Harry Potter no me pertenece.

Viper que al igual es conocido como Mammon, de la serie anime Katekyou Hitman Reborn es un personaje perteneciente de Varia, una organización de asesino, Viper es considerada/o como un Arcobaleno ,llamado como uno de los siete mas fuerte del mundo de la mafia debido a sus poderosos ilusiones.

Disculpa por los errores del capitulo anterior, yo que me había esforzado pero un buen autor debe de aceptar la critica y mejorar. Un review me hizo darme cuenta que cometí muchos errores y cosas que dije que no me explique muy bien.

Primero, yo dije que habría Bashing, discúlpame pero en realidad lo que yo tenia en mente es que Ron y Draco serán rivales de Harry, el Bashing no se me da bien, intente hacerlo una vez pero en realidad ni parecía eso, además cuando alguien hace un Bashing es porque odia el personaje y a mi, todos me son indiferente, así que eso no funcionaria.

Gracias a todos por sus opiniones sobre el fic y recalco una vez mas, no odio a ningún personaje pero su forma de interactuar en el fic es para darle… XD sabor al fic hehehe. No ya en serio, un buen fic que se respete merece que tenga problemas y conflictos, además estoy pensando usar un personaje de Katekyou Hitman Reborn como un villano secundario, uno mucho mas fuerte y mortal que Voldermot ¿Qué le parece?

Otro punto que recalcar es sobre en la esencia en si de Viper y diré que no lo convertiré en un Dios, odio a esa clase de personaje ya que no da una buena sensación de lucha en un fic aunque esto no es una historia de aventura. Como sea, mostrare también el pasado de Harry como Viper y su vida con los Dursley ya que eso es lo que marco al personaje.

Espero que este capítulo les satisfaga.


Viper entra al mundo mágico.

Experimento por primera vez algunas cosas que no supo como explicar.

Y eso era disgusto y la rabia.

Harry se encontraba en un hotel en un barrio pobre cerca del caldero chorreante para no gastar tanto dinero en ello y para poder ir directamente al mundo mágico. Acostado en una cama mediadamente cómoda dejando al descubierto su rostro ya que se había quitado su capucha, Harry miraba fijamente su varita. A diferencia de muchos niños, tantos mágicos como nacido de Muggles, Harry no estaba feliz con su varita ni en lo mas mínimo.

Se sentía disgustado y eso le molestaba ya que aquello no se llevaba bien con su carácter de alguien sin emociones pero no podía evitarlo. Esa varita era la prueba de que su poder no es ilimitado, no, esa varita es la señal de cual es su debilidad.

Y lo peor de todo es que también tenía un límite. Su poder de ilusión tenía un límite. Harry sentía como en su interior sus emociones no conocidas se revoloteaban pero con su mente fría podía mantener la compostura estable y si no fuera por ello hace horas que hubiera incendiado a alguien con una vela.

Recordó como empezó todo. Después de haber dejado el banco de Gringotts Harry se había dirigido hacia la sede del ministerio, todo iba bien excepto que llamo mucha la atención con su ropa pero le dio igual, con seriedad pidió una audiencia con quizás la jefe del departamento de Aurores, Amelia bones, pero después de una serie de discusiones, únicamente solo logro tener una cita con una funcionaria magia en unas semanas y que debía ir con un abogado mágico.

¿Eso todo ustedes dirán? Ciertamente Harry sabía que podía haber logrado conseguir más que eso pero no pudo y fue cuando descubrió el límite de su poder….

Recordó exactamente como el estaba hablando con una recepcionista sobre lo que debía de hacer si quería hacer un nuevo juicio a algún prisionero de Azkaban, decir que el era Harry Potter y que quería que enjuiciara a Sirius Black y a los Lestranges podía causar que cundiera el pánico y la estupidez así que no lo menciono. Pero no consiguió nada así que vigilando que los guardias no le vieran, por precaución, lanzo una ilusión.

Por primera vez en su vida, sus ilusiones no funcionaron.

Sus ilusiones en si no controlan mentes, eso es una habilidad muy diferente, lo que Harry hacia era alterar el entorno para mostrar una imagen falsa a quienes estén en ellas además de otra habilidades pero en esencia, sus ilusiones solo hace eso. Harry sabia bien que su ilusiones tiene una sola debilidad y es que si la persona se de cuenta que esta en una causa que la ilusión pierda fuerza convirtiéndose en algo que seria simple de reconocer por el sujeto y pasar de el, esa es su debilidad pero como las personas jamás se daba de cuenta, creyó que aquello no tenia importancia.

Se equivoco al ver que la recepcionista solo sacudió su cabeza y continuo hablando pero Harry no se detuvo allí y continuo creando ilusiones subiendo de nivel poco a poco pero todas fallaban, algunas si lograros hacer caer a la recepcionista como hacer ilusiones de personas o hacer invisibles a otras cosas pero no podía conducir su mente a donde quería.

Un ejemplo claro fue cuando hizo un negocio en Sídney y hablo con el presidente sobre volverse socios pero el sujeto quería ganar el 68% de las ganancias para si mismo y fue muy persistente al negarse en cambiar ese trato. Así que Harry creo una ilusión llamada Niebla Get persuasiva haciéndole que el presidente viera cosas que confundiera su mente y con la ilusión, haciendo que diera la respuesta que Harry deseaba y como este sujeto no sabía que estaban siendo manipuladas, no se extrañaban que cambiaran de parecer.

