Antes que nada avisar de que esto no sera un fic, si no mas bien una colección de drabbles cortitos. Escenas sueltas que complementan el fic de muglelimpiadas. Situadas cronologicamente en algun punto indeterminado entre que los chicos y las chicas se graduaron en Hogwards y el capitulo final, cientos de años despues. Digamos que solo pretendo atar algunos cabos. Y aviso de antemano que los capitulos de este segundo fic, o esta mini-coleccion de epilogos NO VAN A IR ORDENADOS CRONOLOGICAMENTE. Basicamente a medida que vaya acordandome de escenas las ire poniendo, aun que no en el orden correcto. Aquellas que habeis leido y seguido muglelimpiadas sabreis donde van. O donde os hubiera gustado que fueran. Asi que dentro del marco temporal que he dicho (entre el penultimo y el ultimo capitulo de muglelimpiadas) colocadlo donde querais ^^

Los que no hayais leido Muglelimpiadas...esto no lo vais a entender, asi que vosotros mismos.

Disclaimer: Ojala HP fuera mio, pero no lo es. Es de Rowling. Yo solo cojo prestados escenarios y personajes para jugar un ratito en el sotano. Prometo devolverlos cuando acabe.

Por cierto, dado que me lo habeis preguntado muchisimas veces, escogi el nombre de Sigfried por el heroe nordico que derroto a un dragon y la sangre de la bestia lo volvio invulnerable. Se enamoro de la reina Brungil, y juntos forman una de las historias de amor mas bellas y tragicas del mundo. Podeis leerlo en el anillo de los nibelungos, ver la opera que se les dedico, o ver la pelicula La Espada de Xanthem para entenderlo. Dado que Sigfried es heredero de Draco y Hermione, me parecio un nombre apropiado.

Por cierto, se que el cap tiene un titulo largo...pero es recomendación de mi novio, asi que...

CAPITULO 1: Un anillo para volverlas locas a todas, un anillo para atraerlas, un anillo para dominarlas a todas y atar para siempre a sus hombres en las tinieblas...

-Pues a mi me gustaria que se arrodillara delante de mi delante de todo el mundo- suspiro con tono soñador Lavander haciendo que un coro de voces femeninas suspiraran entusiasmadas- y con flores, y musica,...todo sin que yo lo supiera...

-Que romaaaanticooooo- dijo alguna de las niñatas de fondo, haciendo que todas las demas reunidas demostraran con suspiros empalagosos su aprobacion.

-Pues a mi me gustaria que mi pedida de mano fuera algo intimo, acogedor...-aporto Ginny con contagiada muy a su pesar de la sobredosis de azucar que flotaba en el ambiente. Su comentario tambien fue aprobado con un coro de suspiros aprobadores.- Solos, tras una cena romantica a la luz de las velas, la luna brillando en el cielo...un jardin lleno de hadas...- Los suspiros se redoblaron.

Hermione tenia ganas de esconderse en algun sitio. Desaparecer de alli. Todo habia empezado por que las chicas habian visto el anillo que lucia en la mano. Un anillo de oro blanco con un diamante enorme rodeado de dos circulos concentricos de esmeraldas y rubies diminutos, que con sus fulgores rojos y verdes sesaltaban aun mas la enormidad brillante del diamante. Era su anillo de pedida. Draco se le habia declarado.

Despues todo habia sido un caos. Las chicas querian todos los detalles y estaban soltando sus teorias de como el millonario noble se le habia declarado, todas querian saber como Draco Malfoy le habia pedido la mano a Hermione Granger.

Hermione queria morirse de vergüenza, y mas cuando recordaba como habia sido en realidad.

Estaban los dos en la sala de estudio de la mansion Malfoy, estudiando para su examen de acceso para la universidad magica, para hacer unos cursos de especializacion. Y de pronto, Draco habia carraspeado.

-Princesita, tienes algo que hacer a mediados del Junio que viene?

-En Junio?- pregunto ella con curiosidad. Estaban a principios de agosto- Pues no tenia nada pensado...

-Genial...-dijo el sacandose una caja del bolsillo y poniendola encima de la mesa le dio un empujon y la lanzo patinando sobre la superficie hacia ella- pedire cita en el templo para entonces.

Hermione abrio la caja de terciopelo y se encontro de bruces con aquel impresionante anillo

-Lagartija...-La castaña tenia la boca seca de golpe- Me estas pidiendo matrimonio?

-No, te estoy proponiendo cadena perpetua juntos...-Dijo el con un gruñido incomodo. El rubio tenia el ceño fruncido y se le veia inquieto y sobretodo, muy incomodo

Lo peor no fue eso. Fue durante la cena. Cuando Draco anuncio a los presentes como si tal cosa que le habia propuesto matrimonio a Granger, y que ella no habia dicho que no. Aun que tampoco habia dicho que si exactamente.Es lo que tiene entrar en shock. Que no dices gran cosa.

