¡Holaaaaa! Lo sé, lo sé, sé que soy una pésima autora con los tiempos... Pero es que estoy en mi último año y todo es más complicado de lo que parecía D: ! Disculpen si los hice esperar mucho, pero de verdad no pude hacerlo antes. ¡Espero que este capítulo sea de su agrado!

Disclaimer: Los personajes de Lovely Complex no me pertenecen, son propiedad de Aya Nakahara, la historia no tiene ningún hecho real y sólo está escrita por pura diversión.

-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-

Lovely Family

Capítulo 4

"Gracias, Nobuto"

- ¡Nakao, por aquí!

- ¡Eso es Nobuto, ahora devuélvela!

Bufé al ver en clases de deportes como sólo los chicos jugaban basketball, y mi mejor amigo, nuevamente, tomaba la atención de todo el mundo. Bah, no es que sea envidiosa ni nada pero… ¡¿Por qué rayos las chicas no podían practicar basketball? ¡Estaba segura que podía ir y lanzar mucho mejor que todos ellos!

- ¡Cuidado! – Me volteé al escuchar la voz de alerta de Natsumi-chan, y entonces, me llegó la pelota de volleyball en todo el rostro… ¿Alguna vez les ha pasado? Genial, porque así podrán entender que duele y mucho. Pero bueno, estas cosas sólo me pasaban a mí cuando todos los chicos de primer año estaban mirando. Claro, como es de esperarse, todos explotaron en risa. - ¡Misa! ¿Estás bien?

- ¿Alguna vez te he dicho cuanto detesto el volleyball? – Fue lo único que dije mientras todos se reían, Natsumi me sonrió y arqueé una ceja – Realmente prefiero jugar basketball.

- Otani-san… - Me volteé a la voz de la profesora de volleyball mientras me sobaba la cara y la miré, era una mujer relativamente joven en realidad… Debía tener sus treinta y tantos. - ¿Te encuentras bien? ¿No quieres ir a la enfermería o algo?

- No gracias, estoy bien… - Respondí suspirando, entonces Natsumi me miró y sonrió. Bufé en mi interior, sabía que mi mejor amiga estaba aguantándose una carcajada.

- Bien, entonces, ¿Puedes seguir jugando? – Miré a la profesora y asentí con la cabeza – Perfecto, ¡Chicas, continúen!

Habían pasado poco más de dos semanas desde que Takuya y yo habíamos estado solos en casa, no es que llevara la cuenta, por supuesto que no… Bueno, está bien, un poco. Pero, después de eso, hablamos un par de veces por chat. Creo que eso es lo más lejos que he llegado hasta ahora, ya que en la escuela está siempre con Yoshi y no es una posibilidad saludarlo si está mi hermano mayor presente. Sería… ¿Cómo decirlo? Muy extraño.

El timbre sonó y vi como todos se iban a bañar a los camarines, yo, en cambio, no tenía por qué. Por mi nulo gusto por el volleyball ni siquiera había intentado jugar, sólo golpeaba el balón cuando era necesario. Mientras pensaba, sentí como me llegó un balón de basketball a mi costado derecho, escuché una risa masculina y supe de inmediato quien era. Tomé la pelota y fulminé con la mirada a mi amigo de la infancia.

- ¿Y? ¿Cómo está esa cara? ¿Jugaste bien tu amado volleyball? – Bromeó Nobuto, coloqué una expresión para nada linda y él alzó una ceja – En serio Misa… ¿Cuándo vas a hacer gestos de una persona normal?

- El día en que tú tengas una cara normal – Respondí, Nobuto alzó una ceja, lancé el balón a la canasta y encesté. A él, obviamente, no le sorprendió, sabía que me gustaba el baloncesto. - ¿Por qué en esta escuela no hay un grupo de baloncesto para chicas?

- Porque el baloncesto siempre ha sido para chicos – Dijo el castaño mientras tomaba la pelota y comenzaba a golpearla contra el suelo, al voltearse, se encontró con mi molesta expresión y sonrió – Bueno, y para ti.

- ¿Debería sentirme orgullosa porque dices que puedo jugar baloncesto o enfadada porque acabas de decir que no entro en la categoría de "chicas"? – Dije molesta, Nobuto se rió.

- Deberías sentirte orgullosa, eres una especie extraña que está en la raza humana, es decir, ¡Eres una chica y golpeas mejor que muchos chicos que conozco! En serio, ¿No haz pensado en ser luchadora? – Bromeó él, lo fulminé con la mirada y lo golpeé, él se rió.

- ¿Quieres probar como Yoshi me enseñó a romper narices o prefieres un amistoso de baloncesto? – Pregunté desafiante. Nobuto tomó el balón y miró al techo pensativo, luego de unos segundos me lanzó el balón con pase de pecho, ágilmente lo agarré y él sonrió.

