Este es un fanfic de Gazette un poco raro xD , porque haremos una especie de juego .

Bueno, como en lo personal AMO a Reita el será nuestro protagonista, pero se preguntaran quien será la chica principal. Esa serás tú mi querida lectora c: . Imaginaremos en nuestra cabeza loca que MI Reita se enamorará de ti. Imaginarás que la que está con él en esos momentos lindos eres tú, independiente del país que seas, tu edad o tus condiciones físicas según tú (me refiero a que si te encuentras gorda o que eres fea, en lo personal me creo fea -w-) pero lo importante es que él se fijará en ti :D . Obviamente haré este fanfic pensando que la que está allí soy yo xD porque yo lo estoy escribiendo y se me da la gana e.e , pero también es para ustedes c: asique disfruten de -este FanYou (lol xD el nombre que le pongo )

Esto -*****- significa que vamos a otro lugar de la historia c: osea puede cambiar de donde está la banda hacia lo que vives tú o donde está nuestro lindo protagonista.


The Gazette es la banda de rock del momento en Japón, sus integrantes son carismáticos y aman a sus fans… bueno, eso es lo que no todo el grupo hace. Reita considera que sus fans son un apoyo para ellos, que sin ellas no serían nada, pero las odia por ser tan molestas y poco menos ser unas locas.

Tú eres una de las fans de Gazette y los quieres a todos por igual porque consideras que son lo mejor juntos y que separados no serían lo mismo. Eres fan de ellos desde que te topaste con una tocata en un bar poco ''acogedor'' a la salida de tu trabajo a tiempo parcial.

Los viste y comenzaste a seguirlos enseguida, pensaste que sus canciones eran significativas y también llenas de energía, que tenían una historia detrás de esas melodías de guitarra y batería.

Viviste el momento en que Yune se fue y llegó Kai para reemplazarlo, viviste su debut y cuando se hicieron repentinamente exitosos, en pocas palabras eres su fan número 1.

Trabajas en un café restaurant y en el bar de tu tío para poder ir a sus conciertos que ahora son más costosos que cuando estaban en ese bar, pero si es para verlos vale la pena.

Hace poco terminaron un concierto, todos están cansados pero no quieren dejarlo sin festejar que fue otro concierto exitoso para Gazette. Todos están de acuerdo, irán a un bar a beber con su manager.

- Rei-chan! - un hiperventilado Aoi se abalanza contra él, por lo que los dos caen al suelo

-Aoi! Deja de hacer eso!- Reita se ve molesto porque sus fans pasaron la barrera de contención y salieron persiguiendo a los miembros de Gazette.

-Fue muy divertido cuando nos comenzaron a perseguir- mencionó el baterista con su típica sonrisa y risas de por medio. El vocalista lo siguió y comenzaron a reír.

-Okey chicos, vamos a ir por la salida de atrás para que las fans no se den cuenta.- dijo su manager

-Reita, no estés así. Mira el lado positivo, ¡iremos a beber!- El vocalista lo decía ya que casi nunca los dejaban salir a beber porque recientemente están en la promoción de un nuevo álbum, y el más entusiasmado con alcoholizarse era él.

-Estoy bien… solo vámonos pronto.

Así salieron. Kai y Ruki moviéndose rápido hacia la camioneta. Aoi terminando de fumarse un cigarrillo. Uruha caminando calmado con Reita a su lado. Todos rodeados de guardias de seguridad y ya dentro de la camioneta estaba su manager.

-¡suban rápido chicos!- tocaba la bocina como maniático

-tsk… que fastidioso…- se notaba que el bajista estaba de mal humor.

Cuando ya todos estuvieron dentro se pusieron en marcha a un bar con salón privado, que no era para nada privado. Estaba en una sala con ventanales grandes con vista hacia afuera, donde estaban expuestos a la gente que pasaba por allí. Había cientos de fans fuera, y contando a los camarógrafos y programas de tv, para después ellos no tenían salida y menos privacidad.

