"Pistas que nos llevan a nada?/Dura realidad"

Después de que encontraran esas cosas en sus bolsillos, cada uno inspecciono lo que traía: Veloz traía el número de teléfono, y no tenía idea de quien era. Más y Menos traían una carta de una cantina una cada uno. Chico Flash traía las envolturas de dulces. Cyborg tenía el frasco con la planta rosa. Robin tenía el paño mojado. Y, Raven, busco en su bolsillo pero, al sacar el misterioso objeto, vio que era un anillo, al notarlo, no quizá que sus compañeros se dieran cuenta así que lo tele transporto a su habitación con mucho disimulo, efectivamente nadie lo noto.

-No tengo nada- dijo Raven disimulando

-Debemos regresar a la torre, quizá los demás tengan otra pista….-dijo Robin subiendo al auto –por lo tanto, no pierdan sus pistas-

Regresaron a la torre de la misma manera en que vinieron a la tienda, Raven estaba perdida en sus pensamientos, seria cierto? Ella y Chico Flash tuvieron algo que ver? Pero Lucas dijo que no lo recordaba bien y a lo mejor no hubo nada, pero…. Por que Chico Flash tenia su capa en la mañana? Y por que a tenido esa sensación rara cuando lo tiene cerca y….ese anillo que había encontrado en su bolsillo? No, no y no eso no paso, solo son sus nervios.

Al llegar a la torre todos fueron a la enfermería en donde estaba el reto de los titanes, lo primero que vieron fue a Jane, la cual aun no despertaba, y, también, tenían la esperanza de que al llegar Starfire estuviera ahí, pero no fue así. Robin se acerco a ver a Jane y vio que Aqualad yacía muy pendiente de ella (:O).

-Titanes….-hizo que todos los titanes le prestaran atención –hoy descubrimos algo que no tiene ningún sentido, la única esperanza que tenemos de encontrar a Starfire y de recordar lo que paso ayer es buscando por nuestra propia mano-

-Y que descubrieron?- pregunto Abeja

-No mucho- dijo Cybor un poco sonrojado al recordar lo que Lucas dijo

-Revisen sus bolsillos, necesitamos encontrar alguna pista- dijo Raven

Todos los demás titanes revisaron sus bolsillos, Aqualad encontró una credencial con el número de una fábrica de cajas de vidrio, Jinx tenía un pedazo de roca volcánica y Abeja tenia un anillo muy parecido al de Raven.

-Y eso?-le pregunto Robin

Abeja alzo los hombros en señal de que no tenia idea.

-Bien, tenemos algunas pistas, una de ellas nos tiene que llevar a algún lugar- dijo Robin

-Oye, esta planta rosa no la habíamos visto antes?- pregunto Cyborg sosteniendo su pista

Raven se le acerco y tomo la planta, al sentir el tacto recuerdos llegaron a su mente.

-Es de Tamaran- dijo Raven muy segura

-Claro!, Starfire no esta aquí, obviamente tenia que estar en Tamaran!- dijo Chico Bestia

-Claro Einstein –dijo Raven con sarcasmo

Todos los titanes se digieron a las naves….

-Y que hay de Jane?-pregunto Aqualad

-Eh instalado un gran sistema de seguridad, no le pasara nada- dijo Cyborg

Aqualad asintió no muy convencido.

Todos los titanes se subieron a la nave T, los titanes este decidieron dejar ahí su nave e irse todos en la de ellos para no hacer tanto escándalo, por lo cual en cada cabina se subieron dos titanes: Aqualad con Robin, Abeja con Cyborg, Mas y Menos con Chico Bestia, Jinx y Veloz se fueron en la cabina de Strafire, y, Chico Flash se fue con Raven. Lo que, no era la gran cosa, algo en su interior se enfurecía debido a tener que soportar ver a Veloz con Jinx, la persona a la que siempre quiso.

-Nivelando la velocidad- dijo Robin

-Nivelando….-dijo Cyborg haciendo unos ajustes en sus comandos –Listo-

-Listo- respondió Chico Bestia

-Listo –Respondió Veloz

-Listo –Respondió Raven

-Despegando- dijo Robin

-Una pregunta….por que tu conduces? Yo soy el hombre se supone que YO debería conducir- reprocho Chico Flash de brazos cruzados

-Te tengo tres razones….- dijo Raven sin dejar de mirar al frente -1: Es mi cabina, 2: Eres un inmaduro, y 3: Eres un velocista, vas a desnivelar la velocidad-

-Lo de velocista sonó como un cumplido –dijo Chico Flash con una sonrisa

Raven dejo un poco el volante y golpeo a Chico Flash en la cabeza.