Pero con aquella común recepcionista no funciono en su mayoría y por ello Harry decidió simplemente conformarse con la cita y es que tenia urgencia de analizar sus habilidades, sin ella, muchas cosa podían suceder. Durando varias horas caminando, usando una ilusión de invisibilidad, comenzó su experimento en varias personas poniéndolas en diferentes ilusiones en ellas.

La gran mayoría de ellas fueron inmunes pero parecía que los muchos mas jóvenes mostraron señales de perturbación y desorientación causado por sus ilusiones pero igual esto le llevo a una hipótesis molesta para el, quizás los magos sean inmunes a sus ilusiones. Eso arruinaba todo su panorama, sin su habilidad de persuadir, no sabia si seria capaz de convencer en el futuro a poderosos hombres de negocios en el mundo mágico.

Su única opción son las ilusiones reales. La habilidad máxima.

Teóricamente hablando las ilusiones reales son la forma avanzada de una ilusión que toma una forma solida, en poca palabra que se vuelve completamente real, un poder devastador y peligroso en comparación con cualquier arma existente. Algunas de sus ilusiones pueden causar heridas mentales tales como mostrar el peor miedo a su victima obteniendo que estas estén fatigadas mentalmente y caían por el cansancio pero ninguna ilusión que tenia en su arsenal puede causar dolor físico, podía hacer que su victima sienta la sensación de dolor pero jamás física.

Con las ilusiones reales, en teoría, puede hacer eso y materializar objetos o seres a un estado solido para ser usado a su antojo, una habilidad que podía decir que es capaz de alterar la realidad misma pero todo aquello era pura teoría porque existía muchos inconveniente: Aunque sin saber como, lograra crear ilusiones reales la utilización de esta es limitado y de corto tiempo además que podía correr el riesgo de perder un poco de su fuerza vital en poca palabra acortar su tiempo de vida.

Pero las posibilidades son suficientes para Harry para investigar sobre ellas. El descubrió un libro sobre un mago ilusionista Muggles nacido de Italia pero criado en Japón durante el año 1845 ,conocido como Mukuro Rokudo que fue capaz en una de sus presentaciones crear de la nada un solido y vivo conejo haciéndolo mediante una ilusión mágica ,tal historia es considerada un mito pero fue suficiente para Harry usarla e investigar.

Le faltaba mucho pero a la vez poco para lograr sus ilusiones reales, con ellas puede haber posibilidades de uso aun con las consecuencias pero lo mas importante era que aquello aumentaba su propio control en su habilidad y si eso fuera posible, no tendría que preocuparse por la falta de su habilidad de persuadir a algunas personas que harían negocios con el.

Pero ese el asunto ,ahora estaba indefenso en cierto sentido ,ahora debía de usar artimañas ,amenazas ,sarcasmos y ser directo para poder conseguir lo que deseaba y mas cuando estuviera en ese tal tribunal mágico para el caso de Sirius Black y los Lestranges.

Harry pestañeo varias veces apartando sus pensamientos sobre el tema de la limitación de sus ilusiones y miro una vez más su varita, una de once pulgadas de largo y estaba hecha de acebo como centro mágico una pluma de fénix, una varita muy singular considerando aparentemente que es la gemela de la varita de Tom Marvolo Riddle o conocido por todos como Voldermot.

Harry se permitió recordar lo que sucedió después de sus experimentos en varios magos por la zona oscura del callejón Diagon, comenzó con la búsqueda de sus útiles escolares para su primer año en Hogwarts aunque con su inhabilitada habilidad de ilusiones tuvo que usar plenamente sus capacidades y estrategias de comprador para conseguir un descuento en sus compras y después eso lo llevo hacia a Ollivander.

Ahí obtuvo su varita.

Harry miraba vacíamente hacia el sujeto que se encontraba en ese momento buscando entre unos estantes, una varita para su persona y ese sujeto era Ollivander. Harry no sabia como Ollivander supo que él era Harry Potter y es que seria imposible ya que el no le dijo o mostro su rostro o su aparente famosa cicatriz. No lo entendía.

-Mmm…-Murmuro apáticamente y miro a dirección a donde estaba sus manos y decidió crear una ilusión simple, una pequeña flor girasol y la examino con cuidado para hacerla desaparecer después. Se sentía una vez más raro y es que no sabía que debía de sentir al saber que sus ilusiones estaban limitadas.

Debía de buscar la forma de volverse más fuerte o encontrar finalmente la clave de las ilusiones reales pero sabía que eso seria mucho trabajo, pero le daba igual. Harry recordó algo que sucedió en una tienda donde compro el uniforme o túnica de Hogwarts y pidió que les hiciera una capucha especial para tapar su rostro, casi sonrió al recordar cuando la modista le pregunto el porque y le decía que aquello no podía ser posible.

Oh, como extrañaba su habilidad de persuadir.

Claro que mostro su rostro para que la mujer entendiera sobre su situación y mediante una amenaza de demanda o encierro logro convencerla de mantenerse callada y que le hiciera una capucha especial para su uniforme escolar aunque le pago lo merecido por el esplendido trabajo aunque la modista le había sugerido que fuera a San mungo para que le revisaran esas heridas.

Si claro, ni loco pagaría en hospitales caros.

