Off: Versión beta, sujeta a correcciones. Me disculpo por la tardanza.


Al encender el televisor y el esperado fin de las propagandas antes del programa favorito de los fans de Saint Seiya, la pantalla pone un fondo blanco y sobre él unas palabras en negro escritas, que duran en suficiente tiempo para que sean leídas por los televidentes:

«A partir de ahora se aceptarán un máximo de 5 preguntas por carta/review, en vista de la desmedida cantidad de preguntas que dejan algunos televidentes/lectores fanáticos del programa. Los que hayan dejado muchísimas preguntas se irán contestando en distintos capítulos para evitar que la mayoría del capítulo solo se le de participación a un usuario y dar la oportunidad a otros de que sus preguntas sean contestadas. También se pide que formulen bien sus preguntas, y las escriban lo más correctamente posible para no hacer trabajar tanto a los correctores y traductores. El ASK de Saint Seiya agradece su colaboración y entendimiento.»

Pasado el aviso, el programa inicia, y para sorpresa de los televidentes, no es en el escenario de siempre con las gradas del público, la tarima decorada, las cámaras y los de la producción. Se avista un paisaje exótico, una isla paradisíaca que evoca a Hawai, Cancun, las islas del Caribe. Sin embargo esta isla es desconocida a ojos de la humanidad(?), y ha sido escogida por el canal para grabar la nueva entrega del ASK de Saint Seiya. ¡Especial de Vacaciones!

Saint Seiya y Saint Seiya Lost Canvas pertenecen a Masami Kurumada y Shiori Teshigori.

El ASK de Saint Seiya en general pertenece a Dream K. Wright alias Signora di Cieli.

Hecho sin fines de lucro, por fan y para fans.

Todos los derechos reservados.

Vistas maravillosas, las costas de la playa, cocoteras, trajes de baño, el edificio del lujoso hotel y algunas de sus principales instalaciones como la alberca, las áreas deportivas y recreativas, el S

spa, los restaurantes y las áreas de juego. Es un paraíso para los personajes invitados de Saint Seiya y Lost Canvas, quienes se han resignado sin mucho pesar a pasar unas forzosas -sí, claro- vacaciones mientras esperan que en cualquier momento les ataque la cámara escondida del ASK de Saint Seiya. Se ven a algunos de ellos bien disfrutando del sol, la arena, la playa, algunos coqueteando descaradamente, otros dando pena ajena a sus camaradas. Y en fin, las vacaciones que cualquier guerrero, o dios, querría tener.

—Una vista espectacular, ¿no? —la presentadora divaga escurriendo la baba por una de las comisuras mientras contempla un partido de voleibol entre los caballeros dorados. Los ojos se le van sin ganas de querer regresar de esos cuerpos formados y...

—Señorita Wright, ya estamos al aire... —informa el camarógrafo logrando el efecto deseado, que la chica deje de fantasear con los de la playa y regrese a la realidad. Bajo las palmeras, la presentadora viste con una blusa de tirantes naranja y unos pantaloncillos crema, indumentaria apropiada para el clima de una isla tropical. Lleva en la cabeza una visera para bloquear el sol y unos lentes oscuros estilo John Lennon, el cabello recogido en una coleta alta y un micrófono inalámbrico para hablar cómodamente durante el programa al aire libre.

Dream dedicó tres cortos segundos a seguir admirando esas fisonomías -con cierto descaro frente a las cámaras- y tras un pequeño esfuerzo contra su voluntad, voltea al público televidente y entra en su papel de presentadora del programa.

—¡Ejem! —carraspeo—, Hola a todos otra vez, ¡bienvenidos a una nueva entrega del ASK de Saint Seiya!, que como acaban de notar, hemos cambiado un poco el estilo para variar~ El programa de hoy se grabará en esta isla paradisíaca para mostrarles otra cara menos formal de nuestros queridos personajes de Saint Seiya —pone un tono confidencial para con los televidentes—y así quizás aflojen más detalles en sus respuestas —vuelve a su tono normal—. Y como sé que mas de uno estará preguntándose por el personaje presentador de este episodio, escogido al azar~~ ¡Denle todos una bienvenida a la figura femenina de las marinas de Poseidón!, ¡Thetis de Sirena Menor!

Para deleite del público masculino, la fabulosa silueta de la marina aparece no vistiendo su armadura, sino un bikini rojo grana que le sienta espectacular y haciendo valer el porqué tiene el título de sirena -menor, pero sirena al fin y al cabo- entre las marinas. Dream reconoce internamente sentir algo de envidia y se propone tomarse enserio la rutina de ejercicios y la dieta. Thetis saluda a la cámara con naturalidad y se dirige junto a la presentadora.

—Me sorprendió mucho ser la escogida para esta entrega, pensé que le tocaría a algún santo o espectro —admite desenfadada y sin ningún atisbo de reproche, sino con genuina sorpresa y ligereza—, espero poder hacerlo bien.

—Seguro que sí, Thetis, lo harás genial, nada más tú has las preguntas y siéntete libre de presionar -perturbar, trolear, chantajear(?)- como gustes a fin de que te respondan. Así tú te diviertes, yo me divierto, y todos los televidentes que nos están viendo —mirando a la cámara—se divierten.

Thetis sonríe con suficiencia, captando demasiado bien el mensaje. La participación de Manigoldo el ASK pasado inspiró a muchos. Pronto habrán manuales de "Cómo ser un buen presentador del ASK de Saint Seiya" rodando por las redes saintseyescas, escrito por expertos. Tiemblen mortales e inmortales.

—Lo entiendo perfectamente —la sirena toma los sobres que le tocan de la mano de un asistente—, ¿cuando empezamos?

—Ahora mismo, tenemos que ir buscando a los que deben contestar las preguntas con la ayuda de esto —enseña una tableta, en la que aparece mostrado el mapa de la isla e infinidades de puntitos que representan los personajes de Saint Seiya—, así es como los encontraremos sin problemas, cada personaje invitado tiene un brazalete del reasort que a la vez funciona como localizador. Todo cortesía de tu amo, Poseidón. —Thetis asiente. —¿Quieres que empiece yo, o prefieres ir tú?

—Yo, si no es molestia —abre su sobre y lee—, estas preguntas vienen de parte de Sky99, y a la primera persona que debemos localizar es al Juez Radamanthys de Wyrven.

—Cielos, ¿por qué tienen que preguntarle a él en todos los episodios? —suspira la presentadora—, bueno, ni al caso. Según la pantalla está cerca de aquí, ¡en el bar de la playa!

Las cámaras muestran entre el recorrido los alrededores de la playa, un par de santos tomando sol, algunos generales marina haciendo competencias de nado con los guerreros divinos, espectros huyendo del infernal calor bajo la sobra de las palmeras y probando cócteles. Los tres jueces del inframundo descansan sentados junto a la barra, van en bermudas y toman tequila con limón y sal mientras conversan desinteresados de la vida.

—Comienza el ataque, señores —indica Thetis en un susurro cómplice con la cámara, acercándose al trío con micrófono inalámbrico en mano que ya está al tanto de la presencia del ASK de Saint Seiya allí—, Radamathys de Wyrven, tiene una pregunta de parte de Sky99, ¿listo para responder?

