Disclamer: El trama de la historia le pertenece a SisterCullen y solo unos leves cambios a mí. Los personajes le pertenecen a Masashi Kishimoto, el uso es sin fines de lucro y solo para que pasen un agradable rato y salgan de la monotonía de sus vidas.

El personaje de Takeshi Haruno le pertenece a Emiita-sempai, quien me dio su consentimiento para agregarlos en esta maravillosa historia.

N/A: ¡Hello! Bueno eso se escucho muy fresa. Lamento mi demora y no la justificare ya que ya la mayoría sabe mis respuesta así que no las diré, ¿Para qué? Creo fervientemente que eso está de más. Bueno realmente les agradezco su infinito apoyo prestado, ustedes han estado en las buena, en las malas y en las peores conmigo realmente y se los digo de todo corazón gracias, por todo su tiempo, su comprensión. Les diré, oficialmente me retiraré de Fanfiction con esta cuenta, pero que quede claro antes de que eso suceda terminare cada una de las historias ya sea con la ayuda de sus respectivas autoras o sola como lo hice con Esta vez sí. Bueno sin nada más que agregar me retiro que pasen un excelente día.


Resumen.

Sakura trabaja en casa de los Uchiha, allí Sasuke le hace la vida imposible y se burla de ella en todo momento.

Sakura vive con su papá, que está condenado a una silla de ruedas por una bala perdida. La mamá de ella, los abandonó cuando ésta era muy pequeña y Sakura nunca más ha sabido de ella.

Irrumpe en escena Inari y se queda prendado de Sakura en cuanto la ve, en una fiesta del pueblo. Desde el minuto uno, él no esconde los sentimientos que le unen a ella y Sakura se sumerge en una espiral maravillosa de felicidad.

Sasuke esconde un secreto que Sakura no imagina. Está maravillado con la chica y muy a su pesar la ama en silencio. Se siente protector en la sombra y pese a que a ella le repugna, por una exposición poco recomendable que ella vio de su maestría sexual.

Inari se mete en los poros de Sakura y decide entregarse a él, pero esa misma noche, Sasuke le confiesa que él es el hombre por el que su mamá les abandonó a ella y a su padre.

Además; Sakura tiene una medio hermana que es Karin, la que últimamente había ocupado la cama de Sasuke…Sakura no entiende nada y cae en los brazos de Sasuke…..


MY LOVE IS OVER…..

Capitulo 11.

-Llévala a su habitación; hijo. Te agradezco todo lo que has hecho, sobre todo en lo referente a Sakura. Estaba equivocado contigo chico. Siempre te lo agradeceré.

Sasuke no dijo nada. Me cogió entre sus brazos y yo escondí mi rostro en el hueco de su cuello. Abrió la puerta de mi habitación y me tendió cuidadosamente en la cama.

-Shhhh…no llores más; preciosa. Por favor.- susurró, apartando el cabello de mi rostro. Su mirada intensa recorrió todas líneas y las depresiones de mi rostro. Suspiró y dejó escapar una sonrisa que no le llegó a lo ojos.- ¿Qué podría hacer yo, para aliviar ese dolor…Sakura? Dime. ¿Qué podría hacer?

Estaba tan rota y desconsolada que no pensé con el raciocinio suficiente.

Alcé los brazos alrededor del cuello de Sasuke y lo acerqué a mi rostro. Nos miramos unos segundos y él pareció comprender. Sus manos viajaron hacia las mías; que rodeaban su perfecto cuello, e intentó desenredarlas de su nuca.

Hice una mueca de dolor.

-Por favor Sasuke….por favor…. Bésame….

Noté como se tensaba y cerró los ojos fuertemente. Parecía librar una batalla interna descomunal. Los abrió de repente y sus ojos viajaron a mis labios. Los capturó y me besó con toda la pasión que yo requería en aquellos momentos.

Sentí tan dentro de mí a Sasuke que me dio miedo, aquel beso que me estaba entregando, era tierno y enloquecedor. Cada caricia la convertía en un suspiro que emergía de sus labios y en la serenidad de su cuerpo comenzó a formarse dura y prieta la barra de su pesada masculinidad.

Jadeé, eso no era lo que yo necesitaba. No quería hacerme más daño de lo que ya soportaban mis hombros. Gemí cuando recordé a Inari y que era en sus brazos donde debía de estar recargándome en aquellos momentos, no en los de Sasuke. Comencé a sollozar rota por el dolor. Una daga fría había vuelto a cruzar mi corazón y me había hecho recordar lo siniestro de aquella situación. Inari era el marido de aquella persona que me lanzó al mundo y me abandonó junto a mi padre…lisiado.