-¡Oh! ¡Intente con este señor Potter!-Menciono Ollivander sacando a Harry de sus pensamientos y este con estoicismo tomo la varita y esta al instante soltó chispas y…salto de la mano del joven encapuchado. Ollivander la tomo sin sorpresa y regreso al estante murmurando algo como "no, este no"

Harry se permitió mirar una vez mas sus manos y noto que su guante derecho estaba levemente quemado por el contacto con la varita pero se encogió de hombros y siguió mirando a Ollivander buscando mas varitas ya que actualmente ya había tendió en sus manos unas tres.

-¿Ah no ser…?-Murmuro el vendedor pensativo pero con un aire de seriedad y misterio que hubiera intrigado a Harry…pero no. Ollivander tomo una caja rectangular de color negro con unos bordes dorados y con ella se acerco hacia a Harry y con cuidado la abrió para mostrar una varita aparentemente normal pero Harry lo sentía, sabia que esta era fuera de lo común.

Con cuidado la tomo entre sus enguantadas manos y sintió una sensación de calor y comodidad recorrerle por todo su cuerpo y miro de reojo como Ollivander asintió satisfactoriamente pero….algo salió mal. De improvisto una fuerte sensación de dolor, una que jamás había experimentando en toda su vida y fue tal que rompió su mentalidad estoica e hizo algo que no hacia desde hace años.

Grito de dolor.

Tirando aquella varita al suelo ,Harry extendió sus manos mientras apretaba los dientes hasta hacerlos sangrar fuertemente ,Ollivander reacciono y se arrodillo para primero tomar la varita de Harry y después ver al joven y como parecía que estaba padeciendo un dolor indescriptible.

-¿Qué le sucede joven Potter?-Pregunto preocupado mirando como poco a poco Harry igualaba su respiración ante la horrible experiencia, Ollivander pensó que el chico-que-vivió tenía muchas cosas ocultas y una de ellas era aquella reacción con su varita.

-No…. Ah…..ah…no…lo se….

-¿Experimento algo?

-Sentí….algo de calor…..pero…..sentir dolor….como nunca sentí antes…

-¿Dónde?-Pregunto el hombre seriamente y Harry pensó en no decirle pero se sentía…raro y es que volvió a experimentar dolor y no le gustaba ya que si sentía dolor podían ser capaces de sentir los sentimientos u emociones y eso es algo inútil. Siempre se decía que las emociones son inútiles. Harry alzo levemente la cabeza y miro que Ollivander esperaba una pregunta y no iba a desistir a que se las respondiera.

-Mis…manos…-Al responder Harry frenéticamente se quito su guante ignorando la punzada de dolor enviaba por sus quemaduras, Ollivander espero pacientemente a que Harry terminara y cuando este mostro sus manos, Ollivander frunció el ceño por el horror al ver las terribles quemaduras en sus manos pero se centro en lo importante.

- Señor Potter, toma su varita de nuevo. Debo de ver algo-Dijo seriamente y es que tenía porque ya que la varita mencionada era en realidad la gemela de la varita Del-que-no-debe-ser-nombrado y el joven Potter debía de tener aquella varita por su seguridad.

Harry apáticamente tomo su varita con cuidado y concentro un poco de magia en ella pero sintió una vez mas esa sensación de dolor insoportable pero pudo lograr aguantarlo y no gritar pero aun así mover sus manos fue muy difícil. Ollivander abrió los ojos al entender lo que sucedía.

-Señor Potter, dígame ¿Cuántas veces le han hecho estas heridas?

-….Mmm…Varias veces…

-Díganme y créeme cuando le digo que esto no saldrá de mi boca, lo juro por mi magia que no lo hare-Una luz trasparente cubrió a Ollivander por un momento llamando la atención a Harry pero no hizo comentario alguno- ¿Usted posee alguna habilidad mágica?

-¿Habilidad….dice?

-Correcto. Un poder o una habilidad mágica No-conocida que usted maneje y por el cual nadie mas posee.

-¿Cómo se que usted me chantajeara…..con esto?

-Te hice un juramento mágico ,si dijo algo de lo que es mencionado aquí ,causaría mi muerte-Harry guardo silencio estudiando la expresión de Ollivander para encontrar alguna clase de engaño pero solo vio la pura verdad así que sin decir palabra alguna de su mano derecha mostro una vez mas un girasol hecho de ilusiones. Ollivander se mostro fascinado y con curiosidad paso su mano a través de la ilusión lo que por lógica trapazo.

-Domino las ilusiones.

-Fascinante ,realmente un poder digno de aquel que derroto al-que-no-debe-ser-nombrado….pero esto es una desventaja para usted joven Potter-Dijo gravemente mientras quitaba la varita a Harry y este solo se puso nuevamente sus guante y espero pacientemente a que el vendedor hablara- Aquel poder obstruye sus conductos mágicos.

Silencio por unos segundos y….

-Mmm…-Nada. Ollivander se pregunto nuevamente sobre lo que le ocurría al chico y es que no se sorprendió o algo parecido, ni siquiera se mostro confundido pero Ollivander se escogió de hombro, ese no era su problema. Por otro lado Harry simplemente espero a que hablara porque creía que se merecía una explicación adecuada a la situación.

-Bien….solo los magos curanderos de San mungo saben sobre esto; Los magos poseen un sistema similar al sistema nervioso que se llama los conductos mágicos y esta ligado al mismo cuerpo del mago. Estos conductos de magia tienen propiedades muy diferentes y para saber sobre esto hay que entender una pregunta que muchos se hacen ¿Cómo los nacidos de Muggles obtienen magia?

