Remember when (Recuerda cuando…)

—De acuerdo, ahora lo único que debemos hacer es rescatarla de ese campo de fuerza—dijo Flash una vez pasado el asombro de verla.

—Lo haces parecer fácil, pero no lo es, si esa cosa nos atrapa no seremos de mucha ayuda.

—Lo sé, pero creo tener la solución para eso—dijo el pelirrojo sacando su comunicador. En la pantalla se ve en rostro de Cyborg.

—Hey Flash, ¿Qué puedo hacer por ti?—dijo sonriente el androide.

—Necesito un aparato que pueda liberar un pulso electromagnético en un radio reducido—respondió Flash rápidamente.

— ¿Para que necesitas eso? ¿Dónde estas?—pregunto Cy confundido.

—Estoy en la anterior base de la Colmena rescatando a alguien.

— ¿A quien?- pregunto Cyborg aun mas confundido porque no se le ocurría quien podría ser.

Flash dio un suspiro para tranquilizarse y le dijo con un tono algo enojado.

—Ella esta viva, ¿Cómo que no la pudieron encontrar? Estaba en Jum City y no pudieron encontrarla—dijo Flash tratando de estar calmado.

Cyborg comprendió inmediatamente de quien hablaba, se le abrieron los ojos ante esta respuesta y ante la reacción de su amigo. Pero sospechaba que el hechizo no se había roto.

"Si el hechizo se hubiera roto el estaría más molesto, ¿que ocurre? Ya la vio, el hechizo ya no debería surtir efecto en él, ¿Qué habrá hecho Raven?" Pensaba Cyborg.

—No te preocupes, amigo. Aquí tengo lo que necesitas, ven a buscarlo. —le respondió el androide cuando salio de su asombro.

—Aun no has respondido mi pregunta.

—Hablaremos de eso luego, ahora lo principal es rescatarla.

—De acuerdo—dijo Wally tranquilizándose. —Voy para allá.

Cortó la comunicación. Amy lo miró confundida.

— ¿Qué es un pulso electromagnético?—le pregunto ella inocentemente arrugando su nariz.

Flash le sonrió.

—Es un aparato que puede hacer que las maquinas de un lugar determinado dejen de funcionar.

—Ah, y con eso el campo de fuerza se apagara—dijo ella feliz de entender.

—Ah si es, voy a ir a la Torre T a buscarlo para ayudar a tu mamá, volveré rápido.

Amy solo asintió con la cabeza. Flash la miro con ternura, por alguna razón que él no entendía, le tenía un gran cariño a la pequeña a pesar de que acababa de conocerla.

"Debe ser porque me recuerda a mí" Pensó el pelirrojo

Se fue rápidamente a la Torre a buscar el aparato, Amy se limito a sonreír. Le agradaba su padre pero tenia miedo de que si le decía que era su hija las cosas cambiaran entre ellos y se estaban llevando bastante bien como para que todo se arruinara.

Por otra parte le había prometido a su madre que no se lo diría y pensaba cumplirlo. Se quedo observándola desde un lugar seguro, oculta en las sombras. Le dolió demasiado verla así, herida. La admiraba por la fortaleza que tenía, aún sin sus poderes conservaba esa dignidad característica de ella, esa fortaleza.

Antes de que se diera cuenta se sintió una leve ráfaga detrás de ella. Volteo y vio a su padre con el aparato, lo activaron y rápidamente el campo de energía que rodeaba a la pelirosa desapareció y el aparato dejo de funcionar.

— ¿Pero que…?—trato de decir Gizmo pero Flash vino rápidamente y le dio un puñetazo en la cara dejándolo fuera de combate. Jinx callo inconsciente al suelo. El pelirrojo la recogió suavemente.

—La llevaremos a mi departamento, en unos minutos vengo por ti—dicho esto le dio un beso en la cabeza a Amy, le dolía dejarla sola en ese lugar por segunda vez, aunque sea por un par de minutos. Se fue rápidamente para volver por al niña cuanto antes.