-Tenemos un problema- dijo Robin

-Que pasa? Gordoneanos?, invasores? Naves espaciales enemigas? Agujeros negros?- temía Chico Bestia

-No, esta demasiado tranquilo aquí- dijo Robin –No hay ni naves espaciales enemigas ni señales del ejercito gordoneano- dijo Robin

Al llegar a Tamaran vieron que todo estaba tranquilo, el Clrok'nak (tutor) de Starfire los recibió muy alegremente.

-Sean bien venidos- dijo el

-Lo siento, pero no vinimos de visita venimos por una búsqueda…..oh!- dijo Robin reaccionando –Significa que Starfire no esta aquí?-

-No, ella se fue con ustedes después de que vinieran, no lo recuerdan?- dijo confundido

-No recordamos nada, y, Starfire no aparece por ningún lado- dijo Cyborg

-Oh no,- dijo el hombre sujetando su cabeza –Eh fallado en mi deber como tutor de la princesa Koriand'r-

-No es tu culpa- dijo Abeja

-Solo….necesitamos saber si usted conoce a alguien que nos pueda ayudar a encontrar a Star- dijo Chico Bestia

-De hecho; ayer ustedes vinieron justo a tiempo: Blackfire estaba escapando de la prisión, pero ustedes la detuvieron, no se que paso horas después ustedes la regresaron a la prisión- dijo el

-En donde esta- pregunto el líder

-El la prisión de las Lunas de Centauri- dijo el

Todos los titanes se subieron a la nave T igual como llegaron, nadie podía creer que una pista les fallara, que esa pista los llevara a nada, pero, aun había oportunidad de que Blackfire supiera algo. Al llegar, sin dificultades llegaron asta la celda en donde se encontraba Blackfire, la cual permanecía dentro de una muralla de energía y estaba atada a una cadena. Ella al ver a los Titanes sonrió un poco y después rio en voz alta.

-Vaya, vaya, miren quienes están aquí- dijo La pelinegra

-Ahórrate el discurso, vinimos por respuestas- dijo Robin

-Y crees que yo te voy a decir algo?- dijo ella

-Claro que lo aras- dijo Cyborg

-Ja!, oblíguenme- dijo desafiante

Blackfire soltó una carcajada, y después miro a Raven.

-Oh Raven, si tan solo supieras lo que yo, no te das cuenta de lo que has hecho, no sabes cuanto arruina tu persona- dijo Blackfire –sabiendo eso, uno ya no te puede mirar como la persona fría que eras-

-Caya!- grito Raven

-Léele la mente- dijo Aqualad

Raven puso sus ojos en blanco por sus poderes y entro en la mente de Blackfire….fue sorprendente lo que vio

-*Flash Back*-

-Hola Clork'nak- decía Starfire a su tutor.

...

-Hola hermanita- decía Blackfire a Starfire

…...

Una lucha empezó, los Jóvenes Titanes contra el ejército de aliados gorgonianos de Blackfire.

...

Los gorgonianos pierden y Blackfire es encerrada en la prisión de Las Lunas de Centauri.

-Ganamos!- grito Chico Bestia al mismo tiempo que abrazaba a Jinx

-Buya!- grito Cyborg besando a Abeja

Chico Flash tomo a Raven por la cintura y la beso.

Aqualad y Jane se abrazaron al igual que Robin y Starfire.

Mas y Menos y Veloz, solo admiraban la escena.

Raven y Chico Flash no dejaban de besarse cada vez más….

-*Fin Flash Back*-

-"Que te parece Raven"- dijo Blackfire en la mente de Raven –"Solo recuerda esto: si dicen la verdad, todo tendrá que salir a la luz, e incluso el que te hiciste demasiado empalagosa con Chico Flash, como reaccionaria el?, esta será mi venganza"-

Raven sabia que si decía algo de esto, Blackfire diría lo de ella y Chico Flash, obviamente no quería que nadie lo supiera, o al menos no ahora, eso la arruinaría.

-Y bien?-pregunto Robin

-Ella….-dijo mirando a Blacfire la cual sonreía –No sabe nada, miente, solo vi cuando llegamos y cuando nos fuimos-

-Estas segura- dijo Chico Flash poniendo una mano en su hombro

-Completamente –dijo Raven dándose la vuelta retirando la mano de Chico Flash. –Hay que irnos, no hay razón para que estemos aquí-

Todos los titanes le hicieron caso, pero obviamente solo uno se dio cuenta del raro comportamiento de Raven, el más observador, Robin, el cual dedico una mirada de desconfianza a Blackfire.

-Salúdame a mi hermana! Digo….si es que la encuentran- dijo Blackfire en tono de burla

Todos subieron ala nave y ajustaron el rumbo hacia la tierra.

Pista de la planta rosa queda descartada, no los llevo a nada, si acaso a un centímetro del metro. Lo cual no ayudo mucho.

O quizá a alguien le empeoro los penzamientos.