Dream y las cámaras muestran a un Minos y Aiacos mas concentrados en la fisonomía de Thetis que en la pregunta a su compañero, muy al contrario de Radamanthys que solo le importa la pregunta. La presentadora se hace varias notas mentales.

—Comience cuando quiera —responde con simpleza.

—De acuerdo, tu pregunta dice: Oye ¿qué tienes en contra de las mujeres? no me gustó como trataste a Shaina y además, ¡las queras que le pones a Pandora!

—Rada no es de los espectros mas amables con el género femenino, a decir verdad —declara Aiacos, sin ánimos de defender.

—Incluso nosotros gozamos de mejor trato con las féminas —añade Minos,

—Y eso, dirán ustedes, es mucho decir —completa Dream mirando a los aludidos.

—Shaina de Ofiuco no merecía ningún trato especial, era y es un enemigo —responde Radamanthys sin mostrarse afectado por la opinión de sus colegas y la anfitriona—, y respecto a la señora Pandora no tengo nada que objetar. Nunca le falté el respeto y siempre le he sido incondicional.

—Pues en la saga de Hades de Kurumada, se te veía un poco impulsivo y hasta llegando a dudar de la autoridad de Pandora —dice la presentadora—, ¿no será que eres un machista encubierto?

—No me extrañaría en lo absoluto, dada la desmedida población y auge masculino —Thetis niega con la cabeza—, pero gracias por tu respuesta, nos ha dejado claras muchas cosas.

—Ya la hiciste, Rada —se queja Minos—, por tu culpa ahora tenemos mala reputación con las chicas.

—Cualquier cosa no los conozco a ustedes dos —Aiacos se sacude las manos con eso.

—Ya... —a Dream le "encanta" esa oscura solidaridad entre los espectros—, bueno, nosotros a lo nuestro.

—La siguiente víctima... —Thetis deja el suspenso y señala un punto con el dedo—¡Sísifo!

—¿Yo qué? —pregunta el Sagitario de dos siglos atrás, entrando convenientemente al bar de la playa, las cámaras le roban hasta el aliento(?)—, ah, creo que me toca responder, ¿no?

—En efecto —sonríe la rubia.

—Dios mío, ¿es qué todos tienen que verse tan guapos en bañadores? —la presentadora se siente brutalmente intimidada y afortunada a la vez—, al final si tendré que tomar esas dichosas pastillas para el corazón al final del programa...

—Sísifo, cielo —la terminación logra que el santo se sienta ligeramente incómodo y abochornado, más por el tonito nada inocente de la marina, que solo se divierte con la reacción de uno de los mas puritanos de la orden ateniense. —Cuando dijiste que tus sentimientos hacia Athena/Sasha no eran precisamente los de un caballero ¿qué quisiste decir?

—A-h... ¿Ah? —quedó bobo con la pregunta, detrás los jueces y otros personajes del elenco activan las antenas parabólicas en las orejas cuales viejas chismosas.

—Ya escuchaste, ¿Amabas o no a Athena/Sasha?, ¿O esa declaración fue para tapar tus otras preferencias ya-no-tan-escondidas? —amenaza Thetis, sonriendo a modo de ejercer presión en el centauro que se ve en apuros.

—Yo solo quería decir... que el amor que sentía por Athena era puro... nunca quise insinuar otra cosa.

—Sonaba como una declaración de amor, y del tipo personal, Sisi~ —canturrea Dream.

—Lindo, has el favor al público femenino que te adora y déjales creer que bateas para el lado correcto —guiña un ojo la sirena, consiguiendo que Sísifo se sonroje un poco—, ¿sí?

—E-esto puede considerarse acoso, no estaba en mi contrato —reprocha educadamente, disimulando los ligeros nervios.

—Tienes razón, pero ya nos contestaste una pregunta mas importante, así que puedes irte en calma, cielo —la rubia le palmea la mejilla con suavidad. Sísifo se despide mas aliviado que otra cosa.

Dream y algunos camarógrafos tienen que aguantarse las risas por la actuación de Thetis. En verdad, la presentadora tomará consejos con ella en la intimidación de hombres. La sirena sonríe limpia de culpas a la cámara.

—Continuamos con la lista~, nos indica que debemos ir por un par que será difícil de reunir, dado que a pesar de su relación por sangre, no se llevan muy bien debido a las circunstancias del destino.

—¿Y ellos son?

—Mephistopheles y Tenma.

—Sí va a ser difícil reunirlos, a ver... —revisa el mapa de la tableta—están los dos en la zona de alberca del hotel "Atlantis" —el nombre es pura coincidencia, claro, Poseidón haciéndose publicidad indirecta, pensarán muchos.

—En marcha.

Recorrido de la playa al hotel, que queda ridículamente cerca. Contando con el equipo adecuado para desplazarse, como vehículos 4x4, tardan nada en llegar. Se muestran las instalaciones del hotel, muy elegantes y del estilo griego adaptado a los tiempos, columnas decorativas, fuentes, estatuas al desnudo, algunas son excelentes imitaciones de las más conocidas en el arte greco-romano. La alberca cuenta con una enorme piscinas de distintos niveles de agua y zonas para relajarse, la de jacuzzi, la de olas, la de baja profundidad y la normal para quien sepa nadar. Los menores, nunca vayan a esta ala sin poseer nociones de nado.

—Al pequeño pegaso del siglo XVIII, ¿puedes venir aquí? —le llama Thetis con cierta cordialidad, el chico deja atrás a Yato, Regulus y Yuzuriha con quienes hace rato compartía su tiempo libre—, acompáñanos que el ASK de Saint Seiya tiene una pregunta para ti.

—Claro, seguro —sigue a la rubia sin problemas, hasta donde está la presentadora con Youma de Mephistopheles bajo la sombra de una cocotera, descansando cuan largo él en una silla playera. —¡Hey!, ¿por qué vamos con el viejo este?, ¿es alguna trampa? —se coloca inmediatamente a la defensiva. Youma le saluda con una sonrisa jovial, a su hijo y a la cámara.

—No es ninguna trampa, Tenma —aclara Dream—, Sky99 dejó una pregunta para ambos y por eso los reunimos aquí, frente a los televidentes.

—Cierto, hijo, no tienes que ponerte así~ —Youma se incorpora en lo que Tenma suelta un bufido de fastidio—, bien, pregunten todo lo que quieran~

—Me agrada esa disposición —Thetis sonríe y relee la pregunta—, ¿Actualmente que tal va su relación como padre e hijo?

—Fata-... —alcanza a responder Tenma antes de que el brazo de Youma rodee su cuello en un medio abrazo estrangulador.

—¡De maravilla!, ¡últimamente Tenma y yo hemos hablado de tantas cosas!, reponiendo el tiempo perdido, ya saben —sonríe todo dichoso mientras que Tenma se le ahoga bajo el brazo, intentando en vano sacárselo de encima—, adoro a mi hijo, es un buen muchacho. Y claro que él debe sentir lo mismo, ¿no es así, Tenma~?

