Disclamer: Los personajes de Naruto no me pertenecen le pertenecen a Masashi Kishimoto yo solo los uso sin fines de lucro y solo para que pasen un agradable rato y salgan de la monotonía de sus vidas.

Aunque SasukeCubitodeHieloSexi-Kun no dijo lo mismo anoche cuando juntos compartimos una de las mejores noches de sexo desenfrenado de toda mi corta e inexperta vida (HemorragiaNasal)(Babas).

La historia es Original de Jazzi W. aunque yo la trate de seguir igual como el de su autora original pero después de que abandono FF pero no quedo como esperaba espero les guste.

N/A: Hola sé que no tiene perdón el que me haya atrasado bastante con este ficc pero realmente me cuesta mucho seguir una trama inexistente claro como les dije este ficc lo leí hasta la mitad y me está costando redactar los capítulos mucho, se que a muchas no les gusta el OoC que manejo en esta historia pero sinceramente si no te gusta no lo leas así de simple este ficc es como dije anteriormente la secuela del ficc de Esta vez sí, más bien esta secuela es para aquellas personas que me apoyaron y me ayudaron a continuarlo me costó meses continuarlo ya que no tengo la misma magia que tiene Jazzi, pero hice mi mayor esfuerzo en sí lo hago. Bueno eso está de más me tengo que ir ya que no gozo de mucho tiempo y espero poder actualizar otro ficc adiós.

C


apitulo 5

¿Solo una amiga?

(Sakura)

"¿Quiénes son?", el sonido de su voz consternada seguía grabado en mi memoria.

¡Memoria!, el no podía recordarnos, no me reconocía, ahora vagamente entendía por qué su rostro parecía no comprender mis ansias al verlo despertar, era él y a la vez un desconocido.

Sentía que el aire me faltaba, me recargué en una de en una de las paredes del pasillo incapaz de seguir, era insoportable, me estaba asfixiando.

El estaba bien, estaba vivo, mirándome de nuevo, hace unos momentos me había reflejado en sus ojos y eso era suficiente para que mi cuerpo se estremeciera de felicidad, pero de que servía si no podía decirle cuanto lo amo, no podía tocar sus labios con los míos y decirle que sin él la vida no valía la pena.

-Sakura-, llamó Hinata, pero no me giré, no podía, solo quería desaparecer, despertar por fin de esta pesadilla.

-¿Estás bien?-, preguntó mientras yo sollozaba, ¡No!, no estaba bien, el hombre que amo estaba ahí en la cama, herido y confundido y el hombre que me amaba a mí, que me recordaba, el que había crecido junto conmigo, el que había descubierto el amor conmigo, ese había desparecido.

-Necesito aire-, le murmuré mientras ella se giraba hacia Naruto, su esposo asintió y miró hacia el pasillo.

-Vamos-, me jaló ella tenuemente y salimos hacia la cafetería al aire libre

-Lo siento-, me disculpé, para ella debía estar siendo también demasiado difícil.

-El se pondrá bien...solo tenemos que seguir aquí, ayudarlo-, me aseguró mientras yo asentí tomándole la mano.

"Seguir aquí", ¿Cómo?, si me sentía desaparecer, ¿Cómo?, si todo lo que me hacia feliz se desmoronaba, miré a Ino venir hacia nosotras, y supe que ella me cuidaría, porque en ese momento, yo ya no podía, ya no tenía fuerzas.

Perdí la conciencia, del lugar o el tiempo, perdí la conciencia y disfruté los pequeños segundos en los que el dolor menguó

Quería quedarme en ese lugar placido y estéril, sin ningún sentimiento, sin ninguna sensación dañina, pero nada de eso duró, las voces comenzaron a sonar y poco a poco mis ojos se fueron abriendo, la cabeza me dolía y me toqué la nuca para sentir el terrible chichón que comenzaba a formarse, estaba en medio de dos mesas con Ino a mi lado y Hinata llegando con el doctor.

Mi amiga y la enfermera me enderezaron mientras lograba ponerme de pie, el médico llegó y me sentó en una de las sillas y me revisó rápidamente

-¿Se encuentra bien señorita Haruno?-, preguntó, asentí con la cabeza aun confusa, el se alejó y le dio algunas instrucciones a la enfermera que no alcance a entender y se fue

-Iré a ver a mis papas, les diré que no se preocupen-, murmuró Hinata dirigiéndose a Ino y también partió.