Harry no hizo comentario o movimiento alguno por lo cual Ollivander continúo.

-Para resumir, el mundo posee magia, la naturaleza en si es mágica, eso es muy importante. Lo magos nacieron cuando Merlin logro tomar esa magia y absorberla a su cuerpo y por ende todos aquellos que fueron sus estudiantes adoptaron ese método y sus descendiente nacieron con los conductos mágicos y así nació el mundo mágico.

Harry asintió entendiendo lo que quería decirle el hombre.

-Para acortar todo esto, los nacidos de Muggles son aquellos que al momento de gestación desarrollar conductos mágicos y así obtienen la capacidad de manejar la magia aunque actualmente eso se le llama núcleo mágico. Pero para explicar su situación señor Potter tiene que tener conocimiento sobre su problema.

-¿Mi…problema?

-Su habilidad existió antes, señor Potter- Eso sorprendió interiormente a Harry pero se mantuvo callado. Ollivander frunció el ceño al recordar algunas cosas- Un joven mago que desarrollo la habilidad de crear ilusiones, unas que otras fueron emuladas por un hechizo actual, es decir que un hechizo que es usado actualmente era originalmente copiado por una de las ilusiones de aquel joven mago. Ese mago desarrollo tal a fondo ese poder que fue temido por todo el mundo, tanto Muggle como mágico. Ese joven mago fue llamado Daemon sparde.

Harry apretó los puños inconscientemente, alguien había obtenido su mismo poder antes y fue temido por ello, Harry pensó que había sucedido con ese tal Daemon sparde y que tenia que ver con el. Pero algo era seguro viendo la mirada leve de terror de Ollivander, ese sujeto hizo cosas barbáricas.

-Créeme cuando le dijo que casi nadie sabe sobre Daemon sparde, ni el mismo Albus Dumbledore lo conoce. Yo….lo conozco por un accidente ya hace muchos años que…no quiero hablar de ello…

-No…importa, solo dime…. ¿Qué tiene que ver este Daemon sparde conmigo?

-Sus conductos mágicos, señor Potter. Aparentemente, la utilización de magia tan avanzada a corta edad causo que sus conductos mágicos evolucionaran o más bien, cambiaran. En el caso de Daemon sparde, el jamás aprendió a usar una varita.

-¿Jamás?

-Jamás y eso es lo aterrador, Daemon sparde logro hacer magia por si mismo, magia sin varita-Ollivander guardo silencio y continuo- Solo se sabe que fue el primer mago oscuro que logro hacer magia sin varita, pero hasta los usuarios de esta arte, necesitan capacitación con una varita para lanzar un hechizo, que él lo haya hecho sin nunca haber usado una varita, demuestra lo poderoso y peligroso que fue…

-Impresionante….

-Si, señor Potter, esa es la cuestión sobre los magos oscuros, hacen increíbles hazañas pero siempre al nombre del lado oscuro. Su problema señor Potter es un poco diferente al Daemon sparde, usted puede hacer magia con varita pero tiene dos inconveniente y esos son su quemaduras y sus conductos mágicos.

-No entiendo.

-Como dije, al igual que Daemon sparde, tus conductos mágicos son diferente, son así por la utilización de esas…ilusiones y al usar hechizos o energía mágica común, causa que los conducto mágicos los rechace, porque no están acostumbrado a esa energía diferente.

-Entonces… ¿Puedo hacer magia, si o no?

-Podría pero tiene su costo, las varitas señor Potter tiene mente propia, ellos eligen a su portador, no usted, siempre tiene que tenerlo en cuenta. La función de la varita es para canalizar la magia de manera satisfactoria ya que ningún mago novato podía ser capaz de hacer magia sin varita. La varita es él medio para lanzar hechizos pero en su caso causaría que sus manos, donde es cuando se centra la energía mágica a la varita, sufra un dolor insoportable y sin la concentración requerida….bueno, lanzar hechizos seria todo un reto para usted.

-Aun no lo entiendo ¿Por qué cuando tengo esta varita, es cuando me duele?

-Como le dije, la varita es el medio, sin ella el mago no puede usar magia, es como un canalizador, la magia pasa a través de ella y es cuando se logra los hechizos, los conductos o en este caso el núcleo mágico no están desarrollados o muy pequeño para hacer magia por si mismo necesita una varita y por ende no se puede hacer magia sin ella y…

-Ya entendí. Mi núcleo mágico esta tan desarrollado que involuntariamente irradia esencia mágica y como la varita es un catalizador la absorbe y por eso…siento dolor-Harry entendió lo que ocurría ,su poder mágico en si esta mas desarrollado pero igual es diferente ,al contacto con una varita que responde con magia ordinaria ,causa que su sistema padezca por ella.

En palabras simples…

-Soy un discapacitado-Sentencio con voz fría y miro como Ollivander con pena asentía con la cabeza. En un cierto sentido, era cierto, Harry era discapacitado al no poder manejar correctamente la magia pero….

-Hay un modo de solucionar eso-Hablo Ollivander seriamente llamando la atención de joven encapuchado-Debes de aprender como Daemon sparde. Magia sin varita.

-¿Funcionaria?