Cuando el pelirrojo llego a su casa acomodo a Jinx en su cama, la cubrió un poco con una manta y le dejo una rosa roja a un lado, la miro con dulzura. Parecía que el tiempo no había transcurrido, seguía igual de hermosa. Paso una mano por su mejilla, piel de seda rodeando una voluntad de hierro. Se sentía bien el contacto con su piel, muy en el fondo no quería irse, no quería dejarla, sabía que la deseaba pero algo oprimía esos sentimientos, que le oprimía el pecho por mantenerlos ocultos. Se separo rápidamente de ella contra su voluntad y fue rápidamente a buscar a Amy.

Inmediatamente que él se fue, Jinx, abrió los ojos por el movimiento brusco que hizo Wally. Se asusto un poco al encontrarse en un lugar desconocido pero se tranquilizo al ver la rosa al lado suyo.

"Wally… ¡Wally! ¿Qué ocurrió? ¿Cómo supo donde estaba?... ¡Amy!"

La hechicera se incorporo rápidamente pero luego callo en la cama nuevamente debido a lo cansada que estaba.

"Luego hablare con ella, le dije que no fuera con él, aunque tal vez no le contó nada, solo que yo estaba en peligro, espero que haya sido así." Pensaba Jinx tratando de tranquilizarse.

Se durmió tranquilamente con la rosa entre sus manos hundiéndose en las mantas que poseían un olor característico de él y, aunque no quería admitirlo, un fragancia claramente femenina.

Flash llego cinco minutos después a buscar a Amy y se sorprendió al no encontrarla. La busco por toda la base hasta que escucho voces al final de un pasillo.

—Si no puedo con Jinx tendré que conformarme con la hija, ja ja ja—decía Gizmo mientras reía sicóticamente.

Acorralo a la pequeña contra una esquina y se acercaba a ella peligrosamente. Le había colocando unos brazaletes que bloqueaban sus poderes y por lo tanto la pequeña estaba indefensa.

— ¡Flash, auxilio!—gritaba Amy

—Pequeña, no hay nadie quien pueda escucharte, ni nadie que te salve ahora—decía Gizmo con un tono enfermizo

— ¿Quieres apostar?—y cuando el pequeño genio se dio la vuelta para ver al dueño de esa voz sintió un puño en su cara.

Flash le saco los brazaletes a Amy y se la llevo de ahí.

Mientras tanto en la Torre de los titanes.

— ¡Raven!—grito Cy muy enojado

— ¿Qué ocurre?—le pregunto ella confundida. Los demás titanes fueron hacia la sala para ver que ocurría.

— ¿Dime porque el hechizo no se rompió?! ¡Flash vio a Jinx y el conjuro no se rompió! ¡Qué le has hecho a nuestro amigo?—le gritaba el androide a la hechicera

— ¿QUE?—preguntaron los demás titanes sorprendidos pero sobre todo Nigtwing.

—Lo que escucharon, él la estaba rescatando y pidió mi ayuda, el hechizo no estaba roto, lo sé, ¿Qué no nos dijiste?

—Esta bien, les explicare—dijo Raven acorralada por las miradas de sus compañeros.—Yo les dije todo pero, con el paso del tiempo, el conjuro tuvo otro efecto, ahora solo se romperá si se besan.

Los titanes la miraron con una mezcla de sorpresa y enojo.

—Y dime, ¿Cómo quieres que se besen si el ya ''no la ama'' y tiene novia?—le pregunto enojado el petirrojo haciendo comillas en aire en la parte de "no la ama''

Raven los miro y bajo la cabeza, el hechizo había sido más poderoso de lo que ella había planeado.

"¿Qué fue lo que hice?"

Volviendo al departamento de Flash.

— ¿Crees que este bien?—preguntaba Amy mientras miraba a su madre dormida.