Tenma no puede opinar demasiado debido a la asfixia, por lo que Youma lo obliga a asentir forzosamente frente a las cámaras. Dream y Thetis se miran las caras no muy convencidas de la respuesta, pero prefieren dejar las cosas como están, meterse en relaciones fraternales no es demasiado recomendable.

—So, muchas gracias por su tiempo, a ambos —se despide Thetis, a sus espaldas y un poco mas distante se ve como Tenma ya logró aflojar el agarre y trata de atinar uno de los meteoros de pegaso en la espalda huidiza de su "querido" padre. —Veamos a quien nos corresponde buscar ahora~ jhm —revisando la lista—Shun de Andrómeda, hay que ir a por él.

—Está en la zona deportiva —indica Dream en la tableta, la cámara enfoca la pantalla del aparato reflejando el puntito que representa a Shun moviéndose en una zona que parece una pista de carreras. —Si no mal recuerdo, Shun es conocido en parte porque hay muchas escenas donde aparece ejercitándose.

—Pues ese debe ser uno de sus secretos para atraer al público femenino, ¿no?

—Te doy la razón Thetis, como parte de ese público femenino. Seguro las chicas piensan lo mismo~

Las dos chicas llegan a la zona deportiva, una especie de polideportivo con varias secciones dependiendo de la actividad física a realizar: canchas de fútbol, baloncesto, campos de golf, canchas de tenis, y finalmente la pista de carreras donde el santo de Andrómeda da vueltas a trote ligero y sin prisa, solo para calentar los músculos del cuerpo. Thetis hace una seña a la presentadora y al equipo de filmación para que le sigan el juego. La sirena menor comienza a trotar hasta ponerse a la par de Shun, Dream le sigue unos pasos detrás y a sus espaldas el equipo de filmación trata de ponerse en el mejor ángulo mientras siguen el ritmo de las escenas. Shun los ve llegar, saluda a la cámara sabiendo que están allí rodando el programa y le tienen preparada alguna pregunta.

—Ya pensaba que se estaban demorando en venir —se permite bromear, decidiendo que mejor frena para no obligar a los de producción y a las animadoras del programa a correr tanto, en el fondo Dream lo agradece.

—Jaja~, ¿entonces nos esperabas?, ojalá todos fueran así —comenta Thetis, deteniéndose a la par—; Shun, querido, te preguntan: ¿Qué tal van las cosas con June?

—¿Eh?, ¿con June? —Shun siente un ligero deja vù por la pregunta, ya que en episodios anteriores le hicieron alguna pregunta parecida—, estamos como siempre —se encoge de hombros—en un rato quedamos de ir juntos al spa, dice que hay buenos masajistas.

—Sí que los hay —guiño de un ojo—, entonces, ¿no están en una situación romántica?

—Creo que eso lo respondí en algún episodio pasado...

—Hay Shun —Dream niega con la cabeza y le da unas palmaditas en el hombro—, un consejo, ponte las pilas. Como dicen en mi país, no dejes que te soplen el bistec, que después es triste.

—Ahá... —Shun asiente fingiendo que entiende a qué se refiere, aunque en realidad sabe levemente a lo que se refiere, pero sabrán los dioses que le pasa por la cabeza.

—Bueno Shun~ te dejamos por un rato —lo despide Dream dejando que se vaya y continúe con su rutina de trote—, ¿quién sigue, Thetis?

—Ooohm, una pregunta grupal, Dream —Thetis hace un gesto con los ojos por la impresión—, y una bastante polémica. Dice: Para las amazonas en general: ¿Por qué se enamoran de niños inmaduros (Aioria incluido) que no son capaces de declarárseles, o peor, que tienen otras preferencias?

Se instala un pequeño silencio, la presentadora sonríe levemente y niega con la cabeza, como si ya estuviera preparada para eso.

—No será necesario buscarlas y reunirlas a todas —mira al público lector con una sonrisa suspicaz—, las preguntas grupales las contestamos antes de venir de vacaciones, y las grabamos para que el público lector las viera sin necesidad de demorarnos en plan de encuestas. Todo sale más fácil cuando haces lo mas trabajoso antes.

—Concuerdo con ello —Thetis asiente—, entonces, veamos ese vídeo y comprobemos... ¿qué piensan las amazonas al respecto?

Los de producción hacen el cambio en la cámara y reproducen desde la portátil la filmación de unos días antes de venir a la isla paradisíaca, donde se grabaron a distintas amazonas de la serie contestando a la pregunta de forma individual, para mayor comodidad de los televidentes y los trabajadores del programa. Se ve en pantalla a los siguientes personajes...


«—¿Niños inmaduros?, ¿por qué Aioria está incluido? —Marin de Águila se muestra escéptica bajo la máscara, a pesar de que su tono de voz la delata. De fondo solo hay una pared blanca, se ve que la entrevistaron mientras caminaba por las salas del canal—, Aioria no es ningún niño inmaduro, si ha llegado a la posición de santo dorado ha sido por su propio esfuerzo y sacrificio. Alguien así no puede ser tildado de inmaduro.

—Pero eso ya es a nivel de caballero, Marin —aclara la voz de la presentadora—, ¿qué nos dices como hombre?, ¿se te ha declarado?

—Señorita Dream, se aclaró en el programa pasado que estamos saliendo —aclara algo exasperada.

—Cierto, disculpa si te ofendí, era la pregunta de un televidente/lector.

—No te preocupes.

La escena cambia, y en la misma postura de Marin están Shaina de Ofiuco y June de Camaleón, que también fueron interceptadas en los pasillos.

—Yo no estoy enamorada de ningún niño inmaduro, ¿quedó claro? —Shaina usa su mejor tono de matrona, rozando la intimidación, para puntualizar que no hay nada mas que discutir.

—C-claro Shaina, descuida —Dream traga saliva porque le acompaña la respuesta de Camaleón.

—¡Y Shun no es ningún niño inmaduro! —remata la rubia tensando el látigo—, es sensible y puro, mas no inmaduro.

—L-lo que ustedes digan... —la presentadora sale casi disparada de allí, temiendo por su vida y porque no desea morir a manos de amantes apasionadas, menos si estas se hacen llamar amazonas de Athena.»


Recordando eso, la presentadora pasó el rato abrazándose a sí misma como si hubiera tenido una visión del mismísimo infierno, parecido al efecto que causa el Golpe Fantasmal del Fénix en sus víctimas. Thetis la reconforta en un abrazo amistoso, sobándole la cabecita con cierta ternura, a ver si deja de castañear los dientes y se recupera para continúa con el programa.

—Ya, ya me siento mejor... yo que creí que en mi vida vería que tan peligrosa puede ser una mujer, y siendo mujer... —ironiza mas calmada, Thetis se ríe del comentario y eso termina por tranquilizarla para continuar. —En fin~, pasado este lapsus, ¿nos quedan mas preguntas del sobre?

Thetis mira y alza ligeramente las cejas.

—La que queda es para mí —le da la hoja de papel a Dream—, hazme la pregunta.

