Los personajes no me pertenecen, son de la empresa de videos juegos SNK Playmore.


La Misión

Estaba amaneciendo, la alarma se había activado a las 6am. La militar se levanta de su cama y se va directamente hacia el baño, se toma una ducha para despertarse. Al salisteis ella estaba tapada con una toalla y su cabello largo e azulado estaba húmedo todavía. Leona se pone su traje de verde del ejército, ella se dirige a su ventana y abre la cortina para que el Sol alumbre la habitación. Alguien se acerca a la puerta y empieza a golpear, Leona se dirige a la puerta y abre era Clark Still su compañero del ikari.

-Leona, el comandante quiere que estemos todos nosotros en su oficina –le dijo el de las gafas negras. Leona no dijo nada solamente, ella se va junto con Clark a la oficina del comandante.

Clark y Leona llegan a la oficina del comandante y al entrar ellos dos hacen el saludo militar hacia su comandante y también al coronel.

-bueno soldados, hay una misión para ustedes tres-dijo el comandante en tono frio-ustedes fueron contratados para ser los guardas espaldas de este sujeto-dijo Heidern mostrando la foto de la persona.

-¿que?-dijo Ralf confundido

La militar mira la foto y era el, ese pelirrojo que siempre se lo cruzaba en los Torneos, cada vez que ella se cruzaba con él se miraban fría mente o sino por la ciudad.

-¿Iori Yagami nos contrato?-preguntaba la militar algo confundida.

-no, en verdad fue el representante de Yagami, ya que últimamente las fans de el casi lo agarran en la gira por -contesta Heidern mirando a su ahijada

-¿y cuando nos tenemos que ir para Japón?-preguntaba el de gafas negras

-bueno según el representante de Yagami, me dijo que ustedes tienen que viajar mañana a las 2pm en el aeropuerto y no se preocupen por los boletos porque ya están todos pagados-contesta el Comandante

-permiso para retirarme-dijo Leona parándose bien firme y en voz fría

-puede retirarse soldado - le contesta su padre

Leona se retira dejando a Ralf y a Clark junto con el comandante, ella no quería volver a ver a Yagami ya que en el último cruce que tuvieron los dos, sucedió algo entre los dos como un flechazo extraño.

Flash Black

Leona caminaba por las calles de South Town entre la multitud de la gente que se iba a trabajar y las que llegaban a la casa o se iban de compras, la peli azul miraba su reloj y marcaba las 5pm, ella llegaba de su trabajo.

-todo los días es lo mismo, la gente va y viene de su empleo algunos encuentran algo para distraerse menos yo-decía la peli azul en voz baja.

Por el otro lado de la calle, Iori venia de su ensayo con su banda, últimamente él no se sentía muy inspirado para sacar una nueva canción, venia mirando hacia el suelo ya que necesitaba un empujón para inspirarse en su nueva canción.

-que deprimente…-dijo el pelirrojo mirando el suelo y a la vez caminando, en un momento el levanta la vista y ve a Leona que pasa por al frente de él, la militar lo mira fríamente después sus brazos chocaron.

-¡oye!, tienes algún problema Heidern-le dijo Iori volteando hacia atrás y mirando a la joven. La peli azul se detiene y voltea su mirada hacia el pelirrojo, ella no le contesta nada solamente lo ve. El pelirrojo se acerca hacia ella con una mirada de enojado que él se encontraba – ¿caso me oíste?-

-si te oí Yagami-le contesta ella en tono seria

-¿tienes algún problema conmigo?-le volvió a preguntar este

Ella siente un flechazo en su corazón, cuando el pelirrojo la miraba serio, la militar estaba perdida en sus ojos rojizos. Ella no podía dejar de mirarlo a los ojos. Pero tenia que contestarle algo o sino había problemas.

-no tengo ningún problema contigo Yagami-le contesta ella volviendo a la realidad.

Iori escucho lo que dijo la militar, le dio la espalda y el sigue su caminata por la ciudad mientras que Leona quedo ahí parada entre la multitud de las personas, en ese momento parecía que las personas se habían pintado de gris y que los únicos coloridos eran Iori y ella…La militar también se da la vuelta sigue con su caminata.

Fin del flash black.

La peli azul vuelve a entrar a su habitación, separa al frente de su ropero y empieza a armar su equipaje para viajar mañana. Ella quería olvidarlo pero no podía, recordaba su voz, su mirada fría e amenazante, sus ojos rojizos y sus labios.

-antes te ignoraba… y Ahora soy tu guarda espalda.-pensaba ella mientras guardaba su ropaen un bolso negro y grande. Una vez que termina de empacar su ropa. Y ella se sienta en su cama, mira hacia el suelo. El castaño abre la puerta

-¿Leo te sientes bien?-le preguntaba el coronel

-si estoy bien Ralf-le contesta ella

-acuérdate que salimos para el aeropuerto a las12am-menciona el coronel mientras que él se levantaba y se dirigía a la puerta.

-entendido-contesta Leona mirando a Ralf

-aun no entiendo fue tu represéntate o fuiste tu Yagami-pensaba ella, mientras se le dibujaba una pequeña sonrisa en sus labios.

Continuara….


espero que les guste :D