- Las damas empiezan.

- Te vas a arrepentir de haber dicho eso – Fue lo último que dije antes de pasar por su costado de manera impredecible, él me persiguió y trató de bloquearme el paso, pero fui más rápida y encesté haciendo una bandeja - ¡JA! ¿Qué tal eso?

- Linda bandeja, pero es la única que harás.

Comenzamos a jugar mientras el gimnasio estaba vacío, maldije muchas veces en mi cabeza, ya que, aunque no quería admitirlo, Nobuto había crecido y tenía mucha más fuerza que yo, y además, era más alto. Sin embargo, yo era más ágil, y había crecido con un balón de basketball en la mano, con mi papá siendo maestro de ese deporte y mi hermano jugando todo el tiempo.

- ¡Sí, empate! – Dije encestando, Nobuto tomó la pelota y me miró, yo sonreí - ¿Y? ¿Este punto gana todo?

- De acuerdo – Mi amigo de la infancia aún tenía el balón en la mano, se puso detrás de la línea blanca y me sonrió - ¿Qué tal si el perdedor le compra el almuerzo al ganador?

- ¿Seguro? Me sentiría mal gastando tu dinero.

- ¿Trato?

- Trato hecho, pero después no llores.

Comenzó la competencia por el último punto, esta vez, noté que estábamos jugando en nuestro límite, ya que estábamos mucho más rápidos y un poco más ingeniosos, sobretodo mi contrincante, quien parecía saberse todas mis jugadas y las bloqueaba todas. Lo pude pasar, estaba por lanzar el balón cuando…

- ¡Embestida! – Nobuto me tomó y me levantó, protesté de inmediato. Maldito tramposo mal perdedor…

- ¡Hey, eso es trampa! ¡Nobutoooo! – Protesté pataleando. En estas circunstancias odiaba ser bajita, mi amigo se rió y me puso sobre su hombro, lo golpeé con mis pies - ¡Idiota! ¡Suéltameeeeee!

- ¡Y entonces el árbitro saca de la cancha a una jugadora porque el mínimo de altura para jugar es de 1.60 wujuuuu! – Dijo el chico entre risas, lo miré enojada y entonces hice lo primero que se me vino a la cabeza.

- ¡Pero qué es esto! ¡La jugadora ha noqueado al árbitro! – Dije mientras lo pateaba con todas mis fuerzas en las costillas, Nobuto se quejó y ambos caímos al suelo. Me levanté para lanzar, pero el chico me agarró el tobillo y caí al suelo nuevamente. Auch.

- ¡No se puede! ¡En Liliput no les enseñan a noquear!

- ¡¿Cómo puedes tirar sin cuidado a una chica? ¡Bruto idiota mal perdedor! – Le dije mientras me tiraba encima de él y lo intentaba golpear, Nobuto se rió y me tomó de las muñecas, yo pataleé - ¡Vas a ver como te saco los ojos y hago que te los comas!

- ¡Seguridad, seguridad! ¡La Ompa Lompa está violando al árbitro!

- ¡Qué estás diciendo idiota!

- ¡Están llegando los guardias y entonces…! – Mi amigo, como siempre que peleábamos de esa forma, cambió la posición y me inmovilizó, quedándose sobre mí, yo protesté y él se rió - ¡Gana el árbitro!

- ¡Deja de decir estupideces y déjame encestar!

- Eeh… Déjame pensarlo, no.

- ¿Ahora son amigos con beneficios o qué?

Ambos nos volteamos al ver que ya no estábamos solos en el gimnasio, mi hermano estaba con los brazos cruzados con una ceja alzada, al parecer no estaba para nada feliz. Nobuto me soltó y se levantó, lo imité, y entonces, noté que Yoshi no estaba solo. Takuya estaba con él, y, para mi sorpresa, estaba mirando a Nobuto como si lo fuera a golpear. Es decir, no estaba tan molesto como mi hermano, pero nunca lo había visto con esa mirada tan… Intimidante.

- ¿Y? ¿Me van a decir o qué? – La voz de mi hermano me hizo reaccionar, fruncí el ceño y lo enfrenté.

- No seas estúpido, Yoshi… Estábamos jugando – Le respondí un poco ofendida, Yoshi alzó una ceja sin estar convencido y yo resoplé - ¿Es en serio? ¿Con Nobuto?

- Sea Nobuto o no, es un chico. ¿Por qué rayos un chico estaba encima de ti, Misaki? – Genial, la frase de mi padre "Aunque sea Nobuto o Kyoya, es un chico" y además mi nombre completo ¿Qué rayos? ¿Acaso una chica no podía tener amigos sin que su hermano o su padre pensara mal? Por Dios…

- Yoshi, ¿Es en serio? Es Misa, nos conocemos desde que tenemos pañales… Es como si yo pensara que Tsukino y tú juegan a las luchas por algo más que diversión – Se defendió Nobuto, Yoshi bufó y lo miró reprendiéndolo.