—No te preocupes, ella va a estar bien, solo necesita descansar—le respondió el pelirrojo tranquilizándola.

— ¿Tienes hambre?—le pregunto Flash.

—Un poco—le respondió la pelirroja.

—Ve a la cocina, enseguida voy para allá.

Amy fue hacia la cocina, o eso aparento, en realidad se quedo espiando a su padre por el picaporte de la puerta.

Flash se arrodillo a lado de su cama junto a Jinx. La miro con dulzura y le acaricio la mejilla. De repente ella comenzó a moverse un poco y fue abriendo los ojos lentamente encontrándose frente a frente con los ojos azules de su amado.

—Emm, Hola—dijo ella tímidamente

—Hola, ¿estas mejor?—le pregunto él sin poder apartar su mirada de la de ella.

—Si, mucho mejor pero ¿como llegue aquí?—le pregunto ella confundida.

—Tu hija vino a mi puerta a pedirme ayuda—le respondió Flash simplemente.

—Ah, esta vez su desobediencia me salvo la vida—dijo ella con una sonrisa.

Luego de un breve silencio, Flash, se animo a preguntar.

—Jinx—la pelirosa lo miro. — ¿Quién es el padre de Amy?

Una làgrima engañosa recorrió los ojos de la joven, había estado evadiendo esta situación mucho tiempo.

— ¿De verdad quieres saber?—le pregunto ella con tristeza.

—Si—le dijo él muy seguro

Jinx tomo aire, lo miro directo a los ojos para que él viera que ella no mentía y se lo dijo

—Eres tú, Wally—le dijo ante la mirada sorprendida del pelirrojo. —Amy es tu hija—termino ella apretandose el labio, con lagrimas que resbalaban de sus ojos gatunos.

Amy, al ver que la única reacción de su padre era mirar sorprendido a Jinx dijo

—Es hora de poner cartas en el asusto—susurro detrás de la puerta. Hizo una pequeño conjuro y junto sus manos como en un aplauso pero sin emitir sonido. Esto provoco que sus padres fueran levemente empujados hacia delante hasta chocar con los labios del otro.

Primero ambos jóvenes se asombraron pero el hechizo se comenzó a romper. Flash cerro los ojos y tomo a la pelirosa de la cintura y la atrajo hacia si. Ella sorprendida por la reacción apenas atino a cerrar los ojos y pasar su mano por el cabello pelirrojo de Wally. Él comenzó a ponerse encima de ella.

Amy observaba por el picaporte. Por un lado le daba mucha felicidad y ternura ver a sus padres besarse, pero por otro lado le daba algo de asco. Decidió que mejor se iba a la cocina a buscar algo de comer.

Cuando los jóvenes se separaron para tomar aire, Wally, dijo

—Mi amor, estas viva—decía él con alegría

—Y tú todavía me amas—decía ella casi riendo de la alegría.

—Nunca deje de amarte, no se que ocurrió todo este tiempo, es como si no hubiera sido yo, lo ultimo que recuerdo es que tome una botellita y todo cambio—decía él asiendo memoria.

— ¿Quién te dio esa botellita?—pregunto sorprendida la pelirosa.

—Raven, ¿Por qué?—pregunto el pelirrojo.

—Creo que se que ocurrió, y los titanes tienen mucho que explicar.


No estoy muerta! lamento muuchísimo no haber publicado antes, pero estoy saturada con la escuela, además tuve que hacer varias correcciones al capítulo pero ya esta listo. Me da algo de pena terminar pronto esta historia pero ya tenía que acabar u.u El próximo capítulo se actualizara mas rápido, lo prometo. Además quiero retomar viejas historias a "La Tragedia de Romeo y Julieta" también lo tengo abandonado :(

Gracias por sus comentarios, son lo mejor :) Me alegro el día leerlos y me animo a por fin terminar este capítulo :)

Nos leemos prontito :) Adioss