Sam Y Freddie tienen 18 años, y Sam queda embarazada, en el parto ella pierde la vida y Freddie al ver a la niña la comienza a rechazar y a culparla por la muerte de Sam, pero los años le haran entender que la niña nunca fue la culpable.

LA CULPABLE(CAPITULO 1)

Ok, Yo nunca habia escrito un capitulo asi de tragico :s, espero que les guste ya que para la tragedia no soy muy buena, :)
Esta novela es triste, pero les aseguro que tendra un Final Feliz :)
Ademas no seran muchos capitulos, no creo que sean mas de 7 :)
Espero que les gustee No se preocupen el final será feliz

No Sam no te vayas por favor, hazlo por mi, hazlo por nuestra hija-decía sosteniendo su mano con fuerza
Las lagrimas del castaño no dejaban de salir, sabia que si los doctores no se apresuraban el la perdería para siempre
-Por favor Sam quédate conmigo, quédate conmigo
La sangre no dejaba de salir por todas partes, y Sam cada vez se ponía mas pálida, los doctores trataban de sacar a Freddie del quirófano pero el se aferraba a estar a un lado de Sam
Es una hemorragia muy fuerte-decia el doctor
-Freddie cuídala por favor- en ese momento Sam comenzó sentir que se desvanecía- por favor amala y cuídala, dile que siempre la amare-decia viendo a la pequeña castaña que estaba llorando en una incubadora a pocos metros de ella
-Sam los 2 la vamos a cuidar, te tienes que quedar conmigo para cuidarla
-No lo creo, pero por favor amala como a tu vida
-Sam tu eres mi vida, tu solamente no te vayas por favor, no me dejes
La rubia no soportaba el terrible dolor en todo su cuerpo, sabia que era el final pero tenia pocas fuerzas para poder mirar por ultima vez a su hija y a Freddie
-Tu también eres mi vida-decía ella débilmente acariciando la mejilla de Freddie- cuídate y cuídala a ella
-Tu también la vas a cuidar, tu también Sam , por favor no me dejes solo-decia Freddie sosteniendo con cuidado la mano que sam tenia en su mejillas
-No te quedaras solo, te quedaras con un pedacito de mi- ahora las lagrimas de la rubia no dejaban de salir, le dolia tener que despedirse de las personas que mas amaba
-No es lo mismo sam, no es lo mismo sin ti, yo no quiero mi vida sin ti- decía el castaño besando la frente de Sam
La rubia sabia que ya era su final, lo sentia por el dolor que sentia, volteo por ultima vez a ver a su hermosa niña que lloraba y se concentro en los hermosos ojos chocolate de Freddie- los amo- esa fueron sus ultimas palabras antes de que cerrara sus ojos, Freddie sostuvo el rostro de Sam entre sus manos y se dio cuenta de lo que había pasado
-No Sam, no porfavor despierta-decia el sacudiendo el cuerpo de Sam con fuerza- no me puedes dejar solo
-La paciente acaba de fallecer-decia una de las enfermeras que se encontraban a un lado de Freddie- lo siento no pudimos hacer nada-decia ella viendo a Freddie
-No, ella no puede morir, ella no
3 enfermeros se acercaron a donde estaba Freddie e intentaron sacarlo con cuidado
-No Sam, tu no puedes morir, tenemos que cuidar a nuestra niña, la tenemos que cuidar juntos, te me lo prometiste, me prometiste que siempre estaríamos juntos -decia abrazándose fuertemente al cuerpo de Sam
-Jovencito la chica murió, no pudimos hacer nada- decía un doctor acercándose a el
-Ella no esta muerta, ella no puede estar muerta-decia Freddie viendo el cuerpo sin vida de sam- sam, amo despierta-decia el tocando con cuidado las mejillas de sam- porfavor sam no te vayas, no me dejes solo por favor
Marissa acababa de entrar al quirófano y se daba cuenta de lo que acababa de pasar, miraba a su hijo aferrado al cuerpo de sam, las lagrimas de Marissa comenzaron a salir y en cuanto el doctor bajo el rostro ella se dio cuenta de que habían perdido a Sam para siempre.
-Será mejor que lo dejemos solo-dijo el doctor haciendo que todos los enfermeros salieran de ahí- -Marissa creo que tu también debes de salir
-Pero yo…
-Salgamos-dijo el doctor tomando el brazo de marissa con cuidado
Entonces marissa se dio cuenta de que su nieta salía en una pequeña incubadora, se veía tan frágil y delicada ahí dentro
-Casi no la salvamos, pero la bebe esta estable solo se quedara unos días en observación

Marissa no pudo evitar mirar a su nieta, era hermosa pero le daba tristeza saber que su mama había muerto hacia apenas unos segundos, siguió a la enfermera que llevaba su pequeña nieta en la incubadora hacia pediatría, y se quedo con ella por unos minutos, no podía creer lo que acababa de pasar, Sam solo era una niña tenia Poco de haber cumplido los 19 años, aun le faltaban demasiadas cosas que vivir, y muchas cosas que enseñarle a su hija, pero ahora Sam ya no estaría con ella y nunca cuidaría de su hija
Marissa salio de pediatría tratando se parecer fuerte, ella misma les diría a todos la trágica noticia, llego a la sala de esperas y ahí todos estaban esperando impacientes de saber como había nacido la bebe
-Como esta le bebe?-decia Carly con una sonrisa
-A quien se parece? Mas le vale que se parezca a las Puckett-dijo Pam con una sonrisa en el rostro
-Ya podemos verla?-decia Spencer un poco preocupado por la cara de Marissa- Esta todo bien señora Benson?
Marissa ya no lo soporto y dejo que las lagrimas cayeran libremente por su mejillas, ellos tenia que saber la verdad
Señora Benson que paso?-decia Carly un poco preocupada
-Sam.. sam Murio

Mientras que el quirófano se había quedado vacio, el único sonido que se escuchaba eran los sollozos de Freddie, minutos atrás habían sido gritos de dolor y angustia, el aun no se hacia a la idea de haber perdido al amor de su vida, se acostó a un lado de Sam y con sus manos acariciaba sus mejillas y quitaba los mechones rubios de su rostro, el no se quería hacer a la idea de haberla perdido, en ese momento el se había arrepentido de haberla embarazado por accidente, el estaba seguro que la culpable de todo erala niña, esa niña tenia la culpa de todo, miro por ultima vez el rostro pálido y sin vida de Sam
-Siempre te voy a amar Sam, siempre-dijo el dándole un beso en sus frios labios- quiero que lo recuerdes, siempre te amare-decia mientras las lagrimas no dejaban de salir

Después de eso decidió salir del quirófano limpiando sus lagrimas, para el la vida ya no tenia sentido, no sin ella, no sin su Sam, asi que todo lo demás se podía ir al demonio, camino asta llegar a la sala de espera y todos los presentes lloraban sin control, decidió caminar sin importancia frente a todos
-Hijo siento mucho lo que paso-El castaño ni siquiera volteo a ver a su madre- hijo la vida sigue, tienes que ver a tu hija
Eso hiso enfurecer a Freddie, el pensaba que la bebe era la culpable de todo
-Yo no quiero ver a esa niña-grito con furia
-Pero Freddie, es tu hija
-No me importa, esa niña es la culpable de la muerte de Sam, ella tubo la culpa de que Sam muriera, hubiera preferido mil veces a que la niña muriera que a ver a Sam morir por ella
Todos se quedaron paralizados ante lo que Freddie había dicho, jamás se imaginaron que el pensara eso de su propia hija, Freddie continuo caminando sin importarle nada, absolutamente nada