-Es el mejor caso señor Potter, el problema aquí es la varita, eso te causara dolor y te impedirá concentrarte en sus hechizos pero…con magia sin varita esa debilidad es superada pero…tiene mucho trabajo que hacer si desea lograr eso.

-¿A que se refiere?

-Tienes muchos retos que afrontar joven Potter ya que tiene toda las de perder. La magia sin varita es un arte que toma años o hasta décadas para poder ser dominada pero para hacerlo primero debe de conocer los hechizos mediante el uso de su varita por lo que al final debe de usarla. No solo eso, como dije antes sus conductos mágicos son diferente y necesitara mucho mas control para manejar sus hechizos correctamente.

-Genial….debo de sufrir al manejar esto y aprender por si mismo para poder hacer magia sin varita pero también tendré problema porque como mi centro mágico es muy grande, tendré menos control en ella…Coff, Coff ugh maldita sea.

-Hay casos que son peores señor Potter, ha existido magos mudos o sordos durante la toda historia magica, lo único que puedo decirle es que consiga un libro sobre Oclumancia para así crear barreras mentales contra el dolor que va a padecer pero aun así tu habilidad de manejo será…deficiente….

-Eso no importa….

Y eso fue lo que sucedió, Harry se sentía disgustado y ciertamente era mucho decir contando que él era apático a las emociones. Ese día no hizo muchas cosas productivas, consiguió toda la información que deseaba pero a cambio obtuvo limitaciones en sus ilusiones y que era un mago discapacitado.

Menos mal que todo aquello era información clasificada.

Porque si su secreto saldría a la luz al menos esperaba que obtuviera beneficio por ello, en poca palabra, dinero y sino haría que él mismo infierno estallara, porque nadie le debe a Viper. Harry poso su varita y la coloco a lado suyo para así comenzar a leer sobre el libro que consiguió en una librería sobre Oclumancia ,fue fácil conseguirlo al usar una simple ilusión de aspecto ,haciéndole parecer un hombre ya avanzado de edad.

-Muchos retos me esperan. Esto apesta-Pensó mecánicamente al comenzar a leer el libro de oclumancia e ignorando la pesadez en sus ojos, otra noche que se desvelaría.


Una semana había pasado y Harry sentía que fatiga por todas las cosas que ha estado haciendo durante la semana. En término de sus libros y estudio, le había dado una ojeada a uno que otro de los libros de textos de Oclumancia, Defensas contra las artes oscuras, encantamientos y leyó completamente el libro de la historia de la magia.

Este ultimo para ver si contaban sobre Daemon sparde pero no obtuvo información alguna, solo mencionaba uno que otro mago oscuro pero nada en especifico así que decidió buscar información en otro lugar cuando se diera el momento. También supo que por ser menor de edad no podía practicar magia fuera de la escuela hasta que fuera mayor de edad.

Harry casi se echo a reír.

Supo que eso tenía solución con el plan que tenía en mente cuando el juicio de Sirius Black y los Lestranges, es más, ya tenía previsto el día del juicio aunque eso seria en mucho tiempo. Recordó que durante la semana se la paso vagando por el callejón Diagon consiguiendo diferente tipos de libros ,tantos algunos inútiles como útiles para sus fines ,uno en particular fue sobre el sistema político y económico de mundo mágico.

Después de obtenerlos y leer unas cuantas paginas fue a hablar con el director Ronauwell para comenzar a hacer negocios y usando un diez por ciento de sus ganancia de una de los bancos de gran Bretaña y pasarlos a galeones logro invertirlo en la fabrica de materiales para pociones y construcción de escobas mágicas y aprovecho ese momento al enterarse que harían un nuevo modelo y que la mostrarían al publico en unos años, creía que lo llamaron una Saeta de fuego.

Muchos pensarían que hubo problemas a la hora de invertir pero el asunto fue que el dinero usado fue el de Viper , no el de la familia Potter y eso evitaba sobre la ley que estaba sobre Harry ,el no usar su fortuna familiar antes de los dieciocho. Aparte de las inversiones que hizo, Harry simplemente paso por el callejón Diagon al familiarizarse con el lugar y en una parada decidió comprarse una mascota, una que iba de acuerdo a su personalidad.

Una serpiente lagarto.

En si era una serpiente de color canela y ojos rojos con extremidades retractiles y con unos apéndices en forma de alas en la zona del cuello, su longitud de por si es corta pero por el ancho de su vientre hace que uno piense que es una serpiente- Tal forma fue causada por la fusión de las dos especie médiate métodos mágicos y si bien fue creada así, no tenia mucha habilidad mágica que se diga, solo posee la habilidad de cambiar del color de su piel.

¿Cómo lo supo? Curiosa la cosa que él podía hablar con las serpientes. Investigando en un mañana sobre Voldermot, supo que igual tuvo la habilidad de hablar con la serpiente, un arte que le perteneció a Salazar Slytherin y ese arte fue conocido como Parsel. Harry pensó sobre ese poder y como el pensaba de manera diferente, pensó que quizás podía hacer una función en arabia con una ilusión que hablara con las serpiente y las hiciera bailar para el publico.

Oh, el dinero que obtendría con ello.

Pero aparte de eso, no pensó mas nada y ni sintió temor o asco al compartir un poder con aquel que mato sus padres, sinceramente le daba igual. Pensó en los posibles beneficios en poder hablar con las serpientes y le llegaron muchas ideas que ni un niño de once debía de tener pero decidió deja ese tema para después, cuando obtuviera el conocimiento adecuado y cuando superara su debilidad mágica.