-Sakura, necesitas descansar-, pidió mi amiga en voz baja

-Solo fue un momento, estoy bien-, aseguré

-No...basta de decir tonterías, no lo estas-, me regañó obligándome a mirarla

-El no recuerda nada-, comencé con la voz entrecortada

-Lo sé cariño, pero tienes que darle tiempo-, susurró, ambas nos quedamos en silencio mientras yo me limpiaba los ojos.

-Sakura-, llamó y la volví a mirar

-No es solo el desmayo, estos últimos días has estado tan desconectada que no pareces darte cuenta, no has podido comer algo sin devolver el estomago, estas débil y sé que esto está siendo difícil, pero...-, comenzó y luego se calló abruptamente, apretó mis manos y volvió a hablar

-Tienes síntomas de embarazo-, susurró mientras yo sentía mi sangre helar, alejé mis manos mientras recordaba la noche en la oficina de Sasuke...la imagen que ambos creamos de nuestro hijo cuando hablamos de ello.

-No, no eso, no...-, comencé mientras ella me tranquilizaba

-Cálmate Sakura, ¿No hay posibilidad?-, preguntó paciente

-Dios mío-, gemí, esto parecía una mala broma, quería que esto solo fuera una falsa realidad, en el mundo real, yo me habría dado cuenta que estaba esperando a nuestro bebe, y él me hubiera llenado de besos, sonreído de la forma que me gustaba.

-Tranquila-, murmuró Ino abrazándome, esperó a que respirara de nuevo con facilidad, estaba harta de perder el control pero todo esto me superaba.

Me ayudó a levantarme y la miré confusa mientras le daba la mano, fuimos hasta la farmacia del hospital y pidió una prueba de embarazo, me odié a mi misma por que por un momento deseé que Ino estuviera equivocada.

Ella no pronunció palabra mientras me acompañaba a los sanitarios, esperó sin decir nada o preguntar algo y yo lo agradecí, no quería hablar, ni ahora, ni nunca.

El tiempo pareció eterno y yo cerré los ojos con mi espalda recostada en una de las paredes del cubículo, me sentía perdida y asustada...

Tomé la prueba y miré el resultado:

Positivo

No hubo lagrimas, gritos de felicidad o reacciones sobrevaloradas.

"Un hijo de Sasuke", solo esa verdad susurró mi mente en voz baja y suave, estaba consciente de todo el caos a mi alrededor pero por primera vez en casi dos semanas sentía calor en mi cuerpo, una sensación cálida y pacifica

Cuando salí, Ino me miró y yo asentí tenuemente mientras ella venia y me abrazaba, dándome algo de las pocas fuerzas que necesitaba.

-Necesito ver al médico-, le dije mientras ella asentía

-Vamos-, contestó al tiempo que yo la detenida tenuemente.

-Nadia mas debe saberlo...solo le diré por ahora a Fugaku y a Mikoto-, le dije y ella asintió

En la sala de espera estaban Hinata y Akari saludaron tenuemente a Ino y me preguntaron cómo me encontraba, sonreí y contesté esperando que no pudieran leer mis reacciones, Hinata me dijo que sus padres ya estaban con el doctor, me dirigí al consultorio titubeante, cuando abrí la puerta el médico me indico que tomara asiento y Fugaku me cedió su lugar.

-¿Te sientes mejor Sakura?-, preguntó Mikoto mientras yo asentía

-Le estaba explicando a los señores Uchiha que Sasuke presenta un cuadro de amnesia retrograda a causa del trauma, no recuerda cosas que sucedieron antes del accidente, por ahora está demasiado confundido por ello sus reacciones son mas esquivas-, explicó el médico.

-¿No recordara?-, pregunté temerosa

-No se puede saber con seguridad que podrá volver a recordar y que no-, contestó Fugaku serio, debía de ser difícil para el entender mejor que nadie como estaba la salud de su hijo.