—Okey —lee y repite—Thetis: cuando Shun y Seiya bajaron a la Atlántida antes de ponerte tu armadura solo aparece una sombra, no se pero mi pregunta es ¿estabas desnuda? da esa impresión. —Dream la mira arqueando una ceja sin creérselo—, ¿estabas desnuda?

—Hmm —medita, buscando ese momento en su memoria—, no, pero ya sabes, querían dar el efecto para poner a la gente a pensar —se encoge de hombros, despreocupada—, la ropa entallada en una silueta da mucho que pensar.

—Vaya, si tú lo dices —vuelve a la cámara en plan presentadora, mejor que antes.— Esas fueron todas las preguntas de Sky99, y ahora, me corresponde el siguiente sobre —lo saca y revisa—que viene de parte de Saya-hime, dejó bastantitas. Y la primera —sonríe traviesa—, va para uno de los santos más polémicos de la elite dorada: Afrodita de Piscis.

—Que se encuentra en el spa —complementa Thetis a su lado, revisando la tableta—, y hay varios por allí.

—Genial~ ¡al spa, señores!

Dicho sea el paso, el equipo del ASK de Saint Seiya se traslada al spa, una sala grande, con distintas áreas de servicio: manicura, pedicura, peluquería, duchas de vapor, sala de masajes, baños de chocolate y leche con pétalos de rosa. Es en este último donde se encuentra el santo de Athena mas hermoso de los 88, sumergido en una tina de leche espesa y pétalos de rosa roja y blancas. Cabe destacar que la invasión a su privacidad no le agradó demasiado, demostrándolo al inicio con un ceño fruncido, pero al estar frente a las cámaras no se mostró reticente, mas bien cordial y cuidadoso con su imagen.

—Afro, sentimos la interrupción, pero ya sabes, trabajo es trabajo —se disculpa la presentadora.

—Réstale cuidado, no me importa —hace un gesto con la mano que alude a lo dicho—, ¿cuál es la pregunta?

—Viene de parte de alguien que te tiene estima, ejem —carraspea—: Todos dicen que eres gay, pero yo siempre te defiendo, y quiero saber... ¿alguna vez tuviste algún romance del que nadie haya sabido jamás?. Es una pregunta curiosa —parpadea, valga la redundancia, curiosamente.

Afrodita muestra una sonrisa de suficiencia a la cámara.

—Estoy cansado de aclararle a la gente que hay una sutil diferencia entre tenerse en alta estima y ser gay, así que no me molestaré en enfatizar ese punto. Me alegra saber que hay gente que lo sabe apreciar —rueda los ojos, con ligero fastidio de recordarlo, y enseguida vuelve a mostrarse como al inicio, pero mas suelto—. Y referente a un romance del que nadie halla sabido... pff —contiene una risita burlona—, sí, he tenido un par, no daré nombres ni lo haré público porque, como la pregunta es muy acertada, todos los romances que he tenido han sido discretos, no me gusta pregonar mis andanzas como otros.

—Te gusta mas el secretismo —asiente Thetis de brazos cruzados—, no me lo esperaba de alguien con tanto amor propio.

—Nadie se lo espera, pero como todos, soy alguien libre de amar lo que y a quien le plazca.

—Gracias por tu tiempo Afrodita, y perdón por la interrupción al baño —mira a los lados y se acerca a murmurar al oído de pisciano—, ¿vendes secretos de belleza?

Afrodita junta las cejas y le mira, irónico pero levemente interesado.

—¿Qué ofreces?

—Tu pon el precio, hablamos después del programa~ —se separa de él—por cierto, ¿sabes dónde está Máscara Mortal?

—En las duchas de sauna, fue a donde me dijo que iría antes de tomar mi sesión.

—Vale, gracias por la información Afro~ —se despide con un saludo de la mano que es correspondido por un simple gesto, también de la otra mano.

Salen del cuarto de baño, dejando la nota del misterio al aire de los de producción y el personaje invitado. Dream vuelve a ser la de siempre frente a las cámaras, fingiendo que allí nada ha pasado. Vuelve a hojear el sobre.

—Ahora, vamos a stalkear el ala del sauna para atrapar a nuestro cangrejo del siglo XX —dice sin dejar de mirar a la cámara, caminando hacia atrás con Thetis al lado. De fonde se ve el pasillo en movimiento, algunos personajes que se hacen a un lado para dejarles pasar, o simplemente huyendo por si se les ocurre emboscarlos a preguntas.

El ala de sauna es un cubículo amplio, una puerta corrediza la separa del exterior. El encargado les permite entrar sin problemas, haciéndoles el favor de abrir la puerta, de su interior salen varias nubes de vapor, a Dream le parece que es hasta un buen efecto para la antesala a un infierno de fuego. Y dentro, por supuesto, les espera su diablo, casi como los dioses le trajeron al mundo de no ser por la toalla que cubre sus vergüenzas. Está sentado en uno de los bancos perdido en el calor hasta que la interrupción se hace demasiado evidente, comienzan los gritos y alarmas.

—¡¿PERO QUE MIERDAS...? ¡¿QUÉ NADIE PUEDE TENER PRIVACIDAD AHORA EN ESTE HOTEL? —el vocerrón hace que la presentadora de un saltito atrás por la inesperada reacción. Death Mask, conocido como Máscara Mortal por los hispanos, tiene en los ojos la mirada de un asesino al que si no le dan una buena razón para lo que acaban de hacer comenzará a hacer que las cabezas rueden ahora...

Sin obviar, claro, que está siendo grabado casi al desnudo.

—A-ah... Máscara, no te lo tomes tan a pecho —traga saliva ruidosamente, e intenta un poco en vano dominar los nervios. Aquí no hay seguridad que valga para protegerse de la muerte, señores. —Ve-venimos a hacerte una pregunta enviada por una fan, ya sabes. Estamos rodando el programa.

Thetis en cambio muestra una expresión suave, y con su desenfado usual, toma parte para proteger la integridad de la presentadora.

—Vamos, Mascarita~ —sonríe la sirena menor, haciéndose notar entre el grupo de intrusos. Máscara repara por primera vez en ella, y en el evidente hecho de que el condenado traje de baño color grana le queda como anillo al dedo, sumando que ha comenzado a sudar por el calor... —No te molestes por esas pequeñeces, aquí todos vamos como nos da la real gana, para eso se decidió grabar el ASK aquí ¿no?. Además... —añade con una pequeña sonrisa coqueta—no luces mal así frente a la cámara, y seguro tus fans lo agradecen.

¿Y cómo no lo van a agradecer, señoras y señoritas?, si ese hombre no tiene nada que envidiarle a sus camaradas, iguales y otros respecto a su buen físico y demás. Es justo lo que piensa Dream, tratando de bloquear la seudo amenaza de muerte de su mente usando esa mera distracción física, aunque eso termina por dejarle el mismo efecto atontado de quedarse muda y como si estuviera viendo una golosina demasiado tentadora pero...

Máscara piensa que las palabras de Thetis tienen demasiado sentido, eso, o también ha quedado tonto como la presentadora con él, solo que en este caso sus ojos son todos de la sirena menor de Poseidón.