- Bueno, si no contesta Misaki, entonces tú lo harás, ¿Se puede saber qué rayos hacías sobre mi hermana?

- Estábamos jugando baloncesto y luego jugamos a las peleas, ¿Qué más quieres pensar? – Respondió Nobuto, para mi sorpresa, no fue Yoshi el que le contestó.

- No sé, se veía un poco sospechoso, normalmente un chico no se lanza sobre una chica cuando están solos, ¿O no? – Inquirió Takuya, lo miré mientras fruncía el entrecejo y Nobuto fijó sus castaños ojos en él mientras cruzaba los brazos. Fue extraño, pero de un momento a otro sentí una inmensa tensión.

- ¿Acaso es tu problema lo que haga o deje de hacer Misa? Nadie te invitó a esta conversación – Respondió mi amigo, observé atónita la situación… ¿Qué estaba pasando? Vi a Takuya y me dio la impresión de que apretaba la mandíbula y sus facciones parecían más duras, jamás lo había visto así.

- Oigan, oigan… Ya basta, no tengo por qué dar una explicación a algo tan ridículo – Intervine antes de que comenzara una discusión, los tres chicos me miraron y fijé mis castaños ojos en Yoshi con dureza – Yoshi, sabes de sobra que Nobuto y yo siempre jugamos así, ¿Quieres dejar de hacer problemas por una estupidez?

- No es una estupidez, imagina que tienes a tu hermana menor y entonces…

- Entonces ella tiene quince años y sabe perfectamente lo que puede o no puede hacer – Lo interrumpí, mi hermano me miró y bufó – ¿Cuál es el lío? Nobuto puede hasta quedarse a dormir en casa sin que papá le ponga llave a mi puerta, ¿Por qué rayos te da el ataque de hermano sobre protector ahora?

- No pasó nada, ¿Verdad? – Se aseguró mi hermano mayor, ante eso, resoplé con más molestia que antes ¿Acaso tenía la cabeza de piedra o qué?

- ¡No! ¡No pasó nada!, ¿Puedes dejar de pensar cosas extrañas? Nobuto es el último chico con quien tendría algo más que una amistad. – Sentencié, luego miré mi reloj y suspiré, fijé la vista en Nobuto – Natsumi-chan y Kyoya-kun deben estar en la cafetería, vamos…

Agarré del brazo al castaño chico y ambos salimos del gimnasio, dejando a Yoshi y Takuya sin oportunidad para decir algo más. Sí, sí, sí… Mi hermano la mayoría de las veces podía ser un grandísimo idiota que se burlaba de mi estatura, pero en estos temas de chicos o novios, era demasiado sobre protector, quizás era culpa de Otani padre, quien, desde pequeño le decía "Debes cuidar a tu hermana, y el día en que esté con alguien, pon al tipo entre ceja y ceja" ¿Qué rayos les sucedía? Para mí, el rol del hermano mayor era una verdadera tontería, ¿Acaso cuando Katsuya tuviera novia yo tendría que tenerla vigilada también? Una palabra: Ridículo.

Pero, algo más que me tenía descolocada: ¿Qué rayos le pasó a Takuya? ¿Por qué estaba tan enojado?

- Ese chico es algo posesivo, ¿Eh? – Miré a Nobuto sin entender y él bufó. – Menudo problema.

- ¿Quién? ¿Yoshi? Ya sabes como es…

- No, hablaba de ese supuesto Brad Pitt que tanto te gusta – Dijo el chico, yo lo miré alarmada y sentí como el calor subía por mis mejillas, el chico resopló – Sólo para que sepas, no me cayó tan bien, sobretodo porque Natsumi y tú siempre hablan miles de maravillas de él que no vi.

- No lo sé, él no suele ser así de duro, no entiendo por qué estaba así – Dije, Nobuto sonrió de medio lado y se rió, lo miré sin entender - ¿Qué?

- Por Dios Misa… A pesar de tener un hermano mayor no tienes ni la menor idea de cómo reconocer a un chico celoso – Ante las últimas palabras, abrí los ojos de par en par, mi amigo lo notó y se rió. – Por favor, ¿No lo notaste? Estaba a punto de golpearme.

- ¡¿Q…Qué rayos estás diciendo? Takuya no estaba celoso, ¿Por qué abría de estarlo? – Dije atónita, ante mi expresión, el castaño volvió a reírse.

