Nota de la autora: no lo sé... simplemente se me ocurrió... :)


Disclaimer: No soy dueña del libro Before I Fall ni de sus personajes


"No es un hábito ni nada. Sólo creo que comí demasiado rápido"

Eso fue lo único que logró decir sin perder la compostura.

Ella creía que ya lo había dejado atrás, que con simplemente cuidar lo que comía lograría no tener que arrodillarse nuevamente para liberar sus culpas, y tuvo razón. Hasta que fue a esa fiesta. Se jodió la vida. Y al volver tuvo un momento de rendición.

Se sintió miserable.

Maldijo el momento en que rechazó la ensalada y se llenó de esa basura. Maldijo el momento en que olvidó ponerle el seguro a la puerta. Maldijo el momento en que dio un par de arcadas extras retrasándola en su labor. Pero por sobre todo, maldijo esa noche en la que se emborrachó y terminó entregándose a ese chico, si eso último no hubiera pasado, ninguna de las otras sería algo que lamentar.

Pudo haberle revelado a Samantha lo que llegó a hacer en algún punto de su vida, pero no lo hizo. Porque no podía, porque no quería, porque no debía. Ella era confiada. Ella era fuerte. Ella era Lindsay.

"Ustedes son mi familia. Sabes eso, ¿Verdad?"