—Ejem —carraspea el santo menos santo de todos los santos—, pues, vale. Lo dejo pasar por ahora, solo porque ando de buenas —se excusa cruzando los brazos, no sin antes asegurarse de que no se le vea demasiado bajo la toalla en sus partes bajas. —¿Y bien, la pregunta es para hoy o para mañana?, no tengo todo el día.

Esa odiosa respuesta regresa a Dream de vuelta y sin retorno a la realidad. Se pasa rápido un pañuelo por las comisuras por si se le ocurrió babear en sus ensoñaciones y nuevamente, como siempre, toma el papel que le corresponde en el programa, y del que a veces sin proponérselo se desvía demasiado...

—La pregunta es esta, Máscara Mortal: ¿Por qué demonios no nos dices tu nombre verdadero? —lee y mira al personaje, haciendo caso omiso, como muchas veces, de su instinto de supervivencia, ¿o tal vez se aprovecha de la seguridad que le brinda tener a Thetis al lado?—, ¡cierto!, ¡porque no hay madre en el mundo que le ponga a su hijo un nombre como "Death Mask"!. A menos que no te quisiera demasiado...

—¡Mi mamma me adoraba, para tu información! —protesta el Cáncer, indignado.

—¿Eras su pequeño diablillo? —aprovecha Dream de ironizar, porque no lo ha hecho mucho en el programa.

—Su pequeño demonio, mas bien —menea la cabeza con una sonrisa medio nostálgica por quien sabe que recuerdos de su oscuro pasado, después se sacude el absurdo ensueño al sentir que la presentadora le toma el pelo—, ¡pero ese no es el punto!, ¡a lo que te vuelvas a meter con mi...!

—¡Ya lo pillamos!, ¡ya lo pillamos! —se excusa Thetis pescando una mejilla del santo para pellizcarla con picardía, a razón de que pierda el hilo de sus pensamientos tal como sucede frente a la cámara. —Pero aún no respondes~ ¿por qué no dices tu verdadero nombre y lo ocultas bajo el seudónimo de Death Mask?, ¿es que te avergüenza?

—¿Te da penita el nombre que tu mamma escogió para ti? —Dream interpreta una perfecta y melodramática voz, a la par de unos parpadeos convincentes y cristalización de los ojos incluidos con todo y brillitos exagerados. Death Mask no puede sentirse mas atacado en la vida, y en la ducha.

—¡Simplemente no me da mi regalada gana!, ¡Y PUNTO! —exclama—, ¡largo de aquí!, ¡suficiente acoso por hoy!

—Apuesto a que tienes un nombre cute, como Florentino, Angelo, o Dulcenio... —y tras decir eso la presentadora corre del sauna en compañía de su gente, antes de que los manden a toditos al Yomotsu Hirasaka. Atrás Death Mask despotrica maldiciones en italiano, ya que en su intento de matarlos a todos se resbaló con una conveniente barra de jabón olvidada en el suelo y acabó yéndose de cabeza al suelo. Niños, jamás intenten provocar a un asesino psicópata y obseso con decorar su morada con el rostro de sus víctimas, no vivirían para contarlo. Lo que sucede aquí es pura ficción y suerte.

—So... —respirando agitadamente, la presentadora se recuesta de una pared ya a muchos metros lejos de las duchas de sauna. A su lado hay una Thetis muerta de risa por la actuación del Cáncer y los de producción con las piernas flojas del miedo, miran reprochadores a su patrona que los ha puesto en el peligro de sus vidas dada a su tendencia de no ver el peligro cuando lo tiene en frente. —No me miren así, caray... —suspira recuperando el aliento para volver con el programa—, nuestra siguiente pregunta viene a ser para... —mira quien viene fortuitamente por los pasillos—¡Sasha!

—¿Yo? —sorprendida, al ver las cámaras les saluda tímidamente. —¿Me buscaban para alguna pregunta?

—En efecto —muchísimo mas tranquila de ver a alguien no-peligroso, Dream efectúa la pregunta—, Sasha: ¿Alguna vez tú dejaste de amar a tu hermano Alone aunque él sea Hades?

—Jamás dejé de amar a mi hermano, y jamás lo haré —responde con firmeza, sin dejar de sonreír. Incluso con el vestido veraniego informal mantiene su porte de diosa, sin perder claro, su modestia. —El que fuera Hades resultó una trampa del destino, como dirían, pero ni eso es motivo suficiente para que mi cariño por él desaparezca.

—Respuesta digna de una hermana —asiente—, gracias por tu respuesta Sasha... —la despide y ella se va arrojando un saludo con la mano a las cámaras antes de retirarse. —Pues señores, nos corresponde buscar a cierto Patriarca muy querido y caballero de la anterior guerra santa contra Hades, seguro que como buenos fans ya saben a quien me refiero.

—Y está en la cafetería-restaurante del resort —informa Thetis enseñando de nuevo el mapa en la tableta.

—¡Allá vamos!

El nuevo cambio de escenario no se hizo esperar, gracias a la guía que proporcionaba Thetis al ser su dios el patrocinador de todas esas vacaciones, no se les hizo difícil llegar al restaurante que también prestaba el servicio de cafetería y delicias en pastelería. Un local bastante completo para personajes y gentes que requieran en ocasiones servicios de comida diferentes. Del otro lado daba el área de bar y disco que solo está abierto por las noches para los que les gusta parrandear hasta el amanecer.

Al llegar el cambio en el ambiente fue notorio, fueron recibidos por las miradas sorprendidas -y casi asustadas- de los distintos personajes invitados que se encontraban allí tomando el desayuno, o bien el almuerzo por adelantado. Entre ellas estaban los que habían en la mesa del Patriarca Shion, en compañía de sus cuatro amigos de mantos en la guerra pasada. A Dream se le ilumina el rostro al ver ese cuarteto reunido en una sola mesa, y ya como es demasiado evidente la cosa, Shion les invita cordialmente a acercarse.

—No creí que vinieran tan pronto —admitió sin ningún rastro de incomodidad, que si la tenía la disimulaba demasiado bien.

—Y no sabía tampoco, que después de mí una lindura conduciría el siguiente episodio —comenta Manigoldo guiñándole un ojo a Thetis y a su traje de baño, después parece acordarse de la presentadora—¿Cómo la llevas, Dream?

—La llevo, hace poco tu sucesor del siglo pasado casi me mata —dice sin mucho ánimo—, pero en fin. Shion, tenemos pregunta para ti.

—Adelante.

—Saya-hime dice que eres lo máximo, y yo estoy de acuerdo con eso —guiña el ojo cómplice y Shion recibe el gesto con una sonrisa modesta que enmascara su ego—, pero ella, y también yo, quiere saber... ¿Alguna vez tuviste algo más que una amistad con Yuzuriha?

—¿Más que una amistad? —repite la pregunta, entendiendo el doblez—, no, no lo tuve, de lo contrario los problemas con su hermano menor habrían sido desde el inicio.

—Pues ahora que lo dices, sí... demostró estar algo celoso de ti en el Gaiden de Yuzuriha. ¿No habrá sido eso lo que te hizo desistir o siquiera considerarlo?