- Piensa lo que quieras, pero no me cayó bien ese tipo, hay algo que no soporto de él… Además, se comportó como un verdadero asno, es decir, cuando le respondí a su súper frase no tuvo ni la menor idea de cómo contestarme… Las chicas necesitan a chicos que sepan enfrentar a otros, ¿O no?

- ¿Y desde cuándo tú sabes lo que una chica necesita?

- Porque tengo una hermana melliza que siempre lo repite, por si no te haz dado cuenta – Respondió Nobuto, me reí ante eso y él me imitó, llegamos a la cafetería y me abrió la puerta – En serio Misa, hay algo en ese chico que no me cae bien…

- Tú tienes tu opinión, y yo tengo la mía – Le respondí simplemente, él rodó los ojos y lo golpeé en el brazo - ¿Qué? ¿Te vas a poner como Yoshi? Porque si lo haces, me pondré como Natsumi-chan…

- Oh, Dios, no – Fue lo único que dijo, llegamos a la mesa en la que estaban nuestros dos amigos y nos sentamos mientras reíamos.

Durante todo el almuerzo, me sentía observada, y al momento de buscar aquella mirada, encontré con los ojos verdes de Takuya, que me miraban fijamente. En unos segundos en que él no desviaba la mirada, me concentré en lo que estaban conversando mis amigos, e intenté ignorar su mirada…

¿Qué había con eso? ¿Qué rayos le pasaba?

-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-

- ¿Entiendes? Tienes que dividir aquí y luego multiplicar, no es la gran cosa…

- ¡Para ti no será la gran cosa! ¿Por qué las matemáticas tienen que ser tan ridículas?

- ¡Qué se yo! ¡Sólo haz el ejercicio y guarda silencio!

- Así no deberías tratar a tu aprendiz, Misa…

- ¡Misa-sensei para ti! ¿Por qué rayos me tuvieron que poner contigo?

- ¿Acaso prefieres a Yamamoto? – Ante ese nombre, tomé mi cuaderno y golpeé fuertemente al castaño chico a mi lado, él se rió - ¡Hey! ¿Por qué tan agresiva, tutora?

- ¿Por qué rayos tienes que ser tan idiota en matemáticas, Nobuto? – Me lamenté echándome sobre la mesa, mi amigo alzó una ceja y nuevamente coloqué una expresión anormal que estoy segura que lo asustó.

- ¿Por qué rayos siempre tienes que hacer esas caras cuando te molesta algo? Algún día matarás a alguien por exceso de fealdad…

- Cállate y continúa haciendo el ejercicio.

Mi mejor amigo sonrió y continuó haciendo lo que le dije. Sí, este era mi primer día como tutora, y por suerte no me había tocado con ese chico Yamamoto que me miraba de una manera extraña desde el primer día, por el contrario, me tocó con Nobuto, quien, a pesar de no ser tan malo en la asignatura tampoco era un genio, y creo que él mismo se ofreció para ser aprendiz.

Llevábamos ya casi una hora de tutoría cuando sin previo aviso la puerta del salón se abrió. Nobuto y yo clavamos nuestros ojos en la persona que estaba allí, y, para mi sorpresa, me encontré con un confundido Takuya. Alcé una ceja, él suspiró y, por alguna razón, mi amigo de la infancia apretó el lápiz que sostenía. Decidí quebrar el incómodo silencio luego de unos minutos.

- ¿Nagahara-san? ¿Qué haces aquí? – Pregunté extrañada, el chico se apoyó en el umbral de la puerta.

- Como representante de mi clase necesitaba una engrapadora, dijeron que fuera a buscar a otro salón, y bueno, aquí estoy – Explicó el castaño. Fue extraño, pero su tono era mucho más distante, no como ese suave timbre de voz que siempre tenía conmigo. Hubo un silencio y él suspiró – Bueno, con permiso… - Takuya entró al salón, abrió un cajón y sacó la engrapadora, seguido, se retiró del aula. Suspiré y Nobuto me miró entre preocupado y confundido.

- … ¿No quieres ir a hablar con él? – Preguntó el chico, levanté la vista y lo miré confusa, él sonrió – Ve, terminaré estos ejercicios por mientras y los revisas cuando vuelvas.

- ¿Y quién dice que quiero…? – La mirada reprochadora de Nobuto me interrumpió, suspiré y luego me levanté – Vuelvo enseguida…

- Más te vale volver con una cara normal… - Dijo mi mejor amigo, fruncí el ceño pidiendo una explicación y sonrió – Digo… Una cara que no diga "Estoy horriblemente preocupada" como la que tienes ahora.

- Eres una persona muy extraña, ¿Lo sabías? – Fue lo último que dije antes de salir y escuchar la risa de Nobuto mientras caminaba por el pasillo.