Los labios de Sasuke me abandonaron y sus ojos escrutaron los míos. Estaban rojos, se veían pequeñas venas que surcaban el blanco de sus preciosos ojos azabaches. Apreté los ojos con fuerza al sentirme tan indefensa y dos lagrimas como puños se deslizaron por mis mejillas. Sasuke,me agarró por debajo de las axilas y me subió a su regazo, para pegarme a su pecho y mecerme como se hace con un niño pequeño. Comenzó a tararear algo que me dejó medio adormilada y no mucho rato después me habló.

-La culpa de todo la tengo yo. Tenía en mis manos parar esto muchísimo antes y no lo hice….

No hablé. ¿Para qué serviría?

Prefería oír a Sasuke, seguro que él tenía motivaciones suficientes para hacer lo que hizo..

-Te advertí, Sakura. Lo hice, pero tú nunca me escuchas…nunca me escuchaste. Creíste que lo hacía solo para fastidiar, cuando en realidad me estaba preocupando por tu salud mental…

Me apreté más contra su pecho. Suspiré e inhalé su dulce perfume, me pregunté qué marca de fragancia sería. Debía de hacer justicia, olía como Dios.

Sus manos recorrían mi espalda, acariciando de arriba abajo mi columna vertebral. Se sentía bien y me pregunté en aquellos momentos que hacia Sasuke Uchiha en mi habitación y haciendo de paño de lagrimas. Él no me soportaba y yo no lo soportaba a él. ¿Cierto?

Limpié mis lágrimas con ambas manos y alcé la cabeza para admirarlo. Era bello, sensual e incluso deseable. Pero nada se asemejaba en aquellos momentos a Inari, el único hombre del mundo por el que no debía de albergar sentimientos.

Los ojos de Sasuke estrellaron con los míos y nos perdimos en nuestras miradas durante unos instantes. Nuestras respiraciones cálidas, surgían por la boca e intercambiábamos nuestros alientos como si fuéramos unos amantes consolidados y apasionados.

Sonreí, levemente y él elevó una ceja, haciendo ese gesto que tanto odiaba.

-Ya tardaba demasiado en salir el Sasuke Uchiha que conozco. Dime… ¿el que me ha tenido todo este tiempo en brazos es una ilusión?

Él a duras penas sonrió y lo poco que lo hizo, fue de una manera tortuosa. Me sentí mal por él durante unos instantes, pero luego al ver que recompuso el gesto, amplié mi sonrisa para darle seguridad.

-Nunca has querido ver a "ese Sasuke", Sakura. Siempre has dado por hecho que soy un desquiciado del sexo y que te odio. ¿No?

-Más o menos.- susurré, bajando la mirada.- Hay algo en ti que me hace verte como un monstruo y ya sabes lo que es…yo tan solo era una niña y ver aquello, me traumatizó más de lo que supones….

Sasuke rió levemente

-Y tanto que lo hizo. ¡Dios, Sakura! ¡Eres virgen! Una especie en extinción sin duda…..

Me separé de él completamente y aparté mi trasero de sus piernas, quedando de pie frente a él.

-No comiences….no es un buen día para eso, Sasuke…justo cuando había encontrado a el hombre adecuado…- me quejé como una niña.

No me dio tiempo a reaccionar. Me cogió de ambos hombros y me sacudió con algo de fuerza. Su mirada era iracunda y la mueca de su boca era de asco…repugnancia.

-¡De todos los hombres del mundo, lo elegiste a él! ¿Por qué? ¡Nunca te has parado a mirar a tu alrededor! Quizás te hubieras dado cuenta que no tenias que andar muy lejos para encontrar a esa persona e incluso ese amor que procesas al extraño que hizo que tu madre os abandonara.

Alcé la mano como pude y lo abofeteé. No sé como lo hice, pero lo hice.

Sasuke se quedó paralizado unos momentos, jadeando y mirando mis labios …

…entonces me atacó la boca. Comiéndome viva, por todo y cada uno de los rincones de mi suave cavidad oral….¿Porque los besos de Sasuke me dejaban lánguida y a su merced? ¿Por qué me besaba si yo tan solo era la mucama que le recogía los papeles de sus corridas del suelo?

Pero su boca, su lengua y la manera que tenia de gruñir y gemir al unir sus labios a los míos me ponía caliente como una perra….me asqueé de mi misma y lo empujé con fuerza para que se alejase.

Me miró con intensidad antes de marcharse. Giré mi rostro para no verlo y entonces oí la puerta…

Me arrastré hacia mi cama y emití un grito con la almohada pegada a mi rostro. Los labios de Sasuke, la traición de Inari y el descubrimiento de la realidad me achicharraba. Dejando mi corazón atrincherado en un nudo de dolor sin mesura.

