Por revencita

Abrí los ojos con fuerza. Tirado en el frio y duro suelo de lo que parecía ser el cemento de una calle pavimentada.

Una ambulancia se hallaba cerca de donde yo estaba, y me di cuenta de que no era para mí ya que nadie me prestaba atención. Me toque la cabeza y arregle un poco mi antifaz desgarrado con mi mano que al parecer se había desprendido del guante verde que siempre llevaba puesta.

Mire mis manos detenidamente, estaban sucias, llenas de mugre y raspadas con sangre. Mire mi uniforme, desgarrado al igual que mi antifaz y mi cabello era un desastre. Pero lo más raro era que nada me dolía, ni los raspones en las rodillas o en mis manos, ni las rasgadas en mi cara, ni lo que probablemente sería una herida en mi pecho, ya que había una gran mancha de sangre en mi camisa.

Me levante sin dificultades y sentí un fuerte dolor de cabeza que se paso después de unos segundos. Después recordé… si, había estado en una batalla. Con cyborg, chico bestia, raven, starfire… starfire.

Ella había sido atacada por el maldito villano al cual nos enfrentábamos. La ambulancia… seguro venía por ella. Corrí y trate de esquivar y escurrirme entre el montón de gente que había hecho una gran bola para rodear al cuerpo de starfire que seguro yacía en el suelo.

Déjenme pasar.- dije al sentir los empujones de las personas que ni siquiera se daban cuenta de mi presencia al estar totalmente concentrados en el cuerpo.

Sentía la angustia en mi corazón. Ella no podía morir, no podía. Mi mundo se destruiría si así fuera.

Aumente mi velocidad y llegue al centro en donde estaba su cuerpo. Pero… starfire no estaba ahí, ella estaba arrodillada, con lagrimas en los ojos, impidiéndome ver al herido. Me sentí aliviado al saber que no era ella la que había sido atacada, pero después sentí de nuevo la preocupación al pensar que era uno de los demás titanes.

Tome el hombro de starfire por detrás de ella y pareció estar tan triste que ni siquiera me dirigió la mirada. Mire a los demás titanes que también estaban entre el montón de gente. Raven, chico bestia, cyborg… un minuto, no faltaba ninguno, todos estaban ahí, starfire también estaba ilesa. Entonces quién…

Me sentí horrorizado al ver a aquel muchacho, cubierto totalmente con heridas de pies a cabeza. Con una gran mancha de sangre en el pecho. Ese muchacho era yo…

Abrí grandemente los ojos y volteé a ver a starfire.

Starfire, escucha aquí estoy, mírame.- pero seguía sin hacerme caso, con múltiples gotas de lagrimas saliendo de sus ojos verdes. Cubriéndose la cara, dejando que sus lágrimas limpiaran mis heridas.

Un gran e incomparable dolor se apodero de mi pecho y me tire al suelo vencido por la tortura.

Starfire ayúdame.- dije, pero ella no se movio, seguía ahí.

Chicos.- llame a los titanes, pero seguían en shock, observando mi cuerpo muerto enfrente de ellos.

Star…- no podía hablar más, cada palabra hacia que el dolor aumentara.

Starfire se tumbo a abrazar a mi cuerpo sin vida y sentí como el calor de su cuerpo me rodeaba. En verdad era yo. Tirado en el suelo, vencido y muerto. Quería decir una palabra más, aun podía sentirla y oírla llorar. Abrí lentamente mi boca y con todo el esfuerzo del mundo dije:

Te amo…

Una gran luz se apodero del lugar y todos desaparecieron, incluso ella. Ya no podía sentir su respiración agitada por el llanto, ya no sentía dolor alguno. No quería despegarme de ella pero la paz tentadora que sentía en ese lugar me atrapo y supe que era el momento de irme. Camine lentamente y la luz brillante y blanca como una paloma, segó mis ojos, los cubrí con mis manos, que estaban ahora limpias y desnudas, y mi antifaz no estaba en mi cara, poniendo mis ojos azules completamente al descubierto. Pareciendo un sueño tan hermoso lugar que mis ojos no lo podían creer. Eso fue lo último que vi después de la luz al final del túnel.

Dime revencita