-Conforme todo el caos vaya pasando y la rehabilitación lo ayude tanto física como psicológicamente los recuerdos volverán, la mayoría de los casos, los pacientes logran seguir con su vida normal, el necesita convivir con ustedes y que le otorguen la paciencia necesaria, con suerte su memoria regresará casi intacta-, aseguró el médico mientras yo cerraba los ojos, tomé aire antes de preguntar de nuevo.

-¿Cuánto tiempo?-, murmuré

-Es difícil saberlo con exactitud, dependerá de él, la mente humana trabaja aun de forma mayormente desconocida para nosotros, el necesita tiempo y tranquilidad-, aseguró

-Yo...-, comencé pero no pude seguir.

Mikoto me miró extrañada y algo temerosa, necesitaba ser fuerte por él, por nuestro bebe.

-Estoy embarazada-, susurré sin mirara a nadie, la habitación se quedo en un silencio sepulcral y levanté mi vista para mirar los ojos cristalinos de la madre de Sasuke

-¿El lo sabía?-, preguntó el médico algo contrariado

-No-, aseguré...-Acabo de enterarme, tendré poco más de un mes-, dije insegura

-Sinceramente no creo que se lo más recomendable golpearlo con tantas cosas-, replicó el doctor.

-Sasuke necesita aceptarlos a ustedes, su situación y relación con cada uno, recordar, y todo debe ser aceptado por el mismo, no impuesto-, término mientras yo fruncía el ceño...

-El...no debe saberlo... ¿verdad?, hay la posibilidad de que ni siquiera acepte que estamos juntos...eso es lo que trata de decir-, le pregunté luchando por no derrumbarme

-Lo siento-, murmuró el medico

-El te recordara-, aseguró Mikoto pero también su voz se quebraba.

-Los dejare solo un momento, necesitan tomar una decisión antes de verlo-, aseguró el doctor mirando a Fugaku

-¿Qué debo hacer?-, le pregunté a este mirándolo

-El Dr. Sáenz tiene razón, sería perjudicial informarlo de todo ahora, va a ser difícil que tu...-, se calló de repente y yo asentí comprendiendo.

Sería difícil que le explicara que era su novia, su prometida, que le explicara que me amaba y toda nuestra historia si no lo recordara.

¿De verdad quería eso?

No soportaría su rechazo o su mirada renuente, no soportaría que el aceptara sin creer o sin sentir.

Miré el anillo en mi mano y tomé un decisión que me partía el corazón pero era la única forma de estar con él sin que se sintiera obligado.

-No le diremos nada-, murmuré

-¿Nada?-, preguntó Mikoto

-No soy su prometida, no vivo con él, no vamos a tener un hijo...no hasta que el mismo empiece recordar-, aseguré mientras Fugaku comenzaba a negar.

-¿Estás segura?-, preguntó

-Estuvimos en la preparatoria juntos, nos volvimos a encontrar años después y nos hicimos amigos, no necesita saber nada más-, dije limpiándome una lágrima que resbalaba por mi mejilla.

Qué ironía..."Pecas" se había hecho amiga de Sasuke Uchiha

Sabía que quizás era un estupidez pero no podría soportar que él se sintiera obligado a algo...no, si el regresaba a mi seria por el mismo, no porque yo le dijera algo que él no podía recordar.

(Sasuke)

"Sasuke Uchiha"

Alguien se puede volver demente si su mismo nombre no le resulta familiar, si no significa nada.

Me sentía tan desesperado y tan solo entre un mundo de gente, por la mañana el doctor me había explicado el accidente que sufrí, al parecer un auto me había embestido y eso había provocado, costillas rotas, una rodilla destrozada casi completamente, un brazo roto y claro...la amnesia

Perdí la cuenta de cuantas veces había repetido las palabras, paciencia, tiempo y apoyo, mientras el médico hablaba el hombre que suponía era mi padre y una mujer de mirada gentil esperaban expectantes.

Mis padres

Así se presentaron Fugaku y Mikoto Uchiha, había sido demasiado extraño y exasperante que ellos tuvieran que explicarme quien era, al mirarlos trataba de recordar algo que me resultara conocido pero no había nada.