—Imagínate, eso fue solo apreciándola como hermana, si hubiera sido otra cosa...

—Tienes una facilidad para liarte en el amor, borrego —ríe Manigoldo y da un mordisco a su hamburguesa.

—No te burles, Manigoldo —le reprende Albafica, sentado en el puesto mas apartado.

—Cierto, mira que no te queda nada bien decirlo cuando no has conseguido ni una sola cita aquí —remata Dohko, casi leyéndole la mente al pisciano que asiente a sus palabras.

—Ejem —carraspea haciéndose el desentendido—, mi cita está más cerca de lo que ustedes piensan... —mira a Thetis con galantería—¿cierto, lindura?

Thetis le devuelve la sonrisa con una mas descarada.

—Espero que la consigas pronto, viejo Cáncer, de corazón —le responde, sonriendo con condolencia.

—Ajá... —como ya siente que el ambiente se lo roban los personajes, busca llamar la atención—, bueno, curiosamente la persona que sigue en la lista de preguntas acaba de llegar. ¡Shun de Andrómeda! ¡Que seguro viene de una ducha tras ejercitarse tanto!

Shun, que correspondía a todo lo dicho por la presentadora, es el nuevo blanco de las miradas al entrar en el local. Saluda a las cámaras y se acerca por voluntad, escondiendo la incomodidad de que en ese día lo estén acosando mas de lo normal con preguntas. Dream lo reúne con el grupo, entre ella y Thetis.

—Hola de nuevo Shun, tienes otra pregunta de parte de otra fan —cosa que no le parece en lo absoluto raro al santo de la cadena—, y dice... ¡ju! —sonríe maliciosamente—, ¿Alguna vez hiciste algo que no deberías haber hecho? -cofcofcofConJunecofcofcof-

—¿Algo que no debería haber hecho? —no capta el filo de la pregunta, y tampoco la razón por la que repentinamente todos se le quedan mirando como si le fueran a saltar encima por la curiosidad. —Pues... sí —exclamaciones por parte de todos—, sí, hay algo que hice que no debí haber hecho con June...

Dream está demasiado perpleja, que apenas puede articular palabras.

—T-t-t-tú... ¿qué hicieron... exactamente?, ¿se puede saber?

—Tan santito que se veía —comenta Manigoldo por lo bajo.

Shht!, cállate Manigoldo —le ordena Dohko, repentinamente interesado—este chisme valdrá oro para su hermano.

Albafica y Shion niegan con la cabeza, y Thetis tiene impreso un facepalm en el rostro. La tensión se percibe en el aire y parece que solo podrá ser rota una vez que Shun responda las incógnitas de todas las cabezas...

—Nosotros fuimos quienes... rayamos sin querer la moto de Kanon.

...

Silencio colectivo, nadie dice nada respecto a lo que había pasado por sus cabezas. La presentadora mira a Shun con su mejor cara de póker y este le devuelve el gesto ligeramente intrigado, y notando por primera vez la sensación de que el tiempo se detuvo unos instantes en él, y su pregunta.

—Shun... ustedes... ¡¿rayaron la HARLEY DAVIDSON DE KANON? —se escandaliza, el peliverde se hace para atrás, tímidamente asiente admitiendo su pesada culpa. En cambio la presentadora parece asustada y... triste, como si le doliera más a ella que al dueño de enterarse. —Por todos los dioses, ¡no tienen perdón!, ¡la Harley es sagrada!

—¡Fue solo un accidente!, en realidad estaba mal puesta y no vimos cuando...

—¡YA!, ¡no me digas nada más! —se tapa la cara con una mano y con la otra abre distancia entre ella y Shun dramáticamente. Nadie entiende qué pepinos pasa y porqué repentinamente un accidente tan vulgar toma tanta importancia para la dirigente del programa. —Tienen que pagarle el arreglo de la pintura a Kanon.

—Lo sé, ya lo hicimos.

—Que chico tan honesto —Thetis parece ligeramente conmovida.

—Bueno —Dream se recompone—, te perdono solo por eso, ¿vale? —Shun sonríe con levedad, sin entender porqué ese hecho afecta tanto a la presentadora. El chico sigue de largo a tomar su merecido desayuno después del ejercicio y la ducha como una persona normal. —Volviendo a lo nuestro —de nuevo, como si nada—, tenemos en lista una pregunta para el dios del Inframundo.

—El cual está tomando el desayuno a unas mesas de aquí, en el ala de inmortales —completa Thetis con ayuda del mapa.

Hades, ciertamente, tomaba su desayuno en compañía de las dos Pandoras de distintos tiempos, estando en medio de las sombrías mujeres, masticaba con lentitud sus alimentos. Si no es por esa prevención que debía ser hábito para todo ser a quien el tiempo le sobra, o es un concepto sin importancia para un dios, seguramente se habría atragantado por la sorpresa de ver las cámaras del ASK colándose en su recinto privado. Las dos Pandoras dedican una mirada de amenaza antes de darse cuenta que, solo son ellos, y entonces bajan la guardia. Como Dream es inmune a las hostilidades, y el dios de la muerte se toma las cosas con calma, pudieron proseguir sin problemas.

—Sentimos interrumpir su desayuno, señor Hades, pero tiene una pregunta de parte de una fan... —empieza guardando respeto en su voz—, ¿nos concede un poco de su tiempo?

—Adelante —responde parcamente y sin mostrar demasiado interés, mientras se limpia las comisuras educadamente con una servilleta de tela.

—Saya te pregunta: ¿Por qué quieres destruir a Athena?, ¿cuál es el problema?, es tu sobrina, oye, deberías quererla.

El dios mira a la cámara, como si lo sintiera mucho por las pobres mentalidades mortales, y después a la presentadora para contestar.

—Athena es un estorbo para mis planes, creí que eso había quedado claro a lo largo de las sagas... —deja la suspensión para endulzar las palabras con zumo de fresa de la copa de cristal donde está servido—, que sea mi sobrina tampoco tiene demasiada incidencia, a fin de cuentas no le guardo demasiada estima a su padre, mi hermano menor.

—Eso explica muchas cosas, ya... —murmura para sí—, gracias por tu tiempo Hades, provecho.

Salen del rellano de las mesas VIP exclusivas para los dioses, la presentadora se permite suspirar un tanto después de la presión de estar frente al dios de la muerte y soportar su frialdad y además, su aura nefasta de la que siempre es dueño. Se sacude las malas vibras y sonríe al público tras la cámara, en un intento por recobrar los ánimos que por poco le quitan cual energía vital robada.

—¿Quien sigue, Dream? —pregunta Thetis.

—Un vídeo —sonrisa divertida—, uno muy especial...


«—Entonces, chicas, esta es la pregunta —aparece la presentadora, sentada en un sillón, en una sala de camerino, con las amazonas de Lost Canvas y Saint Seiya original en unas sillas, esperando por la curiosa pregunta grupal. —cuenten algo que NADIE sepa, que hayan hecho los dorados o los de bronce.

Las chicas se miran entre sí, sonriendo bajo las máscaras y refrenando las risillas.