Me quité el vestido a duras penas y me aovillé en la cama con tan solo la ropa interior. Aquella que había preparado para que Inari me quitara con la boca. …Un nudo de dolor me presionó la boca del estomago y eché de menos la mano amiga que me había ofrecido Sasuke, abrazándome y acariciando mi dolor en todo momento desde el principio de la cruel verdad.

-Sasuke.- susurré.- ¿Por qué te has marchado?.- volví a preguntar al aire….- Te necesito.

Pegué un salto de la cama y como una desquiciada busqué el móvil dentro de mi bolso. Pulsé a la agenda y marqué su número con las manos temblorosas.

ÉL sólo descolgó y esperó que yo hablara…

-Sasuke…por favor…vuelve….te necesito.- susurré, presa de las lágrimas y la desesperación.

No me contestó. Colgó y me dejó esperando una respuesta que nunca llegaría.

Caminé hacia el lecho y me senté sobre él envolviendo las manos en mi rostro. No me percaté de su presencia. Sólo noté sus manos rozar las mías. Apartarlas de mi rostro y elevarme para mirarlo de frente y a los ojos. Debía de preguntarle a Sasuke como tenia aquella facilidad para meterse en mi habitación, aunque lo comprendí al ver la cortina moviéndose y la ventana completamente abierta.

Sus ojos vagaron por mi cuerpo. De la misma manera que lo hizo aquella vez que me pilló con el body de lencería que había comprado Karin para mí. Había hambre en los ojos de Sasuke, un hambre voraz que yo debía de saciar si quería que me acompañara aquella noche. Él me deseaba, Sasuke Uchiha me deseaba.

-No tienes idea de lo bella que eres y de lo que causas en mi…de lo que siempre has causado en mi…siempre, Sakura, desde que te ví la primera vez en aquella fiesta, antes de irme a la universidad. Aquella tierna niña con los ojos más impresionantes que he visto en mi vida. He buscado esa mirada en infinidad de mujeres, pero he sido un necio. Esos ojazos increíbles y su manera de mirar tan solo son de Sakura Haruno, mi bello tormento.

Todas aquellas palabras, eran para hacerme sentirme bien, estaba segura de ello, pero el brillo de sus ojos y la intensidad de su tono de voz, me hizo plantearme si todo aquello lo estaba diciendo tan solo para darme un poco de ego, dada mi situación.

Rogué que se callara y me elevé de puntillas para alcanzar aquellos labios perfectos y besarlos de la misma manera que él lo había hecho dos veces aquella noche.

Me apretó con fuerza, pegando mi torso al suyo. Había tan poca ropa en mi piel, que estoy segura que Sasuke notó como mis pezones se pusieron tan firmes como una barra de hierro.

Insegura, comencé a desabotonar su camisa con torpeza. Él se alejó de mis labios levemente para susurrar sobre ellos.

-Te ayudaré.- dijo de manera íntima. Su rostro se puso serio de pronto y acarició mis labios con su dedo índice.- ¿Estás segura….?

No le respondí. Mi manos fueron a su entrepierna y pude sentir toda su largura y su solemnidad. Cerré los ojos presa de un vértigo total. La pesada erección de Sasuke hizo estragos en mi cuerpo y al abrir los ojos, Sasuke no dudó mas, estrelló sus labios contra los míos con fuerza y alcanzó el cierre de mi sujetador…al separar el tejido de mis senos, su torso estaba tan desnudo como el mío, el roce fue mágico y explosivo…sentir su piel sobre mi piel, sus labios sobre los míos…..Sasuke me estaba devolviendo a la vida….


Continuará…

Oh… ¿Qué les pareció el capítulo? ¿Les gusto? En lo personal y mi escases de visión, debido a lo tarde que es, me encanto. ¿Se esperaban que Sasuke respondiera a su pedido después de que se hubiere ido? Lamento mi demora pero tengo dos trabajos, así que me es demasiado difícil coordinarlos con la escritura.

Hubo un revienw que me dejaron en el ficc de PRINCESITA, no se si lo han leído pero como dije antes estamos en México y todo mundo es libre de expresarse como mejor le venga en gana, si mi "Querida" amiga me dice que soy una mierda de escritora, y que le haga un favor al mundo dejando de escribir mierdas, que así lo crea, estamos en un país libre y todos podemos expresarnos como querramos.

Otra cosa también es que primeramente Dios dentro de unas semanas cumplo 18 años, yujuu el 07 de agosto, ¿Quién de ustedes me regalara un ficc SasuSaku o un ficc NejiHina? Jaja como se los había dicho mi mente es algo pervet XDD bueno sin nada más que decir su servidora se retira. Y muchas gracias a aquellas chicas/os que me mandaron sus mp´s preguntando si me encontraba bien. Adiós.