Pero al final todo eso lo llevo a donde Harry deseaba y era la cita que hizo en el ministerio, yendo con un abogado y usando lo del juramento inquebrantable logro pasar desapercibido y no hacer que la prensa le molestara. Logro llegar con la funcionaria mágica y sinceramente fue muy duro al tratar de hacer que ella aceptase hacer los juicios y mantenerlo en anonimato.

Sino fuera por su inteligencia, creía que no lo hubiera logrado, el juicio tanto para Sirius Black, Bellatrix lestrange, Rodolphus lestrange y Rabastan lestrange como igual para su juicio de emancipación además de otras pequeñas cuestiones se realizara en cuatro meses, en poca palabra deberá de salir en un momento dado de Hogwarts.

Satisfecho consigo mismo se permitió salir del mundo mágico e ir a Australia para un recorrido de negocios y en especial demandar el banco Yellowville ,claro que no se le olvido ,ese banco le debía mucho y les haría pagar cada uno de los centavos que le habían estafado porque sino…

Se dejaría de llamarse Viper, el ilusionista.


Al pasar el tiempo llego un día que muchos en el mundo mágico festejan y ese era el 31 de julio, un día que marco el fin del reinado de terror del autoproclamado mago oscuro más poderoso de la historia y también el cumpleaños del que lo derroto, Harry Potter.

En ese día, un hombre de gran altura con una gran barba que respondía al nombre de Rubeus Hagrid se dirigía hacia al número 4 de Privet Drive, en Little Whinging, Surrey. Recordó que Dumbledore le envió para buscar al niño de Lily y James, Harry, ya que no había respondido a su carta de Hogwarts y que debía de acompañarlo a buscar sus útiles escolares y a la vez el objeto que se encontraba en Gringotts de parte de Dumbledore.

Hagrid se sentía muy contento.

Esperaba encontrarse con el muchacho, hablarle sobre la magia, de lo maravilloso que era Hogwarts y que seria genial que fuera a la casa de los Gryffindors ya que no creía que el chico se vería bien como alguien de las demás casas, además que los Gryffindors son los héroes de la escuela.

Pero también recordó que Dumbledore le dijo que no le contara nada sobre Voldermot a Harry, según el director deseaba que el chico no tuviera que soportar el peso de la muerte de un mago oscuro, Hagrid no le entendió lo que quiso decir pero le cumpliría o al menos si el chico quería saber, pues merecía saberlo ¿No?

Parándose frente la puerta del numero 4 Privet drive, toco varias veces y espero pacientemente, claro, ignorando la mirada de sorpresa de los vecinos chismosos que salieron de sus casas para ver a un gigante frente a la casa de los Dursley. Hagrid pensó en las cosas que le hablaría a Harry, quizás le comente sobre el Quidditch y quizás le regalaría como regalo de cumpleaños una lechuza.

Hagrid se extraño, nadie le respondía así que volvió a tocar pero un poco mas fuerte. Espero unos cinco minutos y aun no le abrían así que curioso y preocupado dando un gran portazo derribo la puerta para ver que…no había nada. La casa se encontraba actualmente vacía, no había ningún mueble y por la fina bruma de polvo uno podía pensar que la casa estuvo vacía ya hace días.

Hagrid sintió un mal presentimiento.


En el otro lado del mundo, más en específico lo que seria new york, estados unidos, Harry se permitió tomar un poco de vino, aunque no le gustaba, a la celebración de que sus tíos y primo se fugaron y desaparecieron. El clon ilusorio que había dejado en Privet drive le había devuelto mediante en una ilusión hace unos días sobre que su familia le decían que no vivirían mas con un demonio y desaparecieron sin dejar rastro.

Oh bueno, leyendo una vez más la carta Harry acepto que ya no tenía…una casa. No es como si cupiera realmente lo que se verdaderamente puede considerarse un hogar. Ya aburrido y dejando al olvido su únicos familiares vivos, Harry tiro la carta a una fogata y siguió viendo como una ilusión engañaba con métodos sensuales a una ejecutiva de una empresa de electrónica.

La raza humana es tan predecible.

Dumbledore se levanto apresuradamente de su asiento y con prisa camino hacia done estaba el estante de libros que tenia en su oficina y con un movimiento de su varita permitió que el librero se moviera para mostrar un pequeño cuarto, de la misma forma que un armario pero que tenia uno que otros objeto mágicos raros, uno en especial eran unos guantes negro con los dedos forados de metal blanco pero eso no era lo que llamo la atención a Dumbledore.

Era una maquina mágica que soltaba un sonido agudo.

-No…las salas cayeron…. ¡NO!-Dumbledore no lo podía creer. No podía ser y es que era exactamente ese mismo día que envió a Hagrid para que buscara a Harry y ¿Ahora esto?-¡¿Qué hiciste Hagrid?

Las salas de sangre era una magia muy antigua ,una tal que Dumbledore no sabia a cien por ciento de ella pero sabia lo esencial , las salas de sangre es una magia que sirve para crear un especie de escudo en el lugar que el poseedor llama hogar que repele a cualquier ser con intenciones oscura ,en otro caso también evita que sea localizado y como el hechizo Fidelio ,únicamente las personas que solo conocen el lugar o que han sabido mediante por otra persona son permitido a entrar al mencionado sitio.