Apresuré el paso a medida que iba avanzando, sabía donde estaba el salón de mi hermano, cuando habíamos venido a visitar la preparatoria con mi grupo de amigos nos lo habían enseñado. Subí un piso y me encaminé a la derecha, ahí divisé a Takuya, quien estaba por entrar a su salón. Aumenté la velocidad de mi andar y me detuve justo al lado de él, el chico se volteó y me miró sorprendido.

- ¿Misa-san? – Preguntó, intenté no distraerme con su cara y exhalé antes de hablar.

- Nagahara-san… No es mi intención incomodarte ni nada, pero… ¿Te pasa algo? – El chico alzó una ceja y suspiré nuevamente, intentando ocultar el color en mis mejillas ¿Por qué rayos tenía que ponerme tan nerviosa ahora? ¡Yo no era así! – D…Digo, no sé si es mi idea, pero te noto algo enojado, ¿Hice algo mal?

- … - Takuya se apoyó en la pared y me miró, desvié la mirada y él suspiró - ¿Te tocó tutoría con ese chico, eh?

- ¿Chico? Oh, claro, Nobuto… - Dije, no sé por qué, pero el mejor amigo de mi hermano bufó cuando nombré su nombre - ¿Pasa algo con él?

- Esa es mi pregunta… ¿Pasa algo con él?

- ¡¿Eh? – Ante eso, abrí mis castaños ojos de par en par, Takuya no despegó sus verdes y serios ojos de mí y yo no cambié mi expresión atónita cuando le respondí - ¡¿Q…Qué te hace pensar eso?

- No lo sé, primero solos en el gimnasio y luego en tutoría, ¿No te parece extraño?

- ¿Por qué extraño? ¡Es mi mejor amigo! Nos conocemos desde que éramos bebés, y… ¿Por qué interesa tanto? ¿Estás molesto con Nobuto?

- … No lo sé – Admitió, ante eso, alcé una ceja confundida y él se rascó la nuca – Sólo… No me malinterpretes, pero… Me molesta que yo sólo pueda conversar contigo en chat y llegue ese chico y pueda estar todo el tiempo que quiera contigo a cualquier hora del día. Resulta algo molesto, ¿Sabes?

Ante esa confesión, no pude evitar sorprenderme… ¿Takuya estaba molesto porque quería pasar más tiempo conmigo? El castaño me miró y yo no desvié mi mirada de él. ¿Qué rayos le sucedía?

- Nagahara-san… - Fue lo primero que pude decir, el chico me miró y yo suspiré, aún manteniendo el aliento – No me malinterpretes tampoco, pero… ¿Tú crees que es divertido ver como mi hermano puede hablarte todo el día y yo ni pueda acercarme? También resulta molesto, pero… No me enojo porque sé que ninguno tiene la culpa.

- Es diferente, Misa… - Me asombré al escuchar sólo mi nombre, el chico suspiró – Pero… No quiero que pienses que estoy enojado o algo así, porque no lo estoy.

- … - Levanté mi vista y le sonreí, él pareció sorprenderse y me reí - ¿Sabes qué es lo más extraño?

- ¿Qué?

- Esta es la conversación más larga que hemos tenido en semanas… - Dije sonriendo, ante eso, Takuya me sonrió y se rió.

- Entonces… Tienes tutoría los miércoles, ¿Verdad? – Asentí con la cabeza y él sonrió - ¿Quieres que los miércoles te acompañe a tu casa?

- Si quieres… - Respondí encogiendo los hombros, el chico asintió y le sonreí – Entonces… Nos vemos luego, supongo.

- Claro.

Y sin más, fui a mi salón. Creo que Nobuto casi se cae de la silla al ver que poco más y me salían flores de las orejas, sin embargo, no podía dejar de sentirme… ¿Feliz? ¿Emocionada? En realidad, me sentía toda una quinceañera.

Lo mejor, es que cuando terminé la tutoría, Takuya me estaba esperando afuera de la preparatoria, y Nobuto rodó los ojos y nos dejó solos al entender de qué se trataba. De verdad, le debía una a mi mejor amigo, porque me dio la conversación más larga con Takuya hasta que me dejó en mi casa.

-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-

- Así que… ¿Eres tutora de matemáticas?

En la cena, papá sacó a relucir un tema que simplemente no quería tocar: Mi tutoría de matemáticas. Noté como Yoshi ahogó una carcajada y mamá me vio con curiosidad, bufé y tragué lo que estaba masticando para responder.

- Sí, tu maestro favorito me asignó todo ese asunto de la tutoría para hacerme sufrir – Dije molesta, papá se rió y mamá sonrió, ante eso fruncí el entrecejo - ¿Por qué rayos se alegran? ¡¿Quién querría un trabajo tan odioso como lo es ser tutor?

