácidamente dando un fuerte portazo.

-claro que lo recuerdo- susurro Alex cuando Justin ya se había ido, y derramo unas lagrimas

*que es esto que estoy sintiendo, me siento rara cuando estoy junto a él, no sé cómo describirlo, no es normal, ya que no siento lo mismo hacia Max, y los dos son mis hermanos, pero Justin es diferente, cuando estoy con el siento que mi corazón se paraliza, ¿Qué es?, pensé que haciéndole bromas dejaría de sentir esto, pero cuando lo hago me siento miserable, le pregunte a harper pero claro que nunca le dije que era por Justin por quien estaba así, y lo único que me respondió fue que yo estaba enamorada, pero ¿amor?, es mi hermano, no me puedo enamorar de mi hermano ¿o sí?* pensaba Alex

Justin entro en su habitación, agarro un libro y se acostó en su cama.

*porque es así conmigo, porque, me trata mal, me hace la vida miserable, pero quiero saber el porqué, se que los hermanos siempre pelean, pero me duele, y más porque es ella, si fuera Max el que me molestara no me importa pero es ella, se que aquí es new york y que está estrictamente prohibido enamorarse de tu hermana pero conmigo ese es el caso, me enamore de Alex, claro que sé que mi amor jamás será correspondido y ella tampoco lo sabrá, me despreciara más de la cuenta, además tal vez ella tenga novio, y sé que no debo interferí, pero como me duele, el tener que aceptar que me enamore de mi propia hermana* pensaba Justin

Pasaron dos meses, y Alex poco a poco iba aceptando que se había enamorado de su hermano y el hecho de aceptarlo y callarlo al mismo tiempo le afecto mucho, cada día se deprimía mas, aunque las bromas hacia Justin en lugar de disminuir, aumentaron, se sentía miserable si, y en realidad no quería hacer esas bromas, pero estaba empeñada en que Justin la odiara, pero cuando sus papas no estaban las bromas cesaban y Alex se encerraba en su habitación y se la pasaba llorando hasta que sus padres llegaban, y un día fue lo que determino todo, ese día sus padres no estaban habían ido a una convención y se llevaron a Max, y solo quedaron ellos dos, decidió hacer una última obra sabia que con eso conseguiría que Justin le dejara de hablar y era mejor que sus padres no estuvieran la iban a castigar y eso no lo quería, que mas castigo que el que Justin le dejara de hablar.

Iba a quemar lo que Justin mas querían sus objetos más preciados, con eso seguro ganaría su odio, empezó y uno por hubo lo hizo cenizas, terminado su trabajo se dirigió a su cuarto y espero a que Justin llegara a gritarle.

Solo tuvo que esperar unos minutos, Justin entro dándole una patada a la puerta pero no le grito es mas ni siquiera le dijo nada…al principio.

-¿te gusto la broma?- le dijo Alex con una sonrisa aunque por dentro se estuviera muriendo.

-lo conseguiste Alex, que es lo que querías, ¿Qué te dejara de hablar?, concedido, ¿Qué te odiara?, concedido, ¿alguna otra cosa más?- le dijo Justin con tono sarcástico, aunque en sus ojos no se sabía bien que era si furia o tristeza o bien las dos cosas.

-lárgate- le dijo Alex

-concedido- le dijo Justin saliendo del cuarto sin siquiera cerrar la puerta.

Aquí les dejo el primer capítulo díganme que les pareció, y sus comentarios….

Esta historia no tiene titulo porque no se me ocurrió ninguno, pero déjenme sus propuestas…