Chapter 15

Harry se pasó toda la mañana andando impaciente por la casa esperando a Kreacher. Pero el elfo no volvió esa mañana y tampoco por la tarde. Al anochecer estaba nerviosa y la cena que consistió en un pan mohoso al que Hermione y yo hicimos diversas transformaciones con poco éxito, no alegro a nadie para nada.

Kreacher tampoco regreso al día siguiente, ni al otro. En cambio, dos hombres con capa aparecieron en la plaza frente a la casa y allí se quedaron hasta el anochecer sin despegar la mirada de la casa que no veían.

-Mortifagos, seguro –dictaminó Ron, mientras los cuatro los espiábamos desde la ventana de la sala.

-¿Creen que sepan que estamos aquí?- pregunta Harry mirando por la ventana.

-Lo dudo –respondí-. Si lo supieran, habrían enviado a Quejicus a capturarnos-

-¿Creen que Snape entró en la casa y la maldición de Moody le ato la lengua? –preguntó Ron.

-Me parece que sí –contestó Hermione-; de lo contrario, habría podido decirles a sus compinches como se entra, ¿no opinan lo mismo? Seguro que están vigilando por si aparecemos. Al fin y al cabo, saben que Harry y Bella son los propietarios de la casa.

-¿Cómo lo…? –pregunte extrañada.

-El ministerio examina los testamentos de los magos ¿recuerdan? Por lo tanto, deben de saber que Sirius les dejo la casa en herencia.

La presencia de aquellos Mortifagos incrementó la atmosfera de ansiedad que se sentía en la casa. Además no habíamos tenido noticias de nadie que estuviera fuera de Grimuald Place desde que vimos el patronus del Señor Weasley, y la tensión se podía agarrar con las manos. Ron, estuvo el resto del día se dedico a jugar con el desiluminador que llevaba en el bolsillo, y se notaba a leguas que eso enfurecía a Hermione que estaba matando el tiempo estudiando Los Cuentos de Beedle el Bardo y al parecer no le hacia ninguna gracia que las luces se apagaran y encendieran cada dos minutos.

-¿Quieres quedarte quieto?- la voz de Hermione me hizo dar un salto, era la tercera noche que llevábamos esperando que llegara Kreacher, parecía que había llegado al limite de su paciencia cuando, por enésima vez, se apagaron las luces de la sala.

-¡Perdón! ¡Perdón! –Se disculpo rápidamente Ron y volvió a encender las luces-. ¡Lo hago sin darme cuenta!

-¿Y no se te ocurre nada más útil con que entretenerte?

-¿Cómo que? ¿Acaso leer cuento de niños?

-Dumbledore me legó este libro, Ron…

-Y a mí me legó el desiluminador. ¡Le habría gustado que lo utilizara!

Estaba harta de sus constantes discusiones, me levante de la silla donde me encontraba y salí de la habitación, Harry al parecer pensaba lo mismo por que también se levanto y salió de la sala. Me dirigí a la escalera para bajar a la cocina, estaba convencida de que Kreacher se aparecería allí cuando encontrara a Mundungus. Pero cuando llegue hacia la mitad de la escalera que dirigía al vestíbulo, oí un golpecito en la puerta de calle y, a continuación unos ruidos metálicos y el rechinar de una cadena.

Todos los nervios de mi cuerpo se tensaron. Saque mi varita del bolsillo de mi sudadera, y me escondí junto a Harry entre las sombras, esperamos y por fin se abrió la puerta y, por la rendija, distinguí la plaza iluminada; entonces una persona provista de una larga capa entro despacio y cerro la puerta. El intruso avanzo un paso y la voz de Moody preguntó: -¿Severus Snape?-. De inmediato la figura de polvo se alzo desde el fondo del vestíbulo y se abalanzo sobre el levantando una mano cadavérica.

-No fui yo quien te mató, Albus –dijo una voz serena.

El embrujo se rompió y, de nuevo, la figura de polvo se desvaneció, lo que hizo imposible distinguir al recién llegado a través de la densa nube gris que se formo.

Apunte con mi varita al mismo tiempo que Harry al centro de la nube, Harry gritó:

-¡No se mueva!

Pero al parecer no pensó en la reacción que tendría el retrato de la madre de Sirius, ya que al oír a Harry, las cortinas que la ocultaban se abrieron de golpe y la bruja se puso a chillar: -¡Sangre Impura y escoria que deshonran mi casa…!

Ron y Hermione llegaron corriendo hasta donde estábamos y también apuntaron con sus varitas al desconocido que permanecía parado en la entrada con los brazos en alto.

-¡No, disparen! ¡Soy yo, Remus!

-¡Ay menos mal! –dijo Hermione con un hilo de voz al tiempo que desviaba la varita hacia la señora Black. Con un estallido, las cortinas volvieron a cerrarse y se produjo un silencio.

Ron también bajo su varita, pero Harry y yo no.

-¡Póngase donde podamos verlo! –ordene sin bajar la varita.

Lupin se acerco a la lámpara, todavía con las manos en alto.

-Soy Remus John Lupin, hombre lobo, apodado Lunático, uno de los cuatro creadores del Mapa del Merodeador, soy padrino de Isabella Lilian Potter con la que estuve viviendo desde que ella tenia un año, casado con Nymphadora y yo les enseñe a hacer un Patronus que adoptan la forma de un ciervo y una cierva.

-Uf, bueno –mascullo Harry y ambos bajamos las varitas.

-teníamos que comprobarlo ¿no?- dije.

-Como su ex profesor de Defensa contra las Artes Oscuras, estoy de acuerdo en que tenían que hacerlo. En cambio, ustedes, Ron y Hermione, no deberían haber bajado la guardia tan deprisa.

Lupin, estaba envuelto en una gruesa capa de viaje negra, parecía agotado, mas de lo que hubiera visto nunca pero contento de vernos.

-¿De modo que no hay señales de Severus? –pregunto.

-No, ninguna –contesto Harry.

-¿Qué sucedió? ¿Están todos bien?- pregunte.

-Sí, sí –asintió Remus -, pero nos vigilan. Ahí afuera, en la plaza, hay un par de Mortifagos…

-Ya lo sabemos…

-He tenido que aparecer justo en el escalón de la puerta para que no me vieran. No deben de saber que están aquí, ya que si lo supieran habrían venido más compañeros. Mantienen vigilados todos los lugares que guardan alguna relación con ustedes. Vamos abajo. Tengo muchas cosas que contarles y quiero saber qué ocurrió cuando se marcharon de La Madriguera.

Hola Gente!

Al fin volvi y estoy en mi casa con mi amado internet :3, espero que les haya gustado el capi y les tengo dos noticias:

1.- Antes de comenzar las vacaciones después de muchas suplicas logre que mi mama dejara que me llevara el compu asi que tengo adelantados varios capis de la historia

2.- Empiezo las clases a inicios de Marzo asi que los capítulos probablemente serán cortos o no alcanzare a subir (he comprobado en años anteriores que mis profes me lanzan tarea en cuanto empieza el año) pero con los capítulos adelantados creo que podre mantener el capitulo semanal.

Besosososos