Te encuentras muy deprimida. No pudiste ir al concierto de Gazette hoy gracias a tu segundo trabajo en el bar de tu tío.

-waaaaaaaaaaaaaaaa… estoy cansada y deprimida. ¡EL PEOR DÍA DE MI VIDA!-

El cocinero es tu hermano mayor, Yuta.

-Tranquila, no es como si fuera su último concierto. Puedes ir a todos los demás.

-Se nota que no sabes nada, se supone que hoy habría firma de autógrafos. En todo este tiempo no he podido conseguir un autógrafo de ellos.

-¿es en serio?

-seeeeeeeep~. Oh, son las 12:30, se acabó mi turno nii-chan.

-Nos vemos mañana…

-Adiós!

Llevaban en el bar por lómenos 2 horas, ya seria de madrugada y todos estaban borrachos.

Sus celebraciones eran totalmente idiotas, solo lograban quedar en vergüenza con sus fans viéndolos beber alcohol. Todos se comportaban como imbéciles, Reita no había bebido una sola gota de alcohol porque no andaba con ganas de hacerlo, de hecho lo único que quería era llegar a su departamento, dormir y olvidarse que sus fans eran odiosas por solo unos momentos.

-REI-CHAN!~-un alborotado y ebrio Ruki gritaba en el oído del bajista.-bebe un poco heeep, celebra con nosotros!- su tono parecía…. ¿alegre?

-estas tan ebrio que tienes hipo Chibi.

-No me digas Chibi~-era como un niño pequeño.

-Bueno Taka, déjame, iré al baño.

-Aaaaah~ está bien heep, pero a la vuelta debes tomar 2 vasos heep.

-como digas…

Ir al baño era su excusa para salir desapercibido. La verdad es que iba a irse, pero se quedó un rato pensando como saldría. Cuando de pronto vio una puerta que le salvaría la vida, la cocina.

Siempre tenían una puerta de salida para los empleados asique si se iba por allí ni sus fans lo verían.

-Esta es mi oportunidad- murmuró para el mismo. Se había puesto una mascarilla desechable y un polerón negro con gorro que hacia el efecto de no ver su cara. Caminó rápidamente hacia su vía de escape, había una persona allí, supuso que el cocinero obviamente porque donde estaba era la cocina. Al salir no se dio cuenta que había otra persona por lo que paso por encima de ella y cayeron directo al suelo, su gorro se había ido hacia atrás, y la mascarilla se bajó, llevaba su cinta aún solo que la mascarilla no la dejaba ver.

Reita estaba sentado frente a aquella persona, agitado por la repentina caída. Se preocupó por la persona a quien había golpeado por accidente, no sabía si se encontraba bien o lo había lastimado.

-…disculpe, ¿está bien?- no lo lograba ver bien, asique trató de acercarse, levantarlo y pedir disculpas.

-oooh… ¿Qué te pasa? Golpear así a la gente como si nada- un momento, era la voz de una chica.

Ella levantó la cabeza y trató de tomar conciencia de lo que ocurría. Para la sorpresa de Reita, esta chica era muy linda con unos ojos que nunca había visto, que porcierto ellos lo miraban a el de una manera extraña pero no incomoda.

-t-tu eres de la banda- estaba incrédula.

Genial pensó el bajista, la chica era una fan y podía empezar a gritar como si nada. No podría escapar como lo planeaba.

-e-eres Rei- De un salto el rubio le tapó la boca antes de que las fans que estaban a la vuelta la escucharan.

-no digas nada, o tú y yo estaremos en una persecución sin fin- habían caído hacia atrás, Reita presionaba su mano contra la boca de la desconocida fan para que no gritara además que estaba encima de la chica.

Tenía miedo quizás de que las fans lo siguieran y supieran donde vivía.

La chica asintió sin poder hablar. Reita la levantó del suelo, salieron hacia la calle sin que nadie los viera. Se pararon en una calle para tomar un taxi, lo extraño era que iban al mismo destino, el departamento de Reita.