Fugaku me dijo que no tratara de forzarlo que todo caería por su propio peso

No podía describir la forma en que me sentía, enojado, asustado, acorralado, como si todos esperaran que hiciera o dijera algo, como si quisieran que encajara en un molde

El molde de Sasuke Uchiha:

A punto de cumplir 30 años, socio de una empresa de Sistemas, con dos hermanos y amigos que habían estado aquí en el mismo momento que se había enterado del accidente

La palabra incomodidad se quedaba corta ante el sentimiento de tenerlos en frente, mis padres no estuvieron mucho tiempo conmigo, la verdad, el silencio se había vuelto desesperante, pero ¿Que querían que dijera?

Luego había seguido mi hermano y su esposa...no recordaba los nombres aun cuando los habían repetido varias veces, el era jugador de un equipo de béisbol y no vivían aquí...en Okinawa

Siguieron mi hermana y su esposo...tampoco los recordaba y tampoco hubo mucha conversación.

No era tonto y había una constante en esas visitas...sus parejas

¿Qué iba a hacer si yo tenía esposa, hijos?

No que me dijeran hasta a quien tenía que amar

No me atrevía a preguntar, no quería parecer tan...inútil...

Pero cuando se presentó Sai algo dentro me dio confianza, era mi amigo, o eso había descrito, así que a regañadientes pregunté.

Un "no" escueto y cortante tuve como repuesta.

No tardo mucho en salir después de eso.

Escuché la puerta de la habitación abrirse y mi hermana se levantó del pequeño sofá en el que había estado casi durante una hora, le había dicho a todos que no era necesario que estuvieran aquí, me hacía sentir más como un estorbo, pero ellos no había hecho caso, no giré la cabeza o abrí los ojos, otra visita mas era lo que menos quería.

-Buenas noches Hinata-, saludó en voz baja una voz...una voz que si me resultaba familiar...

Giré mi cabeza lentamente para mirar a la misma mujer que había visto al despertar, aun se veía cansada y tenía los ojos levemente rojos, ahora traía el cabello sujeto en un moño y unos lentes de armazón delgado

Hinata la saludó y ella me miró por primera vez sonriendo tenuemente.

-Hola Sasuke-kun-, dijo en voz casi inaudible.

-Hola-, musité

-Me tengo que ir hermanito-, contó mi hermana con exagerado entusiasmo, le fruncí el ceño pero ella ni se inmuto vino a estamparme un beso en la mejilla y se despidió de la mujer saliendo.

De nuevo la incomodidad se recostó a mi lado.

-Lo siento, no puedo recordarte...-, comencé pero ella negó y se acercó un poco

-Ahora no importa-, me dijo tomando mi mano tenuemente

Su piel seguía fría y me hizo sentir escalofríos, ella retiró su mano y yo lamenté la acción.

Pareció luchar contra algo internamente y después sonrió

-Soy Sakura, fuimos juntos a la preparatoria-, comenzó

-¿Amigos?-, inquirí sintiéndome idiota, pero ella se rió con ganas y negó.

-No, tú te la pasabas haciéndome bromas. Tú eras popular y yo no, hasta hace poco todavía me caías mal-, me dijo sonriendo, se miraba tan bien sonriendo...mucho mejor que con los ojos empañados

Yo era popular...y ¿ella no?, no entendía nada, fruncí el ceño y ella pareció notarlo

-No fuimos amigos en la escuela, hace poco más de dos años trabajamos juntos, tu empresa firmó un contrato para la revista en la que yo trabajaba, esta vez sí lo somos…-, terminó

Amigos

-¿Quisiera recordarlo?-, dije en tono bajo y ella me miró y tomó de nuevo mi mano, yo la apreté más fuerte, era como si hubiera encontrado un puerto seguro en el espacio perdido

-Lo harás, estaré aquí cuando suceda-, dijo en tono bajo y yo deseé que tuviera razón.


¡Que onda, Chicas!

No... no... no... yo se que realmente no quieren matarme. Si, lo admito, tal vez causarme algún daño físico si lo quieren pero matarme no, no sean malvados, la malvada aquí soy yo que oso perderme de este ficc por siglos xD.

Bueno, pues, razones de por qué no escribía sobran y estoy segura que no les interesan, además creo que realmente mi razones del porque son innecesarias.

Agradezco infinitamente sus comentarios.