Perdón por la tardanza :D, estas semanas estuve ocupada :S, bueno les traigo la continuación de "Love At first glance".

Como dije antes los personajes de King Of Fighters no me pernecen.


Intento de Asesinato.

Después del concierto de ayer, la peli azulada se levanta con dificultad y al abrir sus ojos se encuentra con el mayordomo de Iori, quien le serbia el desayuno en la cama de la joven. Un café con panes tostados.

— ¡oh!, gracias—dijo ella agradeciendo al mayordomo mientras que este se iba. La joven se sienta en su cama comienza a comer tranquilamente.

En el cuarto de Ralf; el castaño seguía durmiendo ya que se había quedado hasta tarde en el concierto vigilando a Yagami. Un ruido despierta al coronel, haciendo que se levantara de su cama. Este se acercaba al pequeño ruido que provenía de la mesita, que estaba al lado del ropero… Ralf miraba y era nada menos que su celular que hacia ese ruido, lo agarra y en el objeto marca el nombre de "Heidern".

—Hola comandante—dijo este hablando por el celular.

Coronel Jones, falta poco para que regresen a la base Ikari Warriors… He recibido un documento sobre un tal "Yuo Suzuki"dijo el comandante entono serio y frio.

—Comandante ¿puede enviarme los papeles o los archivos de ese sujeto? —le preguntaba Ralf un poco serio.

De hecho ya los envié por correo, los que les envié es una copia de los archivos de este sujetodijo Heidern entono seco.Adiós Coronel Jonesdijo este finalizando la llamada.

—Bueno comandante…—dijo Ralf dejando el celular arriba de la mesa, El coronel se cambiaba para luego averiguar sobre ese tal "Yuo Suzuki".

El mayordomo abre la puerta de la habitación de este, —Señor, tome llego esto por correo de mi amo…—dijo este entregándole el paquete al coronel.

—Muchas gracias mayordomo, puede retirarse.

—Sí, señor—dijo el mayordomo asintiendo con la cabeza y obedeciendo la orden de Ralf, quien tenía en sus manos esos papeles importantes.

El castaño se sienta en su cama y comienza a abrir el paquete cuidadosamente para no romper nada importante, al terminar de abrir el paquete saca de ahí una carpeta con la foto del sujeto a quien tenían que arrestar.

-Nombre y Apellido; Yuo Suzuki;

Edad; 24 años

Fecha de nacimiento; 24 de agosto del 1987

Nacionalidad; Japón-Tokio

Antecedentes; Robo a bancos, violaciones a menores de edad, asesinatos a mano armada…

Aspecto; Cabello castaño de puntas rojas, lleva en su mejilla derecha una cicatriz de un corte con cuchillo.

Altura; 1,78.

Sexo; masculino

Información de la persona; Robaba desde los 10 años y vivió en la calle e fue asesino de gente famosa….Estaba casado y tenía tres hijos cuyo luego los perdió por un accidente de tráfico, violaciones a chicas de aproximadamente 16 años en adelante….-

Cuando Ralf termino de leer este pequeño fragmento de la información del sujeto, el por unos segundos se queda pensando que era lo que iba a tramar este sujeto, este abre las ventanas para poder salir al balcón, así también poder respirar aire fresco. Pero sus ojos miraban a una joven de cabellara azulada y ojos del mismo color, era Leona, quien estaba sentada en el suelo y el coronel la miraba para ver que hacia ella en ese lugar. Leona apuntaba su vista para otro lado, al parecer ella miraba a alguien que la distraía de sus pensamientos.

El castaño mira para otro lado y ve al pelirrojo entrenando solo en el patio, la peli azulada lo miraba con seriedad. Ralf solamente sonreía, al parecer Iori le llamaba la atención a la chica de cabello azul.

El pelirrojo hacia un combo de patadas y golpes al aire hasta que de la nada una cantidad enorme de sus flamas purpuras se elevan quemando por completo un simple árbol. Cuando Iori desvía su mirada seria en Leona, ella lo ignora mirando para otro lado. El joven cantante solamente sonríe y sigue con su entrenamiento. Clark apenas se levantaba ya que necesitaba un descanso… El otro mercenario le informa a su compañero sobre el tal "Yuo Suzuki", no sabían que tenía que ver con Iori Yagami pero era seguro que lo querían matar al cantante.