Crabble y Goyle se entusiasmaron preguntando si por fin la habia dejado preñada. Lucius parecia tener ganas de cortarse las venas alli mismo. Los señores Granger no hacian mas que hacer preguntas sobre si no eran demasiado jovenes para casarse. Narcissa saco por arte de magia un cuaderno y una pluma y ya estaba tomando notas, haciendo listas de invitados, y quejandose de que en un año no les daria tiempo a prepararlo todo. En 50 segundos ya habia decidido que vestido llevaria Hermione, que peinado, que llevaria las joyas de la familia Malfoy, cuales serian los colores de la decoracion, la Iglesia, medio menu del banquete de bodas y dos cuartas partes de la lista de invitados.

Theo y Blaise no hacian mas que sonreir y hacer que los novios se sintieran aun mas incomodos con todo lo que estaba pasando.

Mientras la castaña regresaba del mundo de los recuerdos y se plantaba de nuevo en la realidad, dio un respingo al ver que todas las chicas presentes en aquella reunion informal de amigas la miraban expectantes.

-Y bien?- inquirio a las malas Pansy- Como se te declaro Draco? La verdad es que tengo mucha curiosidad...

-Y yo...-Esta vez era Astoria.

-Seguro que fue espectacular...-aporto Lavander con chillidos extasiados.

-Pues...-Hermione capitulo ante la presion comun- lo cierto es que fue unico...-dijo por fin, haciendo que todas sus amigas suspiraran- Fue en la biblioteca de su casa...cuando estabamos solos...bueno, ya sabeis como son estas cosas...

Hermione sonrio esperanzada, intentando evitar mas preguntas. Y se alivio horrores al ver como todas las presentes suspiraban emocionadas, cada una imaginando su propia declaracion.

A fin de cuentas, quien era Hermione para hacerlas pisar el suelo con la cruda realidad? Draco seria muchas cosas...pero no era un romantico empedernido. Era demasiado pragmatico para ello.

Hermione sabia que Draco no era de esos chicos aficionados a regalar flores en san valentin. Pero era de los que todas las mañanas, en el desayuno, se encargaba de que los elfos domesticos le pusieran una rosa encima del periodico.

Draco no era de los que regalaban bombones en dias señalados. Pero si era de los que todos los dias, cuando ella estaba enfrascada en sus estudios, y no se daba cuenta de cuanto tiempo llevaba alli, el le llevaba al estudio una bandeja con un te, un sandwich, y un trozo de pastel, unas galletas o algo dulce para que respusiera fuerzas.

Todos sabian que a Draco le encantaban los grandes gestos melodramaticos. Pero no era un romantico empedernido. El papel de principe azul no le quedaba bien. El era mas bien de los de corte "caballero negro". Hermione lo sabia. Draco era de esos capaces de gastarse una fortuna inmensa en hacerte un regalo, pero que nunca han preguntado que tipo de regalo te gustaria.

Lo descubrio cuando el le compro un monton de ropa. Era preciosa, pero no era del estilo de Hermione. Tuvieron una gran discusion por ello. Draco era asi. Al final optaron por que ella fuera de compras. El pagaba, Pero Draco no fue con ella. No por que estuviera enfadado...es que no le gustaba pasarse horas y horas estando alli de pasmarote. Draco no era un chico con el que compartir una tarde de compras comparando opiniones sobre que ropa le quedaba mejor. Hermione sabia que podia comparti muchas cosas con Draco, pero nunca, NUNCA, cosas de chicas. Tampoco es que ella fuera especialmente femenina y delicada...y en eso hacian los dos frente comun contra el mundo. Y Hermione no queria que fuera de otro modo.

Hermione se descubrio sonriendo mienbtras todas las amigas cuchicheaban emocionadas sobre la inminente boda de la castaña, que miro el extravagante y ostentoso anillo que llevaba en el dedo. Era su bola de rea. Era su sentencia a cadena perpetua encadenada a el hombre que amaba. Su sonrisa se ensancho. Si...dijeran lo que dijeran las chicas sobre como debia haber sido una pedida de mano perfecta, ella sabia la verdad...Draco se le habia declarado a la manera de Draco. Hermione no se imaginaba que hubiera sido de otro modo. Fue sencillamente perfecto. Para que planear algo que de modo espontaneo demuestra su verdadera naturaleza?

A lo que sabia que nunca se acostumbraria era a ser Hermione Jane Malfoy. Pero eso era otra historia. Ademas, no tenia ni idea de como plantearle a Draco...y aun menos a Narcissa y a Lucius que queria conservar su apellido de soltera. O al menos, no sabia como hacerlo sin desatar la tercera guerra mundial. Aquello si seria un desafio en toda regla...pero a fin de cuentas, ella era una guerrera.