- ¡Odioso, odioso! – Repitió Katsuya, suspiré, Yoshi se rió y mis padres me miraron y suspiraron.

- ¿Qué? ¡No es culpa mía! Mis primeras palabras fueron "enano" y "gigante" ¿O no se acuerdan? – Recordé, Yoshi volvió a reírse y papá tomó la palabra.

- Corrección, esas fueron las de Yoshi, las tuyas fueron "papá" y "mamá" – Corrigió Otani padre, suspiré y comí un bocado de mi comida, mamá tragó para hablar.

- Volviendo a la tutoría… Nos alegramos porque es lo más lejos que esta familia ha llegado en la preparatoria, recuerdo que tu papá y yo teníamos nuestros propios tutores, Chiharu-chan y Suzuki-kun – Recordó mamá, rodé los ojos y ella sonrió – Además… Existe la posibilidad de que puedas conocer chicos lindos, ¿Eh?

- ¡Eso no! Un chico estúpido no saldrá con Misa-chan – Saltó de inmediato papá, mi pelirroja madre lo fulminó con la mirada.

- ¿Y cómo yo salí contigo, eh? ¿Acaso mis padres te pusieron problemas?

- No, pero yo sí los pondré, Misa-chan saldrá con alguien suficientemente bueno para ella…

- Ah, y supongo que no importa si es un súper enano, ¿O sí?

- Con tal de que no sea estúpido… ¡Hey! ¿Y qué tiene que ver la altura?

- ¡Papá y mamá no dijeron absolutamente nada cuando un enano idiota salía conmigo! ¿Por qué tienes que decirle algo al novio de Misa-chan? – Defendió mamá, rodé los ojos otra vez y Yoshi continuó comiendo. Cuando peleaban por ese tipo de cosas tenías dos formas de reaccionar: Reírte o ignorarlos.

- ¡Estúpido, estúpido! – Sí, no sé por qué rayos Katsuya repite las malas palabras de toda la oración, era como un imán que tenía.

- ¿Lo ves? ¡Hiciste que Katsuya dijera estúpido!

- ¡Es porque su papá lo es!

- Ah, ¿Y acaso su mamá no?

- ¡Vuelve a decir eso y te enterraré mi tenedor en tu pequeño ojo! – Respondió mamá, Yoshi sonrió ante eso… A veces se comportaban como un par de chistosos idiotas, en serio, ¿Dónde están las cámaras? ¿Esto está en televisión o qué?

- Me casé contigo, ¿Por qué le tendría miedo a un tenedor? – Dijo papá, tosí para aguantar una carcajada. Esa estaba buena.

- Wow, ustedes podrían hacer videos para Youtube… - Dijo Yoshi, nuestros papás lo miraron y él sonrió – En serio… Tal vez seríamos millonarios y por fin podríamos pagar para que a Misa le hicieran una operación de alargamiento, ¿O no?

- Y también podríamos contratarte una novia, ¿Qué tal?

- ¿Qué se supone que significa eso?

- Significa lo que significa, dah – Le dije, al parecer ahora papá y mamá eran los que se divertían con nosotros, yo los miré - ¿Y qué es eso de discutir lo que papá hará cuando tenga un novio? ¡No lo tengo siquiera! Además, al único que le hago tutoría es a Nobuto, y no, no me parece una opción de novio – Dije mirando a Yoshi con disimulo, él bufó y siguió comiendo. Papá tomó la palabra luego de unos segundos de silencio.

- Y así es como debe ser siempre, sin novios – Sentenció, mamá y yo lo miramos con el ceño fruncido y él cruzó los brazos - ¿Qué? Tu mamá esperó al hombre perfecto para ella, tú haz lo mismo.

- Sí, pero creo que vino en forma portátil – Bromeó mamá, papá la fulminó con la mirada y ella se rió – Tenemos suerte de que ustedes salieran de altura normal, todos estaban esperando que saliera algo deforme o qué se yo.

- Pues gracias, supongo… - Murmuré algo confundida, miré a Yoshi y me fijé que tenía alzada una ceja.

- Nakao y Nobu-chan hasta apostaron si Yoshi salía alto o bajo – Recordó papá, ambos se miraron y se rieron… ¿Cómo rayos podían estar sonriendo y riendo cuando habían estado diciéndose "idiota" hace cinco segundos? Mis padres son únicos en la categoría de padres, claramente…

- Gracias al cielo salí alto, sino estarían discutiendo de quién es la culpa de que haya salido raro y mi autoestima estaría dañada – Dijo Yoshi en un tono dramático, alcé una ceja ante eso.

- Hubiera sido un poco más productivo, así al menos desinflan ese ego enorme que tienes – Le reproché, todos sonrieron en la mesa y mi hermano me fulminó con la mirada - ¿Qué? No me digas que no te haz dado cuenta…

- ¡Ego! ¡Ego! – Sí, allí estaba Katsuya otra vez, repitiendo palabras mientras aplaudía y se reía. Yoshi frunció el ceño.