—La verdad es que por una parte y por otra hay mucho que contar —admite Marin de Águila.

—Ciertamente —apoya Shaina, conteniendo la diversión—, desde los más sencillos hasta los mas desastrosos.

—Pero si solo piden una cosa, eso será —dice June, mirando a sus compañeras.

—¿Quién se ofrece a contarla? —pregunta Dream, bastante curiosa—, vamos, no todas a la vez.

—Yo, si no hay problema —nadie muestra objeciones para la con la pelirroja—, hace poco tiempo, los santos de oro organizaron una fiesta, que por cierto, era para celebrar que por fin un programa les volvía a tener en cuenta, aparte de donde son originarios.

—Vaya, no sabía que se habían tomado en un inicio tan bien ser invitados al un ASK —sonríe Dream, irónica, de que ahora las cosas sean tan distintas—, ¿qué sucedió en la fiesta?

—Pues, estaban tan contentos y eufóricos que se pusieron a competir... y mezclaron todas las bebidas y quien sabe qué cosas encontraron —menea la cabeza en negación—, bebieron de todo eso y acabaron haciendo desastres en la ciudad. No diré cual. Pero el hecho salió en las noticias como un acto de vandalismo nocturno donde más de veinte tiendas fueron destrozadas, entre ellas supermercados, ferreterías, farmacias... imaginen el desastre...

—Me recuerda a las películas de "Qué pasó ayer" —comenta, sin poderse creer que los grandes santos de oro hubieran terminado de esa manera, como niños de 8 años haciendo desastres mayores en una ciudad anónima.

—Algo parecido sucedió en mi tiempo —añade Yuzuriha que se había callado, esperando el momento oportuno para poner su grano de arena—, pero esa es otra historia.

—Y con esto comprobamos que de tales vidas pasadas, tales reencarnaciones... —aclara con tono profesional, que esconde las ganas de morirse de risa al imaginarse semejante mancha de historial.»


Thetis y los de producción se ríen de la muestra en pantalla, Dream no es la excepción pero se calma mucho antes que ellos. Sabe que cuando eso sea visto por los personajes, sobretodo por ciertos dorados, les dará un patatús. Cuando logran componerse, Dream se mueve entre las mesas y a los demás no les queda más que seguirle hasta donde va, que es de regreso a la mesa donde estaban todavía los cuatro santos de Lost Canvas.

—Albafica —le llama y el aludido levanta la mirada—, también tenemos una pregunta para ti.

—Adelante —accede con tranquilidad.

—Te leeré lo que dice: uff... quiero que sepa que de veras lo admiro mucho, sí, en eso concordamos ella y yo —Albafica trata de no verse apenado, a pesar de las miradas de sus compañeros—y quisiera saber... ¿tomarías a alguien como aprendiz? una mujer, por ejemplo... —Dream levanta la vista hacia el santo y le hace ojitos—¿cómo a mí? —parpadea rápido moviendo las pestañas.

—No —responde tajante.

Lo de las pestañas y su efecto se caen de golpe.

—¡¿No?

—No tengo pensado tomar ni hombre ni mujer como aprendiz —se cruza de brazos, muy seguro y resuelto.

—Entonces, ¿no planeas continuar con el legado de Piscis? —pregunta, atónita, como presentadora y fan que es.

—El legado de Piscis puede continuar sin mí, la muestra de eso es Afrodita de Piscis —reitera, como si el hecho no pudiera ser lo suficientemente obvio.

—Ah... ya —decepcionada, no tanto por la respuesta sino por el sueño quebrado—, gracias por la respuesta y aclaración, Albafica. No tenías que ser tan rudo.

—Prefiero ser franco.

—Vale, aún así te quiero~ —guiña un ojo y el santo niega con la cabeza, sonriendo leve. —Estas fueron todas las preguntas de Saya-hime, y es el turno de Thetis para hacer preguntas.

La sirena abre su sobre, tomando esta vez el mando del programa como le corresponde.

—Esta carta viene de parte de Dietline —lee Thetis—, y la primera pregunta que tiene va dirigida a Asmita de Virgo.

—El cual se encuentra allí —indica Dream en una de las mesas, la encarnación de Buda del siglo XVIII está terminando su desayuno vegetariano y mira a las cámaras con la naturalidad y paciencia habitual de él, de siempre ser él mismo en toda situación.

—Eso nos facilita mucho el trabajo —susurra Thetis, acercándose al santo—Asmita—se niega a esconder una sonrisa de picardía por la pregunta.— Ya que tu país de origen es India, ¿eres experto en el Kamasutra?

De nuevo ese extraño silencio que tuvo lugar con Shun, se instaló en el restaurante. Todas las mesas voltearon, demasiado interesados como para disimular la falta de educación, hacia donde estaba el nuevo interrogado. Y como a Asmita nunca le han importado las miradas, no tanto por no poder "verlas" aunque sí sentirlas, sino porque goza de cierta inmunidad a ellas -llámenlo suficiencia, ego, o exceso de autoestima-; y eso, literalmente, se traduce en una simple y llana sonrisa en sus labios antes de responder.

—Experto, diría que no, pero si gozo de ciertos conocimientos para con esa materia —reconoce, ganándose una exclamación unánime del público de personajes clientes del restaurante, y de la presentadora incluida. —Lo cual, dadas mis creencias, no debería parecerles extraño.

—Thetis, la calma con la que lo dice, realmente me perturba —admite una Dream medio anonadada que no sabe que hacer con esa información, aunque vagamente sabe que en adelante podría sacarle algo de partido.

—No es nada, en realidad —Asmita sonríe, comprensivo y con cierta aura de... mucha mas suficiencia de la que podría soportar de una persona, recordándole levemente a Shaka—, si te perturbaras con ello, no sabrías que hacer con otras confesiones más escabrosas por parte de mis compañeros, que sí deben ser más dados al campo.

—Gracias por el consejo, Asmita... —masculla Dream, casi haciendo un puchero.

—Y con eso, continua la siguiente pregunta —Thetis desvía la atención del programa a ella, en su papel de personaje presentador—, que es para Dégel de Acuario, otro santo del siglo XVIII. —Se acerca a la mesa donde este se incorpora, a punto de retirarse cuando la cámara del programa le intercepta, obligándole a detenerse. El santo más inteligente y frío de su generación asiente, y espera en calma templada por su pregunta: —Esta dice: ¿Cuál es tu relación con Seraphina, la hermana de Unity?, en el capítulo 3 vi que te sonrojaste cuando hablabas con ella, además de que murieron juntos, ¿acaso te gustaba o era pura cortesía?

—Esa fue la misma pregunta que yo me hice cuando vi la escena en el Templo de Poseidón —comenta Dream—y creo, que como muchos, y en otros casos, nos hicimos la misma pregunta.

—¿Qué dices, Dégel?

—Bueno, para empezar —aclara el tono para hacerlo mas cordial al responder—, la señorita Seraphina era, y es, una persona que se hace querer. Contaba con las cualidades y el encanto para hacerlo. Era brillante, amable, inteligente, toda una dama —comienza, bastante ameno de recordarla—admito que sí me gustaba, como persona, me refiero. Le admiraba y admiro muchísimo. Morir junto a ella fue todo un honor.