(Ahora cambiamos a singular xd)

Primera vez que un sentimiento tan extraño abarcaba mi cabeza. Vergüenza, incredulidad, alegría, emoción, miedo. Pero era lo que se supone que se sentiría estar con uno de tus ídolos.

Siempre soñé hablar con ellos, aunque soy fan desde el principio nunca pude decirles algo, prefería quedarme solo a oír sus canciones en una mesa.

No salían palabras, el bajista del grupo que amo está sentado a mi lado y no me atrevo a decir nada, ni siquiera decir que no era necesario ir juntos y que podía ir sola

-ya llegamos- era el conductor del taxi

La primera reacción que tuve fue salir de allí lo más rápido posible, me puse roja como un tomate de tan solo echarle un vistazo a Reita, tenía la mirada más seria que pude ver.

Salió después de pagarle al taxista, realmente estaba muy nerviosa. Quería decirle tantas cosas, pero a lo único que atiné a decir fue:

-hasta luego ahhahahaa- además que mi maldita reacción nerviosa de reír me delata enseguida. Sentí que me tomaban del brazo, no sabía qué hacer.

-¿Crees que puedes irte así nada más?- HAA? ¿Este tipo trata de insinuarme algo?

-¿A- a que te refieres con irme así?

Debe querer que pague de alguna manera que casi lo atraparan sus fans por mi culpa… pero, alomejor es un pervertido KYAAAAAAA~ y-y quiere mi cuerpo virginal.

Reita

¿Qué le sucede a esta chica?, de repente se quedó en blanco y no habla.

-me refiero a que la prensa esta por aquí, observando y esperando a entrevistarme.

-o-oh con que eso

-¿Qué pensabas que era?- Diablos, que rara es esta chica.

-N-nada, no importa- Me sonrió, debo aceptar que aunque es rara también es muy linda. Su sonrisa es dulce y le hace tener un aura especial.

-En cualquier instante vendrán a atacarme en preguntas. Pero es raro para ellos que el bajista de ''Gazette'' llegue con una chica desconocida a su departamento, asique inconscientemente pensarán que somos novios-

-¡¿N-NOVIOS?

-Shhhh, no grites. Tú déjamelo a mí.

Los camarógrafos y los reporteros vienen acercándose a medida que los dos caminan a la entrada.

-Ten, ponte esto encima- Reita le pasa su polerón para que los camarógrafos la vean menos. La abraza para ocultarla.

-Reita-kun!~¿podrías comentarnos tu impresión de las fans?

Mi impresión de mis fans es obviamente que son unas fastidiosas, pero no puedo decirles eso

-¿nos cuentas que sucedió en el bar?

¿Sucedió algo? Aaaah, podría ser que esos idiotas se pasaron de copas,salieron por la entrada principal y empezaron a hablar estupideces. Eso es lo más probable.

-¿Por qué llegas a estas horas con una chica?

-Reita-kun ¿Quién es?

-¿Es tu novia?

¿Novia? por favor, es una chica muy rara y la conozco hace apenas una media hora, jamás diría eso. Pero… ¿entonces que les digo?, piensa~.

-Oh, ¿esta chica? Es mi hermana pequeña- Perfecto, jamás se enterarán que no tengo hermana menor.

¿Eh? ¿Hermana pequeña?

Detrás de su polerón podía ver los cegantes flashes de las cámaras y las sombras de los reporteros y equipos de televisión.

La chica se aferraba fuertemente a la camisa del rubio para no perderle el ritmo y poder caer. De un momento a otro cerró los ojos para no sentir ese incómodo momento. Pero lo que más sentía era el aroma del bajista, había sentido el olor de su perfume mezclado con su olor corporal que sorprendentemente era embriagador. Se le había olvidado por completo que él era una de las personas con quien más soñaba conocer. ¿Cómo podía estar tan cerca del ahora si antes era como mirar hacia un pedestal? Era la sensación más extraña del mundo.