- ¿Sí? Pues si hubieras nacido alta al menos podría ir a un restaurante sin que me preguntaran si quiero una silla especial para mi hija – Respondió mi hermano, lo miré molesta y bufé.

- Estás pidiendo guerra, titán. – Esta última frase evidenciaba que esto ya no era parte de una broma, por lo que mis padres endurecieron sus facciones y toda sonrisa se borró de sus rostros.

- Misa-chan, basta… - Advirtió mamá, Yoshi y yo la ignoramos.

- ¿Sí? Pues tú comenzaste, así que… ¿Quieres que cuente lo del gimnasio?

- ¿Quieres que cuente lo del armario del auxiliar? – Contraataqué, nuestros padres cruzaron los brazos y arrugaron el entrecejo, evidenciando su curiosidad. Ante lo que dije, Yoshi abrió los ojos como platos, sí, él no tenía idea que yo sabía lo que pasó en el baile con su ex novia… Pues ¡Sorpresa! Shintaro y él hablaban bastante fuerte.

- Tú… Pequeña pulga espía…

- Que tú tengas la voz tan alta que hagas retumbar los oídos de los demás no es mi problema, ¿Sabes?

- Chicos, suficiente… - Quiso intervenir papá, Yoshi sonrió desafiante.

- Está bien, esta me la debes, pulguita…

- Que miedo tengo… - Dije sarcásticamente, mi hermano mayor se levantó de la mesa y mis padres me miraron serios, ante eso los miré del modo más inocente que pude - ¿Qué?

- Como dije hace dos capítulos atrás, eso sólo funciona con tu papá Misa-chan, no conmigo – Todos la miramos sin entender ante lo de los "dos capítulos atrás", la pelirroja mujer puso sus castaños ojos en papá, quien era el que más la miraba extrañado. - ¿Qué?

- ¿Puedes explicar qué rayos fue eso de los capítulos?

- ¿Acaso nunca quisiste separar por capítulos lo que pasa en nuestra vida familiar? Es realmente interesante, ¿Sabes?

- ¿Sí? ¿Y qué viene después? ¿Acaso vas a sugerir que hagamos un videojuego con nuestras vidas y salgan figuritas de nosotros?

- ¿Qué? ¡No! Sólo creo que sería genial y razonable tener un recuerdo por capítulos de nuestra familia, es decir, cuando sea anciana y no estés, puedo hacer un libro y venderlo… - Sugirió mamá, no pude evitar sonreír ante eso. Dios, de verdad mis padres eran únicos en su tipo.

- Sí… Y después hacen figuritas en tamaño real de nosotros y hay miles de psicópatas buscando nuestra familia.

- Bueno, velo por el lado bueno, en tamaño real, seguirías siendo una figurita – Bromeó mamá, papá la miró y de inmediato la pelirroja mujer se levantó y salió corriendo con papá persiguiéndola. Sí, ese era su modo de coquetear. Extraño.

- ¡Figurita! ¡Figurita!

Miré a Katsuya y sonreí. Al menos con toda esa discusión ridícula habían olvidado el lío conmigo y Yoshi, tomé a mi hermano menor y lo fui a dejar a su habitación, me encaminé a la mía para dejar cerrado mi facebook mientras lavaba la loza, no quería que Natsumi-chan me mandara mensaje tras mensaje diciéndome "¿Qué haces?" "¿Estás ahí?". Sin embargo, cuando abrí mi puerta, algo impredecible sucedió.

Al momento de colocar un pie en mi habitación, sentí como agua fría cayó sobre mí, luego una bolsa de harina me manchó entera de pies a cabeza. Supe de inmediato de quien fue la magnífica idea, y la furia arribó por todo mi cuerpo… Ese idiota…

- ¡YOSHIIIIIIIIII! – Grité a todo pulmón, escuché las carcajadas de mi hermano desde su habitación, sin perder tiempo, me encaminé a ella y abrí la puerta de par en par - ¡PREPÁRATE PARA LA TORTURA MÁS LENTA Y DOLOROSA DE TU VIDA!

- ¡Auxilio! ¡La Pulga Reina está en mi cuarto! – Se burló Yoshi al levantarse de su cama de un salto y colocarse detrás de su sofá.

- ¡TE VOY A CORTAR EN DOS!

- ¡Chicos! ¡¿Qué está pasando? – Gritaron nuestros padres mientras sentía sus pisadas rápidas en el pasillo.

Algo sabía de sobra: Esta noche Yoshi lavaría los platos de la cena y mamá enloquecería porque la harina se había terminado. Gracias, hermano.