La militar, miraba al pelirrojo ni ella se podía explicar bien, porque tanto le llamaba la atención, porque también ese chico de cabello rojo formo parte de su preocupación, primero ella experimento los celos al ver la foto de Iori con Athena, ahora experimenta una serie de emociones inexplicables para ella misma. La peli azulada tenía miedo de estar enamorada del famoso cantante y guitarrista.

—Debo dejar el trabajo—dijo la chica en voz baja. El de cabellos rojos solamente la ignoraba por unos minutos, porque había algo que le conectaban a ellos dos apartes de que cantaron juntos en el concierto del día anterior.

Leona pudo ver que algo se movía entre los arbustos, ella pudo ver que había alguien ahí, una pequeña luz rojiza estaba siendo apuntada justo en la frente del pelirrojo, quien estaba entrenando tranquilamente. La militar se acercaba cuidadosamente por detrás del supuesto arbusto he encuentra a un señor de cabello castaño y de puntas rojas con un francotirador, la chica de cabellos azules comienza a forcejear contra el asesino, hasta que una bala sale he hiere a Leona en el brazo izquierdo, una vez que se escucha el sonido del disparo, Ralf y Clark sujetan con fuerza a Yuo Suzuki, el rostro de esa persona parecía un desquiciado y Iori se acerca a Leona, quien ella había recibido la bala en su brazo izquierdo.

La joven se encontraba desmayada en el suelo con un pequeño moretón en la frente, el pelirrojo la agarra entre sus brazos y como él se sentía extraño al tenerla tan cerca, Iori podía sentir el respiro de su guarda espalda, ese aire cálido que salía por la boca de la chica, cuando él entraba por su mansión, no podía evitar mirarle los labios, tenía esa tentación de probar el sabor de los labios de Leona.

El joven de cabellos rojizos, entra al cuarto de la militar dejando a la chica recostada en la cama. Sin que Iori llamara al mayordomo, el sirviente había venido rápidamente a disposición de su amo. —Quiero que me traiga el botiquín de primeros auxilios—dijo Yagami dándole la orden a su sirviente.

—Mi señor, ¿no es mejor llamar a una ambulancia? —preguntaba el sirviente insinuando.

—No, no es necesario yo puedo curarla.

El sirviente sale de la habitación y se va a buscar el botiquín de primeros auxilios. Una vez que este le trae dicho objeto, Yagami se dispuso a curar a la milita quien estaba desmayada… Ella no podía ver sangre pero Iori no sabía de esas cosas, el solamente la curaba quitándole la bala del brazo.

Pasan tres horas en curar a la peli azulada, ella abría sus ojos azulados que cuyo al despertar su vista se fijaba en el cantante de cabello rojizo, quien estaba sentado en el suelo mirando a la chica.

—Gracias por defenderme Leona…—dijo Iori sonriéndole a la chica, Leona no pudo evitar ruborizarse ante el agradecimiento del pelirrojo.

—De nada era mi deber nada más…. Y gracias por curarme, Iori—dijo Leona mirando su brazo izquierdo todo vendado. El de cabellos rojizo le da la espalda y al tocar la perrilla de la puerta, el dice en voz baja —"De nada…"— y luego él se retira dejándola sola en su cuarto.

Puedo sentir el pulso de mi corazón… No me quiero enamorar—pensaba Leona negando con su cabeza.

Clark y Ralf habían desaparecido por unos minutos así, poder llevar a la cárcel a Yuo Suzuki, por intento de homicidio (o asesinato) a un famoso cantante…

El cantante se había tomado una ducha ya que estuvo entrenando y también para quitarse de sus pensamientos aquella militar quien la defendió con su vida…

— ¡¿Por qué me pasa a mi…?!—dijo este en voz baja, tratando de buscar el mismo una respuesta ante su propia pregunta…—Enamorado…—pensó este mientras secaba su cabello rojizo y su cuerpo era tapado por una bata.

Continuara…


El final ya se acerca :P

Nos vemos en el próximo capítulo- Sayonara