Podía sentir su pecho bien delineado y su suave piel a través del cercano contacto que compartían, era un bonito momento que esperaba no se acabara nunca.

Cuando abrí los ojos ya estábamos dentro del edificio, no había reporteros ni camarógrafos hostigantes.

-¿Ya me puedes soltar?- Rayos, ¿Cuánto tiempo llevo abrazada a él? ¿Y porque él tampoco me suelta?

-¿Hace cuánto que estoy así?

-Un buen rato- Después de esa palabra me solté de inmediato, pero no me saqué su polerón, mi cara estaba ardiendo de vergüenza.

-Los camarógrafos ya se fueron, y estamos dentro de mi departamento, ¿Por qué no te sacas eso?- Intentó quitármelo, pero no lo dejé. Forcejeamos un poco pero no pudo quitármelo. No quería que viera mi cara toda roja de solo vergüenza.

-Demonios, que testaruda.

-….es solo que no quiero que me veas así.

-¿así como?

-…

-Te pregunto qué ¿así como?

-Así, roja de vergüenza…- casi no me salía la voz, apenas me escuché decirlo.

-Hmp… entonces no te lo quites. Yo iré a llamar un radiotaxi para ti.

No quise contestar lo último, estaba demasiado nerviosa y no podía siquiera hablarle de la mejor manera. Levanté un poco el polerón para ver donde estaba, me encontraba en una habitación con unos sillones grandes apegados a las paredes. Supuse que era la sala de estar. Encima de una mesilla había fotografías, tomé una para observarla mejor. Era el, se notaba por la banda que cruzaba por su cara cubriendo su nariz, a su lado estaba una chica muy bonita. Supongo que su novia, estaban abrazados y sonrientes como si la foto hubiera sido recortada de uno de esos catálogos para novios, se veían bien juntos.

-¿Qué haces?- su tono era medio enojado – no se supone que hurgues mis cosas- se acercó, me quitó la foto y la puso boca abajo. Me quedó mirando por un rato, no entendía que quería. O quizás me veía rara, alomejor tenía algo en la cabeza

-Te lo quitaste- ¡ES CIERTO! Ahora me vería toda sonrojada ¿Qué haré?

-E-esque y-yo quería ver- el sonido de una bocina interrumpió lo que iba a decir

-Llego tu radiotaxi

-si…

Tomé mi bolso para salir rápido de allí, pero nuevamente él tomó mi brazo impidiendo irme.

-Nunca me dijiste tu nombre.

-No creo que mi nombre importe, ya que no nos volveremos a ver…

Fingí una sonrisa, la verdad es que yo si lo volvería a ver en los conciertos. Pero prefería observar de lejos que estar cerca, así era más fácil.

El silencio estuvo presente unos segundos antes de que el bajista la soltara y la chica pudiera irse.

-Adiós y disculpa por ver la foto, no le diré nada a la prensa-

-Puedes quedarte el polerón, afuera hace frío

Otra vez la chica fingió su sonrisa y se fue cerrando la puerta detrás de ella. Definitivamente esta sería una noche que nunca olvidaría

Reita

Ya había dicho que su sonrisa era dulce, la hacía ver especial. Además no fue necesario darle dinero para que se callara y me desmintiera con la prensa, porque el hecho de decir ''es mi hermana pequeña'' enfrente de muchos camarógrafos si eso se sabía que era mentira estaría en grandes problemas. Primero sería Kai el que me los daría, molestando todo el tiempo de que no pienso en las consecuencias y me las doy de lujurioso llegando con una chica a mi departamento, porque por supuesto que el sabe que no tengo hermana menor.

En fin, tendría problemas si se sabía mi mentira. Pero no me arrepiento de nada, conocí a una fan fuera de lo común, puede ser rara pero no es odiosa y lambiscona como las demás. Definitivamente ella era diferente.


Hooo~ espero les haya gustado °v° y sigan leyendo porque este'' fanyou'' me emocionó xd

Oko, bye~