Esta clase de hechizo fue usada para evitar que posibles Mortifagos o fanáticos de Voldermot quisiera encontrar y dañar al chico. Si bien el hechizo funciona mejor con la presencia de la sangre mas cercana de quien la creo, es decir Lily Potter con su hermana Petunia Potter, las únicas formas que las salas de sangre caían es si Petunia murió o Harry dejo de considerar Privet drive como un lugar mas en vez de su hogar. No creía posible alguna de las dos opciones pero era mejor asegurar que después lamentar. Dumbledore llamo a su ave fénix Fawkes y mediante en un estallido de llamas desapareció para averiguar que fue lo que exactamente ocurrió.


Días después Harry se encontraba caminando en la estación de King's Cross en Londres y en su mano tiraba de la carretilla donde estaba sus libros y demás objetos personales, su serpiente lagarto que decidió llamarle Phantasma descansaba encima de su cabeza ,a su lado estaban do personas con su misma ropa ,es decir una túnica negra ceñida al cuerpo y una capucha que le cubría el rostro ,era una de sus ilusiones ,los tenia como fuerza de seguridad por si sucedía alguna imprevisto ,es mejor asegurar que después lamentarse.

Ignorando las miradas extrañadas de quien se le cruzara en su camino, Harry miro una vez mas su carta de Hogwarts donde le decía que debía de ir a la plataforma 9 ¾ y sus pensamientos siempre le llevaban a pensar que alguien estuvo alucinando cuando hizo todo esto pero centrándose en lo mas importante, busco el lugar mencionado. Llego al lugar aparentemente ya que en si no encontró el 9 ¾ pero siendo cauteloso miro junto con sus ilusiones si era posible detectar algo fuera de lo común.

No tuvo que esperar mucho. Notando desde que entraron, vio a una familia de cabello pelirrojo caminar a través del tumulto de persona y discutiendo temas que Harry no logro captar completamente ya que era en si una familia muy numerosa pero si logro captar una palabra que hizo que centrara su atención a aquella peculiar familia.

Hogwarts.

Impasible y estoico espero a ver que era lo que harían, un poco alejado junto con sus ilusiones miro como unos gemelos trapazaban un…muro que estaba entre la plataforma diez y nueve. Harry en el exterior se mostro frio y sin emoción alguna pero interiormente se dio una cachetada por su ignorancia. Con un chasquido de sus dedos hizo desaparecer los clones ilusorios y usando su poder detecto la ilusión entre las dos plataforma. Harry tenía que admitirlo y hasta felicitar al creador, esa era una poderosa ilusión, aun para él le costaría hacer una así.

Al ver como la familia ya había pasado a atreves de la ilusión mágica, Harry sin prisa y con calma camino hacia allá para posteriormente trapazarlo. Se tomo uno momentos ver a donde había terminado ,era una plataforma llena de gente ,niños y jóvenes en particular ,además de un gran tren de color negro ,Harry hubiera sentido una gran emoción al ver tal maquinaria y la expectativa de estudiar en un colegio mágico y quien sabe que aventura tendría.

Claro, si Harry fuera normal.

-Mmm, bien- Pensó sin importancia mirando a través de su capucha mediante una ilusión como varias personas de mayor edad lo miraban sospechosamente o hasta con miedo. Harry bufo interiormente, le temían pero no sabían que el era su llamado "Salvador del mundo mágico" Harry Potter. Lo estúpido que era la humanidad en masa.

Decidido y sin mirar atrás Harry avanzo a través del tumulto de persona, ignorando como era costumbre las miradas de extrañez, de confusión, de miedo y aparente una de odio. Al poco tiempo ya se encontraba entrado a un compartimiento vacio y con cuidado puso sus pertenencias en una parte especial encima de él.

Harry volvió a sacar su varita y la miro con atención, aun podía lo, la sensación de dolor pero ya no era tan insoportable como aquella vez en Ollivander, recordó cuando intento lanzar un Lumos, lo logro pero sino fuera por su poco avance en Oclumancia hubiera gritado de dolor hasta el amanecer. Harry agradecía que no poseyera emociones porque si la tuviera estaría triste por su discapacidad magica pero a la vez determinando de avanzar en el arte de la magia aun con su debilidad y límites.

Pero Harry no creía, el sabia que lo lograría. El no posee determinación pero tampoco siente la sensación de derrota, el lo hará, así de simple. Guardo su varita mágica y decidió darle algo de comer a Phantasma, tomándolo entre sus enguantadas manos lo poso entre sus piernas y sacando dentro de su túnica una pequeña bolsa llena de trozos de metal.

Si, su animal mágico comía pequeños trozos de metal, un efecto secundario de la alteración genética, eso fue lo que le dijo el vendedor, al menos Harry prefería eso a que su animal comiera algo de su dinero, porque si lo hacia, le haría su castigo un infierno.

-¡Hola, chico! ¿Puedo sentarme aquí?

Harry alzo la mirada para ver a una chica…cinco o seis años mayor que él, de cabello raramente de color azul oscuro y con una túnica que mostraba un tejón con los colores del negro y amarrillo, una Hufflepuff al parecer. Harry guardo silencio unos segundos antes de asentir, solo lo hacia por educación, a el le daba igual quien era esa chica.