Sin embargo, había pasado la tarde más genial en mucho tiempo por el valor de mi mejor amigo, y, en realidad sólo quedaba decir: "Gracias, Nobuto"

-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-LF-

¡Gracias por leer y por todos los reviews que me llegaron! ¡En serio, me dieron una excelente motivación, y, como tengo tiempo ahora, los contestaré :D !

NattyBezariusPhamtohiveotaku.D: ¡Me parece excelente que ya te haya gustado Takuya! Espero que no te molestes mucho porque me tarde, como expliqué antes, fue muy complicado :( Pero, ¡Hey! Aquí hay otro capítulo wiiii! ¡Espero que te haya gustado! Gracias por tus buenos comentarios y apoyo, se valora de verdad :D

sabrinabrief: ¡Wiiiii estoy en favoritos! *-* Soy feliz, de verdad xd jajajaa muchas gracias por todo, y ¡Wow! ¡Me dejaste dos reviews! Fue genial que me apoyaras, en serio. Y gracias por lo de la originalidad, esa era la idea desde el principio jajaja :D ¿Y lo de los celos y tríos amorosos? Hmmm... No puedo adelantar nada, pero veo que hay algo en este capítulo que creo que será de tu gusto :) ¡Muchas gracias y saludos!

-me: ¡Wiiiii me amas 4 veces yujuuu! Jajajaja xD Que bueno que Misa te parezca simpática, en realidad me esmeré en hacerla lo más creíble posible, al igual que la familia Otani, que, bueno, como se puede apreciar, no son muy cariñosos pero se quieren xd y son chistosos como si fueran familia de comedia ajajaja xD Esa idea que me propusiste si la iba a usar :) De hecho, ya tengo algo en mente, próximamente vendrá jejeje. ¡Gracias por seguir leyendo y tus buenos comentarios, se aprecia mucho! :D

Koizumi Maria: ¿Aún no te convence Takuya? ¡Dios! xD Bueno, si te gustan Nobuto y Misa, ya es cosa de la lectora jajajaja pero, sí, van a haber muchas cosas inesperadas, créeme :) Que bueno que te hayas reído con lo del dibujo, salió de... Bueno, cosas del momento jajajaja xD Espero que este capítulo haya sido de tu agrado, ¡Muchas gracias por tu apoyo!

Sakulali: Va a sonar muy raro, pero... ¡Me encanta que te encante! :D Que bueno que mi historia te divierta, en realidad nunca pensé que las personas se reirían tanto xd es que... Es un poco complicado, pero bueno, como son Risa y Otani, creo que es más fácil de hacer :) Ellos son chistosos por sí solos. ¡Espero que te haya gustado el capítulo y gracias por todo!

Akanne-Amuto: ¡Por supuesto que la voy a continuar! :D Aunque me demore mil años en terminarla, lo haré jejejeje xd Perdón por la espera, y que bueno que te haya dejado metida jujuju esa era la idea ;) ¡Espero que hayas disfrutado este capítulo! Creo que se volvió interesante desde aquí también jejeje. Un gran saludo y muchas gracias por tu review :)

paulina2431: ¿Nunca te habían respondido un review? O: Bueno, siempre hay una primera vez, y una segunda y tercera y wujuuuu jajajaja xD Sí, Nobuto es al que le dijeron que se parece a Otani con Risa xd, y ¡Vaya! Todos lo prefieren a él por lo que veo jajaja xD Ojala que este capítulo te haya gustado, lo hice con mucha dedicación, y tranquila, voy a actualizar cada vez que pueda :) ¡Gracias por tu review, saludos enormes!

ClarissaBeltran: ¡Waaaaa! Juro que tu review fue una total sorpresa, nunca pensé que me llegaría otro xD ajajaja xD. Me pasó exactamente lo mismo con Lovely Complex cuando lo terminé de ver... ¿Cómo serían sus hijos? ¿Se casarían? y ¡Bum! Salió esta historia que me calma la cabeza xd en inventar una familia y todo... ¡Me encanta! Y que bueno que a ti y a muchas personas también les guste. En serio, perdón por no actualizar muy seguido, pero lo intentaré :) ¡Gracias por tu review y nos vemos!

¡Woooooow! Me costó responder tantos reviews xd quizás para algunos es poco, pero juro que yo estoy más que feliz :) Muchas gracias por su apoyo, chicos... De verdad, me encanta que a otros les guste lo que escribo.

Bueno, ¿Alguna opinión, crítica constructiva? ¿Te gustó? ¿Lo odiaste? ¿Quieres más? ¡Deja un review, un autor siempre es feliz con un nuevo review! :D

¡Hasta la próxima, lectores! ¡Muchísimas gracias!

Saludos y cariños

Pili.