—Esa, querido, es el discurso de hombre enamorado disimulado más hermoso que he escuchado —suspira Thetis.

—Concuerdo con eso Thetis, hasta yo me enamoré —Dream está viendo un aura rosa en todo su alrededor. —Yo y muchas fans, de seguro...

—Gracias por tu tiempo, Dégel —le deja ir de la mesa—, ahora, la última pregunta de esta carta va dirigida al Juez Garuda.

—Está en la playa —menciona al punto, con la ayuda de la eficiente tableta—, resta decirlo pero, here go~

La playa es enorme, y da abasto para la gran mayoría de los personajes invitados, de todos los bandos, grupos, panteones y demás. Una franja litoral amarillo radiante que se extiende a lo largo de casi la totalidad del lateral derecho en el mapa de la isla, bañada por el agua en sus distintos azules que indican la profundidad, la espuma blanca de la sal y las conchas que arrastra el mar del que Poseidón se siente bien orgulloso. El equipo del programa demora poco en devolverse a la playa, la presentadora así como Thetis y los de producción se toman su pausa para ponerse el bloqueador solar: proteger la piel es importante y evita el cáncer de piel así como las quemaduras.

—Parece que Aiacos no se ha movido de aquí —dice Dream al regresar de vuelta al bar de la playa, donde el Juez está casi en el mismo lugar donde le vieron la primera vez en el día. El buscado se da por aludido y espera por la pregunta.

—¿Listo, Garuda?

—Desde hace siglos —otro sobrado más.

Todos sabemos que Violatte tenía sentimientos hacia ti, ¿pero alguna vez tú le correspondiste a ella?, ya que las frases que le dedicabas parecían mas a una amante que a una subordinada. Este programa como que las preguntas referente a parejas abundan.

—Gente chismosa, ¿qué esperabas? —suelta Minos vaciando una copa de tequila, Radamanthys le reprende con la mirada, dado que no deben ofrecer al público una imagen que desfavorezca en popularidad a su dios. Por raro que parezca viniendo de seres que desean acabar con el mundo, guardan sus políticas.

—Le correspondí, a mi manera lo hice —dice sin querer ahondar en detalles—, su vida siempre fue y será preciosa para mí. No por nada es mi mano derecha.

—Lo que a Aiacos le falta en romanticismo le sobra en frases de doble sentido... —masculla Dream por lo bajo, algunas de las caras de producción asienten aprobatoriamente a esa afirmación.

—Agradecemos tu respuesta, Garuda, aunque en particular, yo como mujer te habría dejado por exteriorizar tan poco —Thetis niega con la cabeza y se retira con el aire de quien tiene el mundo a sus pies solo porque el traje de baño grana le queda bien.

Dream junto con el resto le siguen, dejando a un desplantado Aiacos siendo fastidiado por Minos y sus burlas, mientras que Radamanthys prefiere pasar de esos dos y seguir... y seguir ahí tomando tequila.

—Ahora, lo que sigue es otro vídeo de una pregunta grupal, curiosamente, todas las preguntas grupales han sido dirigidas a las mujeres, ¿será alguna preferencia?

—Es que —ríe Dream—nosotras siempre tenemos los mejores cuentos~ ¡rueda vídeo!


«—¿El caballero de oro más guapo de Lost Canvas? —repite la pregunta, Marin de Águila, al tomar su desayuno, por razones de seguridad y reglas del Santuario su cara aparece censurada por los píxeles editados. —En mi opinión, Regulus, me parece que para su corta edad llegaría a ser un hombre apuesto.

—Cómo Aioria, ¿no? —añade Dream tomando desprevenida a la amazona, quien ríe avergonzada con ella.

—Sí, cómo él.

—¿Y tú qué opinas, Shaina? —el micrófono va dirigida a la amazona peliverde que también aparece censurada en la filmación—¿para ti quien merece esa corona?

—Hay muchos que están de buen ver.

—A mi juicio, todos están de buen ver —remarca Dream alzando una ceja.

—Pero si es de escoger a uno, creo que ese sería Kardia de Escorpio. Tiene magnetismo.

—Y no te culpo... en realidad para mí es de los mas guapos —comenta la animadora—¿y tú, June? —posa el micrófono cerca de la rubia también protegida por el anonimato—¿quién es el mas guapo?

—Albafica de Piscis, eso no se pregunta. Su atractivo no tiene igual; aunque me gusta también Dégel —contesta y parece entre la imagen difuminada que ha guiñado el ojo.

—Wao, ¡dos postulados!, ¿y qué me dices, Thetis?

—Defteros, me gusta su piel morena —admite sin pudor—, y su aire de misterio.

—A muchas —coincide con Thetis—, ¿Miho?, ¿Saori?, ¿Shunrei?

—Sísifo me parece el mas guapo —declara la Athena actual, con la naturalidad de una conversación de mujeres.

—El maestro Dohko sin duda es el mas guapo —parece que Shunrei lo dice mas por lealtad que por querencia, ya que solo tiene ojos para el Dragón.

—Shion de Aries —admite la cuidadora de infantes, algo apenada—sus puntos me parecen adorables.»


Las imágenes vuelven a ser las de la presentadora con Thetis, quienes sonríen a la cámara tras esas opiniones femeninas por parte del elenco de Lost Canvas, parecen viejas cómplices, como dos comadres. Dream se quita los lentes de John Lennon antes de hablar.

—Como mujeres no pensamos igual, pero ustedes chicas, pueden hacer su propia encuesta respecto a quien es el mas guapo de los caballeros dorados de Lost Canvas. Para mí esa es una pregunta difícil, ya que todos están demasiado bien como para dejarme con arritmia —sonríe a modo de disculpa—, y es por eso que concluyo el programa aquí. Para que mi corazón se tranquilice ante tanta belleza masculina junta, con el sol, la playa, la arena y el mar... Necesito también descansar de esto, y el lugar lo amerita. Pero no se alarmen, ¡habrá una segunda parte de las vacaciones de los personajes y el ASK de Saint Seiya! —cae en la arena rendida, a su lado vienen los paramédicos atentos al ritmo cardiaco de la presentadora.

—Ya saben que hacer al llegar a esta parte del programa —anuncia Thetis, intentando que el panorama no alarme a los televidentes.

Manden sus mensajes al 0099-ASK-SAINTSEIYA.

¡Estaremos esperando sus preguntas con ansias!

¡No olviden comentar y dejar reviews!

¿Será Radamanthys un machista encubierto?

¿Seguirá Shun recibiendo acosos a su vida privada?

¿Afrodita revelará sus secretos de belleza a la presentadora?

¿Death Mask esconderá su verdadero nombre porque es ñoño?

¿Habrá una mejoría en la relación de padre e hijo de Tenma y Youma?

¿Logrará Manigoldo conseguir su cita en la playa?

¿Saldrá ese manual para personajes presentadores por las redes saintseyescas?

¡Todo esto y más en la siguiente entrega del ASK de Saint Seiya!

¡Hasta otra vez!

Dream K. Wright Out!