-¡Gracias! Sabes te digo que te ves muy raro vestido así, mi mama me dijo que parecías un Mortifagos y eso es malo porque ellos son los malos, pero le dije que tu eras solo un niño pero ella dijo que no le prestara atención, entonces recordé algo que vi en el mundo Muggles sobre unos chicos que se visten como todo oscuro llamado gótico creo ¡son geniales! Pero le decía a mi madre que es mentira sobre que ellos son vampiros y….

Y siguió hablando durante mas de unos veintes minutos y aunque una persona normal la hubiera interrumpido o dicho algo, Harry no lo hizo pero sabemos bien que él no era normal. Harry medio escucho y guardo silencio mientras le terminaba de dar de comer a Phantasma y cuando termino permitió a su mascota posarse encima de su cabeza, al parecer le tomo gusto al estar ahí.

-Entonces estaba ahí y cuando me volteo ¡ZAZ! Le pegue en las nueces con el bate ¡hahahahaha!-Riéndose de su propia broma ,la joven peliazul se permitió ver que el chico frente suyo le prestaba atención pero se mantenía callado ,así que con un poco de culpa hablo-Disculpa si no te deje hablar ,es que soy muy despistada y alguna veces hablo de mas…

-No importa-Hablo Harry con frialdad y carencia absoluta de emoción haciendo que la joven sintiera que la piel se le erizaba. Un poco temerosa hizo una sonrisa forzosa, quizás su madre tenia razón en parte…

-Y bueno….pues…. ¿Tu primer año en Hogwarts?

-Correcto.

-Y dime…. ¿Ese animal es tu mascota?

-Así es….se llama Phantasma.

-¡Ahhh! Se ve muy rara, me hubiera gustado tener una cuando era más joven, mama nunca me dejaba.

-…..bien-Contesto vacíamente Harry, sinceramente no veía productivo esta conversación y es que lo malo de estar en una escuela era que tendría que estar con niños que hablaran y hablaran de tonterías y eso no iba con Harry, el era Viper, el maestro de finanzas, no un niño cualquiera.

-En fin…. ¡Sabias que…! Bueno pues….-La joven no sabia que decir, era la primera vez que conocía a alguien así, aburrido, callado y con una voz que sonaba a un muerto viviente y no sabio que tema de conversación podía dar, así que sin pensar soltó…-¡Supe que Harry Potter vendría este año a Hogwarts! Es genial, mi mama me dijo que ella era fue muy amiga de los Potter.

Harry levanto levemente la cabeza interesando y miro fijamente a la joven que actualmente había….cambiado su cabello a ¿gris? Sin prestarle atención a ello la analizo y descubrió que….parecía una chica excéntrica por su botas viejas y largas ya que le llegaban hasta la rodillas además de ver sus medias que eran de dos colores diferente además de un ¿tatuaje? En el muslo derecho y…

-¡Oye! ¡Mis ojos están aquí arriba!-Grito la joven ahora sonrojada y con el cabello al rojo vivo, Harry pestañeo dos veces al no entender porque la joven frente suyo estaba enojada, claro que Harry en cierto sentido era inocente, en un sentido raro y complicado pero lo era. Ignoro el arrebato de la ahora pelirroja y la miro un segundo una vez más hasta que algo le llamo la atención.

-Tonks….-Soltó Harry con su tono muerto, la joven reconocida como Nymphadora Tonks se sorprendió al escuchar que ese chico sabía su nombre o más bien apellido pero que usualmente usaba. Harry señalo a dirección de pecho de Tonks mostrando una placa de prefecto con su nombre en el, eso explicaba todo-…tu apellido es Tonks ¿no? ¿Estas relacionada con Andromeda Tonks?

-Eh…si. Es mi madre.

-Interesante, es necesario encontrarme con tu madre. Quizás necesito un lugar fijo, no debo de gastar mi dinero en hoteles baratos.

-… ¿Perdón?

-Todo tiene una explicación razonable- Levantándose de su asiento puso seguro a la puerta del compartimiento además de lanzar una pequeña ilusión de silencio. Sabía que los Hufflepuff son llamados los magos de la lealtad y quizás es hora de conseguir aliados rápidamente para su causa, conseguir más dinero. Volteándose le lanzo una sonrisa fría a Tonks que tembló levemente ante ello ,no se sabia si era por miedo o incomodidad- Señorita Tonks, acaba de conocer a Harry Potter pero en realidad….prefiero que me llamen Viper….

Continuara….


¡Haya! Espero que les haya gustado, ahora Harry tiene mucho reto que cumplir, es lo tipo de fic que me gustan, mostrar a un tipo fuerte pero que no la tenga fácil porque todo debe de hacerlo con puro esfuerzo y eso también va para el romance, las cosas debe de ir adecuadamente y deberá de haber reto para que el amor florezca.

Yo ya decidí quien será la pareja de Harry ¡oh! Y ella hará grandes cosas, he mencionado a otros dos ilusionista en este capitulo de Katekyou Hitman Reborn hehehe y habrá mucho mas en el próximo capitulo.

La selección de casa y créeme cuando les digo que habrá algo de revolución en ese momento y pronto todos disfrutaremos de este fic hehehehe. En el futuro, quizás cuarto o quinto curso subiré el Ratings por posible Lemon fuerte, la verdad no se pero bueno. Les deseo una feliz navidad y un año nuevo.

Toaneo07