016. Morado

[N/A: un poco de crack, mucho más de Kain/Lightning, con un toque de Cecil xD]

Había muchas cosas para extrañarse en el mundo de Dissidia. Tantas cosas que al enumerarlas el tiempo se haría corto, y entre batalla y batalla la lista aún quedaría en un tercio.

Sin embargo, para Claire Farron, una de las cosas más extrañas dentro de su realidad más inmediata era el ver los labios de Cecil y Kain pues, a diferencia de sus compañeros, estos eran de color morado. Aunque, si lo analizaba bien, era más lanzado a un tono pálido, como si en su mundo no brillara mucho el sol.

No importaba la circunstancia, siempre que veía a alguno de los dos le asaltaba la duda y deseaba preguntar por qué se daba esto, pero luego recordaba que no estaba en cualquier mundo y, más aún, estaban en un mundo donde ellos mismos no podían explicar muchas cosas, ya que sus recuerdos estaban en alguna parte de sus mentes que ellos no podían alcanzar. Pero lo peor de esto no era el problema del porqué del color sino que dentro de ella existía un deseo de poder probar cómo sería besar a alguno de ellos…

Calma, Farron, en este tipo de mundos no hay posibilidad para algo así — se regañaba, avergonzada

La tentación era demasiado grande, incluso a veces le pasó por la mente entrar a alguna de las carpas y besar mientras dormía a alguno de ellos. Mas, la suerte nunca estaba a su favor pues Cecil siempre se iba con otro equipo y Kain… ¿¡Acaso no conoce lo que significa descansar!?

Sólo el pensar eso la hizo exasperarse de nuevo, ante lo cual soltó un bufido.

— Cualquiera pensaría que te molesta mi presencia — se escuchó una voz a sus espaldas

Genial, justo lo que quería — pensó la pelirrosa. — Highwind — dijo, con seriedad

— ¿En qué pensabas? — preguntó el dragoon, con algo de curiosidad

— No es de tu incumbencia — replicó la comando, con la voz aún más dura

El rubio sonrió ladeadamente y se colocó delante de la mujer… Siendo consciente de los riesgos de ello

—Sí, definitivamente es mi presencia la que te molesta… ¿Puedo saber el por qué?

Ella apartó la mirada de su rival, algo avergonzada.

— Ya te dije, no te incumbe — contestó

El dragoon soltó una carcajada que a Lightning le hizo dar escalofríos, ya que se sentía suave y profunda. Tan concentrada estaba en calmar sus nervios, que no se dio cuenta del momento en que su compañero se acercó más de lo permitido y la tomó de la barbilla con gentileza.

— Sí me incumbe, porque sólo te pones así cuando estás cerca de mí — y, sin dar aviso, acercó sus labios a los de ella y la besó, suave y gentilmente.

, pensó ella luego de un tiempo, no hay nada mejor que besar unos ardientes labios de color violeta…

[Nota final: Bueno, nada mejor que un Kain/Lightning, ¿no? :D]


N/A: ¿Son necesarios las notas de autor después de esto? Supongo que no, nos vemos en el otro ^^